LA MIRADA DE FRIDA KAHLO

Resultado de imagen para frida kahlo

Cuando su hombre no aparece en la cama y ya son demasiadas noches, Frida se agarra los pelos del entrecejo y estira. Las cejas caen sobre la cama, entre las piernas mutiladas. Cientos de hebras azabache, gruesos filamentos negros que ordena por largo y grosor. Clasifica y hace rumas. Pelo a pelo. Después, con la paciencia que no tiene, los une. Así fabrica sus pinceles, solo así sabe pintar la rabia y el deseo.

ISABEL WAGEMANN (Valdivia, Chile, 1972). El microrrelato pertenece al libro “Pelos”, Editorial Páginas de Espuma, 2016.

https://airenuestro.com

Deja un comentario