CIENTÍFICOS INVESTIGAN POSIBILIDAD DE QUE HAYA EXISTIDO UNA CIVILIZACIÓN MILLONES DE AÑOS ATRÁS EN LA TIERRA

Resultado de imagen para CIENTÍFICOS INVESTIGAN POSIBILIDAD DE QUE HAYA EXISTIDO UNA CIVILIZACIÓN MILLONES DE AÑOS ATRÁS EN LA TIERRA

AUNQUE PARECE DESCABELLADO, CIENTÍFICOS CONSIDERAN SERIAMENTE LA POSIBILIDAD DE QUE HAYA EXISTIDO UNA CIVILIZACIÓN INDUSTRIAL HACE MILLONES DE AÑOS Y HAYA SIDO BORRADA (CASI) COMPLETAMENTE DE LA FAZ DE LA TIERRA

El tema parece digno de la especulación teosófica -con sus ideas de Lemuria y demás-, pero un grupo de científicos reputados se encuentra investigando la posibilidad de que haya existido una civilización inteligente e industrial hace millones de años en el planeta Tierra. Y es que, de haber existido una civilización así, los rastros no serían tan evidentes -tomando en cuenta que los más de 4 mil millones de años de la Tierra comprenden un rango suficientemente amplio para la evolución (y destrucción) de vida inteligente-.

La investigación surgió a partir de una visita que hizo el físico Adam Franck al Godard Institute de la NASA para hablar con el científico Gavin Schmidt. Franck estaba interesado en estudiar si las civilizaciones avanzadas de otros planetas teóricamente también habrían de producir un cambio climático en sus hogares. Pero Schmidt hizo la pregunta de ¿cómo podemos saber que esta es la única vez que ha habido una civilización en nuestro planeta? La idea parece increíble para un científico, pero no lo es tanto, al menos no como algo que no merezca investigarse y que pueda descartarse de entrada.

En vez de discutir sobre extraterrestres, los científicos se enfrascaron en una discusión sobre posibles remanentes de una civilización antigua. Los registros geológicos no llegan más allá del período Cuaternario, hace 2.6 millones de años. Si se quiere mirar más atrás de esto, uno se encuentra con el polvo hermético del tiempo. Sí, se tiene evidencia de dinosaurios más antiguos que eso, pero en dichos casos se depende de restos fósiles. El tema con los fósiles es que de toda la vida que ha existido sólo una muy pequeña fracción se fosiliza y eso depende de cosas como su hábitat, el período en el que existieron, la proporción de tejido vs hueso, etc. Es probable, por ejemplo, que si el Homo sapiensdesapareciera hoy, en algunos millones de años no existirían registros fósiles de nuestra especie. 

Nuestra civilización industrial sólo ha durado 300 años, y puede que no dure demasiado tiempo más. Así que no es implausible que una explosión civilizatoria podría haber existido durante un lapso similar en el pasado -y 500 años o algo así, en comparación con una ventana de miles de millones de años, no son nada-. Los objetos tecnológicos y los fósiles no son confiables. Sin embargo, Franck y Schmidt observan que hay algo mediante lo cual se podría sondear el paso de cientos de millones de años: los trazos de alteraciones fisicoquímicas. Por ejemplo, actualmente estamos alterando la composición de elementos raros para la fabricación de gadgets, estamos utilizando fertilizantes y produciendo radiación nuclear. Este tipo de cambios fisicoquímicos podrían ser detectados. De hecho existen candidatos para esto, que ha sido llamado la hipótesis Siluriana; estos son eventos “hipertermales” que indican cambios drásticos en la temperatura de la tierra, en la salinidad y en los componentes químicos de la atmósfera. Por ejemplo en el Eoceno, entre hace 56 y 34 millones, hubo eventos hipertermales. Claro que los científicos deben analizar los casos para poder determinar si estas anomalías fueron causadas por eventos naturales, lo cual es obviamente la hipótesis más probable. El trabajo, por otro lado, podría servir para aplicar modelos a otros planetas en los cuales podrían haber existido civilizaciones en tiempos remotos, como podría ser el caso de Marte, que en algún momento de su existencia tuvo mucha agua.

Con información de Daily Grail

Foto: Planet of the Apes

https://pijamasurf.com/

Se logra filmar en vídeo en el Pacífico una de las medusas más extrañas que conocemos

Se logra filmar en vídeo en el Pacífico una de las medusas más extrañas que conocemos

SERGIO PARRA

Fue descubierta hace 50 años y solo ha habido una decena de encuentros. Ahora podemos verla en toda su esplendor en el siguiente vídeo.

Es, sin duda, una de las medusas más raras que se han identificado: Deepstaria puede cerrar la apertura de su campana expansiva en forma de bolsa, atrapando a cualquier presa que haya flotado dentro.

Nautilus Live

Se mantienen sin respuesta muchas preguntas relacionadas con su biología, distribución, dieta, tolerancias ambientales y comportamiento.

Filmada en el Océano Pacífico por un robot de Nautilus Live, el encuentro se produjo a 790 metros de profundidad cerca de las islas Baker & Howland.

Podemos observar cómo un isópodo rojo brillante que residía en la campana del escifozoo. Es probable que este pequeño crustáceo consuma trozos de la medusa mientras permanece oculto para los depredadores.

