Cuatro poemas de Jaime Tzompantzi

Resultado de imagen para Jaime Tzompantzi

POR QUÉ EL GAS MOSTAZA ESTÁ CADA VEZ MENOS DE MODA

últimamente la realidad se ha aparecido en mi vida como una gelatina poco cuajada
por ejemplo, cuando vimos un eclipse dentro de una caja de cereal
y las nubes casi se corrieron sobre la azúcar glass
o más atrás, con las hormigas del patio llegando silenciosamente hasta nuestros celulares
tratando de desarmarlos
(sin ninguna intención en cada caso de querer decir algo)
también está aquella vez en que mis amigos regresaron de una fiesta
creyendo observar alguna cosa más entre las hojas del jardín:
una cobra que devora un duende,
una ciudad minúscula entre las flores,
la cola de un cometa entrando a la boca de un gato
(como si lo hubiese cazado)
y desde un tejado, una jovencita pálida sosteniendo el bote de alguna medicina
les gritó
“¡¡apuá, apuá!!”
cosa que nadie supo interpretar de otra forma que no fuera
“todos desnudos”
así que eso se hizo
y de una forma tan sofisticada y bella
que cuando terminaron de desvestirse el sol ya había regresado de entre la noche
y todos los duendes del jardín se carcajeaban
y de entre las tumbas improvisadas de sus hermanos
fabricadas de chips y florecitas miniatura
podía observarse a las hormigas
satisfechas
volver a casa

(nunca sé exactamente cuándo termina la realidad y empieza la vida)

 

 


 

 

TODOS LOS NOMBRES DEL CIELO

 

Una antigua historia China

habla de cómo un hombre hizo caer del cielo la cabeza sangrante

de un Dragón recién decapitado

con sólo haber soñado que lo asesinaba.

Si los mexicanos tuviéramos ese poder
ya estarían lloviendo cabezas del cielo
todas empapadas de sangre y con las corbatas atadas. No serían cabezas de animales míticos:
serían cabezas de políticos.

Una bellísima leyenda Bengalí
explica cómo antes se creía que los ogros y su reino eran inmortales, hasta que una princesa descubrió
que con sólo salvar a dos abejas
dormidas en el fondo de un lago
inmediatamente se acababa con todos los ogros.

Si mi país pudiera encontrar un lago parecido
que escondiera algo cuya liberación
garantizara la destrucción de todas las instituciones que permiten y encubren el saqueo,

creo que ya todos estaríamos en el fondo de lago.
Y se vería tan bello
cuando todos sacáramos al mismo tiempo la cabeza del agua, con las manos extendidas
mostrando toda clase de hermosos insectos.
que alguien tendría que grabarlo.

Por otro lado, los antiguos Mexicas
pronosticaban esto para los guerreros asesinados
y las mujeres muertas en un parto:
una caminata por el sol,
rodeados de cantos y bailes
entonados por criaturas extraordinarias
y por los compañeros.
Y después su reaparición en la Tierra en forma de colibríes.

Es verdad que todas las mujeres y hombres valientes y buenos
que este gobierno ha desaparecido o asesinado nunca volverán con nosotros. Sin embargo, no podemos negar que la sangre de nuestros abuelos corriendo en nuestras venas
es como la luz solar.
Y que nuestras ansias de querer cambiar el mundo
son como miles de colibríes.

 

 


 

 

CANDY III

La chica que tenía pene y tenía vagina
La chica que tenía tentáculos y podía flotar
Lo conocí en Uzbekistán en el año 2073
unos meses antes de publicar CANDY
La chica más guapa de la fiesta
El chico hermoso que ves pasar y estalla
el muchacho ojos de calamar que ves pasar y se te para
He comido mucha mermelada con él
Nunca he estado con él
Siete años viví con ella
Rompimos muchas botellas
Salimos en muchos comerciales
Nos perdimos en 4 laberintos diferentes
Tomamos el histórico helicóptero que viajó a la luna
y nos probamos un vestido diferente todos los días
Es difícil explicar porque ahogamos todos nuestros gatitos
es divertido reflexionar porque nombrábamos a las enfermedades por ejemplo
“ay! Ramona me está haciendo alucinar”
“ay! que feas ronchas dejó Paola”
“Cómo me ha dejado mi miembro este Josué”
y “la sangre que me acabas de chupar está llena de Pepe” Por qué tratar como caramelos a los días
Por qué seguir chupando cucarachas con semen hasta en las pesadillas Cómo no aullar a Venus cuando me acercaba su cola

