POE+ de ERNESTO CARDENAL

POE+ de ERNESTO CARDENAL

ORACIÓN POR MARILYN MONROE

Señor

recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra

con el nombre de Marilyn Monroe, aunque ése no era su verdadero nombre

(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita

violada a los 9 años

y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar) y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje

sin su Agente de Prensa

sin fotógrafos y sin firmar autógrafos

sola como un astronauta frente a la noche espacial.

Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia

(según cuenta el Times)

ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo

y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.

Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.

Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno

pero también algo más que eso…

Las cabezas son los admiradores, es claro

 (la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).

Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox.

El templo —de mármol y oro— es el templo de su cuerpo

 en el que está el hijo de Hombre con un látigo en la mano

expulsando a los mercaderes de la 20th Century-Fox

que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.

Señor en este mundo contaminado de pecados y de radiactividad,

 Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda

 que como toda empleadita de tienda soñó con ser estrella de cine.

Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).

Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos,

-el de nuestras propias vidas-, y era un script absurdo.

Perdónala, Señor, y perdónanos a nosotros por nuestra 20th Century

 por esa Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.

Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.

Para la tristeza de no ser santos se le recomendó el Psicoanálisis.

Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara y el odio al maquillaje -insistiendo en maquillarse en cada escena- y cómo se fue haciendo mayor el horror y mayor la impuntualidad a los estudios.

Como toda empleadita de tienda soñó ser estrella de cine.

Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta

y archiva.

Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados

que cuando se abren los ojos

se descubre que fue bajo reflectores

¡y apagan los reflectores!

Y desmontan las dos paredes del aposento

(era un set cinematográfico)

mientras el Director se aleja con su libreta

porque la escena ya fue tomada.

O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río

la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor

vistos en la salita del apartamento miserable.

La película terminó sin el beso final. La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono. Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.

Fue

como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga

 y oye tan solo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER

 O como alguien que herido por los gangsters

alarga la mano a un teléfono desconectado.

Señor:

quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar

y no llamó (y tal vez no era nadie

o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de los Ángeles)

¡contesta Tú al teléfono!

(De Oración por Marilyn Monroe y otros poemas, 1965)

AMANECER

Ya están cantando los gallos.

Ya ha cantado tu gallo comadre Natalia

ya ha cantado el tuyo compadre Justo.

Levántense de sus tapescos, de tus petates.

Me parece que oigo los congos despiertos en la otra costa.

Podemos ya soplar un tizón – Botar la bacinilla.

Traigan un candil para vernos las caras.

Latió un perro en un rancho

y respondió el de otro rancho.

Será hora de encender el fogón comadre Juana.

La oscurana es más oscura pero porque viene el día.

Levántate Chico, levántate Pancho.

Hay un potro que montar,

hay que canaleatar un bote.

Los sueños nos tenían separados, en tijeras

tapescos y petates (caeda uno en su sueño)

pero el despertar nos reúne.

La noche ya se aleja seguida de sus seguas y cadejos.

Vamos a ver el agua muy azul: ahorita no la vemos. – Y

esta tierra con sus frutales, que tampoco vemos.

Levántate Pancho Nigaragua, cogé el machete

hay mucha yerba mala que cortar

cogé el machete y la guitarra.

Hubo una lechuza a medianoche y un tecolote a la una.

Luna no tuvo la noche ni lucero ninguno.

Bramaban tigres en esta isla y contestaban los de la costa.

Ya se ha ido el pocoyo que dice: Jodido, Jodido.

Después el zanate clarinero cantará en la palmera,

cantará: Compañero

Compañera.

Delante de la luz va la sombra volando como un vampiro.

Levántate vos, y vos, y vos.

(Ya están cantando los gallos.)

¡Buenos días les dé Dios!

YO HE REPARTIDO

papeletas clandestinas Gritando ¡Viva la Libertad! en plena calle

desafiando a los guardias armados

Yo participé en la rebelión de abril

pero palidezco cuando paso por tu casa

y tu sola mirada me hace temblar

YO QUIERO OTRO PAÍS

Debemos hacer aquí un país.

Estamos a la entrada de una tierra prometida

que emana leche y miel como una mujer.

De esta tierra es mi canto, mi poesía.

Pero todavía están las encomiendas

y cuando suena la campana en la bolsa de Nueva York,

algo que vos no sabes, hermano, te han quitado.

Sandino decía a los campesinos “algún día triunfaremos” y,

si yo no lo veo, las hormiguitas vendrán

a contármelo bajo la tierra.

Las cosas son importantes, pero más son las personas.

Hay tanto maíz que sembrar.

Tanto niño que instruir, tanto enfermo que curar,

tanto amor que realizar,

tanto canto…

Yo canto a un país que va a nacer.

SE OYERON

unos tiros anoche

Se oyeron del lado del cementerio.

Nadie sabe a quien mataron,

o los mataron.

Nadie sabe nada.

Se oyeron unos tiros anoche.

Eso es todo

SALMO 1

Bienaventurado el hombre que no sigue las consignas del Partido

ni asiste a sus mítines

ni se sienta en la mesa con los gánsteres

ni con los Generales en el Consejo de Guerra.

Bienaventurado el hombre que no espía a su hermano

ni delata a su compañero de colegio.

Bienaventurado el hombre que no lee los anuncios comerciales

ni escucha sus radios

ni cree en sus slogans

Será como un árbol plantado junto a una fuente.

 

(Granada, Nicaragua, 1925) Poeta nicaragüense. Poeta revolucionario y sacerdote católico, se dio a conocer con la obra El corno emplumado. Comprometido políticamente con los conflictos sociales de su país, desde 1954 participó en las luchas contra el dictador Somoza, y posteriormente fue ordenado sacerdote, tras lo cual residió durante un tiempo en un monasterio de Estados Unidos. Esta reclusión religiosa supuso para el poeta un oasis de serenidad frente a la deslumbrante ciudad moderna. De regreso en Nicaragua fundó una comunidad en la isla de Solentiname. Su poesía, reflejo de su radicalismo personal, denunció el sufrimiento y la explotación de las llamadas repúblicas bananeras, temática que centra su Canto nacional. También se aproximó a las ideas de la teología de la liberación, las cuales se dejan entrever en sus poemarios Salmos, de 1964, y Oración por Marilyn Monroe y otros poemas, de 1965.

http://www.revistaelhumo.com

Deja un comentario