¿A quién mataría un coche autónomo en un accidente inevitable?

Una macroencuesta a más de dos millones de personas plantea que es preferible salvar a los peatones jóvenes

El coche autónomo deberá tomar decisiones humanas en cuestión de segundos
El coche autónomo deberá tomar decisiones humanas en cuestión de segundos – Fotolia

Un tranvía sin frenos corre fuera de control por una vía que se bifurca en dos caminos. En uno, un filósofo malvado ha atado a cinco personas a los raíles, por lo que si elegimos esta vía, morirán arrollados. Podemos evitar esta tragedia al pulsar un botón que nos desviará por otra vía alternativa, pero en ella también hay una persona atrapada que fallecerá inevitablemente si elegimos esta opción. ¿Pulsaría el botón, aunque signifique la sentencia de muerte para un ser humano? Este es el conocido «dilema del tranvía», creado por la filósofa británica Philippa Foot para comprender cuál es la mejor opción moral para la mayoría de la sociedad en una situación en la que el fatal desenlace es seguro.

Aunque pueda parecer anticuado, la realidad es que está más en boga que nunca, aunque en clave tecnológica. ¿Qué pasa si ante un accidente mortal ineludible, la decisión debe tomarla un coche autónomo? Estos vehículos sin conductor se programan de antemano –e incluso aprenden– de las circunstancias normales de la carretera. Pero, ¿y cuándo es la máquina la que elige en cuestión de segundos si ante un accidente mortal asegurado debe dirigirse hacia una persona más joven, un anciano, un niño o una mujer?

Sobre este dilema han estudiado investigadores del MIT a través de una macroencuesta a dos millones de participantes pertenecientes a de 233 países. A través del juego online llamado «La máquina moral», les plantearon diferentes opciones. Por ejemplo, si creían que el vehículo sin conductor debía evitar atropellar a los humanos antes que a animales o si las personas que cruzan por lugares prohibidos deben estar penalizadas por encima de las que cumplen la ley. «El estudio básicamente trata de entender los tipos de decisiones morales a las que los automóviles sin conductor podrían tener que recurrir», afirma Edmond Awad, un postdoctorado en el MIT Media Lab y autor principal de las conclusiones del proyecto, que quiere servir para abrir el debate sobre cómo debemos programar a los coches autónomos ante este tipo de situaciones.

Analizando los resultados que se desprenden de casi 40 millones de respuestas, los investigadores hallaron tres elementos aceptados por la mayoría de las sociedades, sin importar su país de origen. Así, la gente prefiere salvar la vida de los humanos por encima de la de los animales; que en caso de tener que elegir, los coches autónomos primen la vida de grupos numerosos por delante de otros con menos personas; y que preserven la seguridad de los jóvenes en lugar de las personas mayores.

Sin embargo, aunque existen estas tendencias generales, hay algunas diferencias dependiendo del país. De hecho, los analistas pudieron observar un patrón de preferencias morales dependiendo de si se trataba de países «del oeste», «del este» o «del sur». Por ejemplo, los encuestados en los estados del sur tenían una tendencia relativamente más fuerte a favor de evitar a los jóvenes en lugar de los ancianos que la media. Por el contrario, en los del este, se registró una mayor preferencia por preservar la vida de personas más mayores.

También se analizaron los resultados dependiendo de la edad, educación, género, ingresos y opiniones políticas y religiosas, pero no encontraron diferencias significativas.

Cómo programar el coche

Awad sugiere que el reconocimiento de este tipo de preferencias debería ser una parte básica para comenzar el debate sobre cómo la humanidad debe programar a los vehículos autónomos, que se postulan como el medio de transporte más extendido en un futuro cercano. «La pregunta es si estas diferencias serán importantes para las personas una vez los vehículos autónomos empleen una regla específica en este tipo de situaciones», señala el investigador.

Más allá de estos resultados de la encuesta, para Awad lo importante sería buscar la aportación de la sociedad en temas de seguridad pública e innovación, como los coches autónomos. «Nuestro objetivo con este proyecto, y que esperamos se vuelva más común, es crear un compromiso público en este tipo de decisiones», concluye.

https://www.abc.es/ciencia

Deja un comentario