LOS OJOS DEL AMOR

La imagen puede contener: una o varias personas, cielo, exterior y primer plano

El, que había confesado no haber estado nunca enamorado, la miró, como solo miran los ojos del amor y fue inminente la mirada, murieron las nubes, el cielo resplandeció ante ellos, se abrieron los corazones y una música acompaño su camino.
El agua que entre sus pies descalzos se resbalaba entre un chapoteo lento, fue testigo, las olas se enamoraban locas, el mar se mostró tranquilo y las algas bailaban al son de una serenata. 
El, que jamás tuvo muestra de cariño y ella que fantiosa derrochaba como caudales por todos los poros de su piel, calor, unieron los cuerpos, revolotearon los pajarillos a su alrededor, mientras agarrados de las manos supieron encontrar lo que tanto deseaban, alguien a quien querer como solo se quieren los amantes, los esclavos del amor y la pasión.
Ella correspondió su beso como gaviota sedienta posa su pico en la orilla y él que jamás tuvo unos labios ardientes y furtivos junto a los suyos nació en aquel momento, un hombre nuevo se forjó, sintió campanas en el alma e incrédulo volvió a besar sus labios con la sed que provoca el primero de los besos… no hubo ninguna duda a que el amor se les había cruzado, no se sabe si cupido tenía ese rato libre o si planeaba la tarea desde antes, nunca hubo amor más hermoso, ni dicha más grande… déjate querer, le proclamaba con su arco y su flecha y después marchó…
Dejó el aire lleno de caricias bajo su vuelo, se amaron hasta desvanecer, jamás hubo amor más hermoso, el y ella, ella y él, perdiéndose en el fuego de la pasión, ella y él, él y ella escribieron esta historia, y sus bocas se perdieron en suspiros…
… y sus ojos se miraron como solo miran los ojos del amor…

La imagen puede contener: océano, cielo, exterior, agua y naturaleza

© Maria De Los Angeles Viangel Garcia Martin

Deja un comentario