File:Self-portrait with a Sunflower by Anthony van Dyck.jpg

“Conócete a ti mismo”. Con la sobriedad que le fue atribuida al dios del metro y la belleza, esta inscripción recibía a los peregrinos en su llegada al templo de Apolo en Delfos. Más allá de la religión y el ritual, la sentencia era muestra de una postura frente a la vida característica de la Grecia antigua, una que, probablemente, a través de una combinación de circunstancias ahora insondables haya arribado desde la India de los Vedas —de donde se tiene noticia que hace aproximadamente 3 mil años, ciertos sabios experimentaron la necesidad de observar su propia mente con el propósito simple de hacer lo mismo que los sacerdotes de Apolo aconsejaron a sus consultantes: conocerse a sí mismos.

Los nombres y los rostros cambian, pero la exploración del ser ha sido una de las actividades decisivas del hombre. Esa cualidad que llamamos conciencia nos llevó, acaso sin quererlo, a la necesidad de comprender nuestra propia vida. Hasta cierto punto, al ser humano no le basta con simplemente vivir, también tiene que entender por qué y para qué vive. Y si bien, a lo largo de la historia numerosas tradiciones, corrientes de pensamiento, sistemas filosóficos y disciplinas científicas han pretendido ofrecerle una respuesta a esas preguntas, lo cierto es que cada persona debe recorrer ese camino por sí misma; cada quien debe elaborar tanto la pregunta como la respuesta para dotar a ambas de su propia esencia, de esa sustancia vital que surge de sus experiencias, sus palabras, su manera de ser y estar en el mundo.

A continuación, una serie de preguntas que buscan inspirar esta búsqueda del ser humano dentro de sí mismo. No se trata de una prueba que aspire a contestarse en una sola sesión ni que tenga respuestas correctas, precisas o terminantes; su propósito es incitar a la reflexión y al descubrimiento de sí, tareas que por definición requieren tiempo, disciplina y disposición. El autoconocimiento siempre encontrará, después de todo, su recompensa, pues una persona que se conoce a sí misma usualmente es capaz de tomar mejores decisiones para su bienestar en un sentido amplio, pues ha encontrado la dirección y los medios para conducir su vida al puerto que desea.

 

¿Cómo calificas tu estado de salud actual?

A excepción de alguna enfermedad hereditaria, ¿con qué frecuencia te enfermas?

¿Cuántas veces al año en promedio acudes a un médico?

¿Has tenido fracturas o lesiones serias de otro tipo que hayan afectado tu cotidianidad o que incluso te hayan inmovilizado? ¿Cuándo fue la última vez que pasaste por una situación de este tipo?

¿Acostumbras tomar medicamentos sin prescripción de por medio? ¿Analgésicos, antiácidos, etcétera?

¿Cuántas horas al día pasas sentado?

¿Realizas habitualmente alguna actividad física?

¿Consideras que tienes un estilo de vida saludable?

Si tu respuesta es no, ¿te gustaría? ¿Por qué no lo has hecho hasta ahora?

¿En qué piensas cuando piensas en tu cuerpo?

¿Tienes un trabajo estable?

¿Qué tan satisfecho te consideras en tu trabajo?

¿Cuál ha sido hasta ahora el tiempo promedio que has estado en un trabajo?

¿Qué tan satisfactorio consideras tu desarrollo profesional?

Más allá del ámbito laboral, ¿estás consciente de las habilidades, talentos, conocimientos, etc. que posees?

Además de tu trabajo formal, ¿realizas alguna otra actividad donde emplees tus habilidades, tus conocimientos, etc.?

Si es así, ¿esa actividad tienen algún tipo de reconocimiento social? ¿Te genera algún ingreso económico extra, es reconocida en tu comunidad, etc.?

¿Hay algún proyecto de tipo profesional que siempre has querido emprender pero hasta la fecha no has podido hacerlo?

¿Qué motivos crees que lo han impedido?

¿Manejas tus ingresos económicos en función de un presupuesto?

¿Distribuyes tus ingresos en función de tus prioridades personales?

¿Estás consciente de cómo empleas tu dinero?

¿Tienes dinero ahorrado?

¿Qué pasa contigo cuando te dan “ganas” de hacer algo? ¿Lo haces? ¿Lo niegas? ¿Lo postergas?

¿Qué pasa cuando esas “ganas” de hacer algo entran en conflicto con otro propósito que te habías planteado? Por ejemplo: este año te propusiste hacer un viaje con el que siempre has soñado, pero es posible que eso implique gastar menos cuando sales con tus amigos, preparar tu comida en casa o buscar otras fuentes de ingresos económicos, ¿puedes hacer fácilmente lo que implica cumplir con ese propósito futuro?

¿Qué tan fácil o difícil es para ti proponer algo? En tu trabajo, en tu vida personal, con tus amigos, con tu pareja, para ti mismo incluso.

¿Qué tan fácil o difícil consideras que es para ti cumplir con un propósito que te planteaste?

¿Cuál es tu reacción cuando algo imprevisto sucede? ¿Te molestas? ¿Te adaptas rápidamente? ¿Te desconciertas? ¿Te paralizas?

¿Acostumbras procrastinar?