La descripción formal de la especie se produjo hace 45 años, casi seis años después de su descubrimiento, utilizando un fragmento de un ejemplar capturado de forma accidental. Desde entonces solo se han conseguido muestras muy limitadas, en su mayor parte procedentes de redes de pesca, y dos filmaciones de ejemplares en su medio natural.

https://www.xatakaciencia.com/biologia

El 14-S de Arabia Saudí en 23 apuntes

Resultado de imagen para 14-s en arabia

El 14 de septiembre, las instalaciones petroleras de Aramco, Abqaiq y Khurais, situadas en la Provincia Oriental del Reino de Arabia Saudí (RAS), cuya población es de mayoría chiita, ardían en llamas por unos supuestos ataques de objetos voladores, enviados por el grupo yemení Ansarolá, paralizando la mitad de la  producción de petróleo del reino. La milicia ha advertido a los trabajadores extranjeros del complejo (pakistaníes, indios, bengalíes, etc.) que lo abandonen ya que puede repetir esta “Operación Contención” aún más dolorosa para la familia al Saud, si Riad no detiene la agresión contra Yemen. ¿Atacarán a sus palacios? También han amenazado a Emiratos Árabes Unidos (EAU), otro componente agresor de la coalición EEUU-RAS que ha destrozado la vida de 24 millones de yemeníes desde 2015 ante el deshonesto silencio de los medios.

Con los datos disponibles hasta ahora y con una mirada rápida, e rescata lo siguiente:

  1. Las supuestas imágenes de satélite ofrecidas por EEUU no muestran la procedencia de los ataques, y a pesar de que los hutíes los han reclamado, este asunto se ha convertido en un conflicto internacional por dos razones:
  • Dudas sobre la capacidad de los hutíes en disponer una tecnología tan avanzada por su potencia y precisión.
  • La distancia entre la zona controlada por los hutíes en Yemen y el punto de impacto en el RAS, unos 1000 kilómetros.

