Extracciones: Patriotismo [Ryan Eckes / Trad.: Carlos Soto Román]

patriotismo-ryan-eckes

 

estamos en applebee’s y tú tienes un arma. okey, el arte refinado vive, el estómago está engrasado. ¿estaré hablando del suicidio de manera muy casual? hay una razón por la cual los wal-marts y los pet-smarts siguen apareciendo por todos lados: es la hora del héroe, todavía. a tu hija le está dando sueño, el copero quiere llevarla a casa. cuidado—él no paga impuestos, nunca lo hará. míralo, haciendo trizas nuestro derecho a trabajar. hueón, esta escena de persecución se está poniendo elitista rápidamente. bajemos las revoluciones, ¿okey? claro que voy a leer tu poema en quiebra por cuarta vez. permitamos dejar que este lugar sea el paraíso antes de la próxima ronda de fuegos. sácate toda la ropa y pon tus manos en mi cabeza.


estamos en la estación de buses de greyhound en baltimore c/ una hora para matar, mirando la tv. cnn está enamorada del bombardeo en la maratón de boston, y cnn está enamorada de los 165.000 nuevos empleos, 165.000 nuevos empleos, 165.000 nuevos empleos. hacen un acercamiento a su analista el que está mirando la cara del alcalde. puedo ver las lágrimas del alcalde, dice, el alcalde de verdad lo siente. él será un gran ronald reagan algún día, tal como los últimos cuatro presidentes, tal como el presidente actual que contesta tu teléfono—hay alguien ahí? alguien dice “mi estúpida vida” pero en la estación y en el bus nadie llama y nadie quiere decir nada, así que somos una tribu. es el comunismo, calmo como un bostezo hasta la próxima ciudad, donde seremos succionados y diseminados por aspiradoras de identidad. finalmente abordamos. el hombre junto a mí me pregunta si le puedo cuidar el bolso. seguro que puedo.


estamos haciendo trabajo no remunerado en la corte mientras que el abogado de la universidad de temple nos ataca por ser pobres. su lengua es un dólar mojado. ustedes no tienen poder, nos dice, se puede leer justo acá en este poema que no escribieron. por lo tanto, no deberían tener poder alguno—así que ya pueden irse a casa. pero sólo estamos ahí sentados y no nos pueden despedir sólo por estar ahí sentados, por ser poetas, por ser un sindicato. lo que equivale a un ejército de amantes. la lengua del abogado se transforma entonces en un trozo de papel higiénico mojado. parte de ella se rompe y cae al suelo. recójala, dice el juez. el abogado recoge su lengua y se la pasa al rector, el que se la lleva a su propia boca y comienza a masticar. una mierda húmeda corre por su barbilla, le gotea hasta la corbata. el juez ordena un receso de cinco minutos. afuera el rector intenta darme la mano, así que le doy un pez, el cual empieza a azotar en el pavimento, azota el pez en el pavimento una y otra vez y comienza a ahogarse, ahogarse con el poema que nunca escribimos. y estamos ahí parados mirando cómo el rector se ahoga y se ahoga y luego, finalmente, muere. entonces en su frente, escribimos una gran puta F.

*Poemas extraídos de la plaquette Patriotismo (Libros del Pez Espiral, 2016).

https://jampster.cl

Deja un comentario