El petróleo de Venezuela, las paradojas de EEUU y la crisis de la OPEP

La incertidumbre política de Venezuela coincide con las sanciones simultáneas impuestas por EEUU sobre el petróleo de Irán y Venezuela, así como las continuas interrupciones en el suministro de Libia, como resultado de la agresión de la OTAN. Impedir que las consecuencias de esta situación pongan patas arriba la arquitectura energética mundial es una tarea que supera la capacidad y la habilidad intelectual del actual inquilino de la Casa Blanca y sus asesores.

El logo de la OPEP (OPEC, en inglés), en la sede del cártel petrolero en Viena. REUTERS/Leonhard Foeger
El logo de la OPEP (OPEC, en inglés), en la sede del cártel petrolero en Viena. REUTERS/Leonhard Foeger

Entre los motivos de la presión de EEUU sobre el petróleo venezolano se destacan:

El mundo ha dejado de estar bajo el dominio absoluto de EEUU: Los países sancionados buscarán fórmulas para vender su petróleo, burlándose de los criminales sanciones (que principalmente afectan a las clases más desfavorecidas), y sus clientes, -China, India, Corea del sur, Turquía, entre otros-, encontraran nuevos suministradores. El Departamento del Tesoro de EEUU ha incluido a PDVSA en su lista de organizaciones bloqueadas y amenaza con restringir el seguro de los cargamentos e incluso prohibir las ventas. Aunque Venezuela recobre la estabilidad política, es difícil que recupere su posición dentro del mercado a corto plazo, y eso a pesar de los 300.000 millones de barriles de petróleo que alberga, entre otros motivos porque el aceite de su principal reserva, la Faja del Orinoco, es ultrapasado, y su extracción y refinación cuesta unos 35 dólares el barril (igual que el petróleo de Canadá), en comparación del crudo libio, unos 5 dólares y el de Arabia Saudí 7. Por lo que los precios deberían alcanzar los 90-100 dólares para que su explotación fuese rentable, algo que hoy sucedería quizás por una gran guerra, por ejemplo, contra Irán.

Agoniza la OPEP, nace la NOPEP

La crisis venezolana es otro mazazo a La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), fundada en 1960 por Venezuela, Arabia Saudí, Kuwait, Irán e Irak. Las relaciones “especiales” entre Washington y Riad y la política de “seguridad a cambio de petróleo” han convertido a los jeques en un instrumento de EEUU para manipular la OPEP y los precios en el mercado mundial: en 1983 EEUU y Arabia con el fin de hundir la economía de la Unión Soviética bajaron los precios de los 35 dólares el barril a 10, y hoy hacen lo mismo contra Rusia, Irán, Venezuela o Bolivia utilizando hasta el cadáver de Khashoggi: de 160.72 dólares el barril en junio del 2008 los precios cayeron a 51.99 en enero de 2019.

La escasa demanda del petróleo, la posible desaceleración de la económica mundial (sobre todo de China), así como el exceso de oferta por parte de EEUU, son algunos factores que podrán impedir la subida de los precios por encima de 70 dólares.

Las paradojas de EEUU

  1. Trump tiene que elegir: imponer un embargo al petróleo venezolano o levantar parte del embargo a Irán. Eliminar a ambos del mercado no solo provocaría la rebelión de gigantes como China e India, sino que dispararía los precios. A pesar de que castigar a Venezuela es menos costoso para EEUU y Europa, -ya que Irán ha amenazado que “si no puede exportar su petróleo, nadie lo hará desde el estrecho de Ormuz”-, lo cierto es que en el establishment de EEUU hay presiones por parte de los lobbies israelí y saudí no sólo parar llevar las exportaciones de petróleo iraní a cero, sino bombardear el país.
  2. EEUU necesita, por un lado, precios por encima de los 70-80 dólares el barril para que la extracción del petróleo por fracturación hidráulica fuese rentable (ya que además de los costos de extracción, debe ser refinado al ser un petróleo pesado), y por otro, exige un precio bajo para comprarlo, por el elevado consumo de los derivados de petróleo del país. El 3 de octubre, en la víspera de las elecciones parlamentarias de EEUU, Trump amenazó al rey de Arabia Saudí de que “Podría no estar [en el cargo] en dos semanas” si no bajaba el precio del petróleo de los 86 dólares. Y aunque Salman bin Abdulaziz entonces se sometió, el estado de Arabia Saudí tiene vida propia: necesita dinero para llevar adelante su megaproyecto de “Visión Saudí 2030”, que salvaría su economía de la dependencia del petróleo, ahora que los pozos se están secando. Por lo que, Riad desde la OPEP y en cooperación con Rusia decidió, en enero pasado, reducir la producción en 1,2 millones de barriles para reequilibrar el mercado impidiendo una mayor caída de los precios.

Afirma el ex asesor de Goldman Sachs, Bethany McLean, autor de “América Saudita: La verdad sobre el fracking y cómo está cambiando el mundo” , que la revolución de esquisto de EEUU es un espejismo: no sólo daña el medio ambiente, contamina el agua o provoca sismos, sino que tampoco le conducirá a la independencia energética, y que ya ha creado un inmenso agujero negro financiero: las “60 empresas más grandes de producción no han generado ganancias, ni siquiera han podido cubrir sus gastos operativos y de capital“, afirma. La compañía Enron vinculada a la familia de Bush ha quebrado. EEUU engañó a Europa: le obligó en 2014 a renunciar al gasoducto ruso Nord Stream 2 prometiéndole recibir el ‘gas shale’ estadounidense en un futuro que no llega.

La NOPEP contra la OPEP

Ni el servilismo de los saudíes ha sido suficiente para que Washington respete mínimamente las necesidades de los estados que componen la OPEP, y como no puede convertirla en una sucursal del Departamento de Energía de EEUU planea desmantelarla. El 12 de febrero del 2019, el Comité Jurídico del Congreso de EEUU aprobó el proyecto de ley antimonopolio NOPEP (acrónimo de los Países Productores de Petróleo no pertenecientes a la OPEP, como lo son el Reino Unido, México, Egipto Alaska, EEUU o Rusia) que permite al fiscal general demandar a la OPEP o sus miembros, embargar unos 1000 millones de dólares de las inversiones de Arabia saudí en EEUU, o confiscar los activos de ARAMCO, la compañía nacional de petróleo de Arabia. Para aumentar la presión sobre Riad, Donald Trump puede utilizar JASTA, la ley de Justicia Contra Patrocinadores del Terrorismo, aprobada por el Congreso en 2016 que permite a las víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001 demandar a Riad (¿Y por qué invadieron a Afganistán?).

Si el presidente de EEUU firma el proyecto de ley conseguirá:

  • Hacerse con el control absoluto de los precios,
  • Reducir la influencia rusa en el mercado,
  • Ganarse el título del “héroe del Oro Negro” en una sociedad obsesionada por el culto a los héroes,
  • Bajar el tono de las críticas en el Congreso por sus relaciones “excesivamente” buenas con Arabia Saudita y Rusia, e incluso retrasar un posible juicio sobre “Rusiagate” o los escándalos sexuales en los que es protagonista.

La crisis de la OPEP se ha agravado por:

  1. Convertirse EEUU en el principal productor de petróleo del mundo, debilitando la efectividad de las decisiones de la OPEP.
  2. Disminuir la capacidad de producción de la organización. Una mayor restricción sobre la petrolera estatal venezolana PDVSA, o el embargo de sus activos en extranjero, podrán afectar al suministro de la OPEP. Por el momento, la firma estadounidense Conoco Phillips ha incautado los cargamentos de PDVSA tras ganar un litigio por 2.000 millones de dólares en concepto de deudas pendientes, lo que puede animar a otros acreedores presentar demandas en caso de impago.
  3. La intención de Qatar de salir de la OPEP. A pesar de producir sólo el 2% del petróleo del cártel, y carecer de influencia en el grupo, el papel diplomático de Qatar y la mera presencia del mayor exportador mundial del Gas Natural Licuado es un golpe a la Organzaición y al poderío de Arabia Saudí.
  4. La división en el seno del grupo debido a la debilidad progresiva de la facción Venezuela-Irán-Argelia, a beneficio del sector encabezado por los saudíes. La Venezuela “no bolivariana” será aliada de Arabia, y debilitará la posición de Iran y Rusia en el mercado.

El petróleo hace décadas que ha dejado de ser un combustible fósil para convertirse en un arma de guerra.

Nazanín Armanian

https://blogs.publico.es/puntoyseguido

Tecomán: una tragedia soterrada

El hallazgo de 49 fosas y 69 cuerpos en un pequeño poblado del Estado de Colima refuerza el drama de los desaparecidos en México

Fosas clandestinas
El poblado mexicano de Santa Rosa (Tecomán), donde se han encontrado 49 fosas clandestinas. CÉSAR RODRÍGUEZ

 

En la superficie, sol, palmas y una pequeña comunidad rural. Bajo tierra, 49 fosas clandestinas y 69 cadáveres sin nombre ni apellido. Esa es la tragedia que se escondía en el rincón más alejado de Santa Rosa, una ranchería en la ciudad de Tecomán, en el Estado mexicano de Colima. Todo parece una pesadilla, como si un hallazgo de esa magnitud fuera imposible en una comunidad diminuta en el Estado menos poblado del país. “Nos duele mucho”, lamenta José, un campesino de 68 años. “Esto es un panteón, una carnicería, una chingadera“. El hallazgo de Tecomán ha sacado nuevamente a la superficie la vorágine de la violencia y el drama de los más de 40.000 desaparecidos la misma semana en que México da un nuevo impulso a su Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, una de las apuestas del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para dar salida a esta crisis.

El primer indicio de la mayor narcofosa que se ha encontrado en Colima llegó el 30 de enero por un caso de secuestro. La fiscalía local recibió a las nueve de la noche la noticia de que cuatro hombres raptaron a una mujer y su hija de cuatro meses en Tecomán. Siempre según las autoridades, la policía estatal identificó el vehículo de los secuestradores poco antes de la medianoche y arrestó a dos hombres que llevaban a la bebé en el maletero. Los detenidos señalaron durante los interrogatorios el sitio donde se habían llevado a la madre. Cuando se hizo el operativo de rescate ya no la encontraron hasta días más tarde. En el predio de Santa Rosa, propiedad de un hombre que vive en Estados Unidos, había rastros recientes de comida y artículos femeninos. Uno de los agentes encontró una pala enterrada y lo que parecía ser un cuerpo. El hedor revelaba que el lugar era algo más que una casa de seguridad.

