El arrollador fenómeno del presidente de Portugal ya se estudia en la universidad

Una tesis doctoral indaga en la extraordinaria popularidad de Rebelo de Sousa, elegido hace tres años jefe de Estado del país

Marcelo Rebelo de Sousa consuela a una víctima de los incendios.
Marcelo Rebelo de Sousa consuela a una víctima de los incendios. NUNO ANDRÉ FERREIRA / LUSA

Hace tres años llegó andando hasta el Parlamento para que le invistieran presidente de Portugal. Había ganado las elecciones con el 52% de los votos, un gasto de 157.000 euros en la campaña electoral (tres veces menos que la candidata del Bloco de Esquerda) y la colaboración de solo siete personas. Marcelo Rebelo de Sousa rompió en 2016 todos los moldes de las campañas políticas y ahora su caso se estudia en la universidad.

Después de este tiempo, su actividad frenética no va en detrimento de los estudios de opinión. El 71% de la población tiene una imagen positiva de él y el siguiente político está a más de 20 puntos. Los que le ven con malos ojos no llegan al 7%.

Sandra Sá Couto, profesora de la Facultad de Letras de la Universidad de Porto,ha estudiado el fenómeno Marcelo en su tesis doctoral El presidente-celebridad.Sá Couto, como periodista, cubre las campañas electorales desde 2001, pero solo en la de Rebelo de Sousa vio que había algo distinto.

El entonces candidato, de 67 años, católico por encima de todo y militante del Partido Social Demócrata, renunció a la maquinaria partidista, a las banderolas, los mítines, los himnos y las pancartas. Salía a la calle y empezaba a hablar con la gente y a abrazarla. Se convirtió en el candidato de los afectos y después en el presidente de los afectos. “A veces”, comentaba en campaña: “Las personas solo necesitan consuelo, un abrazo, que las escuchen. Ya entienden que no les voy a solucionar sus problemas”.

El 52% de los portugueses desearía hacerse una fotografía con Marcelo. Un 3,3% ya tenía un selfi con él

Su hiperactividad no ha menguado con los años, mientras han ido cayendo, desfondados, algunos miembros del servicio presidencial. Viajes infinitos, fuera y dentro del país, recepciones, discursos, visitas, sin distinguir entre días laborables o festivos. Si entre semana llega con el coche presidencial, el sábado conduce el suyo para asistir al funeral de una amiga y sentarse, discretamente, en la última fila de la iglesia.

La tesis de la profesora es que Rebelo de Sousa percibió antes que nadie que los nuevos políticos tenían que ser así, cercanos a la gente, pero sinceramente cercanos. El presidente de Portugal ha pasado las navidades comiendo en comedores populares, durmiendo en casas de víctimas de incendios y echando una mano allí donde se necesita.

Según un sondeo publicado por el semanario Expresso a los dos años de mandato, el 52% de los portugueses deseaba hacerse una fotografía con Marcelo. Un 3,3% ya tenía un selfi con él, una cifra que se traduce en 330.000 selfis, más de 450 personas por día. Pese a los márgenes de error de estas encuestas, quizás en esta ocasión habría que elevar los cálculos para acertar.

Su popularidad no es a costa de menoscabar su autoridad como presidente. Rebelo de Sousa acostumbra a cenar con los corresponsales extranjeros. En la primera de ellas, después de cuatro horas de charla, agotados los periodistas, uno de ellos golpeó reiteradamente su cucharilla en la taza del café. Marcelo entendió la indirecta y levantó educadamente la reunión. En la siguiente cena, seis meses después, el entorno de la Presidencia hizo llegar a la Asociación de Periodistas la sugerencia de que el de la cucharilla no asistiera al convite.

Marcelo es sinónimo de éxito. Una agencia de publicidad recurrió a él para autopromocionarse. Abrió la web TeleMarcelo, donde la gente dejaba el teléfono de algún conocido para que le despertaran con una frase real del presidente de la República: “Aquí Marcelo Rebelo de Sousa. Interrumpí una reunión que tenía. Acabé una y voy a comenzar otra, pero quería enviarte un beso”. En un día se realizaron 107.000 llamadas.

Su omnipresencia crea algunos problemas al Gobierno. En los trágicos incendios de octubre de 2017, después de los no menos trágicos de junio, el primer ministro António Costa telefoneaba a la ministra de Interior para pedir información. Antes de colgar, Costa le pedía perentoriamente a la ministra:

—Haz lo que sea, pero llega antes que Marcelo.

https://elpais.com/internacional

Diez motivos y once consecuencias de la retirada de EEUU del acuerdo nuclear INF con Rusia

Resultado de imagen para Diez motivos y once consecuencias de la retirada de EEUU del acuerdo nuclear INF con Rusia

Vuelve el temor a un invierno nuclear: EEUU anuncia abandonar el Tratado sobre Armas Nucleares de Medio Alcance (INF) firmado con la Unión Soviética en 1987 tras años de negociaciones.

El INF:

  • Es la primera medida de control de armas nucleares y uno de los más exitoso en esta materia. No hay duda de que, el uso de dichas armas desencadenaría una respuesta nuclear estratégica, una guerra total, acabando la leyenda de la “guerra nuclear localizada”.
  • Acuerda, por primera vez, no limitar las armas nucleares sino destruirlas y prohíbe su producción o poseer misiles balísticos y de crucero con rangos entre 500 y 5.500 km. lanzados desde tierra. Se destruyeron unos 2.500 misiles.
  • Es el pilar de los siguientes acuerdos del control de armas firmados.
  • Benefició a EEUU, que aun sin estar al alcance de los misiles SS-20 soviéticos instalados en Bielorrusia, Checoslovaquia y Ucrania, por un lado, debilitaba a la URSS frente a China, por otro garantizaba la seguridad de sus aliados europeos. La URSS también se salvaba de la amenaza de los misiles Pershing y Cruise de EEUU estacionados en Bélgica, Italia y la RFA.