¿Qué haces para procrastinar? ¿Ves series de televisión? ¿Revisas tus redes sociales? ¿Tomas una siesta? ¿Limpias u ordenas el espacio donde te encuentras? ¿Te mensajeas con algún amigo? ¿Navegas en Internet? ¿Juegas algún videojuego?

¿Has perdido la noción del tiempo en alguna de esas actividades?

¿Alguna vez procrastinar ha provocado que llegues tarde a una cita, que no entregues una tarea a tiempo, etc.?

¿En qué situaciones es más probable que procrastines?

¿Cómo describías tu relación con la comida?

¿Tienes y respetas horarios fijos para comer?

¿Acostumbras comer algo fuera de esos horarios?

¿Comes hasta sentirte satisfecho? ¿Comes hasta sentirte un poco menos que satisfecho? ¿Comes más allá de sentirte satisfecho?

¿Eres capaz de pasar hambre? ¿Te molesta sentir hambre?

¿Sabes en qué consiste una dieta balanceada?

¿Tienes medios para saber qué es una dieta balanceada?

¿Tienes medios para llevar una dieta balanceada?

¿Llevas una dieta balanceada?

¿Consideras que sostienes algún hábito adictivo? ¿Fumas? ¿Bebes alcohol? ¿Con qué frecuencia?

¿Hay situaciones en específico en las que sientes necesidad de fumar, beber o consumir otra sustancia que altera tu consciencia?

¿Te consideras una persona sociable?

¿Qué tan fácil o difícil es para ti entablar una relación con otras personas?

¿Qué tan bien te llevas con tus compañeros de escuela o de trabajo?

A excepción de tus familiares, ¿cuál es la persona que tienes más años de conocer y que aún frecuentas?

¿Te sientes querido por tus amigos?

Si una persona, espontáneamente, te hace una muestra sincera de cariño, reconocimiento, agradecimiento, etc., ¿cuál es tu reacción más probable?

Si en una situación social pasa algo desagradable que te afecta directamente, ¿cuál crees que sería tu reacción más probable?

¿Te consideras una persona madura emocionalmente?

¿Actualmente tienes una relación pareja?

¿Cuánto tiempo tienes en esa relación?

¿Qué tan satisfecho estás en esa relación?

Si se trata de una relación de más de un año, ¿consideras que esa relación ha cambiado con el tiempo positivamente?

¿Tú y tu pareja han hecho planes juntos? ¿Esos planes se han cumplido? ¿Qué tipo de planes hacia el futuro has hecho con tu pareja?

¿Consideras satisfactoria la actividad sexual con tu pareja?

¿Qué ha ocurrido cuando tú y tu pareja han tenido un conflicto? ¿Cómo lo resuelven?

¿Qué tan sincera consideras la comunicación entre tú y tu pareja?

¿Qué te molesta de tu pareja? ¿Se lo has hecho saber? ¿Se trata de algo que te provoque malestar?

¿Estás consciente de las cualidades tuyas que afectan el desarrollo de la relación de pareja? ¿Has hecho algo al respecto de esas cualidades?

¿Has notado algún tipo de patrón en tu relación que la conduce hacia situaciones de malestar?

¿Qué dice de ti la manera en que has terminado tus relaciones anteriores?

Si no tienes una relación de pareja, ¿desearías una en este momento?

Si tu respuesta es sí, ¿qué sientes que te ha impedido comenzar una nueva relación?

Si tu respuesta es no, ¿por que no quieres una relación?

Cuando te das cuenta de que una persona te gusta, ¿qué tan fácil o difícil es para ti establecer contacto con esa persona? ¿La buscas o esperas que te busque?

Si esa persona no está interesada en ti, ¿cuál es tu reacción al respecto?

¿Qué esperas de una pareja? ¿Qué piensas que puedes dar a cambio?

¿Qué recuerdos tienes de la relación de pareja de tus padres?

¿Encuentras algún vínculo entre esos recuerdos y la elección que has hecho a lo largo de tu vida de las personas por las que has sentido algún tipo de atracción?

¿Cómo completarías estas frases?

Mi relación con los hombres es…

Mi relación con las mujeres es…

¿Qué te hace pensar las respuestas que diste?

¿Cómo consideras tu vida sexual? ¿Qué te hace pensar y sentir esa respuesta?

En tu infancia, ¿qué lugar ocupabas en tu familia? ¿Fuiste hijo único, primogénito, el menor?

En función de ese lugar, ¿sientes que recibiste alguna definición o tarea específica? Por ejemplo, ¿el responsable, el encargado de cuidar a tus hermanos, quien podía hacer lo que quisiera, etc.?

¿Qué implicaciones crees que ese lugar y esas tareas en tuvieron en tu desarrollo personal?

¿Reconoces algún patrón en tu vida posterior derivado de esas experiencias? ¿Con tus amigos, con tu pareja o en tu medio profesional? Por ejemplo: ¿a veces te comportas como el hijo mayor, o inconscientemente esperas ser tratado como el hijo menor?

¿Cómo es tu relación actual con tus padres?

Si tienes hermanos, ¿cómo es tu relación con ellos?

¿Guardas algún tipo de resentimiento contra tus padres? ¿Con tus hermanos?

¿Conservas algún sentimiento de culpa en alguna de estas relaciones?

¿Eres capaz de ver a tus padres como personas, como seres humanos, y no sólo como padres?