Mañana

 

Mañana ya no tiene sentido, no es más que una

promesa cruel, la rueda de molino, la zanahoria de

un estúpido palo

¿De qué sirve el mañana a tanto crucificado, de qué el

futuro de salvación eterna, de qué el porvenir de tanta

hambre?

Es un ahora inmenso lo que nos hace falta, con su

hogaza de pan caliente y su sol saliendo de entre las

nubes

Ya es hora de que coma el niño, de cosechar el ayer

Hoy es el día de vivir sin que el mañana nos añore

Francisco Cenamor

“Restos de naufragio”

https://franciscocenamor.blogspot.mx

Deja un comentario