Los humanos de mente plana

El rechazo a la ciencia y la ascensión de los nacionalismos autoritarios están conectados

ELIANE BRUM

En junio se deforestó en la Amazonia un 88% más que el año anterior.
En junio se deforestó en la Amazonia un 88% más que el año anterior. PABLO ALBARENGA

Los Gobiernos autoritarios de países como Brasil y Estados Unidos han mostrado que puede ser imposible impedir las catástrofes resultantes del calentamiento global. No estamos enfrentando solo una crisis climática. También una profunda negación de todo lo externo. Desde que la verdad se desconectó de los hechos y se convirtió en una elección personal, el mundo de fuera ha dejado de existir para cada vez más gente.

La desconexión puede ser una reacción de parte de la especie a algo tan inmenso como el cambio del clima. Es una hipótesis. Los proyectos de extrema derecha que se multiplican por el globo usan esa negación para conquistar el poder. Es un hecho. Los científicos afirman que tenemos poco más de una década para impedir que la temperatura suba más de 1,5 grados. Sin embargo, ¿cómo hacer que la población entienda esta ciencia puntera si aumentan los que defienden que la tierra es plana? Un estudio del instituto de investigación Datafolha muestra que el 7% de los brasileños rechaza la idea de que el planeta es redondo. En Estados Unidos, el movimiento que duda de la curvatura de la tierra está ganando cada vez más visibilidad. Esta parte de la población global no solo niega evidencias conocidas desde hace 2.000 años. Representa el extremo de un fenómeno amplio de odio a la ciencia y de negación del mundo, justo cuando más necesitamos la ciencia y cuando ya se ha vuelto imposible negar el mundo.

El rechazo a la ciencia y la ascensión de los nacionalismos autoritarios están conectados. Sin embargo, lo que presenciamos ya es la siguiente etapa. Brasil es, una vez más, el laboratorio del planeta. Primero, el canciller Ernesto Araújo afirmó que el calentamiento global era un complot marxista. Después, el Gobierno avanzó hacia la etapa de destrucción de los hechos. En junio se deforestó en la Amazonia un 88% más que el año anterior. El ministro contra el Medio Ambiente, Ricardo Salles, ha afirmado que la deforestación “relativa” de la Amazonia es cero. El ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, el general Augusto Heleno, ha declarado que estos números están “manipulados”. Si fueran verdaderos, dice, “la selva ya sería un desierto”. Toda la información que no conviene se considera falsa.

Ni siquiera un eremita puede escapar de la crisis climática. Ya no hay cavernas donde ocultarse. El problema es que la caverna de hoy es el ombligo de cada uno. Su mundo acaba ahí, donde la vista alcanza. Lo que no ve no existe. Lo que no entiende puede borrarse. Lo que teme es mentira. En estas mentes planas lozanean los Gobiernos autoritarios. Gobernar contra la realidad parece agradar a la parte de la población que ha desistido del mundo y se ha refugiado en la estrecha planicie de su cerebro.

Traducción de Meritxell Almarza

https://elpais.com

Olvidada después de la misión Apolo, la Luna está de regreso

 KENNETH CHANG 

Olvidada después de la misión Apolo, la Luna está de regreso
El reciente descubrimiento de agua dentro de los cráteres polares de la Luna ha fomentado en parte el renovado interés de visitar el satélite natural de la Tierra. CreditJPL/NASA

Al parecer, ahora todos quieren ir a la Luna.

En enero, Chang’e-4, una nave espacial china robotizada que incluye un pequeño explorador, se convirtió en la primera en descender en el extremo lejano de la Luna. India tiene el objetivo de lanzar este mes a Chandrayaan-2, su primer intento por llegar a la superficie lunar. Incluso una pequeña nave israelí sin fines de lucro, SpaceIL, este año intentó enviar un pequeño módulo de aterrizaje robotizado, pero se estrelló.

En las próximas décadas, las botas que usen los visitantes de estos y otros países podrían plasmar sus huellas en el polvo lunar. China está tomando un enfoque lento pero constante y prevé la primera llegada de sus astronautas a la Luna en aproximadamente un cuarto de siglo. La Agencia Espacial Europea ha presentado el concepto de una “aldea lunar” internacional que algunas personas vislumbran para 2050, más o menos. Rusia también ha expuesto planes de enviar astronautas a la Luna para 2030, finalmente, pese a que muchas personas tienen dudas acerca de que pueda costearlo.

En Estados Unidos, que envió a veinticuatro astronautas a la Luna de 1968 a 1972, las prioridades cambian con los caprichos del congreso y de los presidentes. No obstante, en febrero, la NASA de pronto se vio impulsada a retomar su ritmo cuando el vicepresidente Mike Pence anunció la meta de volver a poner a los estadounidenses en la Luna para 2024, cuatro años antes de lo programado con anterioridad.

“La NASA está muy motivada”, comentó en una entrevista Jim Bridenstine, excongresista de Oklahoma y piloto de la Marina elegido por el presidente estadounidense, Donald Trump, para ser el administrador de la agencia. “Ahora tenemos un rumbo muy claro”.

Para India, llegar a la Luna pondría de manifiesto sus avances tecnológicos. China se posicionaría como una potencia mundial fuera del planeta. Para Estados Unidos y la NASA, ahora, la Luna es una escala evidente en el camino a Marte.

La fascinación con la compañera celestial de la Tierra no se limita a los Estados nación. Un grupo de empresas se han puesto en fila con la esperanza de ganar contratos de la NASA para llevar experimentos e instrumentos a la Luna. Blue Origin, la empresa de cohetes creada por Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon, está desarrollando un módulo de aterrizaje grande que espera vender a la NASA para llevar cargamento —y astronautas— a la superficie de la Luna.

Los ojos puestos en otros trofeos

Olvidada después de la misión Apolo, la Luna está de regreso
El sistema de lanzamiento espacial de la NASA. Este cohete transportará a los estadounidenses a la Luna y más allá. Después de varios retrasos, podría ser lanzado en 2020 o 2021. CreditJameson Simpson

Durante tres décadas después de que terminó el programa Apolo, pocas personas pensaron en la Luna. Estados Unidos había vencido a la Unión Soviética en la carrera a la Luna. Después del Apolo 17, la última visita de los astronautas de la NASA en 1972, los soviéticos enviaron a la Luna unas cuantas naves espaciales robotizadas, pero pronto también perdieron interés en seguir explorando allí.

En esos años, la NASA centró su atención en la construcción de transbordadores espaciales y de la Estación Espacial Internacional. Sus exploradores robotizados se dirigieron más lejos para explorar Marte con mayor profundidad, así como el cinturón de asteroides y los mundos exteriores del sistema solar.

Bridenstine señala que, ahora, una de las primeras razones para acelerar un regreso a la Luna es reducir las posibilidades de que los políticos vuelvan a cambiar de opinión. Habría un alunizaje en 2024 cerca del final del segundo periodo de la presidencia de Trump, si este ganara la reelección el próximo año.

“Creo que es triste que no hayamos regresado a la Luna desde 1972”, mencionó Bridenstine. “Ha habido intentos anteriores. Nunca se han materializado”.

La NASA ha denominado Artemisa al nuevo programa de la Luna, como la hermana de Apolo en la mitología griega. Su primera misión será una prueba sin tripulación del Sistema de Lanzamiento Espacial, un gran cohete que ya se está desarrollando. Está programada para finales de 2020, aunque muchas personas esperan que el lanzamiento se recorra a 2021.