Nunca me cubriré esos tatuajes
Nunca estaré enamorado de otro forma como de ella Nunca, en realidad

viví

 

 


 

 

LEJOS DE EXTRAÑARTE SIENTO QUE AÚN ESTOY AHÍ

Vamos a jugar a que vamos al cine

y desarrollamos nuestros poderes en el transcurso,

mientras fumamos marihuana con lentes de color

y reflejamos los aviones en ellos.

Vamos a llorar un poco como de a mentiras pero también muy en serio mientras nos

miramos.

Y cantaremos en voz baja a las nubes

los secretos que conocemos.

Una vez fuiste tan amorosa como yo mismo con mi reflejo cuando me quedo solo,

y te diste cuenta que la felicidad es profunda y llega lejos,

más allá de lo que uno espera.

Una vez decidiste volver a aprenderte una vieja canción favorita en homenaje a esto,

y dicha música te recordó de forma discreta, pero innegable,

que uno casi siempre es feliz

hasta que ya no.

Que nunca es suficiente,

hasta que sí.

Configurándose casi siempre el nivel de euforia

ya no más

Porque romperlo siempre sí es posible – o sonrieron los puentes peatonales

Y empezar a descansar más en uno mismo como una forma de estrella,

no con un té de te quiero,

sino de puro rosal acrílico y amigos.

Y saber decir te amo con los ojos abiertos

(platicar con tus papás

desarmar las cosas con cuidado

una parte primero y después otra)

Orejas de elefantes se llaman las hojas gigantes con que te abanican

¿tú sabías eso?

También a veces

quedarte en tu cuarto, se llama así.

O grupo de varios amigos que se besan.

Besar a alguien muy en drogas

y la música bañándote, serpenteando.

O en la oscuridad de un edificio abandonado

quizás

Decir con furor tus poemas

Ser un animal maravilloso

Creer en la poesía

Que a algunos les guste tu poesía

Flores entre las losetas de la calle

¿cayeron muy rápido o a su justo tiempo?

A la velocidad en que imaginas

a tus amigos en diferentes épocas

de sus enamoramientos,

y darte cuenta de lo importante

que es pintar tus truenos

Y porque no correr siempre que encuentres una playa

Y porque ocultar tu emoción de ir a la playa

Para entender el sabor de las olas debes convertirte en una

No quiero configurarme el nivel de euforia nunca más

¿Qué personas te amaron en la prepa?

Y hacer algo

Pensar en los penes, ojos, labios de las personas

Acariciar una vagina, un vientre, unos pechos

Que piensen que estás triste y no drogado

Confesar que tienes una pena de amor

Mirar a los ojos a tus hermanos

Mirar a los ojos a todos y todas

Tener la certeza adolescente de estar portándote mal

Acercarte siempre a lo que más amas

O entender una canción,

O enamorarse de cualquier partido

Seguir diciendo te quiero

O trabajo que sí quieres hacer

No referencias sino sólo las necesarias

Cosas así, amor mío, suelen salvarme la vida

 

 


JAIMET_FotorJAIME TZOMPANTZI  (Ciudad de México, 1994) Pertenece a la editorial y colectivo artístico Súper Ediciones Prisma. Escribió Fantasmophilia, libro a publicarse próximamente en este proyecto. Actualmente trabaja en el proyecto de poesía, performance y grafiti 30,000 millones de octubres. Twitter: @selfiesconfruta

 

https://jampster.cl

Deja un comentario