Hipóstasis sobre el lugar y la autoría

  1. Yemen y los hutíes: La milicia ya había atacado el aeropuerto y el oleoducto del RAS hace unos meses. Por lo que poder, sí puede: se han reído de la seguridad de un país que es el tercero en el presupuesto militar del mundo. Para hacerlo, han tenido:
    a) Motivos: Desde 2015 su estratégico país ha sufrido decenas de miles de ataques con bombas y misiles de toda clase de la coalición, provocando la peor crisis humanitaria del mundo. Los hutíes han atacado a unas instalaciones no a escuelas y hospitales como la suele hacer la Coalición.
    b) Tecnología: El propio Riad justifica sus bombardeos sobre Yemen con el pretexto de la amenaza que suponen para su seguridad las armas avanzadas de los hutíes. Las consiguen 1) en sus asaltos a los cuarteles del ejército, 2) de los traficantes que abundan en todas las guerras, y 3) fabricándolas ellos mismos con piezas extraídas de otros artefactos, creando armas “Frankenstein”: colocan motores potentes en los vehículos aéreos no tripulados kamikazes y les dan capacidad de transportar bombas.
    c) Posibilidad de hacerlo: contaron con la «cooperación de las personas honorables dentro del reino«, afirma Yahya Saree, uno de sus portavoces. A esta “quinta columna” se añaden las ayudas de algunos príncipes saudíes opositores a Mohammed Bin Salman (MBS) en Yemen, entre ellos la familia del “príncipe” Bin Laden cuyo padre era yemení. Se trata de una defensa legítima aunque ciega: siendo un grupo religioso y de derechas, hay dudas respecto a su capacidad de calcular correctamente la correlación de las fuerzas en la región y sus consecuencias para los pueblos.
  2. Desde y por Irán: Mike Pompeo, sin presentar ninguna prueba, señala a Teherán como el autor material: ya tiene la Casus belli que buscaba. En 2009, un artículo del Instituto Brookings titulado «¿Qué camino seguir hacia Persia?” proponía: “Antes de lanzar ataques a Irán, es preferible que EEUU le acusara de una serie de provocaciones”. Mientras, Trump que, al principio, rehusó de acusar a la República islámica (RI), entregaba a la mentirosa familia al Saud (¿Se acuerdan del caso Khashoggie), no sólo la decisión de determinar al autor, sino también el “qué queréis que haga”, o sea, la mismísima política exterior de la superpotencia. Teherán niega su implicación, pero, ya había dicho que “si no nos dejan vender nuestro petróleo, nadie podrá hacerlos en el Golfo Pérsico”. Claro que la RI ha celebrado el ataque exitoso con un té con azafrán, pero: 1) no son suicidas, justo cuando Trump insistía en paliar las sanciones y expulsaba a John Bolton -el principal halcón anti iraní-, de su equipo , 2) estaba rebajado la tensión en su relación con el RAS (y con EAU), 3) es consciente de que las propias instalaciones petroleras iraníes son vulnerables a un contraataque. Afirma el senador Chris Murphy «Irán está respaldando a los Houthis y ha sido un mal actor, pero no es tan simple como Houthis = Irán«. Se exagera la influencia de la RI sobre los grupos que patrocina, como Hamas, Hizbolá, Ansarola y el resto. Tampoco todos los chiíes del mundo son sus aliados: el clérigo iraquí Muqtada al-Sadr reclama que tanto EEUU como Irán se marchen del país. Teherán niega cualquier participación, aunque no oculta que ayuda a los hutíes, del mismo modo que Israel entrena a los militares saudíes y también como revela Haaretz (17/02/2019), en el Negev a los mercenarios colombianos y nepaleses, reclutados por los EAU para ser enviados a Yemen. A Irán no le beneficia un aumento de la tensión: también porque aleja a China y Rusia, ambos con muy buenas relaciones con Riad y necesitadas de paz en la región.
  3. Desde Irak, afirma la CNN, a pesar del desmentido de Bagdad. ¿Pretende este canal justificar los ataques impunes e ilegales de Israel contra el grupo Hashd al-Shaabi (Fuerzas de Movilización Popular)? Esta milicia iraquí -progubernamental, de derecha chiita y patrocinada por la RIe, y que luchó contra Daesh junto con EEUU-, desde hace unos mes sido objeto de ataques de Israel, con la complicidad de EEUU, quien controla el cielo del país colonizado. Si fue así, ¿Por qué las bases militares del Pentágono no lo detectaron?
  4. La CIA/el Mossad desde Arabia Saudí: un ataque de falsa bandera realizado por un sector de dichos servicios de inteligencia, con el método de “demolición” desde el interior de las instalaciones. Tienen un largo historial en este tipo de acciones. Están molestos por el cese John Bolton que tuvo lugar cinco días antes. Su marcha provocó la caída de los precios del crudo Brent en un 2%, algo que no habia sucedido con la salida de sus dos antecesores: Michael Flynn y Robert Mueller. El día 12, las fuerzas de seguridad de EEUU encuentran cerca de la Casa Blanca unos equipos de escucha en miniatura llamados «StingRays», y sospechan de Israel ¡que no de los yihadistas de Daesh! Las fuerzas de Bolton contraatacarán. Sorprende que la Quinta Flota de EEUU en Baréin, sus bases militares en Omán, Kuwait, EAU, la mega base en Qatar -que es la sede del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de EEUU y controla todo Oriente Próximo-, o las cinco bases esparcidas en el propio territorio saudí, incluida la de “Rey Abdul Aziz” el lugar del ataque, ni se percataran de que una veintena de objetos voladores perforaban el cielo del país, viajando de punta a punta del país para descargar sus explosivos. Incluso el propio complejo Aramco (con piscinas, un amplio campo de golf y pista de tenis) está “protegido” por un ejército privado, equipado con misiles antiaéreos. Puede que algunos mandos militares estuvieran distraídos viendo el futbol, pero ¿todos? El imperialismo de EEUU necesita una guerra con Irán, sino dejará de serlo. Es del dominio público que, además, una facción del establishment de EEUU pretende acabar con la tenebrosa familia al Saud, para qatarizar este estratégico país. No es una ”teoría de conspiración”: se trata de unos servicios que han conspirado contra naciones enteras con sus falsedades y en todos sus guerras. Es posible que estén tendiendo una trampa a Trump, empujándole a una guerra, que será desastrosa, para sabotear su reelección. Una operación así en octubre del 2020 haría de una nueva “Sorpresa de Octubre” y de nuevo con Irán de protagonista. Por otro lado, han saboteado el acercamiento que estaba produciendo entre Riad y Teherán. Un dato más: justo dos días antes, Irán firmó un contrato de 440 millones de dólares con la compañía local Petropars para desarrollar el yacimiento de gas Belal que comparte con Qatar en el Golfo Pérsico. Ahora, todo se congela.
    Posibles consecuencias
    1. El fin de control monopolístico de EEUU sobre el espacio aéreo del Golfo Pérsico.
    2. La coalición seguirá mascarando a los yemeníes.
    3. Más ataques de Israel sobre Irak.
    4. Aumento del precio del petróleo que si continúan los ataques o hay una guerra podrá alcanzar los 150 dólares el barril. Situación que beneficia a los países productores, incluido a los de EEUU, perjudica a los consumidores, y a China, tanto por ser el RAS su segundo proveedor, como por la subida de los precios.
    5. La subida del precio del dólar, debido a la correlación de esta moneda con el petróleo.
    6. Convertir la seguridad en la prioridad para los iraníes, mientras la población sufre la peor crisis económica de su historia reciente. Irán está en estado de alerta y se prepara para una «guerra a gran escala», afirma el general de brigada Amir Hachizadeh, quien además reveló una impactante información: que el derribo del dron Global Hawk de EEUU por Irán en junio pasado fue un accidente provocado por un oficial que había actuado “por su cuenta”. Seguramente la rápida transmisión de este dato a los estadounidenses impidió que Trump tomara represalias y matara a 150 iraníes.
    7. Más presión sobre los europeos para que abandonen el acuerdo nuclear con Irán.
    8. Un castigo simbólico a Irán. La estrategia de Trump es ejercer una presión económica sobre Irán que no lanzar una acción militar. Los militares le apoyan: el almirante John Kirby, advierte a Trump de enfrentarse a Irán por ser “una de las ocho potencias militares más importantes del mundo”. Por lo que, para tranquilizar a los saudíes (que pueden llevar al presidente a la bancarrota si dejan de alquilarle las 500 habitaciones de la Torre Trump en EEUU), puede atacar al aliado más íntimo de la RII: Hizbolá. El senador Bernie Sanders le recordó al presidente que, solo el Congreso, no la Casa Blanca ni la dictadura saudita, tiene la autoridad constitucional para aprobar la acción militar estadounidense (aunque esto tiene sus matices).
    9. Una mayor militarización del Golfo Pérsico, si cabe. Con incidentes menores de los meses pasados, EEUU envió portaviones y cientos de soldados a la región.
    10. Apartar las preocupaciones mundiales centradas en el Brexit y la guerra comercial entre EEUU y China, por la gravedad de la situación.
    11. Fluir más dinero hacia la oligarquía estadounidense: si los saudíes quieren una mejor seguridad, que “suelten la pasta”: en 2018 Trump describió al RAS como una «vaca lechera» que será asesinada cuando se le acabe la leche.
    12. Carrera entre las empresas de armas por fabricar drones con mayor capacidad de destruir, imposibilitando la protección de las instalaciones civiles.
    13. Profundizar la fractura en la Casa Saud: más asilamiento para el príncipe de las tinieblas MBS, responsable del desastre de Yemen; daño al prestigio del otro hijo del rey, Abdolaziz, recién nombrado como ministro de petróleo; problemas presupuestarios, que dejarán en el aire el proyecto de la Visión 2030 de MBS y la propia continuidad de su guerra en Yemen.
    14. Se incrementará la represión contra los disidentes y también la minoría chiita en Arabia.
    15. Perjudica al proyecto de la privatización de la compañía petrolera pública de RAS, Aramco, cuyo valor, debido a los problemas de seguridad, bajará a corto plazo.
    16. ¿Una nueva guerra por el petróleo”? Trump, cuya política m´s que asaltar los pozos ajenos es buscar clientes para su petróleo esquisto, tardará en reemplazar con la Reserva Estratégica de EEUU los 5 millones de barriles saudíes en el mercado, y si la crisis dura, debido al alto coste de su producción, no podrá seguir haciéndolo.
    17. Cambiar el concepto de guerra y el ataque a las instalaciones estratégicas de otros, que será “low cost” y muy eficaz.
    18. Se trata de un ataque histórico – sobre la familia real saudí, el mercado d energía y las formas de hacer guerra-, cuyo impacto durará en los próximos años. Estas guerras son reaccionarias y solo benefician a los hombres del poder de los países implicados, destrozando la vida de cientos de millones de sus ciudadanos.
      Rusia se ofrece para mediar entre RII y RAS, pero ninguno recoge el guante. Los fuerzas antimilitaristas del mundo, que siguen ausentes, y también lo ecologistas, que se olvidan del factor de guerra, deberían haberse movilizado hace tiempo.

https://blogs.publico.es/puntoyseguido/

Sus formas

¿Me convertiré en alguna de todas esas cosas?

