“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

Iñaki Berazaluce

“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

En este preciso instante miles de cartas con pequeñas cantidades de droga están siendo repartidas diligentemente por los carteros de Correos, colaborador involuntario en el menudeo de estupefacientes en los mercados de la darknet. Se calcula que cada año se mueven por esta vía 16,5 toneladas de droga por valor de 182 millones de euros, lo que no deja de ser el chocolate del loro si lo comparamos con los entre 420.000 y 652.000 millones de dólares que se estimaque mueve el narcotráfico en todo el mundo.

El proceso de comprar drogas en uno de los mercados de la darknet es algo engorroso, pero tiene grandes ventajas respecto a hacerlo en la calle: mejor calidad, menor precio y la imbatible comodidad de la entrega a domicilio por el cartero, que en nuestro caso llamó dos veces. Para escribir este reportaje hicimos una compra de un gramo de 2CB -una de las mejores obras químicas de Alexander Shulgin– a un vendedor de Holanda a través de Wall Street Market, uno de los mercados mejor provistos accesibles a través de TOR, el navegador que permite la navegación anónima en internet y puerta de entrada habitual a la llamada “web oscura”.

¿Qué se vende en la deep web? En esencia, drogas. Fuente:EMCDDA.

“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

Lo de enviar drogas por correo es una práctica muy anterior a la darknet e incluso a la misma internet, según me cuenta el periodista Igor Domsac, especialista en psicotrópicos y criptomonedas: “Antes incluso de que naciera Internet ya eran famosas las cartas con “regalitos” procedentes de países productores, como Holanda o Colombia. No es nada nuevo. Otra cosa es que lo reconozcan, pues ellos normalmente desconocen el contenido de los envíos”. Efectivamente, tal y como me confirman en Correos, “la correspondencia es inviolable, necesitaríamos una orden judicial”. La persona que me atiende, de la oficina de prensa de Correos en Palma de Mallorca, asegura que en las cartas y paquetes no viaja droga: “Es ilegal”, concluye.

Efectivamente, es ilegal, pero muy conveniente y por eso mismo, en auge. Los mercados de la deep web no dejan de proliferar desde el muy sonado cierre de Silk Road en 2013. En estos momentos operan al menos ocho de estos mercados-no muy diferentes en aspecto a un Amazon- incluidos el citado Wall Street Market, Dream Market, Tochka, Zion y Berlusconi (¡!) Market. En todos ellos puede encontrarse un poco de todo, desde tarjetas de crédito clonadas hasta malware, pero son el grueso de las ofertas son de drogas ilícitas: más de 4.000 productos ofertados a 322.000 compradores por 2.600 vendedores sólo en Wall Street Market.

“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

El creador de Silkroad cumple condena de por vida en EE.UU. Ilustración: Mashable.

La supervivencia media de un mercado es de poco más de 8 meses, bien porque son desmantelados por la policía o bien porque el propio mercado recoge beneficios y echa el cierre. En cualquiera de ambos casos, miles de operaciones quedan inconclusas, con pagos realizados y sustancias que nunca llegaron a su destino o sobres que acaban deambulando por los servicios postales de los países implicados en el trasiego. El desmantelamiento de AlphaBay en una operación conjunta de Interpol y la DEA, provocó una desbandada de compradores y vendedores a otros de los mercados citados anteriormente, pero no detuvo el comercio, más bien al contrario: según un informe de la ONU [.pdf] de 2017, el 7’9% de los consumidores habituales de estupefacientes adquirieron drogas a través de darknet, un porcentaje que no ha dejado de aumentar desde el 4,7% de 2014. En el caso del Reino Unido, el ratio supera el 25%.

De hecho, el mediático cierre de Silk Road y la detención de su creador –Ross William Ulbricht, apodado “Pirata Roberts”- en 2013, brindó una enorme popularidad a la darknet, desde entonces bastante menos oscura.

¿A qué se debe la enorme resiliencia de los mercados de drogas en internet a pesar de los embates policiales? En opinión de Mireia Ventura, coordinadora de análisis de Energy Control, “la gran ventaja de este tipo de mercados es que la gente puede conseguir el mejor producto de la mejor manera, rápido y sin riesgo de violencia”. Por si fuera poco, la calidad de la droga comprada por esta vía suele ser mayor que la que se adquiere por “vías tradicionales”, sea el camello del barrio o el poblado de turno.

“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

Laboratorio de Energy Control.

Julen, nombre ficticio de un comprador habitual de heroína en ambos mercados, me confirma este dato: “Hace unos años llevamos a analizar a Energy Control heroína comprada en la Cañada Real [famoso supermercado de las drogas de Madrid] y tenía una pureza del 8% a un precio de 60 euros el gramo. La heroína comprada en la deep web tenía una pureza del 80% por 130 euros el gramo. El precio era más del doble, pero la calidad era diez veces superior”.

No obstante, matiza Mireia Ventura, “existe una correlación entre la calidad en la calle y la calidad en la deep web. Cuando hay una partida de mala calidad, también desciende el grado de pureza de la droga que se encuentra en internet”. Un ejemplo reciente es una remesa de heroína comprada en la darkweb a un vendedor de EE.UU. y que estaba cortada con fentanilo, un opioide sintético varias veces más potente que la propia heroína y que está causando una emergencia sanitaria en Norteamérica. En este caso, apunta Ventura, “la heroína que se encuentra en la calle en España es más segura”. El drogófilo Julen confirma este extremo: “el 92% de la heroína que compras en el poblado es mierda, pero parece ser que esa mierda gusta a los yonquis”.

“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

Incautaciones de drogas por categoría. Fuente: ONU.

