Oler pedos por amor ya es un clásico

Cuánto daño hace el copia/pega. Especialmente al Periodismo. Lo peor es que sean los propios ‘profesionales’ de los medios los que en demasiadas ocasiones se dediquen a ello sin comprobar nada. Es lo que viene ocurriendo desde hace cuatro años con una noticia, falsa, que vuelve a reproducirse ahora, una ‘noticia’ que afirma que, según un estudio, oler las flatulencias de tu pareja tiene numerosos beneficios.

Oler pedos por amor ya es un clásico

Oler pedos por amor ya es un clásico

Sí, la ciencia hay veces que investiga asuntos peculiares pero igual no tanto. En Internet se han utilizado otras veces estudios falsos atribuidos a universidades para tratar de probar las cuestiones más estúpidas, como esos dos bulos, sin duda ideados por hombres, que afirman que mirar pechos femeninos alarga la vida masculina y que la ingesta de semen en su envase original por parte de las mujeres previene el cáncer. Pero este estudio sobre los presuntos beneficios de oler los pedos que citan algunos medios existe y es obra de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, aunque lo que afirma se parece muy poco a lo que dicen ellos.

Oler pedos por amor ya es un clásico

El estudio lo que asegura es que en esa universidad han diseñado y fabricado un compuesto, que han llamado AP39, a base de sulfuro de hidrógeno, que “podría resultar clave en futuras terapias contra la diabetes, los derrames cerebrales, los ataques cardíacos y la demencia”.

Y además, el estudio ya huele un poco, pero a rancio, porque se presentó el 9 de julio de 2014.Entonces, se empezó a divulgar esta fake news en algunos medios del mundo, y ahora volvemos a verla como nueva y veraz en sitios serios y no tan serios, como ya ocurrió en febrero y junio de este año, en noviembre de 2017, en 2016 y en 2015. Es la misma historia inventada de 2014. Si regresa tanto es porque habla de pedos. Y además en pareja.

Interpretaciones diversas

Estudio solo hay uno, y lo único que cita de las flatulencias es que lo que han descubierto huele así de mal, como los pedos o los huevos podridos. No habla de parejas que se dedican ventosidades mutuamente ni de los beneficios de hacerlo. Pero cada cual ha interpretado el asunto a su antojo al publicar la noticia. O a antojo del medio del que la han copiado. Para algunos oler los pedos, de la pareja, es simplemente bueno para la salud, para otros podría prevenir enfermedades como el cáncer, y hay quienes mencionan que oler mutuamente las flatulencias “fomenta los lazos sentimentales y afectivos”.

Oler pedos por amor ya es un clásico

Si ellos lo dicen… Lo cierto es que el estudio citado no habla de eso y, aunque las interpretaciones son variopintas, me quedo con la de un medio llamado Chispa, que en noviembre de 2017 lo tenía clarísimo: “Oler los pedos de tu pareja ayuda a vivir más”. Así de rotundo. Otros menos selectivos hablan de que es bueno oler pedos ajenos simplemente, no necesariamente de tu pareja, con lo cual este estudio sería válido también para singles, que solo tendrían que buscarse un ‘donante’.

Oler pedos por amor ya es un clásico

La necesidad de oler los pedos en “un entorno controlado por especialistas” es otro de los argumentos citados por los medios a tener en cuenta. O que “aún no se han comprobado los beneficios en seres humanos”. Pero puestos a ‘interpretar’…

Más de cuatro años después de presentarse el maloliente compuesto AP39 a través de un estudio, ese trabajo se sigue utilizando en masa para justificar que oler las flatulencias de tu pareja es bueno para la salud. Tampoco ha trascendido en este tiempo pareja alguna que haya llevado a cabo el ‘experimento’, lógicamente. Porque en la práctica, no hace falta ser científico para apreciar que oler pedos de tu pareja, o de quien sea, no parece una buena terapia. Y menos contar que estás en tratamiento.

Luis M. García

https://blogs.publico.es/bulocracia

Deja un comentario