Ahora, ambas partes se acusan mutuamente de haber violado el tratado: Rusia se defiende alegando que la prueba de sus misiles crucero 9M729 caben dentro del tratado, y acusa a la OTAN de haber desplegado el lanzamisiles terrestre Mark-41en Europa, apuntando a Rusia. Washington afirma que este artefacto al no estar equipado con software de disparo es legal. Por cierto, INF “permite” lanzadores marines o espaciales.

Seríamos víctimas de una agresión y llegaríamos al cielo como mártires“, ha sido la respuesta de Vladimir Putin: Rusia se abstiene de ser el primero en apretar el botón nuclear, pero los agresores “ni siquiera tendrían tiempo para arrepentirse“, en una aniquilación que no será mutua sino acabaría con buena parte de la humanidad. Moscú mientras suspenderá sus obligaciones en virtud del tratado, busca “soluciones” que salvarlo.

Moscú se ha quejado de que INF ha “perjudicado” a Rusia al no incluir a China, India y Pakistán, tres países nucleares con los que comparte la región, provocando un desequilibrio en la zona. A sus quejas se añaden la proliferación de una enorme flota de drones desplegados por EEUU en todo el planeta, que no están atados a ningún acuerdo internacional.

EEUU también considera que al no estar China en este acuerdo se ha convertido en una amenaza para su seguridad. Pero, lo cierto es que el arsenal nuclear chino cuenta con 178 ojivos, que es parecido al Reino Unido, menos que Francia (300), EEUU (7.000) y Rusia que posee unas 6.500. Los misiles de rango intermedio que ha desarrollado Beijín, como el Dongfeng-26 (apodado “asesino de portaviones”), no viola el derecho internacional, dejando este “derecho” mucho que desear. EEUU en represalia ha instalado un radar de alerta temprana en Japón para rastrearlos, ahorrándose el envío de portaviones. El principal país preocupado por las bombas nucleares chinas es India, y aun así no ha pedido a EEUU que rompa el INF.

En el abril de 2009, Barack Obama prometía que su país tomaría medidas concretas para limpiar el mundo de armas nucleares. Si hasta hoy, los sucesores de Reagan y Gorbachov han respetado el acuerdo, ¿por qué lo destruye Trump?

Detrás del humo

  1. El regreso de John Bolton, el hombre belicista más peligroso del mundo, a la primera fila de la política de EEUU como Asesor de seguridad de Trump. Según él, los acuerdos internacionales de control de armas y no proliferación nuclear limitan la capacidad de acción de EEUU. Bolton, ya en 2011 propuso la salida de Washington del INF alegando el programa de misiles iraníes, y ha sido él uno de los promotores de la salida de Trump del acuerdo nuclear de Irán. Este hombre que planea enviar 5.000 soldados a Colombia para desestabilizar a Venezuela, ha estado presente en los tres golpes al sistema de estabilidad estratégica del mundo: 1) la salida de EEUU del Tratado de misiles antibalísticos en 2001, 2) su retirada del acuerdo nuclear con Irán en 2015, y ahora del NIF. Lo cierto es que EEUU no necesita instalar misiles de alcance intermedio en las proximidades de China, Irán o Corea del Norte: los puede bombardear con sus aviones y submarinos.
  2. Tenemos una enorme cantidad de dinero para que jueguen nuestros militares“, como si las bombas nucleares fuesen juguetes de niños uniformados. Invertir en la tecnología nuclear militar,beneficiando a las compañías de armas es el principal motivo de romper el INF. Trump les regalará unos 50.000 millones anuales en concepto de gastos por la renovación del arsenal nuclear entre 2019 y 2028. El presupuesto de defensa de este país equivale al conjunto de los siete países que le siguen, mientras cerca de 50 millones de sus ciudadanos viven por debajo del umbral de la pobreza.
  3. Recuperar la “Guerra de las galaxias” de Ronald Reagan. El 17 de enero, Trump amenazó romper el Tratado sobre el Espacio Ultraterrestre del 1967 para la exploración y utilización del espacio con fines pacíficos, ratificado o firmado por 123 estados: “Mi próximo presupuesto invertirá en una tecnología de defensa de misiles basada en el espacio… debemos tener el dominio sobre espacio”, dijo; lo que significa establecer un escudo anti-misiles desde el espacio capaz de detectar la ruta de misiles balísticos y destruirlos en su trayectoria, e ingresar miles de millones de dólares en la cuenta de la industria aeroespacial, robándolos del bolsillo de los contribuyentes más pobres de EEUU y de Europa (¡será un proyecto de la OTAN!). Si el objetivo es acabar con una gran parte de la humanidad se puede hacer perfectamente desde los submarinos nucleares, y no hace falta ir al cielo para hacerlo.
  4. La ignorancia de Trump respecto a este tipo de armas. El presidente, al que le parecen pocas las ojivas nucleares que posee su país, preguntó en 2017 al ya destituido secretario de Defensa Jim Mattis “por qué el Pentágono no había construido 30.000 ojivas” (¡podría haber dicho 50 o 100.000!). El general responde que por falta de presupuesto, y que además acabaría con los tratados mundiales control de las armas nucleares. Trump, para más inri, carece de la habilidad de Obama que en 2010 consiguió del Congreso la ratificación del START III, paralelo a sobornar a las compañías de armas con un programa de mil millones de dólares durante diez años destinado a levantar dos nuevas fábricas de bombas nucleares y nuevas ojivas, misiles, aviones y submarinos. EEUU ha sido el único país en utilizar bombas atómicas matando a al menos 200.000 personas en unos minutos, sin haber sido castigado por ello.
  5. Abrir una brecha entre Rusia y China, como lo hizo Richard Nixon dividiendo China de la Unión Soviética, aunque al contrario de entonces, Moscú y Beijín hoy son como “Uña y carne” o como dicen los chinos “más cerca que los labios a los dientes”.
  6. Aumentar la presión militar sobre China, ahora que no puede contener el avance tecnológico y comercial del Dragón Rojo. Así, le obliga a aumentar su gasto militar restándolo de sus inversiones en la alta tecnología o en el mega proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, para así hundirle como potencia: la carrera armamentística fue uno de los motivos del fin de la URSS.
  7. La obsesión de Trump por “renegociar” los tratados internacionales, por ser “malos” para EEUU. También pretende “renegociar” el START III (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas) firmado en 2010 entre Barak Obama y Dimitri Medvedev. Por el momento ha salido del Acuerdo Nuclear de Irán, el de París o el NAFTA, y tampoco ha ofrecido alternativas al respecto. Por lo que su intención no es reformar el INF sino destruirlo.
  8. El madman estadounidense piensa que puede ganar una guerra nuclear, por eso sale de los tratados que la previenen. Se trata de otra manifestación de la política del Trumpismo de acabar con la diplomacia.
  9. Forzar a Corea del Norte a desnuclearizar.
  10. Desarrollar e instalar misiles de crucero de alcance intermedio en Asia-Pacífico.

