EN RESUMEN (Otro poema para “33 Instantáneas”)

A punto de cerrar libro, set y partido. Tenía que acabar apareciendo una cierta reflexión poética, pero esta vez se ha quedado en una sola palabra esa investigación sobre lo que quiero contar en el libro: Frágil. Un poema que mezcla tiempos y explica por qué en esa palabra se confunde todo. Espero vuestras impresiones ahora que ya sólo falta uno, en el lado feliz, para cerrar la primera fase de todo libro: escribirlo.
EN RESUMEN
Reviso estos poemas.
Una palabra, frágil, los invade
haciendo innecesario
cualquier otro discurso
para hablar del abismo.
Frágil:
Según el diccionario, un adjetivo
de dos sílabas y sin flexión de género.
Seis letras, seis fonemas y una tilde,
por ser palabra llana que cierra con la l.
Con plural regular,
formado por idéntica
razón con e y s.
Deriva del latín fragilis, fragile,
“lo que no permanece”. Cuatro entradas
en el RAE. Perecedero. Débil.
Pecador. Quebradizo.
Quebradizo, como tu cuerpo en fuga, como el sueño en añicos de pasear por Roma, como el silencio negro que nos envuelve ahora, como el amor que así, como un humo lejano, vuelve a ser sombra y nada.
Lascivo, como lo que fue deseo, cuando la piel temblaba y era la carne fuego, una masa unforme y un único quejido, cuando hubo celos, dudas, desencuentros, regresos, y de nuevo el pecado de acercar nuestros labios como mecha a la yesca.
Débil, sin fuerzas. Como lluvia de octubre desganada y constante, como esa voz que apenas se enreda en el sonido y balbucea. Como el medicamento que no sirve, las manos que no agarran, las piernas delgadísimas que ya no te sostienen, la esperanza sin fecha.
Perecedero, tú, que sólo tienes horas por delante, que te estás disipando como la luz del sol en el crepúsculo, como el escalofrío de la nieve en los montes de mayo, como una mariposa en un cerezo, un golpe de color y luego viento.
Un adjetivo, frágil, suficiente
como historia y blasón de estos dos años,
sin más palabrería,
para que la memoria reconstruya.
Y lo demás es ruido. Tal vez literatura.

Deja un comentario