El segundo vuelo —el primero con astronautas a bordo— sería en 2022 alrededor de la Luna pero no alunizaría.

En el tercer vuelo, en 2024, los astronautas primero viajarían a Gateway, un puesto de avanzada que orbita alrededor de la Luna, y de ahí tomarían otra nave espacial a la superficie lunar, en algún lugar cerca de su polo sur.

Bridenstine, junto con otros funcionarios de la NASA, ha dicho en varias ocasiones que Artemisa llevará a la Luna a “la primera mujer y al siguiente hombre”.

¿Y por qué regresar?

Olvidada después de la misión Apolo, la Luna está de regreso
Chandrayaan-2 de la Organización de Investigación Espacial India. La nave india ha orbitado la Luna y Marte, pero todavía no ha descendido en otro mundo. Este módulo está programado para lanzarse en julio.CreditJameson Simpson

¿Ahora hay un impulso priomordial por ir en estampida a la Luna? El descubrimiento de que allí hay agua, en especial hielo en la profundidad de los cráteres polares donde nunca brilla el sol.

Esa es una fuente invaluable de agua potable para los astronautas que en el futuro visiten la Luna, pero también de agua que puede descomponerse en hidrógeno y oxígeno.

El oxígeno podría proporcionar aire que se pueda respirar; el oxígeno y el hidrógeno también podrían emplearse como carburante para los cohetes. De este modo, la Luna o una estación para recargar combustible que la orbite podrían servir de escala para que las naves espaciales llenen sus tanques antes de alejarse más dentro del sistema solar.

“Si podemos hacerlo, la Gateway se convierte en un almacén para combustible”, señaló Bridenstine.

Un momento crítico en el resurgimiento del interés por la Luna se dio en 1998 con la Lunar Prospector, una sonda espacial de la NASA pequeña y poco costosa. Alan Binder, un científico planetario que trabajaba en Lockheed Martin, concibió la Lunar Prospector como una forma de dar seguimiento a los rastros de agua congelada en los cráteres sombreados y de mostrar una forma de llevar a cabo misiones espaciales a precios regalados.

En 2005, la NASA puso en marcha planes para el Proyecto Constelación, una flota de cohetes nuevos y más grandes, cápsulas y módulos de aterrizaje, que planeaba construir. Michael Griffin, el entonces administrador de la NASA, lo describió como “el programa Apolo con esteroides”.

Sin embargo, durante la siguiente década, el entusiasmo por la Luna volvió a decaer.

Los retrasos y los costos excesivos asolaron al Proyecto Constelación. El gobierno de Barack Obama, quien comenzó su administración al inicio de la Gran Recesión, lo canceló en 2010 y en su lugar emprendió un rumbo diferente cuyo objetivo era un asteroide.

Posteriormente, el gobierno de Trump volvió a cambiar el rumbo de la NASA. El siguiente destino de la NASA ya no eran los asteroides, sino de nuevo la Luna.

Cómo obtener dinero de la Luna

Olvidada después de la misión Apolo, la Luna está de regreso
Blue Moon de Blue Origin. Jeff Bezos, fundador de Amazon, espera que la NASA compre espacio en su nave para transportar cargamento y al final astronautas a la Luna. CreditJameson Simpson

Mientras los gobiernos titubeaban, los empresarios habían comenzado a compartir ideas sobre posibles proyectos empresariales relacionados con la Luna.

En 2007, la Fundación X Prize anunció un gran premio de 20 millones de dólares, financiado por Google, que se otorgaría al primer equipo privado que pudiera poner un módulo de aterrizaje robotizado en la Luna.

Para los equipos competidores, el desafío fue financiera y técnicamente mucho más difícil de lo esperado. Incluso después de que se amplió el plazo varias veces, el premio caducó el año pasado sin que hubiera ganador.

Sin embargo, aunque ninguna empresa pudo hacerse acreedora al premio mayor, muchas de ellas no han descartado a la Luna como una oportunidad empresarial.

Los beneficios de la Luna podrían incluir el helio-3 extraído del suelo lunar, que potencialmente es un combustible para los futuros reactores de fusión nuclear, a pesar de que los reactores de fusión nuclear concretos todavía se encuentran a décadas de distancia.

Podría haber una oportunidad para las empresas que envíen las cenizas de seres queridos a la Luna como homenaje. También, algunas empresas privadas podrían llevar cargas útiles para investigaciones científicas. Por ejemplo, el extremo lejano de la Luna podría ser ideal para telescopios ópticos y radiotelescopios debido a que ahí no tendrían interferencia terrestre.

Con estos posibles negocios, el Lunar X Prize podría resultar un éxito, pese a que no hubo ganador.

En otro momento, la NASA hubiera diseñado y lanzado su propia nave especial para llevar a cabo esas tareas. La agencia había comenzado a ir por ese rumbo con Resource Prospector, un explorador que perforaría el suelo a un metro de profundidad para extraer sustancias como hidrógeno, helio, nitrógeno, dióxido de carbono y agua.

Pero la agencia canceló la misión del Resource Prospector y pagará, en cambio, a empresas comerciales para que lleven allá sus cargas útiles. Muchas de las empresas compitieron por el Google Lunar X Prize o son empresas que aprovechan la tecnología desarrollada por esos equipos.

Nuestras estrellas no tienen la culpa

Los intentos de la NASA por llegar a la Luna para 2024 dependerán de que los financie el congreso. La NASA ha solicitado 1600 millones de dólares más para el año fiscal de 2020, y Bridenstine le dijo a CNN el mes pasado que el calendario acelerado podría tener un costo total de 20.000 a 30.000 millones de dólares, lo que provocará temores de que el dinero pueda desviarse de otras partes de la NASA para pagar el proyecto Artemisa.

Ahora, Bridenstine afirma que tal vez el precio no sea tan elevado. “Creo que podría ser bastante menos de 20.000 millones de dólares”, comentó. “Digo eso porque muchos de nuestros socios comerciales están dispuestos a invertir su dinero en esto”.

Sin el apoyo de los republicanos y los demócratas, el programa de la Luna podría volver a tropezar, señaló.

“Mi meta es asegurarnos de que estamos considerando una gama muy equilibrada y que no pisemos ninguna mina terrestre política, cosa que ha sucedido en la historia de la agencia”, afirmó Bridenstine. “En mi opinión, debe ser bipartidista y apolítica”.

https://www.nytimes.com/es

Transición hacia la tierra prometida

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es foto_2.jpg

Después de casi cuatro meses en la isla de Lesbos nos toca cerrar una etapa y centrarnos en nuestro nuevo destino. Pero antes de pasar página creemos importante compartir algunas reflexiones sobre la realidad en el borde de Europa:

  • La situación en la isla y en los campos sigue siendo totalmente insostenible. La cronificación de esta situación solo genera más frustración entre las personas refugiadas. Sentimientos de desesperación e incertidumbre se apodera de la vida en los campos. Así como frustración e incomprensión también entre los habitantes autóctonos de la isla que siguen sin saber hasta cuando esta situación se va a mantener así.
  • La resiliencia de las personas refugiadas es un valor admirable. Después de meses, incluso años viviendo en un campo, con una incertidumbre absoluta sobre sus vidas y en unas condiciones que son totalmente inhumanas, su sonrisa es, en muchos casos, su respuesta ante esta situación. Las ganas de aprender nuevos idiomas, de adaptarse a una nueva cultura y estilos de vida y su deseo de una vida mejor, son para muchos las armas para combatir el injusto e inhumano trato que la Unión Europea ejerce sobre ellos.
  • Es importante conocer la situación, pero todavía más ser conscientes de la responsabilidad que como ciudadanos europeos tenemos. No solo en la configuración de los gobiernos que marcaran las políticas tanto a nivel nacional como europeo. Sino también desde una vertiente humana de implicación con el mundo que nos rodea y no focalizar todos nuestros recursos y atención a nuestra vida personal y particular.

