Mujer

cuadros-rostros-abstracto

quizás el rinoceronte nunca escarbó lo suficiente sobre esas pupilas de mandrágora. Naciste ayer en el milenio pasado y vestías lámparas de neón. Ayer un océano se paseo por nuestros poemas desfigurando su alegría / Aquellos que hierven en la caldera de mis días / Y luego libertad / Naciste ayer y tu nombre es Muerte.  Sin embargo necesitas de todos los metales del mundo para desaparecer. En esta tierra. De vapor.

Despertaste arrinconada en una prisión de rosas. Tus dedos eran pequeños pétalos de amapola que se desintegraban al contacto con el mundo.

Mariposa sublunar que rasguña mis espaldas y mis versos. Hoy y no otro día / Vas a ser un árbol. Un árbol de cristal. Hoy y no otro día / Besarás con esos labios opacos al somormujo que te susurra despacio en ese oído que tienes entre las piernas. Hoy y no otro día / Escribirás versos volcánicos que se embriagarán de tequila y de cerveza barata. Y así sabrás con certeza que la realidad es un pezón acuático atravesando las manos del infinito.

Mujer: aguijón de opio y de Satanás perforando directamente en la iglesia poética de mis venas

No tengas miedo

despierta

BRYAN AYALA CÓRDOVA

http://www.revistaelhumo.com

 

Pintura de  Michael Creese

Deja un comentario