Un poema inédito de Víctor López Zumelzu

Resultado de imagen para VÍCTOR LÓPEZ ZUMELZU

Sólo quiero que llegue la primavera
con su concentración de polen-dice la madre

Los pensamientos vagan y se oscurecen dominados
por algo que en otros tiempos se llamó remordimiento

y que ahora no es otra cosa
que viento quemado

Hay una salpicadura allí donde se pone el sol-dice el hijo.
Destilaciones de amarillo vagan desde la punta del ojo
hasta tocar la corteza blanda de un cartílago

El hálito alcohólico del padre al besar a la madre
inunda la habitación y atraviesa su piel como una sierra

Los sonidos nocturnos hacen imaginar el bello cuerpo de los halcones
cuando por la noche se alimentan

Era tan brillante el vestido que ocupé cuando nos casamos-dice ella
que ahora es irrecuperable

Una garganta abierta,
un lugar donde esparcir el corazón

Ayer atropellaron al gato y hoy el padre guarda su cuerpo
en una bolsa de plástico y lo deja en la calle

El niño imagina un cementerio construyéndose en la parte trasera de la ciudad
mientras observa en su libro la imagen de una cruel Mantícora,

pero él aún es joven para aprender la conjugación verbal de la separación
él aún es joven para ver las raíces profundas soltándose de las rocas

¿No escuchas acaso el sonido invasivo, penetrante, caudaloso
que hacen los pájaros en la noche?

¿No escuchas acaso en los pliegues la savia oscura que fluye perfecta
en la posibilidad de un nombre?

Si me preguntaras-No sé dónde está la línea en que comenzó la fractura,
y dónde el filamento de acero

Es quizás por eso que con un solo golpe eléctrico
el simio se retuerce, con dos golpes eléctricos el simio al parecer
sonríe perdido en busca de alguien
y con tres golpes eléctricos el simio cierra los ojos,
aprieta los labios y se duerme en paz

https://jampster.cl/

Deja un comentario