Debatir, discutir y construir conjuntamente conocimiento y planteamientos que permitan a nuestra sociedad y al mundo en general avanzar hacía un escenario más justo y humano para todas las personas.

Transición hacia la tierra prometida
Estatua de la libertad de Lesbos con el Open Arms navegando rumbo al puerto de la isla.

Actualmente nos encontramos ya en nuestro nuevo destino. Un destino que nos abre una puerta a una nueva realidad en crisis, Palestina.

Mucho se ha escrito ya sobre el conflicto Palestino-Israelí, así que no vamos a descubrir aquí el legado histórico de más de 70 años de opresión, injusticia y ocupación. Lo que vamos a intentar en los próximos meses es retransmitir y compartir cómo es la situación actual y cómo el pueblo palestino vive día a día el constante abuso de las fuerzas de ocupación israelíes.

Una de las cosas que ocurre con más frecuencia en determinadas zonas de Palestina son las demoliciones. Una tónica habitual de las fuerzas de ocupación israelíes para intentar expulsar al pueblo palestino de sus tierras.

La ley y autoridad israelí declara como “construcciones ilegales” las viviendas de gran parte de pequeños pueblos y villas, especialmente en la zona de las colinas del sur de Al Khalil (Hebrón) y del norte de valle jordano.

Estas acciones se llevan a cabo sin importar la propiedad legal de las tierras, que en la mayoría de los casos pertenece a las familias palestinas que residen en la zona. Mientras a su vez la administración israelí cede terreno y facilita la construcción de nuevos asentamientos de colonos así como la ampliación de los que ya existen.

Transición hacia la tierra prometida
Asentamiento de colonos israelitas colindante con el pueblo palestino de Umm Al Khair, al sur de Hebrón.

Esta técnica pretende expulsar poco a poco al pueblo palestino de sus tierras ya sea mediante la demolición de casas, construcciones para el ganado, instalaciones para la canalización del agua, torres de electricidad,…e incluso ataques violentos de colonos apoyados por los soldados israelíes.

Pese a las incansables protestas de los propietarios de las tierras se siguen viviendo hoy en día constantes episodios de demoliciones, lo que implica no solo destruir las casas de las familias sino destruir también sus ilusiones y esperanzas. Aún así, el pueblo palestino sigue resistiendo día a día sin ninguna intención de dar su brazo a torcer y ceder el más mínimo palmo de terreno a Israel.

Seguiremos viendo los próximos meses como esta realidad impregna la sociedad palestina y como la resistencia se organiza para combatir a un enemigo cargado de armas y dinero pero sin alma ni razón.

https://blogs.publico.es/ivan-rivera/

La persecución de los emigrantes

Resultado de imagen para Trump ha decretado la expulsión de EEUU de todos los emigrantes

Trump ha decretado la expulsión de EEUU de todos los emigrantes que no hayan podido legalizar su estancia. Algunos llevan veinte años ininterrumpidos en el país. Se han casado allí y tenido hijos, han creado empresas y trabajado en numerosos oficios, llevan una vida ordenada según las leyes estadounidenses, saben inglés y hasta se encuentran bien allí y defienden “su estilo de vida”.

Las órdenes presidenciales permiten detener en cualquier sitio: los domicilios, la calle, el trabajo, el cine, el supermercado, el colegio, la Universidad, a los señalados por el poderoso dedo del mandatario. Las madres y los padres serán separados de los niños y de las niñas, y los matrimonios entre sí, diferenciados los que tengan la nacionalidad estadounidense de los que no la hayan obtenido. Ni los mayores ni los menores serán indultados.   Se los llevarán esposados en furgones de policía a algún centro de detención o campo de concentración del siglo XXI, allí, hacinados, mal alimentados y sin atención sanitaria ni legal, permanecerán un tiempo indeterminado hasta que se organicen los trenes que han de deportarlos. Como en los trenes de la película de Costa Gravas, Amen, los nuevos perseguidos recorrerán las enormes extensiones de ese gran país hasta las fronteras o los puertos o los aeropuertos donde serán entregados… ¿A quién? ¿dónde?

Eso es indiferente. Indiferente para Trump, para la policía que cumpla las órdenes y para la mayoría de la ciudadanía que lo consiente.  La película Amén, de 2002, dirigida por Costa-Gavras, narra la complicidad con que la Santa Sede y varios países del mundo toleraron que el régimen nazi de Alemania avanzara en el exterminiode judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Está basada en la obra de teatro El vicario de Rolf Hochhuth.

Como dice Eli Wiesel, lo peor de la época nazi no fueron los gritos y la persecución de los malos sino el silencio de los buenos. Excepto algunas manifestaciones, escasas de asistencia, en varias ciudades cuyos mandatarios se han posicionado en contra de las órdenes de Trump, la mayoría del país permanece ajena a la nueva tragedia que se está desarrollando en su país, y en el mundo.

Caravanas de gentes que huyen de Centroamérica hacia la tierra prometida de EEUU y que son detenidos en las fronteras y devueltos o encerrados como animales dañinos. Algunos niños han muerto asfixiados, desnutridos, golpeados. Madres separadas de sus hijos, niños que gritan desesperadamente cuando se les arrebata de los brazos de su padre, hombres y mujeres exhaustos, arrastrando sus pocas pertenencias, por campos y ríos y desiertos, huyendo del hambre, de la persecución, del maltrato, de las detenciones, de la muerte.

En el sur de Europa barcas y pateras y embarcaciones precarias en las que otras gentes intentan atravesar los 14 kilómetros del Estrecho de Gibraltar para morir entre sus olas o ser rescatados por las guardias costeras para volver al encierro, los malos tratos y las deportaciones. Campos de exterminio en Libia. Algunos héroes y heroínas que se atreven a desafiar las órdenes de los gobernantes fascistas que prohíben desembarcar su cargamento humano en los puertos sobre los que gobiernan, son detenidos, encarcelados y procesados. ONGs que intentan, tan esforzadamente, mantener el nivel de conciencia social que se construyó sobre miles de víctimas en los siglos anteriores no son apoyadas por los gobiernos de nuestros países.        Esta Europa, donde escribo, considerada el paraíso sobre la Tierra, puesto que aquí impera la Ley que protege los derechos humanos y las libertades fundamentales, no ha conseguido en cinco años la adquiescencia de sus gobernantes para que se aceptaran unas miserables cuotas de acogida de refugiados. Piénsese que, como en todas las situaciones, entre los miserables que huyen también existen clases: no se puede respetar igual a un emigrante económico que a un refugiado o a un huido de alguna guerra demandante de asilo, ni mucho menos si son mujeres, destinadas por la biología a ser carne de explotación sexual de los hombres.