Posibles consecuencias

  1. Aumentar el riesgo de guerra nuclear. Por primera vez desde 1972 no habrá ningún límite ni control sobre las fuerzas nucleares de EEUU y Rusia.
  2. Poner en peligro la renovación del tratado Start III que expira en 2021. Hasta hoy, ambos países habían cumplido con el límite de 1.550 ojivas nucleares estratégicas desplegadas.
  3. Un mayor deterioro en las relaciones de EEUU con China y Rusia.
  4. Sacrificar a Europa ante los intereses de EEUU: De hecho, Federica Mogherini pide a ambas partes mantener el acuerdo, y Alemania tacha de “lamentable” la decisión de Trump. También una decena de senadores demócratas han presentado una ley para prohibir cualquier tipo de financiación de armas que rompa el INF.
  5. Provocar más brechas entre EEUU y Europa. Ha sido Trump el responsable del colapso del INF, igual que del acuerdo nuclear con Irán (que parte de Europa intenta rescatar). ¿Realmente, EEUU tiene compromiso con la seguridad de Europa? Durante la “Crisis de euromisiles” en 1980, Reino Unido, República Federal de Alemania, los Países Bajos, Italia y Bélgica acordaron desplegar 572 armas nucleares de EEUU en su suelo. ¿Lo volverán a hacer hoy?
  6. Empeorar las tensas relaciones de EEUU con Rusia y China.
  7. India, Japón y los estados europeos no sólo serán objetivos de más misiles nucleares, sino que tendrán que destinar un mayor presupuesto para los gastos militares.
  8. En Japón, se dará un impulso al militarismo nipón y también a sus exportaciones de submarinos nucleares; perjudicará a los intentos de Tokio y Beijing en mejorar sus relaciones, y reavivar el fuerte movimiento pacifista japonés contra las instalaciones militares de EEUU en Okinawa, Yokosuka, y Aomori.
  9. Desatar una carrera nuclear en el resto de los países del mundo. Israel ya cuenta con al menos 100 ojivos, e Irán, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto o Brasil podrán apuntarse a la carrera.
  10. Acabar con la credibilidad de EEUU en las mesas de negociaciones con Corea del Norte, Irán, y otros países.
  11. A pesar de que Trump afirma querer aumentar la seguridad de EEUU, lo que ha hecho es desmantelar la arquitectura de la seguridad internacional. En estos momentos, la probabilidad de alcanzar un tratado similar a INF es remota por no decir nula.

Que la humanidad nos hayamos salvado de una aniquilación nuclear no ha sido por nuestra inteligencia, sino por pura suerte.

Nazanín Armanian

https://blogs.publico.es/puntoyseguido

Retrato de un fascista

Ernesto se convirtió en la acera de Roma, entre desfiles con tambores, correajes, pendones, camisas negras y saludos varoniles, como un turista al ver pasar la procesión

El escritor Ernesto Giménez Caballero, en 1943.
El escritor Ernesto Giménez Caballero, en 1943.

 

En plena confusión ideológica del final de los años veinte, el socialista Ernesto Giménez Caballero abandonó a la sobrina del cura de El Escorial y se casó con una florentina rubia y de ojos azules. Viajó a Roma en luna de miel. Las calles estaban llenas de desfiles fascistas con tambores, correajes, pendones, camisas negras y saludos varoniles. Ernesto se convirtió al fascismo en la acera como un turista al ver pasar la procesión. Desde ese momento el sueño de este iluminado consistió en rastrillar tertulias, redacciones, despachos en busca de un héroe que se prestara a hacer el papel de Mussolini en España.

—Podía ser Azaña. Le conocí en el Ateneo y le escuché algunas veces en sus corrillos del hotel Regina y de la Granja del Henar. Una vez le llamé tirano cuando quiso romper con el mango del cuchillo el gollete de una botella de vino porque el camarero tardaba en hacerlo con el sacacorchos. Yo le propuse que fuera nuestro Mussolini, pero Azaña no era un hombre para la revolución trascendente, era demasiado burgués, oficinista y feo. Después soñé con Indalecio Prieto, pero le faltó genio y heroísmo, nos resultó demasiado bilbaíno con sus gustos por la buena vida. Luego estaba Ledesma Ramos, que era de raigambre humilde, como Mussolini, tenía talento y coraje, pero era muy enteco y esmirriado y encima pronunciaba las erres a la francesa, decía egue, egue, ¿y dónde iba un líder hablando con la egue? No había nada que hacer. En seguida apareció José Antonio. Ese ya era otra cosa, lo que se dice un caballero, aunque le faltaba tener un origen proletario. Dio lo máximo que podía dar un señorito: su vida. Se lo dije el primer día que le conocí: tú eres el cordero de Dios que quitas los pecados de España.

Así andaba Giménez Caballero como un poseso, buscando un héroe de paisano cuando, en un descuido, empezó el zafarrancho.