Personal especializado empezó a excavar en el sitio el pasado 3 de febrero. En los primeros tres días se encontraron 11 fosas y 19 cuerpos, así como un terreno aledaño con las mismas características: tierra removida y olor a muerte. Con un nuevo permiso de búsqueda, el tercero, los agentes descubrieron otras 38 fosas y 50 cuerpos más entre el 6 y el 11 de febrero. La mayoría de las fosas eran poco profundas. Algunos cuerpos ocupaban un solo agujero y otros cadáveres se apilaban verticalmente, de acuerdo con imágenes a las que ha tenido acceso EL PAÍS.

Algunos restos eran de hace pocos meses, otros se sepultaron hace más de cinco años y han quedado reducidos a osamentas. Eran tantos cuerpos a lo largo del río Armería que tuvieron que llevarse a morgues de tres ciudades diferentes. La de Tecomán solo tiene capacidad para menos de 20 cadáveres. “Es algo inédito, nuestra infraestructura no está diseñada para recibir tantos cuerpos”, reconoce Gustavo Joya, director de procedimientos de la Fiscalía.

El calor de Tecomán, que roza los 30 grados en invierno, aceleró la descomposición de los cuerpos y ha dificultado la determinación de la causa de muerte y la toma de muestras genéticas, un proceso que puede llevar de uno a tres meses más. Aún no hay detenidos por las desapariciones. Los fiscales dicen que es muy pronto para determinar un patrón en los asesinatos.

En el terreno, el modus operandi tiene atisbos aterradores. “Entraba una camioneta a la ranchería, se escuchaban las detonaciones en el monte, se iban las camionetas y no decíamos nada, no podíamos”, relata José, a un costado del camino de terracería que conduce a la finca donde se hallaron las fosas. Y después, el silencio.

“Todo el mundo conoce a alguien que han matado o secuestrado”, afirma un tecomense de 28 años que pide el anonimato. “Nos ha cambiado la vida para siempre”. Con apenas 130.000 habitantes y enclavado en un paso estratégico de drogas y armas, Tecomán ha sido arrasado por la violencia. En 2015 hubo 38 asesinatos, según datos oficiales. En 2016, 159. En 2017, 223. El año pasado, 191. “Es peligroso porque es como un laberinto, lleno de brechas y montañas, en los que la delincuencia puede operar y emboscar fácilmente”, señala José Pucheta, jefe de la Policía estatal. Las autoridades argumentan que la violencia es generalizada para todo el país; que la poca población del Estado hace que la situación parezca más grave; que los que mueren suelen ser delincuentes, y que la repercusión del caso se debe a que se reconocen estos problemas, mientras que en otros Estados se ocultan.

Colima es un terreno disputado por los carteles de SinaloaJalisco Nueva Generación y la Nueva Familia Michoacana. Manzanillo, la capital económica del Estado, es el puerto comercial más importante del Pacífico mexicano, un punto clave para el trasiego a Estados Unidos y la puerta de entrada para los químicos que llegan desde Asia para fabricar drogas sintéticas. Pero la lógica de guerra de carteles ya no alcanza para explicar la tragedia. La hipótesis de la Policía estatal es que se han producido purgas dentro de los mismos grupos: desde los peones hasta  quienes pelean por el control de grupos cada vez más fragmentados y horizontales. A algunos no les convence esta explicación porque la crueldad es cotidiana y contra la gente que conocen. Como en el resto del país, las desapariciones son el síntoma y la enfermedad es la metástasis de la violencia.

Este no es un caso aislado. En agosto se descubrieron otros cinco cuerpos y las autoridades encontraron entre 2006 y 2016 otras 12 fosas con 36 cuerpos tan solo en Tecomán, según datos oficiales de la investigación A dónde van los desaparecidos. La Fiscalía dice que todavía no se puede establecer si los hallazgos están conectados. Familiares de víctimas cuentan de excavaciones en Colima que no llegaron a los medios. El 4 de febrero se encontró otra fosa en la comunidad de El Chavarín, en Manzanillo, con nueve cuerpos confirmados por las autoridades.

“Si esto no hubiera pasado, nadie nos hubiera hecho caso”, afirma Eva Verduzco, que busca a su hermano David y lidera el colectivo Desaparecidos Colima. En el grupo están 10 familias que acusan casos empantanados y acceso limitado a las fosas de Tecomán, pero que han encontrado en el filo de una tragedia subterránea una nueva esperanza. Desde que se reveló el hallazgo en Santa Rosa, unas 120 personas se han acercado para buscar a familiares desaparecidos. Algunas han venido de los Estados vecinos de Jalisco, Nayarit y Sinaloa. En Colima se hizo, por primera vez, una campaña para recopilar ADN que se incluya en una base de datos nacional.

Tecomán, el municipio de México con la tasa más elevada de homicidios (155 asesinatos por cada 100.000 habitantes, según datos oficiales), vive una doble vida de cocoteros que se mecen con calma y sepulturas clandestinas, entre la negación y el pánico y entre los que alzan la voz y los que callan. En el limbo de dos realidades paralelas unos esperan las respuestas con más urgencia que los demás. “Es horrible no saber dónde está”, dice Camila, de 29 años, tras dar una muestra genética para dar con su hermano. “Al menos tenemos la esperanza de un cierre, de terminar con este dolor”.

https://elpais.com/internacional

La aplicación que rastrea a las mujeres en Arabia Saudita

La aplicación que rastrea a las mujeres en Arabia Saudita
Mujeres caminando en la plaza Al Bujairi en Riad, Arabia Saudita, un país con uno de los entornos más restrictivos del mundo para las mujeres. CreditTasneem Alsultan para The New York Times

Read in English

BEIRUT, Líbano — Una aplicación saudita para celulares que hace posible que los hombres rastreen y restrinjan los movimientos de las mujeres del reino enfrenta críticas debido a que un senador y algunos grupos de derechos humanos estadounidenses han exhortado a Apple y a Google a retirarla de sus plataformas, y acusan a los gigantes de la tecnología de favorecer la discriminación de género.

Las leyes de custodia sauditas les otorgan a las mujeres una situación jurídica similar a la de los menores de edad en muchas áreas de su vida. Todas las mujeres sauditas, sin importar su edad, tienen un “tutor” varón, por lo general su padre o su esposo, algunas veces su hermano o su hijo, quienes deben darles permiso para obtener un pasaporte, viajar al extranjero, someterse a ciertos procedimientos médicos o casarse.

La aplicación en cuestión, llamada Absher, fue lanzada en 2015 por el gobierno saudita. Permite que los hombres controlen a las mujeres bajo su custodia al otorgarles o revocarles el derecho a transitar por los aeropuertos, al rastrearlas por medio de sus credenciales de identificación o sus pasaportes. Los varones pueden activar notificaciones que los alertan con un mensaje de texto en cualquier momento en el que una mujer bajo su custodia pasa por algún aeropuerto.

Absher, que más o menos se traduce como “Sí, señor”, puede descargarse de las tiendas de aplicaciones Google Play y App Store de Apple, lo cual, según los detractores, hace a estas empresas de tecnología cómplices de la represión ejercida contra las mujeres sauditas.

La iniciativa de retirar a Absher de las plataformas recibió un impulso esta semana cuando el senador demócrata Ron Wyden, del estado de Oregon, lo exigió en una carta dirigida a ambas empresas.

“Ya no es noticia que la monarquía saudita quiere limitar y reprimir a las mujeres, pero las empresas estadounidenses no deben posibilitar ni facilitar el patriarcado del gobierno saudita”, escribió Wyden en la carta que fue publicada el 11 de febrero.

Al dirigirse a Tim Cook y a Sundar Pichai, los directores ejecutivos de Apple y Google, respectivamente, Wyden señaló que estas empresas estaban “facilitando que los hombres sauditas controlaran a los miembros de su familia y limitaran sus movimientos por medio de sus celulares”.

Solicitó que evitaran que sus empresas “fueran usadas por el gobierno saudita para simplificarles la aberrante labor de vigilancia y control de las mujeres”.

Los representantes de Apple y Google y el gobierno saudita no respondieron de inmediato a las solicitudes de hacer declaraciones. Un vocero de Google confirmó que la compañía está evaluando la aplicación para determinar si cumple con sus políticas.

Arabia Saudita tiene uno de los entornos más restrictivos del mundo para las mujeres, a pesar de que el gobernante de hecho del país, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, ha presionado para reducir algunas restricciones desde que su padre, el rey Salmán, ascendió al trono en 2015.

Desde entonces, el reino ha disminuido las restricciones al atuendo de las mujeres, ha ampliado la gama de sus campos de trabajo y ha comenzado a ofrecer clases de educación física para las chicas en las escuelas públicas. El año pasado, Arabia Saudita eliminó una prohibición muy arraigada que impedía a las mujeres conducir, medida que fue aclamada como un gran acontecimiento.

https://www.nytimes.com/es/

El arrollador fenómeno del presidente de Portugal ya se estudia en la universidad

Una tesis doctoral indaga en la extraordinaria popularidad de Rebelo de Sousa, elegido hace tres años jefe de Estado del país

Marcelo Rebelo de Sousa consuela a una víctima de los incendios.
Marcelo Rebelo de Sousa consuela a una víctima de los incendios. NUNO ANDRÉ FERREIRA / LUSA

Hace tres años llegó andando hasta el Parlamento para que le invistieran presidente de Portugal. Había ganado las elecciones con el 52% de los votos, un gasto de 157.000 euros en la campaña electoral (tres veces menos que la candidata del Bloco de Esquerda) y la colaboración de solo siete personas. Marcelo Rebelo de Sousa rompió en 2016 todos los moldes de las campañas políticas y ahora su caso se estudia en la universidad.

Después de este tiempo, su actividad frenética no va en detrimento de los estudios de opinión. El 71% de la población tiene una imagen positiva de él y el siguiente político está a más de 20 puntos. Los que le ven con malos ojos no llegan al 7%.

Sandra Sá Couto, profesora de la Facultad de Letras de la Universidad de Porto,ha estudiado el fenómeno Marcelo en su tesis doctoral El presidente-celebridad.Sá Couto, como periodista, cubre las campañas electorales desde 2001, pero solo en la de Rebelo de Sousa vio que había algo distinto.

