Inéditos: Poemas de Mariela Malhue

Inéditos: Poemas de Mariela Malhue
IMAGEN: ORDILEI CALDEIRA, CONTEMPORARY INSCRIPTIONS (2011)

Abrir o cerrar los ojos, desconfiar del lenguaje, aproximarse a los objetos con el cuerpo, describir esta aproximación con palabras, volver a errar, afianzar la desconfianza, seguir intentándolo mientras la lengua sigue su curso. En estos poemas inéditos de Mariela Malhue (Santiago, 1984) la imposibilidad de la palabra le hace espacio al instante previo a la escritura para que el cuerpo o la respiración sean el lugar de la incertidumbre.

Hay cosas que tardan en volverse fáciles
el tiempo de establecer un límite ante el agobio
enaltecer la orfandad ante la certeza
tomar el nombre propio como título de una estructura
La designación de orden siempre espera un repertorio para oponerse
¿acaso la práctica del vocablo intemperie
va a cooperar con la aparición de un vigor en la sangre?
Insistimos en la generación de nuevas vías
pero repetimos el tropiezo
No puedo retener el aire mucho tiempo
cuando la pendiente acentúa su hastío

La dirección que deben tomar las palabras se otorga
en la mudez de un campo vacío
Dialogamos como una forma de rescate de nuestra sangre que brota huérfana
Huyo de la posibilidad de una idea
como si fuera una excusa para interrumpir los respiros
Una lengua homogénea no es la afición en la cual repito mi especie
ni la zona donde recobro el agua para mi cuerpo
Los gestos actúan sobre mis órganos para que tome una velocidad
El riesgo de apropiarse de la desconfianza
explica la pesadumbre en los trayectos
El movimiento de la boca se traba en el intento ficticio del habla
La obstrucción
es la nitidez con que me enfrento a los objetos

La intención de un átomo preexiste a la escritura
Su composición depende de pequeños gestos inaccesibles a la vista
previos al dominio de una mano sobre la letra
Sostengo cierta fe en que mi respiración es un gesto continuo
incluso si la idea de la muerte ha venido a elaborar su guarida en mi boca
Todo lo que nombramos es una ficción para sostener el cuerpo diariamente
una ortopedia que decora de sentido el vaciamiento
Como la templanza del que no recibe sonido
y tampoco lo entrega

El estado de la materia no significa una certeza
La música me deja por un momento ver tu nombre
Máquinas emiten un sonido coherente
Muéstrame la utilidad de las cosas
tu rostro cerca un lago de otro tiempo
Tengo un arco pero nada para lanzar
La maqueta de un pájaro que sobrevuela la ciudad
da la misma sombra que un pájaro verdadero
Las cartas proveen un texto por venir


Desatiendo la presencia de una imagen
Entre líneas discontinuas se comunica un deseo
Un ojo se forma por su erradicación
Volumen
masa
velocidad
se ahogan en el esfuerzo por recobrar la entereza
Mi nombre se borra de las cosas que uso
organizo la mirada de los objetos
provoco un ruego que vuelva a la tierra

El viento incomoda a los elementos
traslada un rito hasta su origen
Un cerro repite su forma y te corre de la escena
Temo que el agua sobre un rostro lo haga desaparecer
Del signo se desprende una sombra
Los ruidos exceden la búsqueda bajo el oleaje de las sílabas
Lo que digo es para evitar de antemano
que todas las combinaciones posibles
ahoguen la sensación de imprevisto

Un punto del plano se acerca a un eje pero nunca lo toca
Una operación expresa este hecho sin narrarlo
En el ojo desemboca un dolor inexpresable
Para toda liturgia se presta una medición
Si los tejidos se acumulan la piel interrumpe su circuito
Nodos se agrupan para mostrar el desencanto
Es torpe el intento por no revelar falla
Pensé que ellos iban a morir y fui yo quien enfermó
La carne se deteriora sin pedir ayuda
No existe una tendencia natural a la desaparición


Foto Mariela Malhue

MARIELA MALHUE (Santiago, 1984). Licenciada en pedagogía con mención en castellano por la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación y egresada de psicología por la Universidad de Buenos Aires. En el 2010 publica su primer libro, Estancia y doméstica, por Libros del Perro Negro; el 2015 la plaquette Facciones de un trayecto, por Paisanita Editora (Buenos Aires), y en 2016 la plaquette online Diagramar una ruta para huir del invierno, por La Ubre Amarga (Cochabamba). Ha participado de las antologías Nunca nunca (Lingua Quiltra), Kumedun / Kumewirin. Antología poética de mujeres mapuches (siglos XX-XXI) (Lom) y Devenir isla. Hacia una cartografía de poetas cubanas y chilenas (Cinosargo). Actualmente prepara los libros Frontera pasaje y El libro de las renuncias.

https://jampster.cl/

Deja un comentario