Diez prendas ridículas que, si nadie lo remedia, se van a poner de moda

Aunque todo esté inventado y la moda sea cíclica, aún hay insensatos que se empeñan en buscar la innovación a cualquier precio, cueste lo que cueste en términos de dignidad al despistado comprador. Los diseñadores y las marcas de ropa no dejan de sorprendernos con aberraciones solo aptas para los más desvergonzados.

Pantalones transparentes

Si la función esencial de cualquier prenda es cubrir carne, este artículo que se vende por 100 dólares (casi 90 euros) no podría etiquetarse como un par de pantalones so pena de publicidad engañosa. Como la comodidad o la estética tampoco son sus puntos fuertes, solo tiene sentido si lo que buscas es un buen disfraz de muslitos envasados al vacío.

Quién los vende: Top Shop, por 90 euros de nada.

Vaqueros pordioseros

Las madres de medio mundo se llevaron las manos a la cabeza cuando se pusieron de moda los pantalones agujereados, pusieron el grito en el cielo cuando aparecieron los lavados a la piedra y van a caer redondas cuando descubran que una marca de vaqueros trata de vender por 425 dólares (unos 380 euros) este par de ‘jeans’ cubiertos de barro falso. Regresión a la infancia, cuando regresabas del parque hecho unos zorros y acababas castigado sin postre.

Quién los vende: Nortstrom, por 380 euros de vellón.

El bolso de Ikea

¿Cobrar 1.700 euros por una bolsa de 50 céntimos que todo el mundo ha tenido en casa alguna vez? Sí, se puede. Y si trabajas diseñando bolsos para una firma como Balenciaga, tal vez incluso lo consigas disfrazar de subversión, diciendo que lo tuyo es reinventar iconos de la cultura popular (como la famosa Frakta de Ikea) para que la gente se pregunte qué es en realidad el lujo. Nosotros tenemos la respuesta: una mojón como el sombrero de un picador.

Quién lo vende: Balenciaga, por 1.700 euracos… Y se lo quitan de las manos, oiga.

 

Tacones con pretensiones

Para llevar la moda de las sandalias con calcetines a la alta costura, la famosa marca Gucci diseñó estos horrendos zapatos con calcetines de látex incorporados que cuestan la friolera de 1.190 dólares (más de 1.060 euros). ¿Lo bueno? Que el calcetín se puede separar del calzado. ¿Lo malo? Que habrás pagado por la aberración completa aunque se lo quites.

Quién los vende: Gucci, por 1.200 dólares.

Zapatillas hechas trizas

Si los vaqueros llenos de barro te llevaron de regreso al pasado, a los días de parque y lluvia, estas zapatillas de deporte de 1.425 dólares (más de 1.270 euros) te devolverán a los peores episodios de tu infancia, cuando llegabas a casa avergonzado tras jugar al fútbol con las botas colgando cual jirones. La deconstrucción que hizo llorar a las tortillas ha llegado al calzado (pisando fuerte).

Quién los vende: Neiman Marcus, por 1.425 dólares. (Ni te molestes, porque están agotados).

Vaqueros sin trasero

Una segunda cremallera en el ojete. Esa es la propuesta transgresora de la firma francesa Vetements, que ha sacado a la venta (por la nada desdeñable cifra de 1.800 dólares, más de 1.600 euros) los peculiares vaqueros sin trasero, unos pantalones que llevan a la máxima a expresión la conocida frase de Ned Flanders: “Es como si no llevara nada”. También se pueden llevar como vaqueros normales reservando la abertura de las nalgas para los momentos íntimos.

Quién los vende: Vetements Levis, por 1.600 euros. Porque yo lo valgo.

Rodillas seductoras

En una primera aproximación al concepto de ropa transparente, las mentes menos brillantes de Topshop diseñaron los vaqueros con ventanas. Una prenda sugerente que insinúa pero no enseña, errando quizá en la parte de la anatomía que deja al descubierto. Una prenda para las minorías: en concreto, para el reducido grupo defetichistas que se ponen a mil con las rodillas.

Quién los vende: TopShop (agotados hasta nuevo aviso).

La bolsa de la manta

Si plagiar a Ikea te parece una desfachatez, tu indignación con los diseñadores de Balenciaga va a alcanzar su techo histórico cuando descubras que, poquito antes de lanzar la bolsa azul de marras, pusieron a la venta este aberrante bolso que parece uno de esos donde viene el edredón cuando lo compras. ¿Para qué gastar 3.670 euros en algo que ya tienes olvidado en el altillo?

 

Pantalones del revés

“Para crear algo nuevo primero debes destruir”, reza la inscripción en el bolsillo derecho de estos vaqueros. Justificación necesaria para comprender por qué diantres han puesto a la venta un par de pantalones del revés, con las costuras por fuera y los bolsillos colgando bien visibles. Lo que no tiene explicación es que cuesten la friolera de 1.000 dólares (casi 900 euros).

Quién los vende: Unravel Project, por 975 dólares.

BONUS TRACK – Las famosas Golden Goose

No están tan destrozadas como las de Maison Margiela, pero merecen un hueco en la lista por su popularidad. Son la excepción que confirma la regla: las zapatillas Golden Goose, con su aspecto de sucias y deterioradas, sí han logrado ponerse de moda. Con su escandaloso precio, que ronda los 600 euros, estas bambas se han convertido en un icono del lujo y en el nuevo emblema de toda una generación de (hijos de) ricos.

Quién las vende: Golden Goose, por 575 dólares.

————

Con información de MetroHuffington PostEl PaísHeat StretABC NewsHarper’s BazaarDaily MailVogueRefinery29 y Expansión. Imágenes, por orden de aparición, de Topshop, Nordstrom, Balenciaga, Gucci, Neiman Marcus, Vetements, Topshop, Balenciaga, Barneys y Golden Goose Deluxe Brand.

http://blogs.publico.es/strambotic

Deja un comentario