Ni los mandatarios de esta Europa, continente de libertades y derechos, están protegiendo a los desesperados del mundo que huyen de las guerras y la miseria que han provocado, ni sus ciudadanías están indignadas con tales políticas. Porque yo no veo manifestaciones masivas en las calles de Alemania ni de Francia ni de España protestando contra estos crímenes. Ni siquiera han promovido una campaña continuada contra tales iniquidades que la izquierda de esos países indujera.

Al igual que en el artículo anterior pregunto, ¿cómo está reaccionando la izquierda española? ¿Qué denuncia en los foros dónde se halla presente? ¿Qué escribe en los medios donde publica? ¿Qué dice en las redes sociales que arden con las polémicas sobre la teoría queer? ¿Qué movilizaciones prepara para enfrentarse a las infames actuaciones de los mandatarios que ordenan que los barcos no recalen en sus puertos, que persiguen a las organizaciones humanitarias que desobedecen sus órdenes, que encarcela a los rescatadores, que amontona en campos de concentración a los huidos?

Algunos comentaristas reclaman a Alberto Garzón que se pronuncie sobre el drama existencial que está viviendo Unidas Podemos y su adlátere Izquierda Unida, pero nadie le exige que se ponga a la cabeza de la lucha contra la represión de la emigración. ¿Y las organizaciones de Izquierda Unida, qué hacen? Minúsculas actividades de barrio, mientras la antes visible e influyente Área de la Mujer está muda y desaparecida.

¿Y qué dice el Movimiento Feminista, que no lo oigo? ¿He perdido la capacidad auditiva y la lectora? Encerrado con un solo juguete: sus problemas personales, no se pronuncia sobre ningún tema que no afecte directamente a sus componentes.

En este momento crucial de la sociedad humana del siglo XXI, la fuerza que ha adquirido el MF en España no está siendo utilizada ni para acceder al poder político, al que ha renunciado orgullosamente, haciendo alarde de ello, ni siquiera para ser una fuerza influyente en él. Y ahora, en este ardoroso verano, ¡¿cómo se va a organizar para protestar por el secuestro, tortura y expulsión de los emigrantes en EEUU?! Ni en Grecia ni en Turquía ni en Libia.

Las elecciones últimas han dado la mayoría en el Parlamento  al PSOE y auguran un gobierno de ese color, y también han llevado a sus diputados al Parlamento con el mayor grupo de la Cámara, y Comunidades y ciudades importantísimas han ganado mandatarios progresistas. ¿Y en qué se nota?

https://blogs.publico.es/lidia-falcon/

Todo es posible en la América de Trump

El magnate tiene mucho dinero para la campaña y tiempo suficiente para consolidar su sólida base electoral, mientras los demócratas se despedazan en unas largas y duras primarias

FRANCISCO G. BASTERRA

Donald Trump durante la celebración del Día de la Independencia de EE UU, en Washington, el pasado 4 de julio.
Donald Trump durante la celebración del Día de la Independencia de EE UU, en Washington, el pasado 4 de julio. BRENDAN SMIALOWSKI AFP

Cada 4 de julio Estados Unidos, un país muy joven, celebra en la calle su cumpleaños como nación, en un acto ciudadano masivo con un sano patriotismo cívico que en España sería impensable. No es una jornada política, sino una gran verbena colectiva, con conciertos, bailes, fuegos artificiales (el 90% importados de China), barbacoas, para recordar cómo se gestó su nacimiento y cómo ha llegado hasta hoy. La celebración se aprovecha para reflexionar sobre el estado de America the beautiful, o no tan preciosa.

Trump se apropió el viernes 4 de julio de la fiesta nacional,cuya celebración central tiene lugar en el Mall de Washington, la imperial avenida que conecta el Monumento a Lincoln con el Capitolio. El presidente tuvo la ocurrencia de sembrar de tanques el Mall, pronunciar un discurso indebido, presidir un desfile aéreo, y homenajear sin motivo alguno a sus invencibles ejércitos.

Trump aseguró que pronto volveremos a la luna y luego plantaremos la bandera en Marte. Y tuvo el cuajo de elogiar la unidad nacional, que ha reventado en sus dos primeros años como presidente. Y el colmo, los republicanos acotaron zonas de la fiesta como de pago, para ricos empresarios amigos donantes a la causa, que pagaron entrada. Nunca en la historia se había cobrado el 4 de julio en Washington. Pero Trump confunde el negocio con la institución que representa.

El presidente creía celebrar su cumpleaños confundiéndolo con la fiesta nacional, produciendo un show televisivo para su mayor gloria y alimentar la campaña de su reelección. El país está ya en modo electoral. Qué gran manera de utilizar, prostituyéndola, la imagen de Lincoln, bajo cuya severa efigie en mármol habló Trump. Porque todo es posible en América, como afirmaba la famosa canción de West Side Story. Sobre todo bajo la presidencia de Trump. Incluso que logre un segundo mandato de 4 años en 2020. La bolsa estadounidense ha cerrado su mejor junio desde 1938; la economía ha sumado 224.000 nuevos empleos el mismo mes, lo que podría aliviar la presión de la Reserva Federal para subir los tipos de interés. El ciclo virtuoso ya supera una década.

Trump tiene mucho dinero para la campaña y tiempo suficiente para consolidar su sólida base electoral, mientras los demócratas se despedazan en unas largas y duras primarias que el presidente no tendrá que penar. Pero sobre todo posee el gran altavoz de la Casa Blanca. Con su política agresiva ha hecho tablas, de momento, con China. Ya sabe que las guerras comerciales no son buenas ni fáciles de ganar, como fanfarroneaba.

¿Quo vadis demócratas? Por lo visto en sus primeros debates televisados, se inclinan hacia una izquierda que produce alergia en la mayoría electoral. Seguro sanitario con un solo pagador, el Estado, acabando con los seguros privados; el mismo tratamiento penal a los inmigrantes irregulares que a los con papeles. Sea lo que sea lo que esto signifique, se inclinan, afirma el presidente, hacia el socialismo democrático. Si el candidato demócrata a la presidencia se consolida en esta línea asegurará la reelección de Trump.

https://elpais.com

Reloj de arena

Los que llevan las de perder con todo este tráfico mundial de ‘arenodólares’ son los ciudadanos que viven junto a los ríos, es decir 3.000 millones de personas

JAVIER SAMPEDRO

Los ‘rapa nui’ no pararon hasta talar el último árbol de la Isla de Pascua, condenando así a la muerte a su propia civilización
Los ‘rapa nui’ no pararon hasta talar el último árbol de la Isla de Pascua, condenando así a la muerte a su propia civilización TERRY HUNT

Pregunta para el Trivial: ¿cuál es el producto que se extrae más de la tierra? El petróleo, dirá el más listo. Error. Es la arena. Sí, esa cosa que pisan en la playa los veraneantes y que los antiguos ponían en una doble ampolla de vidrio para medir el tiempo. Al igual que en esa ampolla, la arena se nos está agotando en el planeta. El crecimiento de la población humana y su tendencia a migrar hacia las ciudades están convirtiendo el hormigón en uno de los bienes más demandados de India, China y África. Y el hormigón se hace con arena, al igual que el cemento y el vidrio. Y al igual también que los chips de silicio que todos llevamos en el bolsillo.

