Un cómic para explicar a los niños que la Tierra es plana y rescatarles del “adoctrinamiento de los terrabolistas”

Iñaki Berazaluce

Un cómic para explicar a los niños que la Tierra es plana y rescatarles del “adoctrinamiento de los terrabolistas”

“Soy padre de un niño de cinco. Le educamos en casa. Estoy feliz de formar parte de un grupo que valora la educación por delante del adoctrinamiento: ciencia observable, comprobable y respetable frente a “cientifismo” teórico”. Es uno de los comentarios que puede encontrarse en el grupo de Facebook Flat Earth Kids (“Bienvenidos a la verdad”), que trata de persuadir a los niños de que no vivimos en una esfera -como nos hacen creer los de la NASA- sino en una especie plato en suspensión.

El grupo, originalmente en inglés, ya tiene su versión en castellano y promete horas de diversión para los internautas de todo el globo (con perdón). Una de las secciones estrella es un cómic en el que un terraplanista llamado “Ario” (sic) explica al niño protagonista, Johnny/Juanito, las “mentiras” que trata de inculcarnos la “versión oficial”.

Un cómic para explicar a los niños que la Tierra es plana y rescatarles del “adoctrinamiento de los terrabolistas”

La historieta comienza con una visita al museo de ciencias naturales, donde Johnny aprende que los “dinosaurios nunca existieron” y los supuestos fósiles que se siguen encontrando están en realidad “manufacturados”, son un fake, vaya. ¿Y cuál es el interés de fabricar miles de falsos fósiles y esqueletos y repartirlos por todo el planeta? Según Ario, “la idea es hacernos creer en la evolución y en una tierra globo para negar la existencia del Creador”. ¿No querías conspiración? Toma dos tazas: los terraplanistas se llevan también por delante la teoría de la evolución.

La segunda parte de la aventura de Ario y Juanito transcurre en las instalaciones de la NASA, que viene a ser el cuartel general de los “terrabolistas”. Este es el lugar escogido para quitarle al crío cualquier ilusión de ser astronauta: “Nos quieren hacer creer que los transbordadores abandonan la Tierra y se ponen en órbita, pero en realidad aterrizan en el océano, allí donde nadie puede verlos… Incluso la Estación Espacial Internacional no está realmente allí, es un avón llamado “Zero-G”. Emosido engañados, Juanito.

Un cómic para explicar a los niños que la Tierra es plana y rescatarles del “adoctrinamiento de los terrabolistas”

Pincha fuerte en la imagen para verla a tamaño completo.

Esperamos ávidos el tercer episodio de esta emocionante aventura. Si nos están leyendo los terraplanistas sugerimos situarlo en Australia, un territorio que -según aseguran algunos seguidores de la Tierra plana- no existe, y sus “presuntos” habitantes son en realidad un puñado de actores (alrededor de 20 millones) pagados por, cómo no, la NASA para mantener su mentira en marcha.

Seguiremos informando.

Visto en Facebook.

https://blogs.publico.es/strambotic

Deja un comentario