La primera revelación se produjo un día de esta semana. El diario Al Akhbar de Beirut informó de que en junio último tuvo lugar una reunión secreta en Damasco entre una delegación estadounidense y una contrapartida siria.

Esa misma noche, la agencia Reuters confirmó, citando a dos fuentes estadounidenses, que los datos revelados por Al Akhbar eran ciertos.

Y dos días después el departamento de Estado negó la existencia de la reunión.

Todo indica que la detallada relación dada por el periódico de Beirut es correcta. Al Akhbar es el diario que utiliza habitualmente el gobierno de Damasco para hacer sus filtraciones a la prensa, y nada señala que la información de esta semana no haya seguido el mismo procedimiento.

A continuación damos la versión de Al Akhbar:

La delegación estadounidense llegó al aeropuerto internacional de Damasco abordo de un avión de los Emiratos Árabes Unidos. Unos minutos después la delegación montó en una caravana en dirección al Mezze, un céntrico barrio de la capital siria que se encuentra a los pies del palacio presidencial.

Los americanos se reunieron con una delegación presidida por el general sirio Ali Mamluk, que dirige la oficina nacional de seguridad. Frente a él se sentaron un alto responsable de la administración estadounidense y representantes de distintas agencias de la inteligencia de Estados Unidos.

Los americanos fueron directamente al grano y dijeron a sus interlocutores que están dispuestos a retirar sus tropas del norte de Siria a cambio de tres condiciones: 1) garantías de que Irán se retirará del sur de Siria; 2) de que las compañías petroleras americanas participarán en la explotación del petróleo y el gas sirio; y 3) de que Siria compartirá con EEUU información sobre los terroristas que operan en su territorio.

De acuerdo con las fuentes sirias de Al Akhbar, los sirios rechazaron las tres condiciones. Respondieron recordando que EEUU es una fuerza de ocupación en Siria que debe marcharse porque entró sin el permiso del gobierno. Dijeron que Irán y Hizbolá fueron invitados por el gobierno legítimo de Damasco. Y añadieron que las compañías americanas podrán participar en las extracciones de Siria a través de terceras compañías, pero no directamente debido a la actitud de Estados Unidos en la guerra siria.

https://blogs.publico.es/balagan