—El 7 de noviembre de 1936 pude ver a Franco en persona, en el Cuartel General de Salamanca. Antes de entrar en su despacho, en aquel segundo piso del palacio del obispo, me crucé con doña Carmen, que llevaba en el brazo una guerrera militar y un cesto de costura. Al abrirse la puerta Franco estaba de espaldas, leyendo unos informes, de pie ante su mesa, vestido de caqui, pantalón largo y el fajín flojo, que le pendía como un tahalí por el costado. Alzó la cabeza para mirarme. Creí encontrarme con una figura legendaria y bíblica: ¡un rey David! Breve de estatura, pero con una cabeza entre el guerrero y el artista, con ojos de inspirado, como de músico. Y, en vez de los papeles que tenía en la mano, me pareció adivinar un arpa. ¡Franco era David, David en persona, tocando el arpa! Con el doble talento del gallego y del judío.

Giménez Caballero limitaba por detrás con el propio Zeus, por delante con el Apocalipsis total. Durante la guerra recorrió los frentes de batalla pregonando la ira del vengador, subió al púlpito de la catedral de Salamanca vestido mitad de monje y mitad de soldado, pero su momento estelar aun estaba por llegar.

—Fue durante aquella cena, dos días antes de la Nochebuena de 1941, invitado a casa de Goebbels, allí, en Berlín, cuando expuse a Magda, su mujer, mi grandísima visión, la posibilidad de reanudar la Casa de Austria que se había interrumpido con Carlos II el Hechizado. Antes de cenar yo le había regalado a Goebbels un capote de luces para que toreara a Churchill, y en eso Goebbels tuvo que salir porque lo llamó Hitler. Quedé solo con Magda en un salón privado donde ardía una chimenea de leños. Se sentó frente a mí en un sofá de raso verde y oro. Pero luego hizo que me acercara a ella para ofrecerme una copa de licor que calentó con las manos y humedeció levemente los bordes con los labios. En aquel ambiente de ascua y pasión, en una noche alerta de patrullas y alarmas de bombardeo sentí que iba a jugarme la carta de un gran destino, no sólo mío, sino de mi patria y del mundo entero. Entonces le propuse la fórmula para llegar al armisticio de Europa reanudando al mismo tiempo la estirpe hispano-austríaca. Se trataba de casar a Hitler con una princesa española de nuevo cuño, como Brunequilda, Gelesvinta y Eugenia. Sólo había una candidata posible por su limpieza de sangre, su fe católica y sobre todo por su fuerza para arrastrar a las juventudes españolas: ¡Pilar Primo de Rivera! Había que casar a Hitler con la hermana de José Antonio. Al oír esto los ojos de Magda se humedecieron de emoción. Tomó mis manos y las estrechó con las suyas. Y acercando su boca a mi oído musitó el gran secreto: “Su visión es extraordinaria y yo la haría llegar con gusto al führer, pero resulta que HitIer tiene un balazo en los genitales y es impotente desde sus tiempos de sargento. No hay posibilidad de continuar la estirpe. Lo de Eva Braum no es más que un tapadillo para disimular”.

https://elpais.com/cultura

Hallan montañas y llanuras a 660 kilómetros de profundidad bajo la corteza terrestre

Un equipo de geólogos ha detectado una capa en medio del manto terrestre, hasta ahora desconocida, cuyas características recuerdan mucho a las de la superficie del planeta

Hallan montañas y llanuras a 660 kilómetros de profundidad bajo la corteza terrestre

Lo aprendemos en la escuela: la Tierra está dividida en tres capas, que son la corteza, el manto y el núcleo, que a su vez se divide en núcleo interno y externo. Un esquema básico y acertado, pero que sin embargo deja fuera otras capas más sutiles que los científicos están empezando ahora a identificar en el interior profundo de nuestro planeta.

Un buen ejemplo es el estudio publicado esta misma semana en Science, en el que los geofísicos Jessica Irving y Wenbo Wu, de la Universidad de Princeton, en colaboración con Sidao Ni, del Instituto de Geodesia y Geofísica de China, lograron utilizar las ondas sísmicas de un gran terremoto en Bolivia para localizar, a 660 kilómetros de profundidad, una nueva «capa» que les ha dejado boquiabiertos: una cadena montañosa, muy similar a las que hay en la superficie. La nueva «capa» se encuentra, además, justo en el límite que separa el manto superior del inferior. Hasta ahora, y a falta de un nombre mejor, los científicos simplemente lo han llamado «el límite de 660 kilómetros».

Para poder observar lo que sucede a tanta profundidad, los investigadores utilizaron las ondas más potentes que existen en nuestro planeta, las ondas sísmicas que generan los terremotos masivos. En palabras de Jessica Irving, «si quieres sacudir todo el planeta, necesitas un terremoto grande y profundo».

La energía generada por un terremoto aumenta 30 veces por cada escalón que subimos en la escala de Richter. Y los terremotos más profundos, continúa Irving, «en lugar de desperdiciar toda esa energía en la corteza, pueden hacer que todo el manto siga funcionando».

«Viaje» a las profundidades

Según la investigadora, la mejor información se obtiene de los terremotos de magnitud 7 o superior, ya que las ondas de choque que lanzan en todas direcciones pueden incluso atravesar el núcleo terrestre y llegar hasta el otro lado del planeta. Para este estudio en concreto, los datos clave se obtuvieron de las ondas captadas después de un terremoto de magnitud 8,2, el segundo más potente jamás registrado, que sacudió a Bolivia en 1994.

«Los terremotos tan grandes no aparecen muy a menudo -dice Irving-. y ahora tenemos la suerte de tener muchos más sismógrafos que hace 20 años. Entre esos instrumentos y los recursos computacionales, la sismología es hoy un campo totalmente diferente a como era hace dos décadas». En este caso concreto, los investigadores utilizaron el grupo de supercomputadoras Tiger de la Universidad de Princeton para simular el complejo comportamiento de las ondas sísmicas dispersas en las profundidades de la Tierra.