La arena es un bien natural, qué duda cabe, pero a la naturaleza le cuesta Dios y ayuda fabricarla. Una playa, por poner un ejemplo tonto, es el producto de siglos y milenios de la erosión paciente y tozuda que las olas infligen a las rocas y las conchas de los moluscos. Si uno extrae una poca de vez en cuando, el dios Neptuno repondrá sin rechistar la arena perdida. Si uno, en cambio, extrae a más velocidad de lo que Neptuno puede restaurar, está incurriendo en una práctica insostenible, el nombre técnico del pan para hoy y hambre para mañana. Pan para ti hoy y hambre para tu hijo mañana. La arena se convierte así en una metáfora de la enfermedad económica de nuestro mundo. Mette Bendixen y sus colegas de cuatro universidades analizan el mercado de la arena en Nature.

Todo exceso tiene su víctima, y en este caso no es precisamente la empresa que extrae el producto. La arena útil para la industria es la que bordea los ríos. Las playas aportan muy poca cosa al total planetario, y las arenas del desierto, aunque crecientes, son tan finas y globosas que no hay forma rentable de molerlas. Los que llevan las de perder con todo este tráfico mundial de arenodólares son los ciudadanos que viven junto a los ríos, es decir, 3.000 millones de personas que pronto aspirarán a constituir la mitad de la población mundial. Bendixen y sus colegas presentan fotos de satélite que muestran la desaparición desde 2010 de las arenas fluviales del río Umgi, en el norte de Bangladés, y cómo la extracción en el río de las Perlas, el tercero más largo de China, ha dañado el entorno, dificultado la obtención de agua y desgastado los muelles y los puentes.

El comercio de arena es conocido, pero casi nadie parece inclinado a documentarlo de manera fiable. Por ejemplo, Singapur dice haber importado en la última década 80 millones de toneladas de arena de Camboya, pero Camboya solo admite haber exportado tres toneladas. Con estos mimbres contables, cabe temer que el expolio de los sedimentos fluviales siga hasta que se hayan agotado por completo. Es el estilo de la isla de Pascua, donde los Rapa Nui no pararon hasta talar el último árbol de la isla, condenando así a la muerte a su propia civilización.

La arena se agota en el reloj, y que sea arena no significa que sea una cuestión menor que los diamantes o el coltán de tu teléfono. Los investigadores calculan que hay extracción ilegal de arena en nada menos que 70 países, y documentan cientos de muertes en la última década, sobre todo en India y Kenia, relacionadas estrechamente en las guerras no declaradas del tráfico de arena. Ya puedes volver a la playa.

https://elpais.com

Los mejillones de California se están cociendo -literalmente- con la ola de calor


Strambotic

Los mejillones de California se están cociendo -literalmente- con la ola de calor

Foto: Jackie Jones.

Los humanos y el resto de los animales sufrimos la ola de calor, pero siempre podemos aprovechar nuestras patas para refugiarnos en una sombra, meternos en la ducha o entrar con cualquier excusa en la óptica para disfrutar del aire acondicionado. Pero imagínate por un momento ser un mejillón, y estar pegado a una roca de por vida, absorbiendo calor a través de tu concha negra y sin posibilidad de escape. El resultado es mortal por necesidad.

Eso es lo que está sucediendo a los mejillones de la costa de California, una zona que, al igual que Europa, está viviendo una intensa ola de calor estos días, con los termómetros superando cotidianamente los 40ºC.

La bióloga Jackie Sones, de la reserva Bodega Marine, ha sido la primera en dar la voz de alarma: mientras llevaba a cabo su investigación sobre estrellas de mar se encontró un dantesco espectáculo en los acantilados rocosos de la reserva: “cientos o tal vez miles de mejillones muertos, su carne naranja brillando al sol, sobre un lecho de algas blanqueadas” también por el potente sol, según describe en Bay Nature. La investigadora está recibiendo informes en el mismo sentido de otras playas a lo largo de la línea costera de 200 kilómetros.

Los mejillones de California se están cociendo -literalmente- con la ola de calor

Algas blanqueadas en la reserva de Bodega Marine. Foto: Jackie Jones.

La temperatura en superficie ronda los 27ºC, pero en las recalentadas aguas de la costa superan los 40ºC, alcanzando casi el punto de cocción de los mejillones.

La agonía de los mejillones puede repercutir en el resto del ecosistema costero, advierte Sones: “Los mejillones son conocidos por ser “especies fundamentales”, el equivalente a los árboles en un bosque: ofrecen refugio y hábitat para muchos otros animales, así que cuando impactas en su hábitat central las consecuencias se extienden al resto del sistema”.

“Definitivamente, estos eventos se están convirtiendo en más severos y más frecuentes”, afirma el biólogo marino Christopher Harley en declaraciones a The Guardian. “Los mejillones son el canario de la mina para el cambio climático, solo que este canario provee de alimento y hábitat a otros cientos de especies”.

Visto en Bay Nature, vía The Guardian. Con información y fotos de Bodega Head.

https://blogs.publico.es/strambotic/

INVESTIGACIÓN HALLA QUE ESTADOS UNIDOS LLEVA LA MAYORÍA DE SU BASURA DE PLÁSTICO A PAÍSES SUBDESARROLLADOS

Y ESO ES UN PROBLEMA ECOLÓGICO Y DE SALUD MUY GRANDE

INVESTIGACIÓN HALLA QUE ESTADOS UNIDOS LLEVA LA MAYORÍA DE SU BASURA DE PLÁSTICO A PAÍSES SUBDESARROLLADOS

Vivimos en un mundo en el que en algunos lugares del océano el plástico es más común que el plancton. Y en la forma en la que lidiamos con nuestra basura hay, como podría esperarse, sucios secretos.

Una importante investigación del diario The Guardian halló que Estados Unidos dirige mucha de su basura a países subdesarrollados, pese a que promueve internamente que la basura sea reciclada de manera limpia y organizada en fábricas. Según The Guardian, cientos de miles de toneladas de plástico son llevadas en barcos a países en los que no se tienen muchas regulaciones sobre la basura y donde hay mano de obra barata. El problema con esto es que existen crecientes reportes de que esta basura está produciendo problemas ambientales y de salud en estos países, que, por si fuera poco, ahora tienen que lidiar con la basura de los países ricos. Por otro lado, procesar la basura tan lejos del lugar de origen es poco ecológico.

