Destructores de mundos

El pesimismo sobre el futuro del planeta es una opción real; la probabilidad de la catástrofe planetaria ya fue adelantada por físicos, astrofísicos, neurólogos y escritores de sci-fi

OtrosGuardarEnviar por correoImprimirJESÚS MOTA26 SEP 2019 – 17:00 CDT

James Gray da instrucciones a Brad Pitt en el rodaje de 'Ad Astra'
James Gray da instrucciones a Brad Pitt en el rodaje de ‘Ad Astra’

Aunque son diferentes, un tono oscuro, marcado por un diapasón común, une marginalmente a Ad Astra con Interstellar. El cine, comunicación popular a la postre, empieza a predicar un profundo pesimismo antropológico para explicar la destrucción potencial del planeta. “Somos destructores de mundos”, proclama un personaje de Ad Astra; somos una especie depredadora, colonizadora, se dice explícitamente en Interstellar. Este pesimismo antropológico es simple y aterrador: la especie humana ha nacido para esquilmar un planeta y saltar a otro donde pueda proseguir fríamente con la misma operación. La verosimilitud de este diagnóstico tiene dos fundamentos al menos tan probables como el optimismo voluntarista dominante. Uno, el capitalismo es incompatible (o poco compatible, elíjase lo que proceda) con una explotación moderada de los recursos de la nave espacial Tierra (Kenneth Boulding); dos, el individuo, solo o en colectividad, es reacio a prescindir de satisfacciones presentes para garantizar beneficios futuros.

La probabilidad de la catástrofe fue adelantada por físicos, astrofísicos, neurólogos y escritores de sci-fi. Percibieron las sombras del apocalipsis diferido en los años noventa y precisaron detalles inquietantes en la primera década del siglo XXI. Sabían que el pesimismo era una opción real, porque está en la naturaleza del escorpión matar aquello sobre lo que vive. Sin remisión.

https://elpais.com

Deja un comentario