La tecnología aplicada para este análisis depende casi por completo de una única propiedad de las ondas: su capacidad para doblarse y rebotar. Así, del mismo modo en que las ondas de luz pueden rebotar (reflejarse) en un espejo o doblarse (refractarse) cuando pasan a través de un prisma, las ondas sísmicas viajan directamente a través de rocas homogéneas, pero se reflejan o refractan cuando se encuentran con algún límite o rugosidad.

«Sabemos que casi todos los objetos tienen asperezas en la superficie y, por lo tanto, dispersan la luz -afirma por su parte Wenbo Wu, autor principal del artículo-. Y esa es la razón por la que podemos ver esos objetos: las ondas de dispersión llevan la información sobre la rugosidad con la que han interactuado. En este estudio, investigamos ondas sísmicas dispersas que viajan dentro de la Tierra para estudiar la rugosidad del límite de 660 kilómetros».

Rugosidad imprevista

Los geólogos quedaron sorprendidos por la «rugosidad» de esa nueva capa, que era incluso más acentuada que la que podemos observar en la capa superficial (la corteza terrestre) sobre la que todos vivimos. «En otras palabras -explica Wu- en el límite de 660 kilómetros está presente una topografía más fuerte que la de las Montañas Rocosas o los Apalaches».

El modelo estadístico elaborado por los científicos no permitió determinar con precisión las alturas de estas montañas, pero en su artículo aseguran que podrían ser más grandes y altas que cualquier otra en la superficie de la Tierra.

La rugosidad, además, no estaba uniformemente distribuida. Lo cual significa que igual que la superficie de la corteza tiene fondos oceánicos lisos y montañas masivas, el límite de 660 kilómetros cuenta con áreas elevadas y superficies llanas. Para comparar, los investigadores también examinaron una capa a 410 kilómetros de profundidad, en la parte superior de la «zona de transición» del manto medio, pero no encontraron nada parecido.

En otras palabras, El equipo de Wu ha descubierto que las capas profundas de la Tierra son igual de complejas y variables de las que observamos en superficie. Por eso, la presencia de esas «rugosidades» a 660 kilómetros de profundidad tiene importantes implicaciones para comprender «cómo funciona» el planeta en que vivimos. Esta nueva capa divide el manto, que constituye cerca del 84 por ciento del volumen total de la Tierra, en sus secciones superior e inferior.

¿Existe un límite en el manto?

Durante años, los geólogos habían estado debatiendo sobre la existencia o no de ese límite. Algunas evidencias geoquímicas y mineralógicas sugieren que el manto superior e inferior son químicamente diferentes, lo que apoya la idea de que las dos secciones no se mezclan térmica o físicamente. Otros, sin embargo, sugieren que esas diferencias no existen, y que todo el manto es homogéneo y sin partes diferenciadas o separadas.

«Nuestros hallazgos -asegura Wu- proporcionan datos concretos sobre esta cuestión». Los datos obtenidos, en efecto, sugieren que los defensores de esas dos ideas contrapuestas podrían estar, parcialmente, en lo cierto. De forma que las áreas más «suaves» del límite de 660 kilómetros podrían deberse a una mezcla más completa, mientras que las áreas montañosas y más ecarpadas podrían haberse formado en los lugares en los que el manto superior e inferior no consiguen mezclarse tan bien.

Pero, ¿qué podría causar diferencias químicas tan significativas en el manto? La respuesta más plausible es que esas diferencas procedan de la introducción de rocas que antes pertenecían a la corteza, y que ahora descansan tranquilamente en las profundidades de la Tierra. Los científicos se han preguntado durante mucho tiempo por el destino de las losas del lecho marino que son empujadas hacia el manto en las zonas de subducción, algo que sucede en todo el Océano Pacífico y en otras partes del mundo. Wu e Irving sugieren que los restos de estas losas ahora pueden estar justo por encima, o justo por debajo, del límite de 660 kilómetros.

«Lo que resulta emocionante de estos resultados -concluye Irving- es que nos brindan nueva información para comprender el destino de las antiguas placas tectónicas que han descendido al manto, y dónde el material del manto antiguo aún podría residir. La sismología se hace más emocionante cuando nos permite comprender mejor el interior de nuestro planeta, tanto en el espacio como en el tiempo», ha concluido Irving.

https://www.abc.es/ciencia/

Empiezan A Construir La Gran Muralla Verde, El Muro Para Impedir El Avance Del Desierto

Empiezan A Construir La Gran Muralla Verde, El Muro Para Impedir El Avance Del Desierto

Lo que fue el feroz avance del desierto del Sahel y el Sahara, que dejó casi inhabitable la mayoría de las zonas de los países que rodean ambos desiertos obligando durante años al pueblo Fulani a estar movilizándose constantemente en busca de prados para sus rebaños, ha cambiado notablemente.

En la actualidad, debido a un proyecto que se puso en marcha en 2007, el panorama es considerablemente distinto. Once países africanos en un proyecto propuesto por la Unión Africana, quieren construir una muralla verde de 7.700 km de largo y 15 km de ancho entre Senegal y Yibuti, con el objetivo de parar el avance del Sáhara hacia el sur.

Un proyecto colosal que quiere implicar a once países africanos, Burkina Faso, Yibuti, Eritrea, Etiopía, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria, Senegal, Sudán y Chad.

Empiezan A Construir La Gran Muralla Verde, El Muro Para Impedir El Avance Del Desierto

Con un presupuesto de 3.700 millones de euros, los países se comprometieron en la Cumbre del Clima de París de 2015. Siendo aportado mayoritariamente por el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo, la Unión Europea, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y entidades privadas como la International Conservation Caucus Foundation.