Al parecer países como Bangladesh, Laos, Etiopía o Senegal son algunos de los que en los últimos años han empezado a manejar cada vez más basura estadounidense, luego de que Hong Kong, el país que más plástico estadounidense procesaba, dejó de hacerlo tras nuevas regulaciones chinas. Ahora que los chinos ya no quieren la basura, los países más pobres reciben esta masa tóxica de plástico. Se cree que más del 70% de la basura de plástico que generan los estadounidenses, seguramente la potencia mundial en generación de basura per capita, es tratada en otros países. La siguiente gráfica de The Guardian muestra cómo se distribuye la basura:

INVESTIGACIÓN HALLA QUE ESTADOS UNIDOS LLEVA LA MAYORÍA DE SU BASURA DE PLÁSTICO A PAÍSES SUBDESARROLLADOS

El plástico y otros materiales no biodegradables se han convertido en un enorme problema de contaminación y afectación del medioambiente. Este problema se exacerba por el hecho de que en general a las personas no les interesa saber qué pasa con su basura, sólo quieren que alguien se la lleve. Lo único que suele importar es poder seguir manteniendo un estilo de vida de la más holgada comodidad.

https://pijamasurf.com

Censura anticonstitucional a Otegi

Censura anticonstitucional a Otegi

Ayer España vivió uno de los momentos más negros en la historia de la democracia. No me refiero a la entrevista a Arnaldo Otegi en el Canal 24 horas de TVE, sino a los intentos anticonstitucionales de censura por parte de los llamados partidos constitucionalistas. Ayer, en pleno siglo XXI, la derecha española representada por PP, Cs y Vox intentaron hurtar a la ciudadanía el derecho recogido en el artículo 20 de la Carta Magna, que determina que todas las personas tienen derecho a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión, al tiempo que indica que esto no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

Resulta lamentable que la derecha, cada vez más ultra en todas sus ramificaciones, impida escuchar el testimonio del líder de un partido político democrático, EHBildu, que se ha constituido en Euskadi como una de las formaciones que más ayuntamientos gobierna. Amordazar a un representante político de un partido como EHBildu, que va cobrando más peso año a año y que, para el pesar de esa España intransigente, ha jugado un papel esencial en el cese del terrorismo de ETA, es una barbaridad. Porque si las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como la sociedad española en general y la vasca en particular han sido protagonistas en la desaparición de ETA, el espacio político abierto por EHBildu no puede menospreciarse como hace una parte de la población.

La entrevista que tuvo lugar anoche, esa de la que tantas personas se atreven a opinar hoy sin siquiera haberla escuchado, fue la primera vez en mucho tiempo en que se pudo oír la voz de Otegi, que ha cumplido la pena impuesta por la justicia, a pesar de que el mismo Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo sentenció que no había tenido un juicio justo. La ciudadanía tiene derecho a formar su propia opinión sobre él y sobre EHBildu escuchándolo en primera persona, no en base a lo que los exaltados de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal dicen.

Las víctimas mortales de ETA desde 1968 se cifran en 864. Una auténtica tragedia; una barbaridad que jamás debió ocurrir porque aquella violencia jamás estuvo justificada. Las mujeres asesinadas por la violencia de género, sólo desde 2003, superan las 1.000 víctimas… y siguen sumando. Ojalá que todas esas personas a las que les importa más escuchar de boca de Otegi una condena a ETA en lugar de verle realizar movimientos políticos encaminados hacia la paz, fueran tan contundentes en la condena de la violencia de género, en lugar de aliarse con quienes la banalizan o, incluso, que la fomentan promoviendo la prostitución.

La realidad es una: EHBildu y Otegi rechazan el terrorismo, reconocen su responsabilidad en el dolor causado -incluso diciendo barbaridades como apostillar “más daño del necesario”– y están comprometidos con la construcción de la paz. Totalmente de acuerdo en que hay muchos hechos que se le pueden reprochar, pero ¿avanzamos en esa construcción de la paz centrándonos en esos reproches en lugar de dar voz a quien elección tras elección cuenta con más apoyo de la ciudadanía? Porque si de reproches hablamos, no podemos obviar que el terrorismo de Estado de los GAL, entre 1983 y 1987, asesinó a más de 25 personas en sus atentados, así como que más del 60% de los crímenes de la guerra sucia contra ETA siguen impunes. Si queremos centrarnos en las condenas de crímenes atroces, comencemos por lo anterior, porque esta derecha rancia, heredera de un modo un otro del franquismo, condene esa Dictadura que tanto daño hizo y sigue haciendo a España. Ni lo han hecho ni lo harán, pero quienes queremos avanzar en una democracia real que no llega, no nos quedamos anclad@s en eso… como Otegi no se cogerá un mes de baja por las barbaridades que ayer la derecha y ultra-derecha dijeron de él.

https://blogs.publico.es/david-bollero

El terrorismo será el pretexto de Trump para fabricar el casus belli contra Irán

Resultado de imagen para El terrorismo será el pretexto de Trump para fabricar el casus belli contra Irán


Ya no cuelan las Armas de Destrucción Masiva ni el envío de antrax a Estados Unidos en sobres, por lo que el gobierno de Trump se está centrando en mostrar al mundo que Irán -otra nación reserva mundial de Oro Negro, y de una ubicación estratégica-, es el país más terrorista del planeta al que para salvar a la especie humana debe aplastarlo.

El Secretario de Estado Mike Pompeo ha confesado ante el Senado que los abogados están buscando vínculos entre Teherán y Al Qaeda: su objetivo es desempolvar la Ley de Autorización para el Uso de la Fuerza Militar (AUMF) – aprobada después del 9/11, que permite al presidente atacar a las fuerzas terroristas sin el consentimiento del Congreso. Da igual que estudios como el realizado por Nelly Lahoud en 2018 para el Think tank New America, y basado en unos 470.000 archivos desclasificados relacionados con Bin Laden, no hayan mostrado contactos entre la República Islámica (RI) y al Qaeda para cometer actos terroristas. El comandante general del Ejército británico de la coalición anti-ISIS, Chris Ghika tampoco ha visto provocaciones de Irán contra las tropas aliadas en Oriente Próximo. Y aun así, Trump ha incluido al ejército de los Guardianes de la Revolución Islámica (GRI) de Irán en su lista de grupos terroristas, por ende, objetivo de ataques militares.

Paralelo a los extraños y repentinos sabotajes a los intereses de Estados Unidos y de sus aliados en Oriente Próximo, Pompeo acusa a Teherán y los socios de haberlos cometido: es consciente de que la verdad la posee el primero que la cuenta, y que los demás sólo podrán confirmarla o desmentirla. El ex jefe de la CIA dispara primero e interroga después al cadáver. Así, ha vinculado a Irán a un atentado reivindicado por los talibanes con coche bomba el 31 de mayo que hirió a cuatro soldados de EEUU y mató a varios civiles afganos; otro con misiles a la sede de unas empresas estadounidenses en Basora, Irak; y, la guinda, el sabotaje con minas y torpedos a cuatro barcos en el Golfo de Omán de propiedad saudí, emiratí, noruego y japonés. Lo curioso es que, Shinzo Abe -aliado japonés de Trump, que el día después del incidente estuvo en Teherán-, ni siquiera lo mencionó en sus encuentros con las autoridades de la RI. Está por ver cómo un poderoso ejercito como el iraní, en vez de hundir dichos petroleros, envía a unos buzos para colocarles minas lapa, como si se tratase de unos terroristas aficionados. Sin embargo, uno de los buques había sido golpeado por un torpedo, que no por una mina: ¡Que los satélites aclaren su procedencia! Es más, si aceptáramos la versión chapuza de Pompeo de los hechos, GRI sería un grupo terrorista nada al uso, por negar su participación. Pues, dichas bandas siempre reivindican sus atentados justamente para mostrar su poderío y obtener algo al enemigo.

Afortunadamente, en estos incidentes no ha habido muertos, pero la coalición saudí-emiratí bombardea desde el 2015 y a plena luz del día no solo a los barcos de refugiados, hospitales, escuelas, mercados o viviendas de los yemenís, sino que ha matado, en colaboración con EEUU y Reino Unido, a decenas de miles de ciudadanos del país, y los criminales de la guerra siguen impunes.

