Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David SierraDa igual el número de veces que uno se coloque frente a El jardín de las delicias, de El Bosco, o El triunfo de la muerte, de Brueghel el Viejo. Siempre nos sorprenderá un detalle que no habíamos advertido con anterioridad. David Sierra ni se dedica a la pintura costumbrista, ni es holandés, ni nació en el siglo XVI, pero comparte con aquellos maestros el gusto por «esconder» en sus ilustraciones pequeños guiños que requieren de una visualización pausada e, incluso, recurrente a quien quiera encontrarlos.

Aunque a veces, ni con esas es posible descubrirlos. «Me gusta esconder cosas siempre que puedo, detalles que tienes que estar buscando para encontrarlos. Muchas veces soy consciente de que algunos son solo para mí, de que casi nadie se va a dar cuenta de lo que hay detrás, pero pensar en que alguien pueda sorprenderse al encontrarlos me hace mucha gracia. Siempre intento contar algo más de lo que el propio trabajo requiere».

Para Sierra, los letreros y neones antiguos son perfectos escondites para sus minuciosos trazos. «Están llenos de historia y también cuentan otras de grandes ciudades, de pequeñas tiendas… Además, me encanta la tipografía y los letreros son letras que puedes tocar, hechas a tamaño gigante, ¡y con luces! ¿Cómo no me van a gustar?».

Hace dos años, diseñó uno de estos rótulos con las letras de la palabra Yorokobu. Lo llenó de historias y lo presentó al concurso de portadas Hazlo Tú (junto a otra ilustración para la contra). Le sirvió para ganarlo y para añadir una muesca a su trayectoria como ilustrador, tal vez la más importante: «No creo que haya un trabajo en concreto que haya marcado mi carrera. Ha sido más bien una evolución lógica y hecha trabajo a trabajo, poquito a poco… Pero si tuviera que elegir algún trabajo, podría ser sin duda este, por su estilo y repercusión».

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Cuando los encargos y el tiempo se lo permiten, Sierra experimenta: «Me gusta hacer cosas nuevas siempre que puedo. Sin querer perder la particularidad de mi trabajo, intento tener un rango lo más amplio posible de estilos y adaptarme a lo que pida cada tipo de encargo. Que me pidan ilustrar o diseñar cosas que nunca he hecho antes es de lo más divertido de mi trabajo. Y si puedo hacer lo que me dé la gana, combinar ilustración y tipografía, es de lo que más feliz me hace».

El lápiz es un elemento omnipresente en su trabajo. «Siempre empiezo por ahí. Primero el folio y después el ordenador». Lo «manual» es esencial en sus diseños, y por eso trata de enfatizarlo con texturas, imperfecciones… «Y también el trabajo de color, que es algo a lo que le doy mucha importancia, ¡me puedo volver loco probando paletas nuevas!».

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

Sierra achaca ese gusto por lo hecho a mano y por las formas orgánicas («aunque siempre suelen ir acompañadas de una base geométrica») a su formación como diseñador gráfico. Circunstancia que podría estar también detrás de otras de sus «obsesiones»: la tipografía, el color y los pequeños detalles, el toque «un poco retro» de sus composiciones…

Aunque es esa parte de su trabajo que no se ve la que acapara la mayor parte de las manías del ilustrador: «¡Tengo un montón, la verdad! Que todas mis carpetas empiecen con mayúscula, vaciar la papelera y guardar cada tres segundos, nombrar y ordenar de manera compulsiva todas y cada una de las capas de mis PSD… Y tengo una nueva: desde hace un tiempo solo utilizo lápices con goma integrada y, cuando la gasto, dejo de dibujar con ellos!…. De locos, ¿no?»

Desde su estudio, ubicado en su propia casa («lo cual es genial para algunas cosas y no tanto para otras»), Sierra atiende su trabajo siempre con música o el sonido de la radio de fondo. Dice que si le dejaran elegir un proyecto en un futuro próximo, probablemente se encargaría de dibujar un mural en el edificio en el que vive: «¡Es horrible!».

Mientras llega un encargo de tales dimensiones, David Sierra se conforma con ver algunas de sus creaciones en formato gigante en las pantallas de Callao City Lights, donde se expondrá su portfolio durante el mes de octubre.

Las ilustraciones ‘slow’ de David Sierra

POR GEMA LOZANO
https://www.yorokobu.es/sierra/

Deja un comentario