LEILA GUERRIERO

Una mujer utiliza una máquina de coser.
Una mujer utiliza una máquina de coser. EL PAÍS

La forma en que guardaba sus cosméticos en una canasta de mimbre que, un día, decidió adornar con una puntilla cursi que se puso amarilla y que jamás cambió. La forma en que fruncía el entrecejo para enhebrar la aguja y su insistencia en usar solo hilos de marca Tomasito. La forma en que remendaba las medias encajándolas en un mate de calabaza. Su extraño cariño distante —nunca me tocaba, nunca decía que me quería— pero hondo y suave como una caverna cubierta de musgo. La forma en que hacía que me sentara al borde de su cama y me peinaba para ir al colegio con un cepillo de falso carey. La forma en que diluía un pan de azul para blanquear la ropa en un fuentón de zinc y en que distribuía bolsitas de lavanda en los placares. La forma obsesiva en que lavaba las verduras y las frutas y, sin embargo, su falta de obsesión por casi todo lo demás. Su voz como un jarrón repleto de jazmines, como un vidrio claro. Su forma de caminar moviendo las caderas como si no fuera ella, como si fuera una mujer chorreando sexo. De recogerse el pelo con una peineta, cuando era joven y lo usaba largo. Su forma de levantar los ruedos, de lustrar los zapatos todos los días, de usar solo ropa interior de algodón, de cuidarse los pies, de correrse las cutículas, de perfumar la casa con cascarita de naranja y de hacerse trizas las manos trajinando con las estufas a querosén y de quejarse por tener que repetir siempre las mismas cosas sin que nadie le hiciera caso y de chasquear la lengua y reclamar, y sus prejuicios de siglo XIX y su pasividad y su estridencia, y sus insoportables nudillos golpeando sobre el asqueroso hule de la mesa del comedor de casa. Después del almuerzo lavaba los platos desbarrancándose por dentro, pensando cosas que no le decía a nadie. Me convertiré en alguna de todas esas cosas. ¿Me convertiré en alguna de todas esas cosas?

https://elpais.com/

El Día E: Los desafíos del español o castellano

Por PAULINA CHAVIRA 

El Día E: Los desafíos del español o castellano
CreditPatricia Nieto

El 23 de abril es el Día E o Día del Español: el día en que las Naciones Unidas decidió conmemorar nuestra lengua para crear conciencia sobre el uso del español o castellano como lengua oficial en la organización. Se eligió esta fecha —que es también el Día del Libro— porque la ONU la toma como el día en que murió Miguel de Cervantes Saavedra (aunque el Instituto Cervantes marca el 22 de abril de 1616 como fecha de su muerte).

Las efemérides y las conmemoraciones pueden multiplicarse hasta el absurdo, pero tener un día dedicado a pensar en la tercera lengua más hablada en el mundo no es un gesto superfluo. Hace algunas semanas, en el Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) que se celebró en Argentina, quedó claro que el español enfrenta desafíos vitales: la forma en que se enseña, la conquista de la tecnología sobre las formas en que nos comunicamos, los modos en que incorporamos (o no) un lenguaje no sexista y que pueda reflejar una diversidad innegable de identidades de género, la necesidad de consolidar el papel del español para sus hablantes nativos en tiempos en que el inglés ha tomado la delantera para bautizar nuevas realidades globales en entornos como internet o los negocios. 

El Día E: Los desafíos del español o castellano
CreditMinh Uong/The New York Times

Se estima que en el mundo hoy existen más de 570 millones de personas que hablan español; sin embargo, durante el CILE, José María Álvarez Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica, aseguró que en la actualidad hay más máquinas que humanos hablando castellano: casi 700 millones de máquinas.

¿Quién define y redacta ese español que recibimos a través de las redes sociales, de los procesadores de texto, del correo electrónico, de las plataformas que emiten series y películas en continuo? ¿Quién ha dedicado tiempo y recursos a enseñarles una lengua real a las máquinas, a pensar en la formación o los sesgos que tiene el español que hablan y reproducen nuestros dispositivos?

El paso de los siglos no ha transformado uno de los principales desafíos para el español —cómo enseñarlo—, sino que parece haber reproducido la velocidad a la que suceden los cambios y la cantidad de individuos que deben aprenderlo: no solo es hora de nombrar nuevas realidades, también es momento de enseñarles español a las máquinas.

La inteligencia artificial

Los programas de aprendizaje automático, los algoritmos, los procesadores de texto, los nuevos delitos… casi todos se escriben —o se acuñaron— en inglés (cuyo día también se conmemora hoy, pues se recuerda la muerte de William Shakespeare, que sucedió el 23 de abril de 1616 según el calendario juliano). El inglés va a la vanguardia en la formación del lenguaje tecnológico y la creación de términos en la era digital, y recién esta edición del CILE —la octava— ha reconocido que el español ha sido lento para buscar y proponer alternativas.