¿Habrá un mega atentado?

Los atentados de falsa bandera han sido muy recurrentes en la historia, aunque algunos han sido reconocidos y otros no: el incidente del Golfo de Tonkin, en el que EEUU simuló un inexistente ataque de fuerzas de Vietnam del Norte a su armada con el fin de justificar su invasión a Vietnam; la “Operación Susannah” (nombre de la novia de uno de los implicados) lanzada por Israel en 1954 contra el Egipto de Jamal Abdel Nasser, en la que puso bombas en las propiedades de Estados Unidos y Gran Bretaña (sí, ¡sus aliados!) en El Cairo, culpando a organización Hermandad Musulmana. Su objetivo era arrastrar a dichas potencias a una confrontación bélica con Nasser, y provocar una guerra civil en el país. Israel reconoció la autoría en 2005, o sea, 51 años después. El atentado más famoso, el 11S, sigue siendo investigado por El Movimiento por la Verdad del 11-S (9/11 Truth Movement). Las mentiras utilizadas para apoderarse de los recursos y el suelo de Yugoslavia, Irak, Afganistán, Libia, Sudán, Yemen y Siriadestruyendo decenas de millones de vidas, muestran hasta qué punto la verdad siempre es la primera víctima de las guerras.

Ahora hay que esperar la noticia. El régimen de Trump es consciente de que la única forma de reclutar la opinión publica de Estados Unidos en favor de otra terrible guerra es un gran atentado con víctimas mortales estadounidenses que muestre lo cruel y lo peligroso que es la RI, no sólo para sus ciudadanos o para Oriente Próximo, sino para el mundo mundial. Atención al tweet del senador Lindsey Graham: “Está claro que en las últimas semanas Irán ha atacado a oleoductos y barcos de otras naciones y ha creado corrientes de amenaza contra intereses estadounidenses en Irak. … Si se activan las amenazas iraníes contra el personal y los intereses estadounidenses, debemos ofrecer una respuesta militar abrumadora.” Por lo que, la (más) militarización del Golfo Pérsico no responde a una “diplomacia de cañonero” para disuadir a Irán; de hecho, la expulsión de Rex Tillerson del gobierno, fue el fin de la diplomacia del gobierno de Trump.

Sería la culminación de las guerras políticas, económicas e incluso cibernéticas -que podrán intensificarse-, contra Irán: en 2012 el virus Stuxnet fue enviado a las instalaciones nucleares de Natanz, inhabilitándolas. Aquella ciber arma formaba parte de Nitro Zeus, un proyecto de un masivo ciberataque militar contra Irán (que no la República Islámica), que inutilizaría la red eléctrica del país así como su defensa aérea.

EEUU y la RI no siempre han sido enemigos

Es obvio que la República Islámica y EEUU tienen una percepción errónea mutua del otro. Trump ha convertido en su fuente de información a la secta religioso-militar de extremaderecha Muyahedines del Pueblo, a quien Bolton -otro fanático religioso-, prometió en 2018, llevarles “antes del 2019”. Se ha eliminado a todas personas y figuras que podrán paliar los excesos de un presidente con una importante deficiencia no sólo política sino también de inteligencia, convirtiéndole en un peligroso hombre con poder ilimitado. Richard Nixon, el inventor de la Teoría Madman “el Presidente Chiflado”, (presentándose loco por imprevisible) para forzar a los soviéticos a ceder ante sus exigencias bajo la amenaza de apretar el botón nuclear, tenía a su lado a Melvin Laird, su Secretario de Defensa, moderando sus decisiones. Aquel Madman, deprimido por el Watergate y abusador de alcohol, mandó desplegar a los B-52 con carga nuclear rumbo la Unión Soviética. Hoy, individuos como Bolton que ocupan ‘la Trumplandía’ son los que pueden empujar al mundo ante una guerra total.

Estados Unidos ha provocado una enorme tensión con su salida del acuerdo nuclear, violando además el Artículo 2.4 de la Carta de la ONU que prohíbe amenazar la integridad territorial de otras naciones, y poniendo en serio peligro la seguridad alimentaria de 80 millones de personas que viven de la venta de su petróleo, ¡y encima se hace la víctima!

Por su parte, el líder supremo de la teocracia chiita, el ayatolá Jameneí, -persona que decide el destino de Irán, ignorando al presidente y al parlamento-, analiza el mundo con el enfoque metafísico, considerándose como un misionero del mandato divino infalible, que tiene garantizado el triunfo sobre el mal. Aun así, no es ningún suicida: de hecho, no ha autorizado a los GRI responder a los cerca de 200 ataques de Israel a las milicias proiraníes en Siria.


Ya no cuelan las Armas de Destrucción Masiva ni el envío de antrax a Estados Unidos en sobres, por lo que el gobierno de Trump se está centrando en mostrar al mundo que Irán -otra nación reserva mundial de Oro Negro, y de una ubicación estratégica-, es el país más terrorista del planeta al que para salvar a la especie humana debe aplastarlo.

El Secretario de Estado Mike Pompeo ha confesado ante el Senado que los abogados están buscando vínculos entre Teherán y Al Qaeda: su objetivo es desempolvar la Ley de Autorización para el Uso de la Fuerza Militar (AUMF) – aprobada después del 9/11, que permite al presidente atacar a las fuerzas terroristas sin el consentimiento del Congreso. Da igual que estudios como el realizado por Nelly Lahoud en 2018 para el Think tank New America, y basado en unos 470.000 archivos desclasificados relacionados con Bin Laden, no hayan mostrado contactos entre la República Islámica (RI) y al Qaeda para cometer actos terroristas. El comandante general del Ejército británico de la coalición anti-ISIS, Chris Ghika tampoco ha visto provocaciones de Irán contra las tropas aliadas en Oriente Próximo. Y aun así, Trump ha incluido al ejército de los Guardianes de la Revolución Islámica (GRI) de Irán en su lista de grupos terroristas, por ende, objetivo de ataques militares.

Paralelo a los extraños y repentinos sabotajes a los intereses de Estados Unidos y de sus aliados en Oriente Próximo, Pompeo acusa a Teherán y los socios de haberlos cometido: es consciente de que la verdad la posee el primero que la cuenta, y que los demás sólo podrán confirmarla o desmentirla. El ex jefe de la CIA dispara primero e interroga después al cadáver. Así, ha vinculado a Irán a un atentado reivindicado por los talibanes con coche bomba el 31 de mayo que hirió a cuatro soldados de EEUU y mató a varios civiles afganos; otro con misiles a la sede de unas empresas estadounidenses en Basora, Irak; y, la guinda, el sabotaje con minas y torpedos a cuatro barcos en el Golfo de Omán de propiedad saudí, emiratí, noruego y japonés. Lo curioso es que, Shinzo Abe -aliado japonés de Trump, que el día después del incidente estuvo en Teherán-, ni siquiera lo mencionó en sus encuentros con las autoridades de la RI. Está por ver cómo un poderoso ejercito como el iraní, en vez de hundir dichos petroleros, envía a unos buzos para colocarles minas lapa, como si se tratase de unos terroristas aficionados. Sin embargo, uno de los buques había sido golpeado por un torpedo, que no por una mina: ¡Que los satélites aclaren su procedencia! Es más, si aceptáramos la versión chapuza de Pompeo de los hechos, GRI sería un grupo terrorista nada al uso, por negar su participación. Pues, dichas bandas siempre reivindican sus atentados justamente para mostrar su poderío y obtener algo al enemigo.

