Francis Picabia y Sus Pinturas Mecanomorfas

” En toda la obra de Picabia resuena su risa insobornable” (1) 
José María Faerna García-Bermejo
Francis Picabia: Paroxismo del Dolor, 1915
Así hemos titulado la entrada, haciendo hincapié en sus pinturas mecanomorfas, pero no sólo se hablará de ellas que lo acercarán a Duchamp y al Dadaísmo. También citaremos y mostraremos imágenes de las distintas fases pictóricas por las que transitó y por la ironía, el humor y el extremismo en el que militó, sin duda influyó para que finalmente fuese olvidado,  llegando él mismo a vivir en sus carnes un cierto  aislamiento.

Francis Picabia: Estrella danzante sobre un trasatlántico, 1913
 De hecho, García Bermejo, al que seguimos en esta pequeña reseña,  afirma que la obra pictórica de Francis Picabia es difícil de aprehender ya que bebió de muchas fuentes y pintó de muchas maneras….( 2)
 Francis Picabia: Tejados de París, 1900

Francis Picabia: Efecto de sol en las orillas del Loing. Moret, 1905
Muy cercano en esta pincelada al Neoimpresionismo
Francis Picabia: Paisaje, 1909 
 En estos tres ejemplos anteriores se puede ver cómo va depurando las formas
y transitando por varios estilos
Quizás por esa razón, huyó siempre de cualquier clasificación y por ello y al igual que otros muchos artistas comenzó a pintar siguiendo unas premisas ( en este caso el impresionismo) y terminó llegando a la abstracción, no sin antes llegar a plasmar una figuración ( ¿curiosa?, ¿especial?) con sus figuras mecanomorfas. 
Francis Picabia: Procesión en Sevilla, 1912
Francis Picabia: De Zayas! De Zayas!, 1915
Marius de Zayas fue un crítico y galerista que 
formó parte del círculo de Picabia en Nueva York
Francis Picabia: El Apuro, 1914

 
Francis Picabia: Rarísimo cuadro sobre la tierra, 1915. Realizado con láminas de oro y plata.
En esta obra se acerca a su amigo Duchamp

 
Francis Picabia: El Doble Mundo , 1919. 
Juega con la inscripción LHOOQ que en francés suena algo así como
“ella tiene el culo caliente” que posteriormente utilizaría Duchamp en su revisitación
de la Mona Lisa con bigotes
Francis Picabia: El Niño Carburador, 1919
Hoy, dada cierta obra,  se le recuerda como uno de los que militaron en el ismo Dadá . Duchamp lo tenía como amigo y “copiloto”. (3) Desde un punto de vista teórico, Picabia se vió influído por Nietzsche de quien tomó la idea de que ” Dios era una invención de sus criaturas” afirmación que le dió la llave para realizar todo tipo de obra sin tener que dar explicaciones sobre ella.
 
Francis Picabia: Vuelvo a ser un recuerdo, mi querida Udnie, 1914
Francis Picabia: Balance, 1919
Nacido en Cuba de padre indiano gallego y de una mujer de la alta burguesía francesa, su obra transita como se ha comentado anteriormente, desde el impresionismo en 1899, hasta la influencia nabi y fauve. Se introduce en el cubismo y con Duchamp y Jacques Villon, integra el grupo de Puteaux,surgido en 1912 del grupo de la Section d’Or. 
 
Salón de Otoño, París, 1912 con obras de Kupka, Modigliani, Metzinger,
Picabia, Le Fauconnier
Además fue colega de Apollinaire y en Estados Unidos, en la exposición del Armory Show se convirtió en un grande. La influencia del futurismo lo acerca a sus cercanas figuras mecanomorfas. Figuras que realizará entre 1914 y 1917 y que son o bien diagramas de enrevesados mecanismos sin función determinada o reproducen literalmente piezas de maquinaria. 
 Francis Picabia: Ici, c’est ici Stieglitz, foi et amour, cover of 291, No1, 1915
Francis Picabia: retrato de Marie Laurencin, 1916-17
Francis Picabia: Hija Nacida sin Madre, 1917
 Para llegar a realizarlas el autor se basó en una obra teatral de Raymond Roussel además de relatos fantásticos de Gaston Pawlowsky publicados en las mismas fechas. Con connotaciones sexuales, en algunos casos, Picabia recoge la idea que Duchamp vierte en “El gran vidrio”.  
Marcell Duchamp: La Novia puesta al desnudo por sus solteros, incluso 
El Gran Vídrio, 1915-23
Francis Picabia: Machine Turn Quickly, 1917

 Tras el cenit, a partir de los años 20′ su presencia se hace menor y comienza a realizar collages utilizando objetos como plumas, pajas y cerillas como si quisiera arrimarse al Surrealismo y aunque nunca fue miembro del grupo, sí que es cierto que esas creaciones, tomaban de él la provocación algo que se observa cada vez mejor en la obra que realiza a partir de los años 40′ del siglo XX, a la que algunos críticos han denominado “brutalismo”. 
 
Francis Picabia: Pajas y Mondadientes, 1925
Francis Picabia: “El ojo Cacodilato”. 1921
Esta obra fue un gran escándalo. 
Picabia tuvo un problema en un ojo que fue tratrado con una sustancia
llamada cacodilato, de ahí el nombre de la obra.
Pintó un ojo y pidió a sus amigos que firmaran sobre la tela convirtiéndola
en un “cadaver exquisito” dadaísta.
 
 Muy pocos años antes de que se muriese, Picabia fue olvidado por la crítica. Arruinado se quedó en París y realizó una abstracción que lo acercó al Informalismo y al Pop que se desarrollaría posteriormente. 
Francis Picabia: Os Espero, 1946-1947. 
La mayor parte de la obra gráfica ha sido extraída de Ciudad de la Pintura. Si no ha sido así tienen debajo su procedencia.
En  cuanto a la obra de referencia y las citas corresponden a la monografía que de Francis Picabia realizó Ediciones Polígrafa  a cargo de José María García Faerna García-Bermejo que hemos seguido, casi al pie de la letra.

Deja un comentario