El Proyecto “La Gran Muralla Verde”

Empiezan A Construir La Gran Muralla Verde, El Muro Para Impedir El Avance Del Desierto

La Gran Muralla Verde es el nombre de un plan para frenar la desertificación ambiental provocada por los cambios climáticos, reduciendo además la tasa de hambre existente en más de 14 países implicados en el proyecto. Su objetivo es plantar una gran barrera de árboles a lo largo de 7.700 kilómetros de largo (desde las fronteras de Senegal y Yibuti) y de más de 15 kilómetros de ancho. Pretendiendo así, detener el avance de los desiertos, los cuales  han ido aumentando en los últimos años debido a que los feroces cambios climáticos han dejado varias zonas estériles.

Uno de los pueblos que más necesita de este proyecto son los Fulani, estos son considerados el pueblo nómada más grande del mundo debido a que tenían que movilizarse constantemente. Los resultados se van notando, ya que sus pobladores van dejando de recorrer todos los años grandes distancias acompañados de sus mujeres, hijos y su ganado, que es su única fuente de alimento.

¿Para cuándo estará disponible La Gran Muralla Verde?

Empiezan A Construir La Gran Muralla Verde, El Muro Para Impedir El Avance Del Desierto

En los últimos 9 años, desde que se inició su proyecto, solo se ha completado un 15% de La Gran Muralla Verde. Sin embargo, a pesar de ser un proyecto joven aún, ese avance del 15% ya ha brindado muchos beneficios. Reduciendo considerablemente desde el 2010 las movilizaciones del pueblo Fulani, debido a que ahora tienen disponibles más zonas verdes de las que disponían antes del inicio de la creación de la muralla.

Aunque pueda parecer que el avance es muy pequeño, la realidad demuestra otra cosa muy diferente.  Además, quedan muchos años más para lograr terminar el proyecto, el cual no solo conlleva la plantación de los árboles, sino que también se proyecta la creación de un dique y un gran sistema de riego para potenciar la agricultura en los países africanos más afectados por el hambre.

https://lavozdeldespertar.com

Rudolph Ingram, el niño más veloz catalogado como sucesor de Usaint Bolt

Rudolph Ingram, el niño más veloz catalogado como sucesor de Usaint Bolt

EL NUEVO DIARIO, TAMPA.- El joven Rudolph Ingram, mejor conocido como “Blaze The Great”, es un corredor de campo y pista de la ciudad de Tampa que se ha vuelto viral en las redes sociales por su reciente carrera, en la que demostró su gran velocidad por lo que muchos lo han catalogado como el sucesor de la leyenda Usaint Bolt.

Ingram “Blaze” sólo tiene, 7 años de edad, y el domingo pasado participó en una carrera donde recorrió unos  60 metros en 8.69 y los 100 metros de distancia en tan solo 13.48 segundos, mostrando una increíble superioridad sobre el resto de sus compañeros que compitieron en el evento.

Las hazañas de Blaze han circulado en las redes por los videos que ha estado subiendo en su cuenta personal de la red social Instagram, dirigida por su padre, donde demuestra sus grandes habilidades a la hora de correr y jugar fútbol américano.

Rudolph Ingram, el niño más veloz catalogado como sucesor de Usaint Bolt

El atleta, con tan solo 91 centímetros de estatura y un peso de 21 kilogramos, además de poseer un físico impresionante para un niño de su edad, ha ganado múltiples medallas en las competiciones escolares, y cuenta con un entrenador, quien desde temprana edad ha estado a cargo de su desarrollo y su entrenamiento físico.

https://elnuevodiario.com.do

La conversación

Un viejo arte en tiempos de nuevas tecnologías

Retrato de Samuel Johnson realizado por sir Joshua Reynolds.
Retrato de Samuel Johnson realizado por sir Joshua Reynolds. GETTY IMAGES

No tiene sentido alguno lamentarse por las vertiginosas transformaciones que se han producido en los últimos años desde que Internet empezó a formar parte de la vida cotidiana de la gente y las nuevas tecnologías y las redes sociales se ocuparon de marcar el paso. Ha cambiado todo, y todavía no se sabe hasta qué punto. Las facilidades para acceder al conocimiento son mayores e instantáneas. No hay más que navegar un rato por la Red para acceder de inmediato a propuestas de la más diversa especie que contribuyen a formarte y provocan con frecuencia deleite y contento. No hace falta ya, además, complicarse la vida en mil asuntos enojosos, basta con tocar algunas teclas y dar algunas órdenes para que cese cualquier tribulación en un instante.

Pero tanta cosa buena a veces puede llevarse por delante algunas viejas costumbres, que acaso no esté de más conservar. Por ejemplo, la conversación. No es difícil ver ahora en cualquier reunión como cada cual está pendiente sobre todo de su móvil y desentendido de lo que allí se celebra. Y una conversación tiene sus pequeñas exigencias para que termine resultando. Es necesario no llevarse mal con las palabras, y cultivar la atención y el respeto por el otro.

En el Diario de un viaje a las Hébridas con Samuel Johnson, James Boswell muestra qué peso tenían las conversaciones, y cuánto afán se ponía en ellas, en aquellas épocas remotas. Es un trabajo anterior a La vida de Samuel Johnson, la magna obra de Boswell que, como recuerda Ignacio Peyró en Pompa y circunstancia, le hizo decir a Julien Green que, al final, aquel enorme filólogo que fue capaz de escribir un diccionario de la lengua inglesa en solitario, amén de otra enorme cantidad de obras eruditas, “debe su gloria al libro de otro”.

El sábado 14 de agosto de 1773 se encuentran en Edimburgo y se despiden, en la misma ciudad, el 22 de noviembre. Entre esas fechas viajan por Saint Andrews y Aberdeen e Inverness, cabalgan a la vera del lago Ness y se embarcan hacia Skye, para ir deteniéndose luego en otras islas hasta regresar y acercarse hasta Auchinleck, donde vive el padre de Boswell, y volver al punto de partida. Johnson tiene 64 años y es “enorme, robusto, podría decir que próximo a lo gigantesco”, observa Boswell, que tenía entonces 33 y que dice de sí mismo que “más que mucha prudencia, tenía poca”. Visitan lugares memorables y parajes yermos y otros deslumbrantes, navegan bajo terribles tempestades y transitan por caminos imposibles, hay días en que solo toman una taza de té, y hablan, hablan y hablan. Lo mismo de la muerte que sobre la conveniencia de usar un gorro de dormir.

