Resultado de imagen para lago nessMirar las oscuras aguas del Loch Ness sin esperar que un portento surja de repente es casi imposible. Como sucede con muchos de los mundos fantásticos creados por los hombres (y con las criaturas que los habitan), con frecuencia nos hablan más de nuestra propia interioridad y naturaleza, independiente de su posible presencia en lo que llamamos el mundo real. Existen más de mil registros de avistamientos del monstruo que supuestamente habita el legendario lago de las Tierras Altas escocesas y hay una iniciativa, el Loch Ness Project, dedicada a reunir, difundir y estudiar documentos relacionados con esta criatura, conocida también como Nessie.

Este proyecto divulga información científica relacionada con la exploración e investigación del enorme cuerpo de agua, y la controversia sobre la existencia del monstruo que quizá vive ahí. El sitio está integrado por una gran cantidad de fotografías (analizadas a detalle), otros registros de avistamientos, documentales, libros, artículos académicos, una línea del tiempo, y hasta un calendario de eventos relacionados con el lago, su cultura y tradición.

Las primeras referencias a una criatura acuática habitante del Loch Ness, uno de los más grandes y profundos lagos de Gran Bretaña, son tan antiguas que es difícil señalar su origen y veracidad, pero el primer registro de alguien que habló de un “monstruo” que vivía en ese lugar fue de Alex Campbell, guardacostas de la región y periodista, que supuestamente lo avistó durante un recorrido en 1933. A partir de entonces, los reportes de gente que aseguraba haber visto a una especie de serpiente marina, pez-monstruo o dragón en el lago comenzaron a hacerse públicos. Una gran cantidad de fotografías, videos y testimonios siguieron a estos sucesos, creando así una leyenda que hasta el día de hoy alimenta la imaginación de quienes se acercan al mágico lago.

loch-ness-1
Muchos expertos hablan de Nessie y su leyenda como una evolución del mito de los kelpies, espíritus del agua de la tradición celta, habitantes de estanques y lagos (lochs) que podían tomar distintas formas, como la de un caballo e incluso la de una persona —antiguos predecesores, tal vez, de la figura del monstruo del lago Ness. La morada de este extraño ser es igualmente simbólica y está llena mitología: el agua, delicada y terrible, ha sido en todas las épocas y culturas hogar de fantasmas y seres llenos de belleza, poder y misterio.El Loch Ness Project celebra la fantasía y el mito a través de un acercamiento científico, una tarea no solamente paradójica sino también valiosa. Se trata de un homenaje a los territorios fantásticos y a los seres que los habitan y que, como Nessie, viven también en nuestro inconsciente: afortunadamente, la existencia del monstruo (o de la utopía) resulta poco importante cuando es comparada con lo que refleja sobre nosotros mismos.

 

*Imágenes: 1) kyriazis – flickr / Creative Commons; 2) Mike Johnson – geograph.org.uk / Creative Commons

http://www.faena.com/