Un hongo de 1.000 millones de años puede reescribir la historia de la vida

El fósil descubierto en Canadá adelanta 500 millones de años la aparición de esta familia, que es parte del mismo grupo de organismos conocidos como eucariotas, de los que surgieron las plantas y los animales

El fósil de hongo descubierto en Canadá

Un nuevo descubrimiento científico puede convertirse en toda una revolución en cuanto a lo que creíamos saber sobre el origen de la vida. Y todo tiene que ver con el hallazgo un «simple» hongo que dataría de hace 1.000 millones de años. Teniendo en cuenta que hasta ahora se creía que estos organismos aparecieron hace 500 millones de años y que de alguna manera están emparentados con los animales y las plantas, es comprensible el revuelo creado en la comunidad científica.

Los especímenes fósiles desenterrados recientemente en Canadáy analizados utilizando la última tecnología de datación parecen retrasar la llegada de los hongos a los primeros lugares de la vida en tierra, según el estudio publicado en la revista «Nature» y firmado por Corentin Loron, un estudiante de doctorado de la Universidad de Lieja (Bélgica), quien junto a un equipo de la universidad examinaron los microfósiles para determinar la composición química de sus células.

Los fósiles de hongo vistos al microscopio
Los fósiles de hongo vistos al microscopio – Universidad de Lieja

Encontraron la presencia de quitina, una sustancia fibrosa que se forma en las paredes celulares de los hongos, y examinaron la edad de la roca en la que se encontraron los fósiles por su proporción de elementos radiactivos. Así es como concluyeron que los microfósiles tenían entre 900 millones y 1.000 millones de años.

Loron afirma que el hallazgo es significativo porque en el «árbol de la vida», los hongos son parte del mismo grupo de organismos conocidos como eucariotas, de los que surgieron después los vegetales y los animales. «Esto significa que si los hongos ya estaban presentes hace alrededor de 900 o 1.000 millones de años, también deberían haberlo hecho los animales», aseguró para AFP.

Los hongos se encuentran entre los organismos más abundantes del planeta y son el tercer mayor contribuyente a la biomasa globaldespués de las plantas y las bacterias. Son seis veces más pesados wue la masa de todos los animales combinados, incluidos los humanos, y entre ellos hay especímenes como el Armillaria gallica, cuya edad se estima en los 2.500 años y ocupa una extensión tan grande como la del Vaticano.

https://www.abc.es/ciencia

Deja un comentario