Patología

Resultado de imagen para rio con patos

Casi todos los días paso al lado del pequeño río que cruza una población en la que no vivo pero trabajo. Como el trabajo no es vida sino que es algo que hacemos para “ganarnos la vida” parece pertinente esa diferencia. Confieso que no soy de esas personas que siempre han hecho lo que han querido.      El pequeño río trae una suficiente corriente de agua, está encauzado por muros de unos 2 metros de altura. Entre las piedras, en algún remanso, hay patos. Debo de sentir una extraña pasión por estas aves. Me llaman mucho la atención. Son animales muy graciosos. Yo me quedo a menudo mirándolos, me paro para observarlos. Estoy seguro de que un niño asociaría este pueblo con sus patos. Ellos nadan con elegancia, vuelan muy bien -un vuelo nervioso, agitan muy rápido las alas- andando son muy torpes. Graciosa torpeza. Hay personas a las que les pasa algo semejante: se manejan mal en sociedad -que sería como ir a ras de suelo- pero en su pensamiento -en el vuelo del pensamiento- pueden estar conversando con Platón. Como elAlbatros, de Baudelaire.        Si esta atracción por los patos es motivo de tratamiento declaro que tengo una patología.

Publicado por Francisco Alba 

http://selvadevariaopinion.blogspot.com/

Deja un comentario