El entonces candidato, de 67 años, católico por encima de todo y militante del Partido Social Demócrata, renunció a la maquinaria partidista, a las banderolas, los mítines, los himnos y las pancartas. Salía a la calle y empezaba a hablar con la gente y a abrazarla. Se convirtió en el candidato de los afectos y después en el presidente de los afectos. “A veces”, comentaba en campaña: “Las personas solo necesitan consuelo, un abrazo, que las escuchen. Ya entienden que no les voy a solucionar sus problemas”.

El 52% de los portugueses desearía hacerse una fotografía con Marcelo. Un 3,3% ya tenía un selfi con él

Su hiperactividad no ha menguado con los años, mientras han ido cayendo, desfondados, algunos miembros del servicio presidencial. Viajes infinitos, fuera y dentro del país, recepciones, discursos, visitas, sin distinguir entre días laborables o festivos. Si entre semana llega con el coche presidencial, el sábado conduce el suyo para asistir al funeral de una amiga y sentarse, discretamente, en la última fila de la iglesia.

La tesis de la profesora es que Rebelo de Sousa percibió antes que nadie que los nuevos políticos tenían que ser así, cercanos a la gente, pero sinceramente cercanos. El presidente de Portugal ha pasado las navidades comiendo en comedores populares, durmiendo en casas de víctimas de incendios y echando una mano allí donde se necesita.

Según un sondeo publicado por el semanario Expresso a los dos años de mandato, el 52% de los portugueses deseaba hacerse una fotografía con Marcelo. Un 3,3% ya tenía un selfi con él, una cifra que se traduce en 330.000 selfis, más de 450 personas por día. Pese a los márgenes de error de estas encuestas, quizás en esta ocasión habría que elevar los cálculos para acertar.

Su popularidad no es a costa de menoscabar su autoridad como presidente. Rebelo de Sousa acostumbra a cenar con los corresponsales extranjeros. En la primera de ellas, después de cuatro horas de charla, agotados los periodistas, uno de ellos golpeó reiteradamente su cucharilla en la taza del café. Marcelo entendió la indirecta y levantó educadamente la reunión. En la siguiente cena, seis meses después, el entorno de la Presidencia hizo llegar a la Asociación de Periodistas la sugerencia de que el de la cucharilla no asistiera al convite.

Marcelo es sinónimo de éxito. Una agencia de publicidad recurrió a él para autopromocionarse. Abrió la web TeleMarcelo, donde la gente dejaba el teléfono de algún conocido para que le despertaran con una frase real del presidente de la República: “Aquí Marcelo Rebelo de Sousa. Interrumpí una reunión que tenía. Acabé una y voy a comenzar otra, pero quería enviarte un beso”. En un día se realizaron 107.000 llamadas.

Su omnipresencia crea algunos problemas al Gobierno. En los trágicos incendios de octubre de 2017, después de los no menos trágicos de junio, el primer ministro António Costa telefoneaba a la ministra de Interior para pedir información. Antes de colgar, Costa le pedía perentoriamente a la ministra:

—Haz lo que sea, pero llega antes que Marcelo.

https://elpais.com/internacional

Diez motivos y once consecuencias de la retirada de EEUU del acuerdo nuclear INF con Rusia

Resultado de imagen para Diez motivos y once consecuencias de la retirada de EEUU del acuerdo nuclear INF con Rusia

Vuelve el temor a un invierno nuclear: EEUU anuncia abandonar el Tratado sobre Armas Nucleares de Medio Alcance (INF) firmado con la Unión Soviética en 1987 tras años de negociaciones.

El INF:

  • Es la primera medida de control de armas nucleares y uno de los más exitoso en esta materia. No hay duda de que, el uso de dichas armas desencadenaría una respuesta nuclear estratégica, una guerra total, acabando la leyenda de la “guerra nuclear localizada”.
  • Acuerda, por primera vez, no limitar las armas nucleares sino destruirlas y prohíbe su producción o poseer misiles balísticos y de crucero con rangos entre 500 y 5.500 km. lanzados desde tierra. Se destruyeron unos 2.500 misiles.
  • Es el pilar de los siguientes acuerdos del control de armas firmados.
  • Benefició a EEUU, que aun sin estar al alcance de los misiles SS-20 soviéticos instalados en Bielorrusia, Checoslovaquia y Ucrania, por un lado, debilitaba a la URSS frente a China, por otro garantizaba la seguridad de sus aliados europeos. La URSS también se salvaba de la amenaza de los misiles Pershing y Cruise de EEUU estacionados en Bélgica, Italia y la RFA.

Ahora, ambas partes se acusan mutuamente de haber violado el tratado: Rusia se defiende alegando que la prueba de sus misiles crucero 9M729 caben dentro del tratado, y acusa a la OTAN de haber desplegado el lanzamisiles terrestre Mark-41en Europa, apuntando a Rusia. Washington afirma que este artefacto al no estar equipado con software de disparo es legal. Por cierto, INF “permite” lanzadores marines o espaciales.

Seríamos víctimas de una agresión y llegaríamos al cielo como mártires“, ha sido la respuesta de Vladimir Putin: Rusia se abstiene de ser el primero en apretar el botón nuclear, pero los agresores “ni siquiera tendrían tiempo para arrepentirse“, en una aniquilación que no será mutua sino acabaría con buena parte de la humanidad. Moscú mientras suspenderá sus obligaciones en virtud del tratado, busca “soluciones” que salvarlo.

Moscú se ha quejado de que INF ha “perjudicado” a Rusia al no incluir a China, India y Pakistán, tres países nucleares con los que comparte la región, provocando un desequilibrio en la zona. A sus quejas se añaden la proliferación de una enorme flota de drones desplegados por EEUU en todo el planeta, que no están atados a ningún acuerdo internacional.

EEUU también considera que al no estar China en este acuerdo se ha convertido en una amenaza para su seguridad. Pero, lo cierto es que el arsenal nuclear chino cuenta con 178 ojivos, que es parecido al Reino Unido, menos que Francia (300), EEUU (7.000) y Rusia que posee unas 6.500. Los misiles de rango intermedio que ha desarrollado Beijín, como el Dongfeng-26 (apodado “asesino de portaviones”), no viola el derecho internacional, dejando este “derecho” mucho que desear. EEUU en represalia ha instalado un radar de alerta temprana en Japón para rastrearlos, ahorrándose el envío de portaviones. El principal país preocupado por las bombas nucleares chinas es India, y aun así no ha pedido a EEUU que rompa el INF.

En el abril de 2009, Barack Obama prometía que su país tomaría medidas concretas para limpiar el mundo de armas nucleares. Si hasta hoy, los sucesores de Reagan y Gorbachov han respetado el acuerdo, ¿por qué lo destruye Trump?

Detrás del humo

  1. El regreso de John Bolton, el hombre belicista más peligroso del mundo, a la primera fila de la política de EEUU como Asesor de seguridad de Trump. Según él, los acuerdos internacionales de control de armas y no proliferación nuclear limitan la capacidad de acción de EEUU. Bolton, ya en 2011 propuso la salida de Washington del INF alegando el programa de misiles iraníes, y ha sido él uno de los promotores de la salida de Trump del acuerdo nuclear de Irán. Este hombre que planea enviar 5.000 soldados a Colombia para desestabilizar a Venezuela, ha estado presente en los tres golpes al sistema de estabilidad estratégica del mundo: 1) la salida de EEUU del Tratado de misiles antibalísticos en 2001, 2) su retirada del acuerdo nuclear con Irán en 2015, y ahora del NIF. Lo cierto es que EEUU no necesita instalar misiles de alcance intermedio en las proximidades de China, Irán o Corea del Norte: los puede bombardear con sus aviones y submarinos.
  2. Tenemos una enorme cantidad de dinero para que jueguen nuestros militares“, como si las bombas nucleares fuesen juguetes de niños uniformados. Invertir en la tecnología nuclear militar,beneficiando a las compañías de armas es el principal motivo de romper el INF. Trump les regalará unos 50.000 millones anuales en concepto de gastos por la renovación del arsenal nuclear entre 2019 y 2028. El presupuesto de defensa de este país equivale al conjunto de los siete países que le siguen, mientras cerca de 50 millones de sus ciudadanos viven por debajo del umbral de la pobreza.
  3. Recuperar la “Guerra de las galaxias” de Ronald Reagan. El 17 de enero, Trump amenazó romper el Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre del 1967 para la exploración y utilización del espacio con fines pacíficos, ratificado o firmado por 123 estados: “Mi próximo presupuesto invertirá en una tecnología de defensa de misiles basada en el espacio… debemos tener el dominio sobre espacio”, dijo; lo que significa establecer un escudo anti-misiles desde el espacio capaz de detectar la ruta de misiles balísticos y destruirlos en su trayectoria, e ingresar miles de millones de dólares en la cuenta de la industria aeroespacial, robándolos del bolsillo de los contribuyentes más pobres de EEUU y de Europa (¡será un proyecto de la OTAN!). Si el objetivo es acabar con una gran parte de la humanidad se puede hacer perfectamente desde los submarinos nucleares, y no hace falta ir al cielo para hacerlo.
  4. La ignorancia de Trump respecto a este tipo de armas. El presidente, al que le parecen pocas las ojivas nucleares que posee su país, preguntó en 2017 al ya destituido secretario de Defensa Jim Mattis “por qué el Pentágono no había construido 30.000 ojivas” (¡podría haber dicho 50 o 100.000!). El general responde que por falta de presupuesto, y que además acabaría con los tratados mundiales control de las armas nucleares. Trump, para más inri, carece de la habilidad de Obama que en 2010 consiguió del Congreso la ratificación del START III, paralelo a sobornar a las compañías de armas con un programa de mil millones de dólares durante diez años destinado a levantar dos nuevas fábricas de bombas nucleares y nuevas ojivas, misiles, aviones y submarinos. EEUU ha sido el único país en utilizar bombas atómicas matando a al menos 200.000 personas en unos minutos, sin haber sido castigado por ello.
  5. Abrir una brecha entre Rusia y China, como lo hizo Richard Nixon dividiendo China de la Unión Soviética, aunque al contrario de entonces, Moscú y Beijín hoy son como “Uña y carne” o como dicen los chinos “más cerca que los labios a los dientes”.
  6. Aumentar la presión militar sobre China, ahora que no puede contener el avance tecnológico y comercial del Dragón Rojo. Así, le obliga a aumentar su gasto militar restándolo de sus inversiones en la alta tecnología o en el mega proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, para así hundirle como potencia: la carrera armamentística fue uno de los motivos del fin de la URSS.
  7. La obsesión de Trump por “renegociar” los tratados internacionales, por ser “malos” para EEUU. También pretende “renegociar” el START III (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas) firmado en 2010 entre Barak Obama y Dimitri Medvedev. Por el momento ha salido del Acuerdo Nuclear de Irán, el de París o el NAFTA, y tampoco ha ofrecido alternativas al respecto. Por lo que su intención no es reformar el INF sino destruirlo.
  8. El madman estadounidense piensa que puede ganar una guerra nuclear, por eso sale de los tratados que la previenen. Se trata de otra manifestación de la política del Trumpismo de acabar con la diplomacia.
  9. Forzar a Corea del Norte a desnuclearizar.
  10. Desarrollar e instalar misiles de crucero de alcance intermedio en Asia-Pacífico.

