¿Qué es lo que provoca realmente el “olor a lluvia”?

¿Qué es lo que provoca realmente el "olor a lluvia"?

SERGIO PARRA

En estos calurosos días, si se desencadena una tormenta muchas son las personas que dicen poder captar un característico “olor a lluvia”. Sin embargo, el olor a lluvia no procede de la lluvia en sí.

¿Qué es lo que origina el olor?

Petricor

Momentos antes de un evento de lluvia, un olor “terroso” conocido como petricor impregna el aire. La gente lo describe como almizclado, fresco, generalmente agradable. El término petricor, petrichor en inglés, fue creado en 1964 por dos geólogos australianos, Isabel Joy Bear y R. G. Thomas. Apareció por primera vez en la revista Nature.

Este olor en realidad proviene de la humectación del suelo. El petricor es una combinación de compuestos químicos fragantes. Algunos son de aceites procedentes de las plantas.

Con todo, los principales contribuyentes del petricor son las actinobacterias. Estos pequeños microorganismos se pueden encontrar en áreas rurales y urbanas, así como en ambientes marinos. Descomponen la materia orgánica muerta o en descomposición en compuestos químicos simples que luego pueden convertirse en nutrientes para el desarrollo de plantas y otros organismos.

Durante un período prolongado de sequía, cuando no ha llovido durante varios días, la tasa de actividad de descomposición de las actinobacterias se ralentiza. Justo antes de un evento de lluvia, el aire se vuelve más húmedo y el suelo comienza a humedecerse. Este proceso ayuda a acelerar la actividad de las actinobacterias y se forma más geosmina.

Cuando las gotas de lluvia caen al suelo, especialmente las superficies porosas, como la tierra suelta o el hormigón áspero, salpican y expulsan partículas diminutas llamadas aerosoles. La geosmina y otros compuestos de petricor que pueden estar presentes en el suelo o disueltos dentro de la gota de lluvia se liberan en forma de aerosol y son transportados por el viento a las áreas circundantes.

Si la lluvia es lo suficientemente fuerte, el olor a petricor puede viajar rápidamente a favor del viento y alertar a la gente de que la lluvia es inminente.

En 2015, científicos del MIT utilizaron cámaras de alta velocidad para mostrar cómo este olor se introduce en el aire. Para esto filmaron gotas de lluvia cayendo en dieciséis superficies diferentes, variando la intensidad y altura de la caída, como podéis ver en el vídeo de arriba.

El olor finalmente desaparece después de que la tormenta haya pasado y el suelo comienza a secarse.

https://www.xatakaciencia.com

Deja un comentario