Una empresa comercializará insectos como el grillo o la cucaracha para el consumo humano en España

Insectfit enfoca su cartera de clientes hacia los practicantes de «fitness»

Imagen de uno de los productos que saldrán al merado
Imagen de uno de los productos que saldrán al merado

 

Un proyecto trata de introducir en España la cultura de insectos comestibles (Entomofagia) dedicándose a la producción de barritas, harinas y derivados de ellos. Tres jóvenes alicantinos han creado una empresa, Insectfit, que promueve el consumo de insectos en España, para lo cual comercializará el grillo común, el gusano de la harina y la cucharacha.

Según un comunicado de la ‘startup’ de estos emprendedores, se trata de la primera compañía que promueve el consumo de insectos en el país y los tres productos elegidos son ricos en proteínas para la reparación de los músculos en el sector del deporte ‘fitness’.

El proyecto ha entrado recientemente en la cuarta edición del programa Garaje de Lanzadera, la aceleradora impulsada por Juan Roig en Marina de Empresas.

 

Según la nota, la startup está en comunicación con marcas extranjeras y con gimnasios españoles para iniciar en septiembre una campaña de promoción de barritas energéticas, harinas y sus derivados a base de insectos, sobre todo grillos, que son ricos en una proteína muy completa compuesta de nueve aminoácidos esenciales necesarios para el funcionamiento y la reparación de los músculos.

A partir del 1 de enero de 2018, tienen previsto poder distribuir estos productos (en los restaurantes ya se pueden ofrecer insectos), con la aplicación de la actualización del reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, que se dio a conocer a finales de 2015, relativo a los nuevos alimentos.

Entre ellos se incluye este tipo de animales, a pesar de que en países como Bélgica ya está autorizada la venta de un número determinado de especies.

Insectfit busca convertirse en la primera empresa que no solo procese y comercialice insectos en España sino que también los críe en una granja a partir del próximo año para vender su propia marca.

De esta manera, aprovecha el interés creciente por el consumo de este producto, que se está produciendo en los últimos tiempos con el aumento del turismo europeo a países en los que forma parte de la alimentación habitual de sus habitantes, como China, Tailandia o India.

“Queremos comenzar con los usuarios de los gimnasios e ir abriendo el campo hasta llegar al consumidor final por completo para que los insectos se conviertan en el nuevo sushi, que hace 15 años nadie habría probado”, en palabras de Gabriel Vicedo, CEO de la empresa.

La empresa ha sido creada por Vicedo y Alberto Mas, naturales de Crevillent, y por Francisco Rodríguez, y cuentan con la colaboración de una biotecnóloga de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH).

http://www.abc.es/espana/comunidad-valenciana

Deja un comentario