Durante el congreso hubo un momento revelador sobre el modo en que se definen hoy las reglas del juego: algunos participantes aprovecharon el encuentro para reclamarles a los españoles y a su academia que la película Roma, de Alfonso Cuarón, haya sido subtitulada en español peninsular. Pero la decisión de incluir esa variante de subtítulos no fue de la RAE o del gobierno, sino de Netflix. Son las grandes corporaciones tecnológicas (Google, Amazon, Netflix, Facebook, Microsoft) las que están decidiendo actualmente qué español hablamos en nuestra vida digital… y también en la vida en general.

¿Qué palabras marca como incorrectas tu celular cuando escribes un mensaje de texto? ¿Apple sabe que a partir de 2010 el prefijo “ex” se escribe unido a “director”? ¿Qué dice tu autocorrector? El experto informático Chema Alonso —jefe de Datos de Telefónica— habló de una investigación elocuente: de las 93.000 palabras que están en el Diccionario de la lengua española, dijo, Word no reconoce 7500 y Google desconoce 8700 (información relevante para quienes preguntan al buscador cómo escribir tal o cual palabra).

Si no enseñamos a nuestros dispositivos a hablar y escribir español —el que sí hablamos—, seguiremos perpetuando sesgos y estereotipos que la inteligencia artificial solo reproduce: si en el traductor de Google, de inglés a español, escribes “the nurse”, la propuesta en castellano será “la enfermera”, a pesar de que en inglés no hay ninguna marca de género que indique que la traducción debe hacerse a un sustantivo en femenino. Ahora, si traduces “the doctor”, la propuesta en castellano es un sustantivo en masculino.  

En un intento por despertar a las academias de su letargo, Álvarez Pallete propuso que algún representante de la inteligencia artificial ocupe un sillón en la academia (que Mario Tascón, presidente de la Fundación del Español Urgente, sugirió que fuera nombrado con la arroba —@—); a ver si así comenzamos a incidir en el español de las tecnologías.

El Día E: Los desafíos del español o castellano
Si no enseñamos a nuestros dispositivos a hablar y escribir español —el que sí hablamos—, seguiremos perpetuando sesgos y estereotipos que la inteligencia artificial solo reproduce.CreditMaxim Babenko para The New York Times

Ya es hora, amigues

A pesar de que cada vez se usan más los desdoblamientos (“ciudadanos y ciudadanas”); del empleo inclusivo de “@”, “x”, “e”; de que hay una conciencia creciente del sexismo lingüístico, los organizadores del Congreso Internacional de la Lengua no consideraron que fuera necesario abordar este asunto a profundidad. No hubo siquiera un pánel específico para exponer, con argumentos, el rechazo a lo que se ha dado por llamar “lenguaje inclusivo” (aunque, como bien apuntó la escritora argentina Luisa Valenzuela, este nombre es un calco del inglés).

Fue casi al final del congreso, en una mesa destinada a la discusión de la “Corrección política y lenguaje”, que cuatro de los cinco ponentes decidieron hablar de los eufemismos, y solo el escritor mexicano Jorge Volpi habló de la desigualdad entre hombres y mujeres perpetuada por la lengua, así como de la necesidad de reconocer esa discriminación para corregirla o limitarla.

Las respuestas de buena parte de los académicos y de escritores van siempre en la misma línea: que dónde quedaría la economía del lenguaje, que los usos de “x”, “@” y “e” afean (¿según qué parámetros?) la lengua, que el masculino genérico es inclusivo y suficiente. Es momento de que las academias, de que quienes estudian y se dedican a la lengua, de que todos los hispanohablantes nos tomemos en serio este asunto: estas alternativas se están usando, cada vez con más frecuencia y en más espacios, es necesario que las conozcamos, que las estudiemos y encontremos una forma efectiva de usarlas… o no.  

Al final, somos los hispanohablantes quienes decidimos cómo se escribe o se habla, pero al seguir ignorando realidades se corre el riesgo de reafirmar una idea común: que las academias están muy lejos de los hablantes y del español que se habla.

El Día E: Los desafíos del español o castellano
CreditMariana Bazo/Reuters

Un amor traicionero

El español es la segunda lengua más hablada en redes sociales y la tercera más usada en internet. Adriana Valdés, directora de la Academia Chilena de la Lengua, usa #HayCastellano en Twitter para señalar la siutiquería de las personas que ven un poder mágico en las palabras en inglés [una persona siútica es la que “presume de fina y elegante, o que procura imitar en sus costumbres o modales a las clases más elevadas de la sociedad].  

Si los hispanohablantes no nos hacemos conscientes de las enormes posibilidades de nuestra lengua, es poco probable que logremos que en la tecnología, los negocios y la cultura se reflejen los matices del mundo que sucede en español.

No se trata de rechazar otros idiomas, sino de recordar que el nuestro posee una riqueza infinita y maleable, capaz de definir aquello que nos parece más refinado decir en inglés o francés (¿algún día nos sentiremos así con el chino?). Se trata de entender que solo hace falta buscar alternativas en castellano, aunque eso exija pensar y reflexionar, investigar y, a veces, ser creativos. Porque en eso consiste mantener viva una lengua. 

Para 2060 se calcula que el segundo país con más hispanohablantes será Estados Unidos, precedido por México, en donde ahora habitan poco más de 120 millones de personas que hablan español.

Tal vez es momento de que dejemos de educarnos como personas dominadas por un castellano estático y monolítico y empecemos a conocerlo a fondo: sus virtudes, sus limitaciones, sus áreas de oportunidad. Solo así seremos menos solemnes y estridentes con los cambios en nuestra la lengua y dejaremos de escandalizarnos porque “le quitaron” la tilde a “solo”.

El Día E: Los desafíos del español o castellano
Más de 21 millones de alumnos estudiaban español como lengua extranjera en 2018, según el Instituto Cervantes. CreditRitchie B Tongo/EPA vía Shutterstock

Un amor conservador

La forma en que aprendemos sobre la lengua marca nuestra relación con el español. La educación básica que recibimos se enfoca en la enseñanza de las normas ortográficas y gramaticales para que los hispanohablantes, básicamente, hablemos el mismo idioma.

