Estamos acostumbrados a que las páginas web rastreen nuestra navegación a través de las cookies y nos sirvan publicidad relacionada con nuestros hábitos en internet. Es lo que hace años llamaban en inglés behavioural advertising, que a efectos prácticos sería algo así como publicidad comportamentalCostó, pero es algo que aunque todavía irrita, hemos asumido. Lo que no podíamos imaginarnos es que este mismo fenómeno sucedería cuando viésemos la televisión. Si tienes un televisor inteligente (smart TV), asume que las compañías pueden saberqué estas viendo.

Existen compañías que se dedican a recopilar esa información con el objetivo de que la persona que está viendo la televisión reciba anuncios personalizados, no sólo en su smart TV, sino también en el resto de dispositivos con los que navega por internet.

Según ha revelado The New York Times, Samba TV es una de estas compañías que, en función de nuestros hábitos de consumo televisivo, nos hace llegar anuncios de determinados programas que se emiten. En EEUU la propia compañía admite recopilar datos de cerca de 13,5 millones de televisores inteligentes, una cifra que le ha valido para conseguir una ronda de financiación de 40 millones de dólares, captando el interés (y el dinero) de multinacionales como Time Warner.

¿Cómo es posible realizar esta rastreo? Pues gracias a acuerdos previos con los fabricantes de los televisores. Así, Samba TV tiene alianzas con Sony, Sharp, TCL y Philips, en virtud de las cuales instala su software en los aparatos. Las personas que adquieren uno de estos aparatos visualizan en sus pantallas una sugerencia para utilizar el servicio Samba Interactive TV, con el que recibirán recomendaciones de programas y ofertas especiales. Sin embargo, no se advierte a l@s consumidor@s de la cantidad de datos que recolecta el software para ello. Con todo, ya es algo más de lo que hacía Vizio, que en 2017 fue condenada a paga 2,2 millones de dólares por haber estado monitoreando durante dos años el comportamiento televisivo en 11 millones de aparatos sin consentimiento de las personas afectadas.

El software de Samba es capaz de rastrear todo cuanto se visualiza en la pantalla, incluidos los videojuegos. Entre los perfiles que puede determinar en función de los hábitos de consumo se encuentra el político, esto es, si se es más progresista o conservador; de hecho, Samba TV ya ha ofrecido esta información a sus anunciantes.

En realidad, compañías como Samba TV no venden directamente la información que recolectan, sino que venden a los anunciantes la posibilidad de enviar sus anuncios a los diferentes dispositivos conectados a la red de l@s usuari@s que es capaz de detectar el software. Bienvenidos al mundo conectado.

http://blogs.publico.es/kaostica/