Posibles consecuencias

  1. Aumentar el riesgo de guerra nuclear. Por primera vez desde 1972 no habrá ningún límite ni control sobre las fuerzas nucleares de EEUU y Rusia.
  2. Poner en peligro la renovación del tratado Start III que expira en 2021. Hasta hoy, ambos países habían cumplido con el límite de 1.550 ojivas nucleares estratégicas desplegadas.
  3. Un mayor deterioro en las relaciones de EEUU con China y Rusia.
  4. Sacrificar a Europa ante los intereses de EEUU: De hecho, Federica Mogherini pide a ambas partes mantener el acuerdo, y Alemania tacha de “lamentable” la decisión de Trump. También una decena de senadores demócratas han presentado una ley para prohibir cualquier tipo de financiación de armas que rompa el INF.
  5. Provocar más brechas entre EEUU y Europa. Ha sido Trump el responsable del colapso del INF, igual que del acuerdo nuclear con Irán (que parte de Europa intenta rescatar). ¿Realmente, EEUU tiene compromiso con la seguridad de Europa? Durante la “Crisis de euromisiles” en 1980, Reino Unido, República Federal de Alemania, los Países Bajos, Italia y Bélgica acordaron desplegar 572 armas nucleares de EEUU en su suelo. ¿Lo volverán a hacer hoy?
  6. Empeorar las tensas relaciones de EEUU con Rusia y China.
  7. India, Japón y los estados europeos no sólo serán objetivos de más misiles nucleares, sino que tendrán que destinar un mayor presupuesto para los gastos militares.
  8. En Japón, se dará un impulso al militarismo nipón y también a sus exportaciones de submarinos nucleares; perjudicará a los intentos de Tokio y Beijing en mejorar sus relaciones, y reavivar el fuerte movimiento pacifista japonés contra las instalaciones militares de EEUU en Okinawa, Yokosuka, y Aomori.
  9. Desatar una carrera nuclear en el resto de los países del mundo. Israel ya cuenta con al menos 100 ojivos, e Irán, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto o Brasil podrán apuntarse a la carrera.
  10. Acabar con la credibilidad de EEUU en las mesas de negociaciones con Corea del Norte, Irán, y otros países.
  11. A pesar de que Trump afirma querer aumentar la seguridad de EEUU, lo que ha hecho es desmantelar la arquitectura de la seguridad internacional. En estos momentos, la probabilidad de alcanzar un tratado similar a INF es remota por no decir nula.

Que la humanidad nos hayamos salvado de una aniquilación nuclear no ha sido por nuestra inteligencia, sino por pura suerte.

Nazanín Armanian

https://blogs.publico.es/puntoyseguido

Allan Nairn: El enviado de Trump para Venezuela es un criminal de guerra y cómplice de genocidio

Resultado de imagen para Allan Nairn: El enviado de Trump para Venezuela es un criminal de guerra y cómplice de genocidio

Como parte de los esfuerzos de EE.UU. para derrocar al presidente venezolano Nicolás Maduro, el vicepresidente Mike Pence se reunió el martes en la Casa Blanca con miembros de la oposición venezolana, junto al nuevo enviado especial de Trump para Venezuela, Elliot Abrams. Abrams es un “halcón” de derecha, procesado en 1991 por mentir al Congreso durante el escándalo Irán-Contras, aunque más tarde fue absuelto por el presidente George H.W. Bush. En la década de 1980, Abrams defendió al dictador Efraín Ríos Montt mientras supervisaba su campaña de asesinatos y tortura masiva de comunidades indígenas en Guatemala. Años más tarde, Ríos Montt fue condenado por genocidio. Además, en el año 2002 Abrams estuvo vinculado al intento de golpe de Estado contra Hugo Chávez en Venezuela.

Para ampliar esta información, vea el análisis del historial de Abrams que hacemos en Democracy Now! junto al galardonado periodista de investigación Allan Nairn, que le viene siguiendo el rastro hace más de tres décadas. Nairn ha ganado el premio George Polk en dos oportunidades y también ha recibido el premio de la organización Robert F. Kennedy Memorial.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Mientras se desarrolla la crisis en Venezuela, regresamos a mi conversación con el premiado periodista de investigación Allan Nairn. Le pedí que nos hablara sobre Elliott Abrams, el nuevo enviado especial de Estados Unidos para Venezuela.

ALLAN NAIRN: Abrams fue el hombre clave en la política del Gobierno de Reagan hacia Centroamérica, cuando ese Gobierno estaba instigando lo que un tribunal dictaminó recientemente como un genocidio en Guatemala, cuando Estados Unidos estaba apoyando al Ejército de El Salvador en una serie de asesinatos y masacres realizadas por escuadrones de la muerte, y cuando Estados Unidos estaba invadiendo Nicaragua con grupos armados de la Contra que atacaban lo que un general estadounidense describió como “objetivos fáciles”, en referencia a civiles, cooperativas y cosas así.

Abrams luego regresó durante el Gobierno de George W. Bush, se unió al Consejo de Seguridad Nacional y fue un hombre clave en la implementación de la política estadounidense de respaldo a los ataques israelíes contra Gaza, cuando Estados Unidos se negó a aceptar los resultados de las elecciones en Gaza en las que Hamas derrotó a Fatah, y en cambio Abrams y sus secuaces respaldaron una operación de guerra para anular los resultados de las elecciones y respaldar a las fuerzas de Mohammed Dahlan.

Algunos comentaristas han dicho: “Bueno, Abrams no es del grupo de Trump. Él representa lo tradicional, la política exterior de Estados Unidos ya establecida”. Y eso es verdad. El problema es que esa política de Estados Unidos ha sido la de fomentar los genocidios cuando Estados Unidos lo ha creído necesario. En el caso de Guatemala, Abrams y el Gobierno de Reagan estaban aprobando el envío de armas, dinero, inteligencia y la provisión de cobertura política al Ejército de Guatemala mientras este estaba arrasando las zonas mayas de las montañas del noroeste, borrando de la faz de la tierra 662 pueblos, según cifras del propio Ejército, decapitando niños, crucificando personas, usando las tácticas que ahora asociamos con el ISIS.

En un caso particular, en 1985, una activista que trabajaba con familiares de personas desaparecidas, llamada Rosario Godoy, fue secuestrada por el ejército. Ella fue violada y su cuerpo mutilado fue encontrado junto al de su bebé. Las uñas del bebé habían sido arrancadas. Cuando se le preguntó al Ejército guatemalteco acerca de esta atrocidad, dijo: “¡Oh!, murieron en un accidente de tráfico”. Cuando se le preguntó a Elliott Abrams sobre este incidente, él afirmó también que murieron en un accidente de tráfico. Esta activista fue violada y mutilada, y su bebé apareció con las uñas arrancadas, y Abrams dijo que fue un accidente de tráfico.

Es algo muy similar a la postura que Abrams tomó sobre Panamá. Cuando Noriega, el dictador de Panamá respaldado por la CIA, quien estuvo involucrado en el narcotráfico, y al que Estados Unidos más tarde decidió derrocar… cuando las fuerzas de Noriega secuestraron al disidente panameño Hugo Spadafora y le cortaron la cabeza con un cuchillo de cocina, Jesse Helms fue el único que intentó investigar en el Congreso de Estados Unidos, y Elliott Abrams lo detuvo, diciendo: “No, necesitamos a Noriega. Él está haciendo un muy buen trabajo. Está cooperando con nosotros”.

En el caso de El Salvador, luego de la masacre en El Mozote, donde un batallón entrenado por Estados Unidos masacró a más de 500 civiles, degollando a niños por el camino, Abrams tomó la iniciativa en negar que tal cosa hubiera sucedido. Y luego describió los resultados de las políticas del Gobierno de Reagan hacia El Salvador como un logro fabuloso. Lo dijo incluso después de que la Comisión de la Verdad de El Salvador emitiera un informe diciendo que más del 85% de las atrocidades habían sido cometidas por las fuerzas armadas y los escuadrones de la muerte, que tenían una práctica particular que consistía en cortar los genitales de sus víctimas, metérselos luego en la boca, y dejarlos a la vista de todos en los bordes de las carreteras de El Salvador.

Cuando yo aparecí en el programa de televisión de Charlie Rose con Elliott Abrams, sugerí que él debería ser sometido a juicio, llevado ante un tribunal al estilo de Nuremberg y juzgado por su papel en la facilitación de crímenes de guerra y de lesa humanidad. Abrams se burló de la idea, y dijo que era algo “ridículo”, pero en realidad no negó ninguno de los hechos respecto a lo que había hecho. Dijo que todo había sido necesario en el contexto de la Guerra Fría. Entonces, este es Elliott Abrams, quien ahora ha sido nombrado como la persona a cargo de los aspectos clave de la política de Estados Unidos hacia Venezuela.

AMY GOODMAN: Allan, veamos ese video. Esto ocurrió en marzo de 1995, cuando usted y Elliott Abrams estuvieron en el programa de Charlie Rose de la cadena PBS. El video empieza con usted.

ALLAN NAIRN: Es decir, creo debemos aplicar las mismas reglas. El presidente Bush habló una vez de someter a Saddam Hussein a juicio por crímenes de lesa humanidad, en un tribunal como el de Nuremberg. Creo que es una buena idea. Pero si eres serio, tienes que ser imparcial.

Si nos fijamos en un caso como este, creo que tenemos que empezar a hablar de llevar a juicio a funcionarios guatemaltecos y estadounidenses. Creo que alguien como el señor Abrams sería un sujeto para una investigación similar a la de Nuremberg. Pero estoy de acuerdo con el señor Abrams en que los demócratas tendrían que sentarse en el banquillo de los acusados junto a él. El Congreso ha estado involucrado en esto. El Congreso aprobó la venta de 16.000 fusiles M-16 a Guatemala. En 1987 y 1988…

CHARLIE ROSE: De acuerdo, pero espera un segundo. Yo solo… antes… porque…

ALLAN NAIRN: …votaron a favor de enviar más ayuda militar de la que los republicanos habían pedido.