Pero esa educación deja de lado el cambio constante al que cualquier lengua está sometida: a pesar de que repetimos como un mantra que la lengua cambia, que es dinámica, que está viva, cada vez que se proponen cambios a las normas, que surgen nuevas palabras, que hay nuevos conceptos y realidades que nombrar, nuestra flexibilidad desaparece (y todos aquellos que no dudan un segundo en usar coach en vez de decir, “asesor”, “guía” o “entrenador” parecen ponerse de acuerdo para salir a gritar “¡Herejía!”).

Si desde que aprendemos las “reglas del juego” entendiéramos que estas pueden ser modificadas por el uso o que habrá que estar preparados para los cambios, sabríamos que es necesario mantener una relación constante y de conocimiento continuo de lo que creíamos que solo debíamos estudiar de los 6 a los 12 años. El aprendizaje de la lengua es, en esencia, un juego que no se acaba nunca.

En la presentación del Glosario de términos gramaticales (que se publicará a finales de este año en Salamanca, España), el académico Ignacio Bosque dijo que “nuestro mayor reto es que los estudiantes vean a la lengua como propia: hay que conseguir que vean a las subordinadas sustantivas como suyas”.

¿Alguien que recuerde qué son las subordinadas sustantivas? Bueno, pues eso.

https://www.nytimes.com/es

TODO LO QUE HABITA EN UNA GOTA DE AGUA

Este volumen de 1851 es un atisbo microscópico a todo aquello que puede existir en una pequeña gota de agua.

Como un grano de arena, la gota de agua encarna lo inconmensurable en lo diminuto. Su pequeñez no implica, sin embargo, que la gota no pueda ser habitada por universos enteros. Publicado en Londres en 1851, Drops of Water: Their Marvellous and Beautiful Inhabitants Displayed by the Microscope, de Agnes Catlow, es un tributo a estos  paradójicos microcosmos.

agua 5

El siglo XIX, especialmente su segunda mitad, encontró en Inglaterra una obsesión por todo aquello que el microscopio era capaz de revelar, a pesar de que estos instrumentos no estuvieron al alcance de los no especialistas sino hasta la era victoriana. El libro de Catlow nació en este contexto y celebra a los animálculos (pertenecientes, en su mayoría, al género Glenomorum) que habitan los charcos y pequeños cuerpos de agua estancada, una guía para cualquier amateur que quisiera adentrarse en estos diminutos ecosistemas. En el prefacio, la autora se refiere a su volumen como una puerta semejante a la que, en el libro de Lewis Carroll, cruza la pequeña Alicia para visitar el País de las Maravillas.

Como los granos de polen vistos de cerca, estos retratos de lo invisible —hechos por el litógrafo A. Achilles— nos invitan a atestiguar un mundo que tiene vida y movimiento, y seres de fascinantes geometrías y extraños colores que son capaces de recordarnos algo que es fácil olvidar: todos esos mundos que existen y que no podemos ver.

agua
agua 2
agua 3
agua 4

via Aleph

https://culturainquieta.com/es

Libros que nos inspiran: ‘¡El mundo va mucho mejor de lo que piensas!’ de Jacques Lecompte

Libros que nos inspiran: '¡El mundo va mucho mejor de lo que piensas!' de Jacques Lecompte

SERGIO PARRA

A pesar de que los medios de comunicacón suelen resaltar el vaso medio vacío (e incluso lo vacían un poco más de lo que es verdad para vender), afortunadamente cada vez hay más libros que tratan de equilibrar el fiel de la balanza en todos los ámbitos, desde el medioambiente hasta la violencia.

En la línea de obras como Factfulness, de Hans Rosling, o En defensa de la Ilustración, de Steven Pinker, tenemos este ¡El mundo va mucho mejor de lo que piensas!, de Jacques Lecomte.

Mandela

Decía Nelson Mandela: “He descubierto este secreto: después de haber trepado hasta lo alto de esta colina, todo lo que he visto es que detrás hay muchas más colinas que trepar”. Es decir, que Lecomte no sugiere que todo esté hecho, sino que estamos en la buen senda y que hemos hecho mucho más de lo que creemos.

Hay menos violencia, hay más empatía, hay menos contaminación (porcentual), hay menos pobreza extrema, hay más democracia… y todo eso lo apoya con datos y estadísticas. Porque la esperanza puede ser más inspiradora que el discurso agorero. Demasiadas malas noticias, paralizan:

Desmontando los ponósticos más sombríos, convencidos de que de lo peor puede salir lo mejor y confiando en la capacidad humana para la bondad, se abren nuevas posibilidades que parecían improbables, pero que se descubren como beneficiosas.

Por eso, el libro nos ha inspirado para escribir en Xataka ciencia textos como El agujero de la capa de Ozono cada vez es más pequeño.

https://www.xatakaciencia.com

El retorno de los Avengers patrios

Existió una tendencia enfrentada por los herederos políticos de los conservadores y los porfiristas que rebajó a los personajes centrales de nuestra historia a monigotes sin mérito

ANTONIO ORTUÑO

Estatua del General Emiliano Zapata en la entrada de la ex hacienda de Chinameca, sitio donde fue asesinado
Estatua del General Emiliano Zapata en la entrada de la ex hacienda de Chinameca, sitio donde fue asesinado MARGARITO PÉREZ RETANA CUARTOSCURO.COM

En Francia, suele utilizarse la expresión “como ejército mexicano” para hacer referencia a un grupo indisciplinado, en el que todos quieren mandar y nadie obedece. Debo aceptar que me da risa la frasecita (que, al parecer, proviene de las opiniones de los franceses que vivían en nuestro país en tiempos de la Revolución y atestiguaron el caos de las tropas rebeldes, que, no olvidemos, operaban de modos tan enredados que se autoapodaron con el mote de la “Bola”), pero sé que a muchos compatriotas les indigna profundamente.