Todo el libro es un canto a la conversación, y Boswell no deja de celebrar cuánto destaca Johnson en sus diferentes palos. Lo bien que se explica, su afán polemizador, su afición por las citas y las anécdotas, su sentido del humor y su tono vehemente en asuntos que tienen que ver con sus férreas convicciones. Son dos tipos chapados a la antigua, devotos cristianos y de altos principios monárquicos, que descubren las Hébridas como si fueran críos. Pero por lo que toca a la conversación, su lección es muy reveladora. Hacen falta dos condiciones imprescindibles y que en estos días cada vez se dan cada vez menos: la capacidad de admirar y el dejarse ir, no importa dónde ni cuán inútil sea. No tener miedo de los laberintos ni de las selvas ni de los páramos agrestes.

https://elpais.com

Agua con limón, ¿realmente ayuda a adelgazar?

Agua con limón, ¿realmente ayuda a adelgazar?

La dieta del agua con limón promete activar nuestro metabolismo, modificar nuestro pH, limpiar nuestras toxinas y mejorar enormemente la velocidad con la que vamos a perder peso. ¿Por qué? Ahí está el quid de la cuestión.

Sin embargo, la falta de explicación no ha frenado ni un ápice el que esta nueva moda se haya inflamado como la pólvora, extendiéndose por Internet a una velocidad vertiginosa. ¿Pero, qué hay detrás de ella?

¿De dónde viene la dieta del agua con limón?

Probablemente, la primera dieta que popularizó la limonada (el agua con limón) como agente principal fue la conocida como Master cleanse, una dieta que sustituye todos los alimentos sólidos por té y agua con limón, sirope de arce y cayena. A partir de esta dieta, que fue vista por primera vez en 1976, en The Master Cleanser, de Stanley Burroughs.

Ya en tiempos más modernos, varios autores, ninguno dietista/nutricionista, por cierto, han rescatado esta “dieta” con modificaciones y afirmaciones completamente infundadas al respecto. Actualmente, la mayoría de “beneficios” recogidos en las oscuras salas de Internet aseguran que “un vaso de agua con limón en ayunas ayuda a activar el metabolismo”, que “la sangre alcalina es buena para eliminar toxinas (sic)” o que “los nutrientes aportados por el cítrico son beneficiosos para el organismo”.

De estas tres, escogidas de manera general ya que resumen los todopoderosos beneficios atribuidos a la limonada casi por completo, solo la primera habla de la cuestión con la que comenzábamos: perder peso. La dieta, en concreto, como explicábamos, sustituye todos los alimentos por esta bebida durante, al menos 10 días seguidos, junto con el té y agua con sal, convirtiéndose en una dieta hiperrestrictiva, hipocalórica extrema y, en definitiva, terriblemente peligrosa.

Claro que funciona, ¿cómo no va a funcionar?

Si dejamos de comer y solo bebemos limonada, no hace falta hacer ningún estudio para entender que en apenas una semana perderemos peso. La cuestión es a qué precio. La dieta del agua con limón es una de las dietas milagrosas de manual. Promete una pérdida rápida, sin apenas esfuerzo. A cambio, lo que obtendremos a largo plazo es un terrible efecto rebote eso si no sufrimos otros efectos secundarios.

Por ejemplo: fatiga, náuseas, mareos, pérdida de masa muscular y un mayor riesgo de ataque cardíaco. Si se vuelve un hábito consistente, la dieta del agua con limón puede terminar por producirnos una malnutrición importante ya que la limonada, prácticamente, no nos aporta casi nada aparte de algunas pocas sales minerales (y sodio y potasio en exceso), azúcares libres, algo de vitamina C y otros antioxidantes en cantidades ridículas.

Activadora, detox, alcalinizante y otros superpoderes inventados

A partir de la dieta de Burroughs, otros se han subido al carro usando y aprovechando los principios propuestos por el agua con limón. Un ejemplo perfecto es la moda de tomar el agua con limón en ayunas. Este cómodo sustituto al ayuno completo promete ayudar a adelgazar. Su base es que el limón, en ayunas, “activa” las mitocondrias, el orgánulo encargado de quemar grasa y producir energía.

No existe ninguna evidencia de esto, o de que mejore el metabolismo ni de nada por el estilo. Esta es una idea sin fundamento, y, por tanto, podemos considerarla una afirmación falsa. Otra habilidad atribuida al zumo de limón es la de detoxificar el cuerpo. Esto se produciría gracias a los increíbles poderes de los flavonoides, la vitamina C o cualquier otro componente del cítrico.

Photo 1534596292079 6ab51b3b0507

Pero, por desgracia, tampoco funciona. En primer lugar, porque las toxinas producidas por el cuerpo humano no existen. Los productos de desecho, sin embargo, sí que se excretan, pero no hace falta la ayuda de ningún zumo de limón ni nada por el estilo. De hecho, tampoco hay evidencias de que este ayude en la eliminación (de forma significativa) de las sustancias de desecho. Por último, hay quien afirma que tomar el zumo de limón en ayunas, o lo largo del día (esto varía según quien defienda la dieta), ayuda a alcalinizar la sangre.

En primer lugar, el limón es ácido. El ácido ascórbico (la vitamina C), el ácido cítrico, los principales modificadores del pH en el zumo de limón, son, como su nombre indica, ácidos. ¿Cómo podría modifican el pH de la sangre para ser justo lo contrario, alcalina? No existe ningún tipo de indicio, y mucho menos evidencia, de que tomar zumo de limón aumente el pH de la sangre. Es algo prácticamente imposible, gracias al cielo. El pH sanguíneo es bastante delicado y muchas de las funciones de transporte de nutrientes, o de oxígeno, dependen de ligeros cambios en este pH.