CHARLIE ROSE: Una vez más, lo invito a usted y a Elliott Abrams a volver a discutir lo que él hizo. Pero ahora mismo…

ELLIOTT ABRAMS: No, gracias, Charlie, pero no aceptaré …

CHARLIE ROSE: Espere un segundo. Adelante. ¿Quiere responder a la pregunta sobre si debe ir a juicio?

ELLIOTT ABRAMS: Es ridículo. Es ridículo responder a ese tipo de estupidez. Este tipo cree que estábamos en el lado equivocado en la Guerra Fría. Tal vez él personalmente estaba en el lado equivocado. Soy uno de los muchos millones de estadounidenses que se alegraron de ganar.

ALLAN NAIRN: Señor Abrams, usted estaba en el lado equivocado al apoyar la masacre de campesinos y activistas, y cualquiera que se atreviera a hablar. Y eso es un crimen. Eso es un crimen, señor Abrams, por el que la gente debe ser juzgada. Las leyes de Estados Unidos…

ELLIOTT ABRAMS: Sí, claro, someteremos a juicio a todos los funcionarios estadounidenses que ganaron la Guerra Fría.

AMY GOODMAN: Allan, ese era Elliott Abrams respondiéndole en el programa de Charlie Rose en PBS. ¿Su respuesta?

ALLAN NAIRN: Bueno, creo que lo que dijo en nuestro intercambio habla por sí mismo. Pero debo señalar que el pasado septiembre, el pasado 26 de septiembre, en un juicio por genocidio en Guatemala, un juicio en el que testifiqué y di evidencia, el tribunal dictaminó que lo que el Ejército guatemalteco hizo en Guatemala, en el caso de ese juicio en particular, lo que le hicieron a la población maya ixil, pero también se lo hicieron a otras poblaciones maya en Guatemala.. en ese juicio el tribunal dictaminó formalmente que eso constituyó un genocidio. Y en su fallo, y esto es bastante importante, dijeron que este genocidio fue llevado a cabo por el Ejército guatemalteco en acuerdo con y, esencialmente, a instancias de las políticas de Estados Unidos, de los intereses de Estados Unidos.

Por lo tanto, el caso era muy sólido en la década de 1990, cuando argumenté en el programa de Charlie Rose que Abrams debería ser llevado a juicio, pero ahora es aún más fuerte, porque tienes la afirmación del tribunal guatemalteco sobre este genocidio, diciendo que ese genocidio deriva de las políticas de Estados Unidos. Y eso ni siquiera es meterse en lo que se hizo con El Salvador, Panamá, Nicaragua, Palestina y otros lugares.

AMY GOODMAN: Vamos a ver un fragmento de lo que el Secretario de Estado Mike Pompeo dijo cuando anunció que Elliott Abrams sería la persona clave en Venezuela.

SECRETARIO DE ESTADO MIKE POMPEO: La pasión de Elliott por los derechos y libertades de todos los pueblos le hacen la persona perfecta y una incorporación valiosa y oportuna. […] Elliott será un verdadero activo para nuestra misión de ayudar a los venezolanos a restaurar plenamente la democracia y la prosperidad de su país.

AMY GOODMAN: Allan Nairn, ¿su respuesta?

ALLAN NAIRN: Bueno, Abrams ciertamente tenía pasión. Tenía mucha pasión. Y también es muy inteligente. Entonces, cuando Estados Unidos estaba respaldando al Ejército guatemalteco en lo que ahora ha sido juzgado como genocidio, cuando ayudaba dando apoyo, entrenando, incluso en algunos casos participando en los interrogatorios junto con los escuadrones de la muerte que Estados Unidos creó originalmente, Abrams fue muy apasionado en ver que las armas y el dinero llegaban a su destino, y en aparecer persistentemente en la televisión estadounidense, en programas como Nightline, aplastando a los débiles demócratas que llevaban a debatir con él, porque Abrams siempre basaba su argumento en los principios morales para defender ese apoyo de Estados Unidos a los asesinatos masivos y el genocidio en Centroamérica.

En ese momento, por ejemplo, en El Salvador, una de las cuestiones políticas inmediatas era que el Gobierno del presidente Duarte, y el Ejército que apoyaba a Duarte era esencialmente respaldado, prácticamente operado, por Estados Unidos, y los rebeldes estaban desafiando a Duarte, tratando de derrocarlo. Y Abrams le decía a los demócratas: “Entonces, ¿está diciendo que deberíamos dejar caer al presidente Duarte? ¿Es eso lo que está diciendo? ¿Y dejar que El Salvador se vuelva comunista?” Y los demócratas se derrumbaban ante su argumento, respondiendo: “No, no, no estamos diciendo eso. Estamos diciendo que tienes… tenemos que mantener al presidente Duarte en el poder”. Y entonces Abrams decía: “Bueno, ¿cómo podemos mantener a Duarte en el poder si no apoyamos al Ejército salvadoreño?”.

Así que siempre fue muy apasionado y comprometido. ¿Comprometido con qué? Comprometido con los asesinatos en masa al servicio de lo que podría definirse como intereses o incluso capricho de Estados Unidos, porque de hecho, aunque todo eso estaba siendo retratado por Abrams y otros en ese momento como una batalla para prevenir que El Salvador, Guatemala y Nicaragua se convirtiesen en aliados de la Unión Soviética, cualquiera que estuviera familiarizado con los hechos en el terreno sabía que eso era ridículo. Eso no era en absoluto lo que estaba en juego. Lo que estaba en juego era una batalla entre oligarquías locales, quienes estaban conduciendo a la mayoría de los campesinos pobres y de la clase obrera de esos países al borde de la hambruna, y en algunos más allá del borde. La mitad de los niños en las zonas más pobres morían antes de los 5 años. Las personas que se atrevieron a hablar en contra de los oligarcas que imponían estas condiciones económicas, o contra el Ejército, fueron capturados, secuestrados por escuadrones de la muerte respaldados por Estados Unidos.

El hombre que creó los escuadrones de la muerte salvadoreños, el general Chele Medrano, me describió esto con gran detalle, en 13 horas de entrevistas. Medrano me mostró una medalla de plata que le fue otorgada en el Despacho Oval por lo que llamaron un servicio meritorio excepcional, que comenzó originalmente en el Gobierno del presidente Lyndon Johnson, y esto continuó hasta la época de Abrams. Eso es lo que Estados Unidos estaban haciendo. Y eso es lo que él defendía apasionadamente. Y no tenía nada que ver con defender la libertad de los pueblos. Tiene más que ver con defender las libertades de los generales y corporaciones y dictadores.

AMY GOODMAN: Volveremos con el periodista de investigación Allan Nairn después de la pausa.

[Pausa]

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! democracynow.org, el informativo de guerra y paz. Soy Amy Goodman. Mientras seguimos analizando la crisis en Venezuela y el nuevo enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, volvemos a mi conversación con el premiado periodista de investigación Allan Nairn.

AMY GOODMAN: Vayamos a lo que sucedió en el escándalo Irán-Contra o Irangate en la década de 1980. En última instancia, Elliott Abrams fue declarado culpable de mentir al Congreso, creo que dos veces. Finalmente, sin embargo, el presidente George HW Bush lo perdonó. Pero ¿por qué le había mentido al Congreso?

ALLAN NAIRN: Bueno, él estaba mintiendo para encubrir el hecho de que el Gobierno de Reagan llevó a cabo una operación, de la que él fue parte, una operación dirigida por Oliver North, para suministrar armas a la Contra nicaragüenses creada por Estados Unidos para llevar a cabo agresiones contra Nicaragua, invadir Nicaragua e ir tras esos blancos suaves, lo que el general estadounidense Galvin describió como “blancos suaves”. Pero estaban haciendo eso ilegalmente en ese momento, porque el Congreso lo había prohibido, pero el Gobierno de Reagan y Abrams y sus colegas decidieron simplemente ignorar el mandato legal del Congreso y pasar a la clandestinidad. Y para pasar a la clandestinidad, decidieron sacar mucho de su dinero de, entre todos los lugares, Irán, que era un enemigo declarado de Estados Unidos en ese momento. Y negociaron, hicieron un trato complejo mediante el cual obtuvieron dinero de Irán, a cambio de proporcionar… de dejar que pasaran las armas. Usaron ese dinero para enviárselo a la Contra, y la Contra pudo continuar sus atrocidades. Y eventualmente tuvieron éxito. Los contras tuvieron éxito al derribar temporalmente el Gobierno sandinista de Nicaragua.

Pero —y este es un punto muy interesante y muy relevante en este momento, con la investigación de Mueller— los cargos de los que fue acusado Abrams, y de los que se declaró culpable, fueron relacionados con el aspecto más trivial tanto de la operación de la Contra como de toda la política de Estados Unidos en Centroamérica, de la cual él era esencialmente el cerebro. El aspecto más trivial, sólo relacionado con el hecho de que le mintió al Congreso, tratando de encubrir algunas transacciones de dinero. Nunca fue acusado por los fiscales de Estados Unidos por el suministro de armas a los terroristas, que era como se estaban comportando el Ejército salvadoreño, el Ejército guatemalteco y los grupos de la Contra respaldada por la CIA, como terroristas, es decir, matando y torturando a civiles para fines políticos. Abrams no fue acusado de eso. No fue acusado de incitar a delitos de lesa humanidad o genocidio. Solo fue acusado del aspecto más trivial, porque así es como funciona el sistema, particularmente el sistema estadounidense.

Los crímenes que son demasiado grandes, demasiado enormes, una amenaza demasiado grande para la supervivencia del propio sistema, como el apoyo a genocidios en el extranjero, no se puede condenar. Pero si cometes una ofensa más insignificante, que Dios te ayude, porque podrías estar en un verdadero problema. Y esa parece ser la situación de algunos de los aliados de Trump en este momento, siendo acusados de mentir a la investigación de Mueller, por lo general en asuntos bastante pequeños en comparación con las cosas más grandes que Trump está haciendo en este momento, como arrebatar a menores de los brazos sus padres y madres en la frontera con México, aumentar los bombardeos y, por lo tanto, los asesinatos de civiles, en Irak, Siria y Afganistán, y un montón de cosas más.