Por allá del año 2009, el político galo Christian Estrosi, alcalde de la ciudad de Niza, criticó a sus compañeros de partido por comportarse como “un ejército mexicano”. Los medios nacionales hirvieron de cólera y nuestro embajador en París, Carlos de Icaza, presentó incluso una protesta formal, en la que lamentaba que Estrosi hubiera empleado “una expresión perjudicial para un país amigo”. Los mexicanos, que parodiamos incansablemente a gringos, españoles, asiáticos, centroamericanos, argentinos, etcétera, somos así de susceptibles cuando nos tocan la identidad con el pétalo de unas palabras.

A la vez, México incuba contradicciones centrales en la manera en la que se ve a sí mismo. Por decenios (los del largo dominio político del PRI) contemplamos la exaltación de un puñado de héroes patrios, cuyas historias se repetían incesantemente en las escuelas y los discursos políticos y cuya iconografía formaba parte fundamental de la imagen del régimen. Las vidas y palabras de Hidalgo, Morelos, Guerrero, la Corregidora Ortiz de Domínguez, Benito Juárez, Madero, Zapata, etcétera, nos fueron repetidas al modo de un catecismo, tal y como hacía la Iglesia con las vidas de santos, en busca de inculcarnos un fervor patriótico de tintes religiosos. El país estaba (y sigue) tapizado de sus bustos, monumentos y retratos, así como de miles de calles con sus nombres (en cada ciudad de mediana para arriba suele haber más de cinco o seis Hidalgos…).

La contraparte es que siempre existió una tendencia enfrentada, sostenida por los herederos políticos de los conservadores y los porfiristas, que rebajó a los personajes centrales de nuestra historia a monigotes sin mérito alguno o canallas funestos (Hidalgo, decían, fue un prepotente y un inepto; la Corregidora, una infiel; Juárez se había vendido a los gringos y los masones; Madero no era sino un supersticioso y Zapata, un bárbaro, etcétera). Las tornas se invertían al referirse a los antagonistas de los héroes. En la escuela y los discursos, Iturbide (a pesar de haber sido, para todo efecto práctico, el “libertador”), Maximiliano, Porfirio Díaz, Huerta, eran ritualmente cubiertos de lodo y acusados de todas las taras y retrasos del país. Pero aquellos que opinaban que el Cura Hidalgo era un botarate se animaban a prenderles una velita en su altar.

Cualquier mexicano mayor de 35 años sabe esto. Y sabe que fuimos educados en un universo histórico tan plano y despojado de matices que bien podría decirse que esos héroes fueron los Avengers de nuestra infancia. Y que Maximiliano y Porfirio oficiaron como los Thanos de ocasión…

Cuando los conservadores le ganaron las elecciones al PRI y lo sacaron del poder, al inicio de este siglo, la cosa se puso confusa. Algunos quisieron añadir a don Porfirio a la letanía de vivas del Grito de Independencia; otros pugnaron por “limpiar” las imágenes de Maximiliano o Miramón, la nemésis de Juárez, en los libros escolares. Pero esos mensajes contradictorios (y muy mal enviados) hicieron crisis con los anteriores. Y lo que pasó fue que el discurso oficial y el educativo se enfocaron en otros campos y dejaron empolvarse el tema de los héroes y los villanos. En unos pocos años, Hidalgo se volvió pasto de memes y chistes de Whatsapp y poco más.

Hoy el nuevo gobierno tiene un discurso marcial y reivindicativo y cada lunes y cada martes el presidente habla de Juárez, Morelos y Guerrero como si citara a los Profetas. Y me pregunto si el regreso de la historia ñoña de Avengers patrios del pasado no es solo un intento de legitimación simbólica y de explotación de atavismos. Y me pregunto de qué les servirá a los niños que les cuenten los mismos cuentos planos que nos contaron a nosotros.

https://elpais.com/internacional

Así se mueve el cuerpo de un cadáver 17 meses después de haber muerto

Así se mueve el cuerpo de un cadáver 17 meses después de haber muerto

SERGIO PARRA

Una vez muertos, las personas no se convierten en cadáveres estáticos. No se trata de que sus uñas o su pelo sigan creciendo (esto es un mito propagado porque, al secarse, la carne se retrae y deja más a la vista las uñas y el cabello, dando la impresión de que ha crecido), sino que se trata de todo el cuerpo se desplaza de forma significativa.

El proceso de descomposición podría ser responsable de los movimientos: a medida que el cuerpo momifica, los ligamentos se secan y hacen que las partes se muevan, tal y como sugiere un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores australianos.

Cámara timelapse

Los cadáveres humanos se mueven significativamente a medida que se descomponen, según un investigador australiano que observó un cadáver durante un período de 17 meses, Alyson Wilson. Esto puede traducirse en que, por ejemplo, unos brazos pegados al cuerpo puedan acabar lejos de él.

Incluso sin la actividad de los insectos, el cuerpo se ablanda y se suelta y cambiará con la gravedad y las presiones locales. La acción microbiana también puede favorecer algún movimiento. Todo esto ya se sabía, pero empieza a estudiarse por primera vez de forma sistemática.

Este hallazgo se ha realizado después de que Wilson filmara el cuerpo de un donante utilizando una cámara timelapse en una “granja de cuerpos humanos” conocida como la Instalación Australiana para la Investigación Experimental Tafonómica (AFTER, por sus siglas en inglés), que se encuentra en un lugar secreto a las afueras de Sydney, Australia. Wilson filmó el cadáver durante intervalos de 30 minutos durante el período de estudio de 17 meses.

AFTER es la única instalación de este tipo en el hemisferio sur. Se dedica al estudio de restos humanos con el objetivo de arrojar nueva luz sobre el proceso de descomposición humana. Hasta la llegada de AFTER, la mayor parte de la ciencia sobre cómo los cuerpos se descomponen se basó en experimentos en el hemisferio norte, donde el clima es diferente, y también los insectos y otras criaturas que intervienen en el proceso de descomposición.

