No me quedo tranquilo

No me quedo tranquilo
GEORGE STEINMETZ (CONTACTO)

PARECEN ESPERMATOZIODES A la espera de que suene la alarma para acudir a una eyaculación. De forma parecida al menos los mostraba Woody Allen en Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo y nunca se atrevió a preguntar. Pero no. Trabajan en un matadero de pollos en Brasil y están haciendo un alto para reponer fuerzas. ¿Asombra o no asombra la fantasía de algunas empresas a la hora de uniformar a sus empleados? He aquí un atuendo de matar pollos que debe de ser muy funcional. Lo que desde luego transmite es una idea de higiene insuperable. La capacidad de organización del ser humano solo es comparable con su tendencia al caos. Lo que no sabríamos decir es si esta imagen representa la anarquía o el orden.

Por un lado, parece que está todo muy controlado para que los obreros no transmitan virus alguno a las aves. Pero por otro da la impresión de que el modo de garantizar ese control es el producto de una mente enferma. No se me entienda mal: soy partidario de la limpieza y de la desinfección. Todo lo que sea profilaxis, signifique lo que signifique profilaxis, me parece bien. Lo que me pregunto es si no había otro modo de lograrla. También estoy de acuerdo en que los sargentos se distingan de los generales, pero yo colocaría menos chatarra en el pecho de los últimos. La bata de los médicos, por ejemplo, es un modelo de contención. Van aseados y pulcros sin necesidad de llenarse la bocamanga de pequeños bisturíes de acero ni filigranas de oro. Ignoro de qué nos vestimos para matar pollos en España, pero prometo investigar porque no me quedo tranquilo. 

https://elpais.com

Deja un comentario