Y Abrams, por cierto, y esto tal vez también sea relevante por lo que está pasando hoy, fue luego indultado por Bush. Y la persona que presionó para eso fue Barr, quien era el fiscal general en ese momento y ahora es el fiscal general entrante de Trump. Pero, repito, Abrams, aunque se declaró culpable por haber mentido, todavía tiene que enfrentar la justicia real, así como los generales y presidentes de Estados Unidos, como el presidente… en este caso, hablando de Centroamérica, especialmente el presidente Reagan. Reagan nunca se enfrentó a la justicia, y Abrams aún no se ha enfrentado a ella, pero deberían hacerlo.

¿Por qué Estados Unidos no puede convertirse en un lugar tan civilizado como Guatemala? Guatemala logró organizar un juicio por genocidio contra el general Ríos Montt, su ex dictador, el general que fue la figura clave en las masacres. Lo condenaron la primera vez. Lo sentenciaron a 80 años. La oligarquía exigió que se revocara el veredicto. Se revocó. Entonces el juicio se reinició desde la mitad del camino. Ríos Montt, para entonces, había muerto. Pero el juicio renovado trajo un veredicto diciendo que el Ejército había cometido genocidio en conformidad con los intereses de Estados Unidos.

Y esto se hace en el contexto de un Gobierno guatemalteco profundamente corrupto, que está tratando de enmendar las leyes de Guatemala para que todos los criminales de guerra condenados puedan ser liberados de la cárcel. Con el apoyo del presidente Trump en este momento, y con apoyo externo clave del presidente de Israel, Netanyahu, quien está presionando al Gobierno de Trump en su nombre, y con Mike Pence actuando como el hombre clave, el actual Gobierno guatemalteco está intentando no solo para liberar a los criminales de guerra de la cárcel, sino también para callar a todos los fiscales dentro de Guatemala, algunos de ellos fiscales respaldados por la ONU con una institución, llamada CICIG, que han estado procesando al propio presidente Morales de Guatemala. y otros oligarcas y militares por cargos de corrupción. Están tratando de… en algunos casos, de echar del país a los fiscales en otros, despedirlos, y en todos los casos, despojarlos de su protección policial para dejarlos indefensos ante las mafias, los traficantes de drogas y los políticos y oligarcas corruptos a los que están tratando de procesar, todo eso ahora con el respaldo de Trump.

Y es en ese tipo de contexto político en el que los valientes sobrevivientes de las atrocidades respaldadas por Abrams en Guatemala, el puñado de abogados, fiscales y jueces honestos en Guatemala, fueron capaces de lograr el milagro político de organizar estos juicios por genocidio y crímenes de lesa humanidad, y condenar y mandar a la cárcel a una serie de funcionarios de alto nivel. Entonces, si pueden hacer eso en Guatemala, ¿por qué no podemos hacer eso aquí en Estados Unidos? ¿Por qué no podemos al menos aspirar a ese nivel de coraje, conciencia política y espíritu cívico?

Recuerdo que cuando el veredicto contra el general Ríos Montt estaba siendo leído, yo estaba en la corte, y estaba pensando: “Dios mío, imagina si esto se hiciera en Estados Unidos. Imagina un juicio en Texas a Bush Jr. por lo ocurrido en Irak, o a Obama por los asesinatos con drones, o para una figura como Elliott Abrams por lo ocurrido en Guatemala, El Salvador y en otros lugares”. Y realmente es inconcebible en el momento político actual en Estados Unidos. Pero creo que llegaremos a ese punto. Y debemos tomar ejemplo de los valientes supervivientes y abogados de Guatemala.


Traducido por Lidia Hernández. Editado por Igor Moreno Unanua y Democracy Now! en Español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.
https://www.democracynow.org/es/

“El neoliberalismo mata más gente que todos los ejércitos del mundo juntos, y no hay ningún preso”

“Seguir forzando el crecimiento para consumir más y seguir produciendo una infinita cantidad de cosas innecesarias, generando una de las instituciones más poderosas del mundo como lo es la publicidad, cuya función es una y muy clara: hacerte comprar aquello que no necesitas, con plata que no tienes, para impresionar a quienes no conoces.

"El neoliberalismo mata más gente que todos los ejércitos del mundo juntos, y no hay ningún preso"

Eso evidentemente no puede ser sustentable”, dijo el economista y autor de la tesis del desarrollo a escala humana.

El economista y ex candidato presidencial Manfred Max Neef cuestionó la obsesión por el crecimiento que genera la economía neoliberal, misma que a su jucio es “un fracaso tremendamente peligroso y brutal” y la responsable de gran parte “de todos los horrores que estamos viviendo en el mundo”.

En una entrevista realizada por la revista En Torno, el autor de la tesis del desarrollo a escala humana afirmó que “esta economía neoliberal mata más gente que todos los ejércitos del mundo juntos, y no hay ningún acusado, no hay ningún preso, no hay ningún condenado.Todos los horrores que estamos viendo en el mundo, gran parte de ellos, tienen un trasfondo que está anclado a esta visión de tratamiento y práctica económica”.

Y enfatizó que “la obsesión del crecimiento, para empezar, es un disparate. Porque una elemental ley natural, que todo el mundo conoce, es que todos los sistemas vivos crecen hasta un cierto punto en que dejan de crecer. Tú dejaste de crecer, yo dejé de crecer, el árbol grande deja de crecer, pero no deja de desarrollarse.

Seguir forzando el crecimiento para consumir más y seguir produciendo una infinita cantidad de cosas innecesarias, generando una de las instituciones más poderosas del mundo, como lo es la publicidad, cuya función es una y muy clara: hacerte comprar aquello que no necesitas, con plata que no tienes, para impresionar a quienes no conoces. Eso evidentemente no puede ser sustentable”.

Para Max Neef no es un problema sin solución. Y por ello cree que la anternativa es “la visión de la economía ecológica”, ya que “a diferencia de la economía tradicional, la economía ecológica es una economía que está al servicio de la vida y tiene características fundamentalmente opuestas a la convencional”.

“Hoy en día llegamos al extremo, comienzo del siglo XXI, en que hay más esclavos de los que había antes de la prohibición de la esclavitud en el siglo XIX. Esclavos en serio, no en sentido figurado, de los cuales el 60% son niños y las demás, principalmente, mujeres”.

Sobre este punto explicó que “la economía convencional –que es la hija de la economía neoclásica– desde una visión ontológica, se sustenta en una visión mecánica, newtoniana: el humano, la economía y el mundo son mecánicos. Y en un mundo mecánico tú tienes sistemas que tienen partes. Partes que descompones, analizas y vuelves a armar. Del otro lado, la economía ecológica se sustenta en una visión orgánica. Los sistemas no tienen partes, sino que participantes, los cuales no son separables. Lo cual significa que todo está intrínsecamente unido y relacionado. Esto por lo demás ya es un mensaje que hace más de 90 años nos viene dando la física cuántica, pero ese mensaje ha tardado en llegar a las ciencias sociales”.

El economista y ex rector de las universidades Bolivariana y Austral, enumeró “cinco postulados fundamentales y un principio valórico irrenunciable” que debieran sustentar la economía ecológica o cualquier otro nuevo sistema económico: “El postulado número uno: la economía está para servir a las personas y no las personas para servir a la economía; dos: el desarrollo tiene que ver con las personas y la vida, no con objetos; tres: crecimiento no es lo mismo que desarrollo, y el desarrollo no precisa necesariamente de crecimiento; cuatro: ninguna economía es posible al margen de los servicios que prestan los ecosistemas; y cinco: la economía es un subsistema de un sistema mayor y finito que es la biosfera, por lo tanto, el crecimiento permanente es imposible”.

“Y el principio valórico irrenunciable que debe sustentar una nueva economía es que ningún interés económico, bajo ninguna circunstancia, puede estar por sobre la reverencia a la vida. Si tú recorres estos puntos vas a ver que lo que hoy tenemos –en la economía neoliberal– es exactamente lo contrario.

Fuente: En Orsai

https://www.annurtv.com/nota/53518-opinion

Alfombra roja en el país que usa a los migrantes para extorsionar a España y Europa

El rey de España, Felipe VI, y su homólogo marroquí, Mohamed VI, durante una cena en un viaje oficial a Marruecos (2014). Foto: Casa de S.M. el Rey. / Borja Fotógrafos.
El rey de España, Felipe VI, y su homólogo marroquí, Mohamed VI, durante una cena en un viaje oficial a Marruecos (2014). Foto: Casa de S.M. el Rey. / Borja Fotógrafos.

Por José Bautista 

Tras varios desplantes y retrasos, finalmente este miércoles los reyes de España inician una breve pero importante visita de Estado a Marruecos. Allí serán recibidos con honores por el rey Mohamed VI, uno de los autócratas más ricos de África. El viaje ya está sirviendo para alimentar páginas en la prensa rosa, mientras que las páginas salmón nos recuerdan una vez más lo sumamente importante que es Marruecos para las exportaciones españolas.

La Corona española no pasa por sus mejores horas y hacerse fotos con la plana mayor de una dictadura no es precisamente el mejor modo de pulir su imagen. Pero todo eso importa poco si nos atenemos a otros hechos más dolorosos a aquel lado del Estrecho.

No quiero aburrir con datos y no me sobra el tiempo. Sí quisiera recordar que Marruecos es un infierno para cualquier periodista que se adentre en la represión desmedida de sus fuerzas de seguridad, empeñadas en silenciar a base de golpes cualquier atisbo de disidencia. Si está usted en España, esto se lo puede explicar con detalle y voz propia cualquier rifeño o saharaui procedente del Sáhara Occidental, ocupado por Marruecos de manera ilegal desde 1976 (adivina adivinanza: ¿cuántos países reconocen la soberanía marroquí sobre la antigua colonia española?*).

También quiero recordar que Marruecos usa de manera constante a las personas migrantes para chantajear a España en particular, y a Europa en general. Cuando a Rabat no le gustan las decisiones que toman el Gobierno español -electo democráticamente, por cierto- o sus homólogos europeos, la Gendarmería marroquí hace la vista gorda y el flujo migratorio aumenta. Seguimos cometiendo el error de percibir a los migrantes como una amenaza, y no como nuestros pares y una fuente de oportunidades, por lo que a los políticos a este lado del Estrecho les entra el miedo electoral y no tardan en rectificar para agradar a Marruecos.

No viene al caso, pero acabo de recordar el breve frenazo migratorioque tuvo lugar en agosto del año pasado en aguas del Estrecho, y que se produjo porque a Mohamed VI le apetecía navegar con uno de sus yates en esa zona. Por esas fechas, con el rey alauí navegando de un lado a otro, Marruecos pidió a España 60 millones y helicópterospara controlar el flujo migratorio.

