Nadie hace una pregunta semejante

imagen descriptiva

Nadie hace una pregunta semejante

Ninguna criatura, ningún objeto, ninguna fuerza

se preguntan si vale la pena nacer.

Ninguna hormiga, ningún león lo hacen.

Ningún abeto, ningún río, ninguna rosa.

Ninguna estrella del universo

se interroga sobre su propio nacimiento.

Sólo el hombre se hace la pregunta fatal,

y al hacerla pierde la inocencia.

Los seres viven y mueren inocentemente.

Los mundos viven y mueren inocentemente.

Nosotros nos llamamos nosotros

porque somos hijos del oscuro día

en que desde el silencio brotaron las palabras.

Ese día perdimos la inocencia.

Nos hicimos míseros. Nos hicimos grandes.

Rafael Argullol Murgadas

http://www.elboomeran.com/blog/

Pintura de Vicente Verdú

Deja un comentario