Los hallazgos podrían ayudar a la policía a estimar el momento de la muerte de un cuerpo con mayor precisión, según Wilson. También podría ayudar a mejorar las autopsias.

https://www.xatakaciencia.com/

Denuncias anónimas

Resultado de imagen para placido domingo

Sin dar la cara, cualquiera puede atribuirle a otro una vileza, impunemente. Pero hoy, los Estados, la prensa, la policía, alientan una sociedad de delatores.OtrosGuardarEnviar por correoImprimir

ME GUSTARÍA SABER desde cuándo y por qué las denuncias anónimas tienen valor y merecen crédito, o la prensa “seria” se hace eco de ellas y las aumenta y acaba por elevarlas a la categoría de “verdad”. Una denuncia anónima ha sido siempre algo ruin y cobarde, a lo que se solía hacer caso omiso. Sin dar la cara ni el nombre, cualquiera puede atribuirle a otro una vileza, impunemente: no se arriesga a ser desmentido, a que se le afee el infundio, a que el calumniado lo demande por difamación. Hoy, lejos de condenarse, esas denuncias se fomentan, y los Estados, la prensa, la policía, alientan una sociedad de delatores, con todas las garantías para el delator. Se invita a la gente a que denuncie a sus parientes, vecinos y conocidos, y a la vez nos horrorizamos de esa misma práctica cuando la llevaba a cabo la Stasi. Lo que se mostraba en la película La vida de los otros es lo que hoy propician nuestras democracias. Hay quienes sostienen que esto está bien según el delito: abuso de menores, narcotráfico, terrorismo, fechorías eclesiásticas, medioambientales o de corrupción. Puede ser, pero es muy fácil que la justificación de unos casos lleve rápidamente a la de todos. La línea es tan delgada que más vale no intentar convertir a los ciudadanos en soplones anónimos y arbitrarios, porque, si todos lo son, entonces ninguno estamos a salvo. Cualquiera que nos tenga ojeriza o envidia, o se sienta ofendido por nuestra existencia, nos la puede arruinar con unas declaraciones a la prensa o unos tuits anónimos.

Hace poco este periódico dio una cobertura exagerada (dos páginas enteras el primer día) a los supuestos acosos de Plácido Domingo. Uno iba leyendo la prolija información y se encontraba con que: 1) de las nueve denunciantes sólo una daba su nombre; 2) ninguna había acudido a la policía ni a un juez; 3) los hechos hoy aireados se remontaban a veinte o treinta años atrás; 4) no se presentaban pruebas ni testimonios imparciales, sólo las afirmaciones anónimas y las de la cantante Patricia Wulf. La fuente era Associated Press. Que ésta sea una agencia fiable significa poco si no aporta pruebas. También el New York Times ha incurrido en pifias en más de una ocasión. Cualquier periódico debería saber que lo mal hecho, mal hecho está, venga de donde venga.

Miraba uno en qué consistían las acusaciones. No he visto a Domingo más que en televisión y no tengo ni idea de cómo es. Dando por buenas esas acusaciones (y ya es dar), sería lo que comúnmente se llama “un ligón”. “Que alguien te esté cogiendo la mano durante un almuerzo de negocios es raro, o que te ponga la suya en la rodilla”, dice una voz anónima. Bueno, yo no lo veo raro: indica que quien lo hace pretende ligar o es “tocón”, como Mercedes Milá, que no paraba de tocar a sus entrevistados sin aparente intención. Otra voz asegura que Domingo le pidió insistentemente salir con ella. Eso significa que le gustaba, pero no veo delito ni cerdada ahí. Siete de las mujeres aseveran que sus carreras se vieron afectadas “por los avances no consentidos de Domingo”. Me temo que eso no hay forma de saberlo a ciencia cierta, y ningún avance puede ser consentido hasta que la persona “avanzada” da o deniega su consentimiento. La gente “prueba”, tanto hombres como mujeres —muchas mujeres, sí—, y hasta anteayer era la forma natural y aceptada de ligar. Dos de las denunciantes “sucumbieron” a las proposiciones del tenor. “¿Cómo le dices no a Dios?”, se pregunta una de ellas. Dan ganas de contestarle: “Pues diciéndole que no. Y además, nadie ha visto nunca a Dios”. La otra alega: “Me quedé sin excusas”, lo cual es una alegación extraña, porque siempre se puede dejar una de excusas y decir: “Es que no quiero y ya está”. ¿Acaso Domingo las forzó o amenazó? No, al parecer sus felonías van de proponer tomar una copa a besar a una mujer en la cara y “apoyar una mano en un lado de su pecho” (luego no “en su pecho”); de coger a otra por la cintura cuando se cruzaban y besarla “muy cerca de la boca” (luego no “en la boca”) a preguntar reiteradamente: “¿Te tienes que ir a casa?” Wulf, víctima de esta ofensiva pregunta, reconoce que Domingo no llegó a tocarla, “pero no había duda de sus intenciones”. Uno se asombra de que ahora se juzguen las intenciones y además estén penadas. Domingo puede que fuera un pelmazo, pero no un depredador sexual.

¿Merecía todo esto dos páginas enteras y el linchamiento subsiguiente? Ya he leído aquí mismo un par de artículos en los que, oportunistamente, se juntaba a Domingo con el nunca condenado Woody AllenMichael Jackson y el millonario Epstein, involucrado en una red de menores. ¿Es todo lo mismo? Para los inquisidores actuales, sí. EL PAÍS no podía silenciar la “noticia” de Associated Press, pero sí haberle dedicado una modesta columna, hasta ver si las acusaciones eran menos insustanciales. El daño ya está hecho, sin embargo, y Domingo no se quitará jamás el sambenito de “acosador sexual”. Por ocho denuncias despreciablemente anónimas y la de Wulf, a la que el cantante no llegó a tocar. Basta de juicios populares precipitados y condenatorios, por favor. 

Javier Marías

https://elpais.com/