El Giro en Jerusalén

Resultado de imagen para El Giro en Jerusalén

La presente edición del Giro de Italia comenzó el viernes pasado en Jerusalén. La primera etapa fue transmitida desde la ciudad santa dando al mundo una imagen de “normalidad”.

Naturalmente, Israel aprovechó para trasmitir a los televidentes que sigue el Giro, especialmente en Europa, que el país sabe afrontar sus desafíos. De hecho, prácticamente no hubo ningún incidente signficativo durante una etapa en las que los ciclistas bordearon los territorios ocupados, el sector este de Jerusalén.

En noviembre pasado Israel puso el grito en el cielo cuando la organización del Giro anunció que la primera etapa se desarrollaría en Jerusalén oeste. Las autoridades israelíes amenazaron con cancelar el evento si no se borraba la palabra “oeste”, y así se hizo finalmente.

La presente edición celebró el sábado y el domingo otras dos etapas en Israel, colocando el país en el mapa del mundo, como ha dicho el Yediot Ahronot.

Estas tres etapas son en realidad una metáfora de por qué no se resuelve el conflicto entre Israel y los palestinos.

El Giro no ha hecho nada excepecional. Simplemente ha seguido las directrices de la Unión Europea respecto a Israel, unas directrices que sirven para que perdure el conflicto y para que Israel dé al mundo una imgagen de normalidad.

La ocupación no terminará mientras los europeos obren de esa manera. Hay que recordar que fue el boicot institucional de Occidente el que terminó con el apartheid sudafricano. Todos los países aplicaron ese boicot contra Sudáfrica y en cuestión de muy poco tiempo el apartheid se cayó.

Aquí, en el caso de Israel, nos encontramos con una situación completamente distinta puesto que son los países occidentales los que animan a la ocupación. El Giro de este año en realidad no ha hecho más que sancionar la política del gobierno de Italia y de los demás gobiernos de la Unión Europea.

En estas circunstancias, los occcidentales tan solo confirman que la ocupación seguirá adelante y que las colonias judías todavía se expandirán más.

Eugenio García Gascón

http://blogs.publico.es/balagan

Deja un comentario