Podemos estar tranquilos: el botón que tiene Trump en el Despacho Oval es para pedir Coca-Cola

No ha sido fácil ni barato colocar a un monguer en la Casa Blanca, pero ya empezamos a recibir los réditos. Desde el minuto uno estábamos acojonados con la posibilidad de que a Donald Trump se le fuera la mano y pulsara por error –o por sus santos cojones– el famoso botón nuclear. Sería el final perfecto del chiste malo que ha sido el paso del sapiens por el planeta.

Resulta que no: el botón rojo que está sobre la mesa del Despacho Oval no sirve para aniquilar dictadores díscolos en países que Trump a duras penas es capaz de ubicar en el mapa sino ¡para pedir Coca-Cola! El hallazgo se lo debemos a una crónica para AP de la periodista Julie Pace sobre los primeros cien días de Trump en la Casa Blanca:

“… Al pulsar un botón rojo situado en la Mesa de Decisiones que los presidentes han utilizado durante décadas, un camarero de la Casa Blanca apareció rápidamente con una Coca-Cola para el presidente”.

En la entrevista, el presidente debutante también habla de otras nimiedades, como la guerra de Siria, la reforma fiscal o su asombro por lo mucho que hay que currar como presidente de los Estados Unidos, pero lo cierto es que a nosotros sólo nos importa una cosa: el botón de la mesa presidencial funciona como un surtidor infinito de Coca-Cola. Definitivamente, este sujeto ha puesto el listón muy arriba para escribir artículos de coña.

 

Visto en Associated Press, vía La Vanguardia. Imágenes de Clarín. Aliñado con El Mundo Today.

http://blogs.publico.es/strambotic

Deja un comentario