Cito algunos ejemplos rápidos: esta semana la Unión Europea dio luz verde al tratado pesquero con Marruecos, que incluye las aguas del Sáhara Occidental, a pesar de que tanto la legislación internacional como la Justicia europea señalan que la antigua colonia española “no forma parte del reino de Marruecos”. Insólito: Europa se salta su propia legislación para no enfadar a Marruecos.

También sirven de ejemplo los 140 millones de euros que Bruselas le regala a Marruecos para que contenga a las personas migrantes. España juega un papel destacado como intermediario entre el régimen y la Unión Europea. Es un negocio redondo fácil de entender: Europa no se quiere manchar las manos con los migrantes pobres -si son ricos no son migrantes, son otra cosa- y Marruecos está dispuesto a hacer el trabajo sucio a cambio de dinero, que es lo que de verdad importa. La mayoría de esos migrantes son marroquíes (en torno al 22% de todos los que tratan de llegar por mar), pero nadie se ha parado a pensar que huyen de su precioso y rico país porque el régimen de Mohamed VI les condena al hambre, la pobreza y la ignorancia. Apenas tenemos información sobre qué hacen las autoridades marroquíes con los seres humanos que España devuelve en caliente desde Ceuta o Melilla o que, simplemente, son capturados antes siquiera de lanzarse al mar. Sí hay testimonios y pruebas que muestran cómo la Gendarmería marroquí los tortura y los abandonaa su suerte en el desierto. Un amigo guardia civil desplegado en el perímetro fronterizo de Melilla me contaba con pelos y señales cómo en una ocasión ayudaron a una mujer a cruzar después de ver que los gendarmes al otro lado de la valla trataban de violarla.

La dictadura marroquí no duda siquiera en frenar la cooperación en materia de seguridad cuando alguna institución democrática europea le pone en un aprieto. Si lo que va a leer a continuación le sorprende, quizás debería prestar más atención a la relación de su medio de cabecera con el régimen marroquí. ¿Recuerda el atentado terrorista contra la revista Charlie Hebdo en enero de 2015? Marruecos tenía información sobre la organización de ese ataque, pero no se la facilitó a las autoridades galas. ¿Por qué? Un año antes, la Justicia francesa había imputado a Abdelatif Hamouchi, jefe del servicio secreto marroquí (la temida DGST), acusado de torturar en Francia a dos marroquíes y un saharaui. La policía trató de detener a Hamouchi en la Embajada marroquí en París, pero logró escapar. El rey de Marruecos se tomó aquello como una afrenta personal y, tras la negativa del presidente François Hollande de intervenir ante los jueces, cortó toda la cooperación en el ámbito de la seguridad. Marruecos no avisó a Francia, su principal aliado en el Consejo de Seguridad de la ONU, sobre la matanza que iba a producirse en París. Tras el atentado, el chantaje funcionó y Hollande dio marcha atrás. La Justicia francesa desimputó a Hamouchi y el presidente francés le concedió la medalla de la Legión de Honor, máxima condecoración de la República francesa. Unos meses antes hizo lo mismo el Ministerio del Interior español, con Díaz Fernández al frente, concediéndole la medalla al Mérito Policial.

La pobreza que sufre el pueblo marroquí (3.000 dólares de renta media anual, frente al patrimonio de 5.700 millones de dólares del rey), el maltrato constante a las personas migrantes y el tradicional chantaje por parte de Marruecos es un negocio rentable que también beneficia a mucha gente ‘de bien’ en España. La lista es extensa, pero hay dos figuras discretas y poderosas que destacan dentro de ese lobby promarroquí en la península ibérica: el expresidente Felipe González y la exministra Ana Palacio.

Si los reyes de España se portan bien en su corto viaje a ese país empobrecido (que no ‘pobre’), quizás Mohamed VI les haga algún guiño de agradecimiento, como levantar la restricción al ‘comercio atípico’ (eufemismo de ‘contrabando’) en Melilla u ordenar a sus agentes mostrar una actitud más dura contra los migrantes. En cualquier caso y a pesar de las diferencias entre ambas partes, los ganadores siguen y seguirán unidos. Ahí reside su éxito.

*La respuesta es cero, aunque hay quien puede matizar -con razón- que es ‘uno’: Marruecos. Solo Marruecos reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

José Bautista

https://blogs.publico.es/conmde

La ‘amenaza socialista’ que invoca Trump

La ‘amenaza socialista’ que invoca Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ofreciendo su discurso del estado de la unión el 5 de febrero.CreditTom Brenner para The New York Times

 

Read in English

En 1961, Estados Unidos enfrentó lo que para los conservadores fue una amenaza mortal: llamados para la creación de un programa nacional de seguro médico con cobertura para los adultos mayores. En un intento por evitar ese destino fatídico, la Asociación Médica de Estados Unidos lanzó lo que se llamó la Operación Taza de Café, un intento pionero de mercadotecnia viral.

Así fue como se implementó: se pidió a las esposas de los médicos (sí, era 1961) que invitaran a sus amigas a sus hogares para que escucharan una grabación en la que Ronald Reagan explicaba que la medicina socializada destruiría la libertad estadounidense. Las amas de casa, a su vez, tenían que escribir cartas al Congreso denunciando la amenaza de Medicare.

Evidentemente, la estrategia no funcionó; Medicare no solo entró en vigor, sino que se volvió tan popular que hoy en día los republicanos de manera rutinaria acusan (con falsedades) a los demócratas de planear recortar el financiamiento al programa. No obstante, la estrategia —que afirma que cualquier intento de fortalecer la red de seguridad social o limitar la desigualdad hará que caigamos irremediablemente en el totalitarismo— persiste.

Así fue como Donald Trump, en su discurso de informe de gobierno, dejó de lado brevemente sus habituales advertencias sobre la escalofriante gente de piel morena para hablar sobre la amenaza del socialismo.

¿A qué se refiere la gente de Trump, o los conservadores en general, cuando hablan de “socialismo”? La respuesta es… depende.

A veces, es cualquier tipo de liberalismo económico. Por eso, después del discurso, Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, alabó la economía de Trump y declaró: “No vamos a regresar al socialismo”, como si apenas en 2016, Estados Unidos hubiera sido un cuchitril socialista. ¿Quién lo hubiera pensado?

Sin embargo, en otras ocasiones se refieren a la planeación central al estilo soviético, o la nacionalización de la industria al estilo de Venezuela, sin tener en cuenta que básicamente no hay un solo político estadounidense que abogue por tales cosas.

El truco —y truco es la palabra correcta— consiste en intercalar esos significados totalmente distintos y esperar que nadie se dé cuenta. ¿Dicen que quieren educación universitaria gratuita? ¡Piensen en toda la gente que murió de hambre en Ucrania! Y no, no es una caricatura: lean el extraño y adulador informe sobre el socialismo que los economistas de Trump dieron a conocer a finales del año pasado, que, en esencia, es lo que sostiene.

Así que vamos a hablar de lo que realmente está sucediendo.

Algunos políticos progresistas estadounidenses ahora se definen a sí mismos como socialistas y un número importante de electores, incluida una mayoría de electores menores de 30 años, dice estar a favor del socialismo. No obstante, ni los políticos ni los electores están clamando para que el gobierno nacionalice los medios de producción. Más bien, se han servido de la retórica conservadora que tilda de socialismo de cualquier cosa que modere los excesos de una economía de mercados y, de hecho, dijeron: “Bueno, siendo así, soy socialista”.

Lo que los estadounidenses que apoyan el “socialismo” en realidad quieren es lo que el resto del mundo llama socialdemocracia: una economía de mercados, pero en la que las penurias extremas se limiten gracias a una red de seguridad social y la desigualdad extrema se limite con impuestos progresistas. Quieren que Estados Unidos se convierta en Dinamarca o Noruega, no en Venezuela.

En caso de que nunca hayan estado ahí, los países nórdicos no son, para nada, cuchitriles; tienen un producto interno bruto per cápita más bajo que Estados Unidos, pero eso se debe en gran medida a que tienen más vacaciones. En comparación con Estados Unidos, tienen una mayor expectativa de vida, mucha menos pobreza y, en general, están considerablemente más satisfechos con la vida que tienen. Ah, y tienen altos niveles de emprendimiento porque la gente está más dispuesta a asumir el riesgo de abrir un negocio, cuando sabe que no se quedará sin servicios médicos ni caerá en la pobreza extrema si fracasa.

Es evidente que los economistas de Trump se las vieron negras para hacer que la realidad de las sociedades nórdicas encajara en su manifiesto antisocialista. En algunas partes dicen que los nórdicos en realidad no son socialistas; en otras, tratan desesperadamente de demostrar que, a pesar de las apariencias, los daneses y los suecos sufren; por ejemplo, les sale muy caro tener una camioneta. Y no estoy inventando nada.

Nunca debemos subestimar el poder de la deshonestidad.

¿Qué hay del paso inevitable del liberalismo al totalitarismo? No existe prueba alguna de que exista. Medicare no acabó con la libertad. Ni la Rusia estalinista ni la China maoísta surgieron de socialdemocracias. Venezuela era un petro-Estado corrupto mucho antes de que Hugo Chávez llegara al poder. Si hay un camino a la servidumbre, no se me ocurre ninguna nación que lo haya tomado.

De tal modo que asustar a los demás con el socialismo es absurdo y deshonesto, pero ¿será eficiente en lo político?

Tal vez no. Después de todo, los electores apoyan de manera abrumadora la mayoría de las políticas propuestas por los “socialistas” estadounidenses, incluyendo los impuestos más elevados a los ricos y que Medicare esté disponible para todos (aunque no apoyan los planes que obligarían a la gente a renunciar a sus seguros privados, una advertencia para que los demócratas no le hagan una prueba de fuego a la pureza del pagador único).

Por otra parte, nunca debemos subestimar el poder de la deshonestidad. Los medios de derecha dirán que cualquier candidato demócrata a la presidencia es la personificación de León Trotski, y millones de personas les creerán. Solo esperemos que el resto de los medios divulguen el secretito del socialismo estadounidense: que no es radical en absoluto.

https://www.nytimes.com/es/

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

Niños comiendo el almuerzo la semana pasada en una cocina comunitaria en Caracas patrocinada por políticos de la oposición. CreditMeridith Kohut para The New York Times

CARACAS — Cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, sorpresivamente impuso sanciones al petróleo venezolano dirigidas a derrocar al presidente Nicolás Maduro, las exportaciones cayeron en picada y las actividades bancarias se paralizaron mientras las medidas tenían un efecto más veloz y atroz de lo esperado.