Afortunadamente, en estos incidentes no ha habido muertos, pero la coalición saudí-emiratí bombardea desde el 2015 y a plena luz del día no solo a los barcos de refugiados, hospitales, escuelas, mercados o viviendas de los yemenís, sino que ha matado, en colaboración con EEUU y Reino Unido, a decenas de miles de ciudadanos del país, y los criminales de la guerra siguen impunes.

¿Habrá un mega atentado?

Los atentados de falsa bandera han sido muy recurrentes en la historia, aunque algunos han sido reconocidos y otros no: el incidente del Golfo de Tonkin, en el que EEUU simuló un inexistente ataque de fuerzas de Vietnam del Norte a su armada con el fin de justificar su invasión a Vietnam; la “Operación Susannah” (nombre de la novia de uno de los implicados) lanzada por Israel en 1954 contra el Egipto de Jamal Abdel Nasser, en la que puso bombas en las propiedades de Estados Unidos y Gran Bretaña (sí, ¡sus aliados!) en El Cairo, culpando a organización Hermandad Musulmana. Su objetivo era arrastrar a dichas potencias a una confrontación bélica con Nasser, y provocar una guerra civil en el país. Israel reconoció la autoría en 2005, o sea, 51 años después. El atentado más famoso, el 11S, sigue siendo investigado por El Movimiento por la Verdad del 11-S (9/11 Truth Movement). Las mentiras utilizadas para apoderarse de los recursos y el suelo de Yugoslavia, Irak, Afganistán, Libia, Sudán, Yemen y Siriadestruyendo decenas de millones de vidas, muestran hasta qué punto la verdad siempre es la primera víctima de las guerras.

Ahora hay que esperar la noticia. El régimen de Trump es consciente de que la única forma de reclutar la opinión publica de Estados Unidos en favor de otra terrible guerra es un gran atentado con víctimas mortales estadounidenses que muestre lo cruel y lo peligroso que es la RI, no sólo para sus ciudadanos o para Oriente Próximo, sino para el mundo mundial. Atención al tweet del senador Lindsey Graham: “Está claro que en las últimas semanas Irán ha atacado a oleoductos y barcos de otras naciones y ha creado corrientes de amenaza contra intereses estadounidenses en Irak. … Si se activan las amenazas iraníes contra el personal y los intereses estadounidenses, debemos ofrecer una respuesta militar abrumadora.” Por lo que, la (más) militarización del Golfo Pérsico no responde a una “diplomacia de cañonero” para disuadir a Irán; de hecho, la expulsión de Rex Tillerson del gobierno, fue el fin de la diplomacia del gobierno de Trump.

Sería la culminación de las guerras políticas, económicas e incluso cibernéticas -que podrán intensificarse-, contra Irán: en 2012 el virus Stuxnet fue enviado a las instalaciones nucleares de Natanz, inhabilitándolas. Aquella ciber arma formaba parte de Nitro Zeus, un proyecto de un masivo ciberataque militar contra Irán (que no la República Islámica), que inutilizaría la red eléctrica del país así como su defensa aérea.

EEUU y la RI no siempre han sido enemigos

Es obvio que la República Islámica y EEUU tienen una percepción errónea mutua del otro. Trump ha convertido en su fuente de información a la secta religioso-militar de extremaderecha Muyahedines del Pueblo, a quien Bolton -otro fanático religioso-, prometió en 2018, llevarles “antes del 2019”. Se ha eliminado a todas personas y figuras que podrán paliar los excesos de un presidente con una importante deficiencia no sólo política sino también de inteligencia, convirtiéndole en un peligroso hombre con poder ilimitado. Richard Nixon, el inventor de la Teoría Madman “el Presidente Chiflado”, (presentándose loco por imprevisible) para forzar a los soviéticos a ceder ante sus exigencias bajo la amenaza de apretar el botón nuclear, tenía a su lado a Melvin Laird, su Secretario de Defensa, moderando sus decisiones. Aquel Madman, deprimido por el Watergate y abusador de alcohol, mandó desplegar a los B-52 con carga nuclear rumbo la Unión Soviética. Hoy, individuos como Bolton que ocupan ‘la Trumplandía’ son los que pueden empujar al mundo ante una guerra total.

Estados Unidos ha provocado una enorme tensión con su salida del acuerdo nuclear, violando además el Artículo 2.4 de la Carta de la ONU que prohíbe amenazar la integridad territorial de otras naciones, y poniendo en serio peligro la seguridad alimentaria de 80 millones de personas que viven de la venta de su petróleo, ¡y encima se hace la víctima!

Por su parte, el líder supremo de la teocracia chiita, el ayatolá Jameneí, -persona que decide el destino de Irán, ignorando al presidente y al parlamento-, analiza el mundo con el enfoque metafísico, considerándose como un misionero del mandato divino infalible, que tiene garantizado el triunfo sobre el mal. Aun así, no es ningún suicida: de hecho, no ha autorizado a los GRI responder a los cerca de 200 ataques de Israel a las milicias proiraníes en Siria.
La RI, desde el Realpolitik, ha entablado relaciones de interés muto con otros presidentes de EEUU, aunque casi siempre de forma secreta. Ya en 1985, recibió en Teherán al coronel Robert McFarlane (uno de los actores del escándalo Irán-Contra), enviado por Ronald Reagan. El militar entregó a las autoridades islámicas una Biblia, un pastel en forma de llave (como símbolo del deseo de apertura), una propuesta de venta de equipamiento militar y de una relación estratégica, en un intento de evitar un acercamiento entre Moscú y el gobierno islámico. La RI, 
ya habían cooperado con Reagan en 1980 para saboteando la reelección del presidente demócrata Jimmy Carter, al no liberar los rehenes de la embajada de EEUU antes de las elecciones.

Pero, las autoridades de la RI no tienen la paciencia de Job: Si no pueden exportar el petróleo y así mantener la paz social en Irán, impedirá que los árabes vendan el suyo y lo harán sin camuflarse. Sería la batalla final: “¡Que mueran conmigo los filisteos!”.

La RI, desde el Realpolitik , ha entablado relaciones de interés muto con otros presidentes de EEUU, aunque casi siempre de forma secreta. Ya en 1985, recibió en Teherán al coronel Robert McFarlane (uno de los actores del escándalo Irán-Contra), enviado por Ronald Reagan. El militar entregó a las autoridades islámicas una Biblia, un pastel en forma de llave (como símbolo del deseo de apertura), una propuesta de venta de equipamiento militar y de una relación estratégica, en un intento de evitar un acercamiento entre Moscú y el gobierno islámico. La RI, ya habían cooperado con Reagan en 1980 para saboteando la reelección del presidente demócrata Jimmy Carter, al no liberar los rehenes de la embajada de EEUU antes de las elecciones.

Pero, las autoridades de la RI no tienen la paciencia de Job: Si no pueden exportar el petróleo y así mantener la paz social en Irán, impedirá que los árabes vendan el suyo y lo harán sin camuflarse. Sería la batalla final: “¡Que mueran conmigo los filisteos!”.

Nazanín Armanian

https://blogs.publico.es/puntoyseguido