Los análisis realizados a las sustancias compradas en la deep web muestan porcentajes de pureza bastante variopintos y disonantes: cocaína que se anuncia con una pureza del 95% registraba una pureza del 33%, según el estudio de‘Drogas y darknet’ de Europol y la Unión Europea (EMCDDA). Eso sí, a diferencia de lo que sucede en la calle, el comprador de la deep web puntúa al vendedor una vez finalizada la transacción: calidad del producto, rapidez en el envío y discreción. Estas puntuaciones hacen que el dealer consiga una reputación en el mercado… lo mismo que en Ebay pero con drogas.

Como en cualquier otro bien de consumo, la calidad y pureza del producto es uno de los requisitos básicos que busca el comprador de estupefacientes. Esto, que puede parecer una obviedad, no es así para Alexis Goosdeel, director del organismo europeo que elaboró el citado estudio. Durante la presentación del mismo, el pasado mes de noviembre, Goosdeel alertó de que si bien “en la darknetlos compradores consiguen drogas de mayor pureza”, esta misma pureza hace que sean “más peligrosas”. Cegado por la lógica prohibicionista, el funcionario parece ignorar que el European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction es parte del problema y no parte de la solución.

El sueño libertario de Silk Road

Uno de los objetivos de Ulrich/Pirata Roberts al fundar Silk Road fue desmantelar los carteles de droga, ofreciendo un punto de encuentro entre vendedores y compradores de sustancias psicoactivas al margen de la ley, un sueño libertario que ya se está cumpliendo, en opinión de Fernando Caudevilla, médico y uno de los mejores conocedores de la darknet (“deep web,¡por favor!”, me matiza) en España: “El sueño empezó con Silk Road y los datos objetivos nos dice que se está cumpliendo: el número de mercados y de usuarios es mayor, son cada vez más fáciles de usar… Ha aparecido Open Bazaar, el primer mercado descentralizado basado en P2P, de modo que no tiene control humano alguno. El volumen sigue siendo pequeño respecto al tráfico de drogas pero ya todas las agencias tienen el ojo puesto aquí, porque es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición desde sus inicios”.

El periodista y psiconauta Igor Domsac también avala esta visión: ientras persista la guerra contra las drogas, las grandes mafias del narcotráfico seguirán dominando el mercado, pues la mayoría de transacciones tienen lugar de manera offline, pero ciertamente estos mercados han eliminado a muchos intermediarios, evitando que los usuarios tengan contacto directo con las redes criminales y reduciendo muchos de los riesgos, la mayoría de los cuales se deben a la prohibición. Asistimos a una nueva generación de ciberdealers más sofisticados, eso por supuesto, pero ahora el productor tiene la posibilidad de venderle directamente al consumidor, aunque se encuentre en la otra parte del mundo, con el consiguiente ahorro de recursos y quebraderos de cabeza”.

No obstante, la gran mayoría de los vendedores de la deep web proceden de países occidentales, notoriamente Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Holanda. Eso significa que aunque existe “la posibilidad” que indica Domsac de que, por ejemplo, un cultivador de opio de Afganistán surta directamente a un consumidor de opiáceos en el otro extremo del mundo, lo cierto es que el menudeo de psicotrópicos sigue copado por occidentales o bien residentes en estos países.

 

La combinación de criptomonedas anónimas (o más bien seudónimas, apunta Igor Domsac), como BitCoin o Monero, navegación anónima y redes de distrubición públicas está cambiando la naturaleza del mercado de estupefacientes, como reconoce incluso Naciones Unidas en su informe: “La darknet está alterando la naturaleza del comercio de drogas y el tipo de participantes implicados, con redes más flexibles y horizontales, y grupos más pequeños cada vez más relevantes”, sostiene Yury Fedotov, de la Oficina para las Drogas (para combatirlas, se entiende) de la ONU.

“La ‘deep web’ es la mayor amenaza que ha tenido la prohibición de las drogas en toda su historia”

Un buen packaging es clave para el éxito del envío. Foto: Vocativ.

La vigilancia de la compra venta de drogas en España recae en la Guardia Civil. Nos ponemos en contacto con la Unidad de Delitos Informáticos para conocer las acciones que están llevando en nuestro país, pero la Benemérita no sabe/no contesta. Recurrimos entonces al estudio del organismo europeo, el EMCDDA, en el que España aparece como un mercado marginal en el concierto europeo, con apenas 1,3 millones de euros de ventas de drogas a través de la darknet, principalmente cannabis y algo de cocaína. En peso, esto supone apenas 1,4 kilos de droga, es decir, 1.400 cartas o paquetes con un gramo como el que encargamos en Wall Street Mkt. Una aguja en el pajar de los millones de bultos que mueven a diario las empresas de paquetería.

La carta con el 2C-B llegó a la dirección indicada tres semanas después del pago en Bitcoins (0,00644 btc = 60 euros). Venía oculto en un sobre tamaño cuartilla, dentro de una tarjeta de felicitación de cumpleaños. El vendedor, del que nunca supimos nada más que su alias y su país de procedencia (Holanda), recibió el pago Wall Street Market en el momento que confirmé en la plataforma la recepción del envío. Se estima que entre el 90 y el 95% de los envíos de la darknet llegan felizmente a su destino. La calidad, excelsa.

Con información de El Diario y Forbes.

Drugs and the darnet, European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction.

Global Oberview of Drug Demand and Supply, ONU, 2017 [.pdf].

‘Transanational Crime and the Developing World’, estudio de Global Financial Integrity.

Listado de mercados funcionales en TOR: Deep to Web.

Puedes seguir a Igor Domsac en Agora Chain.

http://blogs.publico.es/strambotic

Deja un comentario