Sin embargo, en los últimos días ha quedado claro que la petrolera del Estado venezolano, el principal blanco de las sanciones por ser la fuente económica de Maduro, ha encontrado maneras de sobrevivir, con algo de ayuda de los rusos.

Muchos en Venezuela temen que, en caso de que Maduro se aferre al poder, las sanciones impuestas la semana pasada aumenten la catástrofe humanitaria que ya sufre esta nación de alrededor de treinta millones de habitantes.

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

Un complejo de refinerías de Petróleos de Venezuela, o PDVSA, la petrolera dirigida por el Estado. La empresa está sobreviviendo, por ahora, con algo de ayuda de los rusos. CreditMeridith Kohut para The New York Times

“No estoy seguro de que Estados Unidos tenga un plan b en caso de que no logre deshacerse de Maduro”, dijo Francisco Rodríguez, economista venezolano de Torino Capital, una consultoría de inversiones. “Temo que si se implementan esas sanciones en su forma actual, seamos testigos de una hambruna”.

Las exportaciones de petróleo venezolano a Estados Unidos, la fuente más grande de efectivo para el gobierno de Maduro, cayeron un 40 por ciento la semana pasada. Los clientes suspendieron sus contratos, los bancos suspendieron las cuentas venezolanas y decenas de buques cisterna llenos de crudo venezolano quedaron varados por todo el Caribe.

“No podemos cobrar y no podemos recibir dinero. Nuestras finanzas están paralizadas”, dijo Reinaldo Quintero, director de la Cámara Petrolera de Venezuela, un grupo de la industria que representa a las quinientas compañías de servicios petroleros más grandes del país. “Habrá grandes daños colaterales”.

No obstante, la ayuda crucial provino del inversionista petrolero más grande de Venezuela: Rosneft, la empresa rusa dirigida por el Estado. La compañía dijo en una presentación el martes 5 de febrero que aumentaría la producción en Venezuela este año a pasar de las sanciones, y que seguía comprometida con el país. La medida fue un salvavidas para el gobierno de Maduro.

La economía venezolana ya se redujo casi a la mitad desde que Maduro tomó el cargo en 2013, por lo que millones de personas escaparon del país o dejaron de comer para sobrevivir.

Rodríguez, el economista, pronostica que las sanciones reducirían las exportaciones de Venezuela por dos tercios, a tan solo 14.000 millones de dólares este año, y llevarían a una reducción del 26 por ciento en el tamaño de la economía.

Trump señaló que las sanciones al petróleo tenían como objetivo castigar a Maduro por las violaciones a los derechos humanos y obligarlo a cederle el poder a Juan Guaidó, el líder de la oposición a quien Estados Unidos y varios otros países han reconocido como el presidente legítimo de Venezuela.

Las sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro el 28 de enero prohíben a las empresas e individuos estadounidenses comerciar con PDVSA, que genera alrededor del 90 por ciento de las divisas fuertes del país. Las sanciones básicamente eliminan el petróleo venezolano del mercado estadounidense.

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

A muchos venezolanos les preocupa que los flujos reducidos de ingresos empeoren drásticamente la escasez de por sí grave de alimentos y medicina. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Después de acusar a Estados Unidos de patrocinar un intento de golpe de Estado, Maduro ha prometido seguir en el poder. Antes de las sanciones, Venezuela importaba cerca de 120.000 barriles de petróleo y productos refinados del petróleo al día. Los venezolanos usaban los productos para hacer gasolina y mezclaban el petróleo estadounidense más ligero con su propio crudo más denso para que pudiera transportarse de los oleoductos a los puertos. Los cargamentos estadounidenses se detuvieron la semana pasada.

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

“Si esto empeora debido a las medidas para presionar al gobierno, me voy a volver loca”, dijo Juliana López, propietaria de una pequeña farmacia a las afueras de la capital. CreditMeridith Kohut para The New York Times

La filial comercial de Rosneft aceptó continuar proporcionándole a PDVSA productos esenciales de petróleo a cambio de crudo venezolano, con lo que en parte remplazará los suministros estadounidenses que perdió, de acuerdo con dos operadores del mercado del petróleo y dos socios de una firma venezolana que está familiarizada con el asunto. Hablaron de asuntos internos de la empresa bajo la condición de mantener su anonimato.

Ese tipo de acuerdos permiten que PDVSA siga funcionando —aunque sea un día a la vez— sin acceso al sistema bancario internacional. Los funcionarios de PDVSA les dijeron a los socios esta semana que el país había asegurado los suministros de gasolina hasta finales de marzo, con lo que se evitó la inminente crisis de energía provocada por las sanciones estadounidenses.

Un portavoz de Rosneft comentó que la compañía solo va tras intereses comerciales en Venezuela y rechazó hacer comentarios respecto a cualquier acuerdo de trueque con PDVSA.

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

El barrio caraqueño de La Vega respaldó firmemente al anterior presidente socialista Hugo Chávez. No obstante, la crisis económica y humanitaria ha provocado que el gobierno pierda el apoyo de antiguos bastiones. CreditMeridith Kohut para The New York Times

Los expertos en energía dijeron que la naturaleza del mercado global del petróleo era tal que los venezolanos podrían mantener algunos de los ingresos del petróleo si bajan el precio y encuentran clientes alternativos en Asia.

“Al final del día siempre habrá alguien que compre un volumen limitado de crudo que nadie ha reclamado”, dijo Ali Moshiri, quien dirigió las operaciones de Chevron en Venezuela y en otras partes de Latinoamérica hasta 2017, “pero será con un descuento muy grande”.

A muchos venezolanos les preocupa que los flujos reducidos de ingresos empeoren drásticamente la escasez de por sí grave de alimentos y medicina, y cierren los pocos negocios privados que quedan; aunque quizá permitan que Maduro se aferre al poder.

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

Bonifacio Cabezas, de 71 años, y su esposa, Carmen González, de 64 años, descansaban después de caminar a una cuarta farmacia en una búsqueda sin éxito para encontrar medicamentos para tratar el cáncer de próstata de Cabezas. CreditMeridith Kohut para The New York Times

“Si estas sanciones no obligan a que el gobierno de Maduro se retire pronto, provocarán mucho dolor a la gente”, dijo José Bodas, un líder petrolero sindical que se opone al gobierno en Puerto La Cruz. “Los ricos no dejarán de hacerse ricos; son los trabajadores quienes soportarán el costo de estas medidas”.

La oposición planea traer ayuda humanitaria financiada por Estados Unidos –que incluye botiquines y comida suficiente para alimentar a 5.000 venezolanos durante diez días– a través de la frontera con Colombia.  Pero la ayuda fue detenida el viernes por el gobierno de Maduro, que bloqueó el puente que la caravana de provisiones debía cruzar.

Al forzar un enfrentamiento en la frontera, donde las autoridades venezolanas se negaron a permitir el ingreso de provisiones básicas, los líderes de la oposición esperaban dejar una mala imagen de Maduro y las fuerzas armadas, el grupo cuyo apoyo es vital para que se mantenga en el poder.

“Esto simplemente no es una misión humanitaria”, dijo sobre la oposición Adam Isacson, director de supervisión de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos. “Lo que buscan es el efecto visual. Quieren forzar al ejército venezolano a tomar una decisión. De cualquier modo salen perdiendo”.

El viernes Maduro dijo que la ayuda no era necesaria.

“Quieren pintar una caricatura de un país en crisis humanitaria, una dictadura, y de Estados Unidos extendiendo la mano para ayudar a un pueblo en necesidad”, dijo.

Las sanciones de Estados Unidos perjudicarían primero a los venezolanos

La sede de PDVSA en Caracas. Las sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro prohibieron que las empresas y los individuos estadounidenses comercien con el gigante del petróleo, que genera alrededor del 90 por ciento de las divisas del país. CreditMeridith Kohut para The New York Times

En las farmacias de Caracas, los pacientes desesperados que buscan medicamentos escasos dijeron que temen que las nuevas sanciones puedan llevar al sistema de salud, que ya está colapsando, al borde del abismo.

“Si esto empeora esta semana debido a las medidas para presionar al gobierno, voy a volverme loca”, dijo Juliana López, propietaria de una pequeña farmacia en las afueras de la capital, mientras le decía a un cliente tras otro que no tenía medicamentos. “De por sí apenas podemos sobrevivir. Para que estemos peor tendría que caernos un meteorito”.

Debido a la prevalencia del sistema financiero de Estados Unidos y el dólar en la economía global, los efectos en cadena de las sanciones se extendieron más allá de las fronteras estadounidenses e hicieron que fuera muy difícil para el gobierno venezolano seguir comprando y vendiendo productos.

Estados Unidos sigue siendo el principal socio comercial de Venezuela en el mandato de Maduro, aun con retórica anti Estados Unidos de su gobierno, pues conforma alrededor del 50 por ciento de las exportaciones e importaciones del país.

A pesar de las tensiones en aumento, la élite venezolana ha seguido haciendo la mayoría de sus negocios a través de Estados Unidos, mediante bancos y proveedores estadounidenses.

El impacto más fuerte fue la pérdida repentina del mercado estadounidense para las empresas propiedad del Estado venezolano y sus proveedores locales.

“Nadie estaba preparado para esto, nadie tenía planes de contingencia ni cuentas ni otro tipo de moneda de cambio”, dijo un contratista de PDVSA, quien habló con la condición de mantener su anonimato para evitar recriminaciones de la empresa.

No hay garantía de que PDVSA se recupere, aunque pueda seguir a duras penas con sus operaciones severamente reducidas. Los expertos en materia de energía dicen que las sanciones son más estrictas de lo que muchos pensaron en un principio hace una semana.

El Departamento del Tesoro especificó en días recientes que las sanciones también se extienden a otras empresas venezolanas y les han prohibido usar el sistema financiero estadounidense o hacer negocios con PDVSA.

“Estamos viendo que los socios de PDVSA están tomando precauciones; estamos viendo que se cancelan los contratos”, dijo Risa Grais-Targow, experta en Latinoamérica en el Eurasia Group, una firma de consultoría de riesgos políticos en Washington.

“Si PDVSA no puede encontrar rápidamente mercados de exportación alternativos o fabricar su propio crudo”, dijo, “estará en una situación en la que la producción no podrá trasladarse a ninguna parte y tendrá que empezar a cerrar operaciones; ese es un gran problema”

https://www.nytimes.com/es