Tardas menos en recibir un gramo de cocaína en casa que una pizza

Iñaki Berazaluce

Tardas menos en recibir un gramo de cocaína en casa que una pizza

Que sepamos, no hay ningún ‘dealer‘ que te ofrezca un gramo gratis si el pedido de cocaína llega después de la hora prevista, pero tampoco resultaría tan sorprendente: la red de distribución de cocaína en las ciudades de medio mundo es tan eficiente o más que el servicio a domicilio de las cadenas de pizzerías, según ha puesto de manifiesto una encuesta realizada por Global Drug Survey (GDS) en 40 países de todo el mundo.

Más de 130.000 personas participaron en el último estudio anual que GDS realiza sobre los hábitos de los consumidores de drogas, 22.100 de los cuales (un 17%) reconoció haber consumido cocaína durante el último año. 15.000 de ellos también respondieron una pregunta acerca de sus hábitos de compra: “¿Eres capaz de recibir en casa un gramo de cocaína en un tiempo menor de lo que tardarías en conseguir una pizza?”

Tardas menos en recibir un gramo de cocaína en casa que una pizza

La sorprendente respuesta es que un tercio de los encuestados que le pegan a la farlopa respondió afirmativamente a la respuesta: podían conseguir un gramo de cocaína en menos de 30 minutos, en tanto sólo el 16,5% afirmó recibir una pizza en casa en ese mismo plazo. La encuesta dice mucho de la eficiencia y la capilaridad de la red de distribución de drogaína… y deja bastante mal a los pizzeros, si bien éstos tienen que hornear el producto.

Los países en los que más rápido puede conseguirse el polvo blanco a domicilio son, por este orden, Brasil, Holanda, Dinamarca, Colombia, Escocia, Inglaterra y la República Checa. En todos ellos, más de la mitad de los participantes afirmaron poder conseguir su gramo en menos de media hora desde la comodidad de sus hogares. Los resultados para España no están tabulados en el avance de la encuesta que ha publicado la organización, pero posiblemente estén a la altura de nuestra bien labrada fama de esnifadores: España es, tras el Reino Unido, el segundo país de Europa donde más cocaína se consume. Además, Barcelona acaba de ser reconocida Capital Europea de la Cocaína.

Tardas menos en recibir un gramo de cocaína en casa que una pizza

Otra conclusión colateral de esta encuesta es el estruendoso fracaso de la guerra contra las drogas, un artefacto que ha convertido eñ extracto de unas plantas que no deberían costar más que el café en un producto extremadamente caro y posiblemente más demandado que si pudiera comprarse con total libertad. La suma de la clandestinidad de las drogas con las innegables ventajas de la tecnología -quién no tiene dos o tres camellos en su Telegram– ha generado una eficiente y rentable red de suministro a nivel mundial que ríete tú de Telepizza.

Visto en Global Drug Survey, vía Vice. Con información de Strambotic.

Que sepamos, no hay ningún ‘dealer‘ que te ofrezca un gramo gratis si el pedido de cocaína llega después de la hora prevista, pero tampoco resultaría tan sorprendente: la red de distribución de cocaína en las ciudades de medio mundo es tan eficiente o más que el servicio a domicilio de las cadenas de pizzerías, según ha puesto de manifiesto una encuesta realizada por Global Drug Survey (GDS) en 40 países de todo el mundo.

Más de 130.000 personas participaron en el último estudio anual que GDS realiza sobre los hábitos de los consumidores de drogas, 22.100 de los cuales (un 17%) reconoció haber consumido cocaína durante el último año. 15.000 de ellos también respondieron una pregunta acerca de sus hábitos de compra: “¿Eres capaz de recibir en casa un gramo de cocaína en un tiempo menor de lo que tardarías en conseguir una pizza?”

La sorprendente respuesta es que un tercio de los encuestados que le pegan a la farlopa respondió afirmativamente a la respuesta: podían conseguir un gramo de cocaína en menos de 30 minutos, en tanto sólo el 16,5% afirmó recibir una pizza en casa en ese mismo plazo. La encuesta dice mucho de la eficiencia y la capilaridad de la red de distribución de drogaína… y deja bastante mal a los pizzeros, si bien éstos tienen que hornear el producto.

Los países en los que más rápido puede conseguirse el polvo blanco a domicilio son, por este orden, Brasil, Holanda, Dinamarca, Colombia, Escocia, Inglaterra y la República Checa. En todos ellos, más de la mitad de los participantes afirmaron poder conseguir su gramo en menos de media hora desde la comodidad de sus hogares. Los resultados para España no están tabulados en el avance de la encuesta que ha publicado la organización, pero posiblemente estén a la altura de nuestra bien labrada fama de esnifadores: España es, tras el Reino Unido, el segundo país de Europa donde más cocaína se consume. Además, Barcelona acaba de ser reconocida Capital Europea de la Cocaína.

Otra conclusión colateral de esta encuesta es el estruendoso fracaso de la guerra contra las drogas, un artefacto que ha convertido eñ extracto de unas plantas que no deberían costar más que el café en un producto extremadamente caro y posiblemente más demandado que si pudiera comprarse con total libertad. La suma de la clandestinidad de las drogas con las innegables ventajas de la tecnología -quién no tiene dos o tres camellos en su Telegram– ha generado una eficiente y rentable red de suministro a nivel mundial que ríete tú de Telepizza.

Visto en Global Drug Survey, vía Vice. Con información de Strambotic.

http://blogs.publico.es/strambotic