Mood Food: la cocina de la felicidad

mood food

Muchas veces liberamos nuestro estrés y ansiedad a través de la comida.

Nacido en Japón, Mood Food, la cocina de la felicidad, es un movimiento que propone incluir en la dieta aquellos alimentos que aportan bienestar y felicidad al cuerpo, independientemente del placer que proporciona su degustación, pues sus nutrientes influyen directamente en nuestro estado de ánimo.

Un estudio hecho hace treinta años en Massachussets, Estados Unidos, reveló que los nutrientes, hidratos, vitaminas, minerales y ácidos grasos de los alimentos que consumimos afectan directamente el proceso cerebral de pensar, percibir y sentir. Por  eso tu alimentación no solo influye en tu salud física, también en la mental, y por ello implica desde tu resultado intelectual  hasta el equilibrio emocional.

Mood Food es una tendencia que nace en un mundo desarrollado y que abre las puertas al confort espiritual y a la autosatisfacción.

Sentirse mejor

Alimentar el espíritu. Aprender a cocinar. Sentirte bien con lo que comes. Hacer una buena digestión. Mirarte al espejo y gustarte. Eso también es felicidad. Nuestro organismo lo agradecerá y se reflejará en nuestro aspecto, una dieta adecuada te puede hacer feliz a diario.

Desde temprana edad utilizamos la comida para celebrar momentos felices, pero también para aliviar el aburrimiento o la depresión, o como método para consolarnos en situaciones de tristeza o angustia.

¿Por qué ciertos alimentos nos hacen sentir mejor? Buena parte de las investigaciones se han centrado en un aminoácido esencial, el triptófano. Se ha descubierto que al ingerirlo, el cerebro produce una sustancia llamada serotonina, que provoca mayores niveles de tolerancia al dolor y la irritabilidad, además de que mejora la calidad y la cantidad de sueño.

Las endorfinas, la dopamina y la noradrenalina son otras fuentes de placer, felicidad y bienestar, y su producción se dispara al consumir ciertos alimentos, por ejemplo:

  • Liberarás endorfinas si tomas alimentos picantes.
  • Sentirás mayor placer y desinhibición con el consumo de alimentos ricos en yodo, como los mariscos, el bacalao, el ajo, el salvado de avena, las avellanas o las fresas.
  • Estimularás tu energía positiva y mejorarás tu estado de ánimo con las espinacas, el chocolate o la piña.
  • Otros alimentos que te ayudarán a sentirte mejor: aceite de lino, alga agar agar, anarcardos, arroz integral, cardamomo, maracuyá, miel y la quinoa.

Enemigos del buen ánimo

Si aún te preguntas por qué la comida influye en nuestro humor y propicia cambios de ánimo, la respuesta está en siete razones relacionadas con cómo nuestro organismo procesa los alimentos. Estas son el descenso del nivel de azúcar en la sangre, el aumento de ácido láctico, el mal funcionamiento del hígado, tener el sistema inmunológico debilitado, padecer estreñimiento, tener alergias y hacer dietas extremas.

El cuerpo es sabio y nos dirige de igual forma a un plato de verduras que a un filete de carne roja. Esto es porque existen ciertos alimentos que conllevan un proceso de descomposición mayor. Productos como los refinados, azúcar, harina, arroz o pan blanco, la carne roja y sus derivados,  las grasas saturadas y los quesos curados aumentan el ácido de nuestra sangre y se requiere un gran esfuerzo para digerirlos.

La falta de concentración, memoria y atención, la ansiedad, la irritabilidad, están relacionadas con el consumo de sustancias nocivas como el alcohol, la cafeína y el azúcar.

El bienestar emocional no solo está en lo que nos llevamos a la boca; nuestro comportamiento ante los alimentos también afecta nuestro estado de ánimo. Comer en estado excitado, agresivo o enfadado afecta a nuestra digestión y por ende, la asimilación de los nutrientes. Lo más óptimo es comer en un ambiente tranquilo.

Cocinar es un acto de amor

Sí, por más cursi que suene, no todo es elegir los alimentos adecuados; también es importante que puedan crear felicidad en la cocina. No solo porque comer es un acto gratificante, sino también porque, según el amor, la dedicación y el cuidado que se le ponga al acto de cocinar, este se trasmite a los alimentos.

Y es que cocinar evoca un fuerte sentimiento de sabores y olores que se asocian con todo lo que tiene que ver con el proceso de preparar comida y el gusto de comer lo que uno ha hecho.

Por todo esto, Mood Food te invita a disfrutar pensar en los alimentos que debes comprar y la elaboración de un menú. Muchas veces un plato clásico y casero bien preparado gana más elogios que una receta sofisticada.

Te proponemos que ambientes tu cocina, sientas la textura de los alimentos, huelas el aroma que despiden, pienses en cosas agradables mientras elaboras los alimentos; pon música y genera energía positiva que irá a parar en lo que sirves en la mesa.

Y como dicen por ahí: “No hay mejor forma de proporcionar felicidad al prójimo que con la tarea de cocinar”.

Brisa Topete es colaboradora de Gastromotiva México.

http://www.animalgourmet.com

Deja un comentario