Hacia Ciudad V

Hacia Ciudad V

Viajar un requisito.

Sal de vago. Sal y

desciende. Salvo

los jediondos o

hediondos que,

dice C, nunca viajan,

pero no es cierto.

 

 

Un muchacho ebrio

de cara delgada

salvaje aleataba

con las manos y

cantaba—un gallo

un tipo de payaso

 

 

mientras el tren

se sumergía

en las inmensas

gargantas

hacía la llanura,

orgasmos horrendos

ascendían a su garganta.

 

 

Pinche pata de perro

viejo o perra vieja,

no es lo mismo,

nunca es lo mismo. Perro

pícaro, gordo y homosexual,

 

 

ruega por nosotros.

Por mi culpa,

por mi culpa,

por mi gran pinche culpa.

Vagar sería algo así como

salir de los límites.

 

 

Así fue—que los más inocentes

habitantes del mundo

descubrieran por fin

lo que era.

 

—John Pluecker

 

* Este poema toma frases del libro de Graham Greene, The Lawless Roads, en su traducción al español hecha por J.R. Wilcock.

John Pluecker es un traductor y escritor estadounidense. Miembro del Taller de Escritura de Macondo, ha expuesto su trabajo en el Blaffer Museum, Hammer Museum, Project Row Houses y otros lugares. Ha publicado numerosos libros traducidos del español al inglés. Su trabajo se nutre de las poéticas experimentales, las estéticas radicales y la producción cultural trans-fronteriza. En 2010, co-fundó el colaborativo transdisciplinario Antena y en 2015 el colectivo local de interpretación para la justicia social Antena Houston.

Revista

Deja un comentario