“Capitán Zheimer”, el cómic infantil sobre el alzheimer salta a la animación

La serie, que verá la luz en unas semanas, tiene el objetivo de trasladar valores sociales a los niños, como la importancia del respeto y la relación con las personas mayores, especialmente aquellas afectadas por el alzheimer.

El Capitán Zheimer
El Capitán Zheimer

Tras años de enseñar a los más pequeños lo que es el alzheimer a través de las viñetas del español Nacho Golfe, el Capitán Zheimer da ahora el salto a la animación con una serie que persigue ayudar a niños y familias en la convivencia con esta enfermedad.

Cada episodio, de unos siete minutos de duración, tiene una moraleja, transmite enseñanzas y además mezcla pequeñas lecciones de historia con entretenimiento”, explica el productor ejecutivo del proyecto, Ximo Rovira, valenciano de 57 años.

La serie, que verá la luz en unas semanas, fue presentada en la jornada de clausura del 30 Cartoon Forum de Toulouse, la gran cita de la animación europea, en vísperas del Día Internacional del Alzheimer, que se celebrará este sábado.

Capitán Zheimer nació como una obra teatral para niños y se convirtió en una serie de novelas gráficas de la mano del lápiz de Nacho Golfe.

Ahora “Capitán Zheimer” evoluciona hacia el audiovisual para transformarse en un personaje animado de la mano de la productora valenciana Loopy Teller Studio, que se encarga de la ilustración y la animación.

La serie cuenta las aventuras del señor Nicolás, profesor de historia jubilado, abuelo y compañero de juegos de Greta y su pandilla de amigos.

Cuando los niños se enteran de que el profesor padece alzheimer lo convierten en su propio superhéroe, el “Capitán Zheimer”, y comienzan a viajar en el tiempo a través del libro de historia que escribió antes de retirarse.

Este mágico libro les abre la puerta del túnel del tiempo para viajar a cualquier momento y lugar de la Historia, lo que les permite vivir aventuras con dinosaurios, gladiadores o mayas.

La serie tiene el objetivo de trasladar valores sociales a los niños, como la importancia del respeto y la relación con las personas mayores, especialmente aquellas afectadas por el alzheimer.

El argumento se despliega en dos ideas: manejar los conflictos familiares si hay una persona con alzheimer en casa y dejar caer algunas pinceladas históricas didácticas para los niños.

Este proyecto tiene, además, una implicación personal y busca “ayudar a los niños y las familias que en su entorno más cercano tengan a alguien con esta enfermedad, que son desgraciadamente cada vez más”, dijo Rovira.

Los padres de Greta son los encargados de explicar a los niños cómo pueden ayudar al abuelo a través de recuerdos, en este caso gracias al libro, pero también con estímulos como la música o las fotografías.

El objetivo es enseñar a los niños a colaborar y no a frustrarse, a entender que su abuelo o abuela se está comportando de un modo raro no porque haya dejado de quererles, sino porque tiene una enfermedad”, explicó Rovira.

“Hay que transmitirles que no es el corazón lo que tienen averiado, sino el cerebro, y que siendo pacientes pueden ayudarles”, añadió.

Rovira indicó que su intención es “adaptar e incluso desarrollar este modelo en otros países, quizá derivar el cómic, además de adaptarlo a tabletas o videojuegos, hacia proyectos formativos en las escuelas”, ya que considera que la serie tiene “una dimensión educativa”.

El proyecto cuenta ya con los fondos necesarios para financiar el capítulo piloto, que se está produciendo y verá la luz hacia noviembre, y estudia ahora expandirse al mercado internacional. 

https://www.publico.es/internacional

Deja un comentario