Un ejemplo es el efecto ácido que tienen los músculos cuando están en plena acción, lo que produce una liberación más sencilla del oxígeno, lo que ayuda a mantener la actividad muscular. ¿Entonces contrarrestaríamos los efectos de una hora de ejercicio intenso gracias a un vaso de zumo de limón? Parece poco probable y, desde luego, nada nos indica que esto sea así.

Photo 1508254919937 D4a498e3366c

Además de todo lo anterior, al zumo de limón se le ha atribuido un excelente poder saciante, gracias a las pectinas, a pesar de que casi la totalidad de esta fibra (que se usa como gelificante) se encuentre en el albumen del limón y no pase al agua; que mejora la digestión (a menos que tengas una úlcera péptica o acidez crónica, claro); o, incluso, que tiene efectos antiinflamatorios, cuando esto es algo totalmente falso e inventado por alguna extraña razón.

En definitiva, absolutamente nada, ni una sola evidencia, avala el uso del zumo de limón como una bebida que nos ayude a adelgazar por sus propiedades intrínsecas. No, al menos, más que beber agua y dejar de comer, por ejemplo. Además, las propiedades beneficiosas que supuestamente tiene son exactamente las mismas (vitamina C, antioxidantes, etc) que las que obtendríamos con una alimentación normal. Por el momento, lo único que vale para perder peso y vivir más saludablemente es tener unos buenos hábitos alimenticios, moverse un poco y dejarnos de limonadas.

https://www.xatakaciencia.com/biologia

Amor, 2019

Hoy creo que lo que es amor y lo que es sexo, y las múltiples combinaciones entre ambos, es algo tan personal e intransferible como el pin del móvil

Amor, 2019

De joven, cuando era más estrecha de mente y de caderas, juzgaba al prójimo con la soberbia de una juez suprema. Esta era una fresca; ese, un cabrón; aquella, una cornuda. Hasta que una vez me contó una peluquera haciéndome las mechas que quedaba una vez al mes con su exmarido, del que se había divorciado de mala manera, y se daban unos homenajes sexuales de vicio a escondidas de sus nuevas y felicísimas parejas. Dije qué bien, qué europeos, qué modernos, pero se me calentó tanto la sangre del escándalo que me subió el tinte a rubio platino. Ya andaban mal las cosas en casa y empezaba a poner mis barbas a remojo no fuera a ser que me las cortaran en seco. Y me las cortaron, claro. Desde entonces he ensanchado. De cabeza y de culo. Hoy creo que lo que es amor y lo que es sexo, y las múltiples combinaciones entre ambos, es algo tan personal e intransferible como el pin del móvil. Que cada uno ama como quiere o puede, y gracias.

Me contaba una chica de 23 años que, a su edad, es más fácil quedar con alguien para acostarse que para conocerse. Y a los 50 pasados, no te digo. Nos da más vergüenza, más pereza y más miedo quitarnos la careta el tiempo suficiente para que surja algo que estar en cueros en la cama con un desconocido. Culpemos a la falta de tiempo, al exceso de expectativas, al pavor al rechazo, a los móviles inteligentes, pero cada vez estamos más solos. Hoy es el día de los enamorados, como en la película de Concha Velasco y Toni Leblanc camino del altar hasta que la muerte los separara. Era 1959. Hoy, San Valentín 2019, se llenarán restaurantes y hoteles y se agotarán hasta las flores de las gasolineras para celebrarlo. Lo que une a esas parejas es lo de menos. ¿Por qué decimos amor cuando queremos decir sexo, y viceversa? ¿Qué más da cómo lo llamemos? Mientras nos emperramos en ponerle nombre a todo, pasa la vida y nos la perdemos.

https://elpais.com

Allan Nairn: El enviado de Trump para Venezuela es un criminal de guerra y cómplice de genocidio

Resultado de imagen para Allan Nairn: El enviado de Trump para Venezuela es un criminal de guerra y cómplice de genocidio

Como parte de los esfuerzos de EE.UU. para derrocar al presidente venezolano Nicolás Maduro, el vicepresidente Mike Pence se reunió el martes en la Casa Blanca con miembros de la oposición venezolana, junto al nuevo enviado especial de Trump para Venezuela, Elliot Abrams. Abrams es un “halcón” de derecha, procesado en 1991 por mentir al Congreso durante el escándalo Irán-Contras, aunque más tarde fue absuelto por el presidente George H.W. Bush. En la década de 1980, Abrams defendió al dictador Efraín Ríos Montt mientras supervisaba su campaña de asesinatos y tortura masiva de comunidades indígenas en Guatemala. Años más tarde, Ríos Montt fue condenado por genocidio. Además, en el año 2002 Abrams estuvo vinculado al intento de golpe de Estado contra Hugo Chávez en Venezuela.

Para ampliar esta información, vea el análisis del historial de Abrams que hacemos en Democracy Now! junto al galardonado periodista de investigación Allan Nairn, que le viene siguiendo el rastro hace más de tres décadas. Nairn ha ganado el premio George Polk en dos oportunidades y también ha recibido el premio de la organización Robert F. Kennedy Memorial.

Transcripción
Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Mientras se desarrolla la crisis en Venezuela, regresamos a mi conversación con el premiado periodista de investigación Allan Nairn. Le pedí que nos hablara sobre Elliott Abrams, el nuevo enviado especial de Estados Unidos para Venezuela.

ALLAN NAIRN: Abrams fue el hombre clave en la política del Gobierno de Reagan hacia Centroamérica, cuando ese Gobierno estaba instigando lo que un tribunal dictaminó recientemente como un genocidio en Guatemala, cuando Estados Unidos estaba apoyando al Ejército de El Salvador en una serie de asesinatos y masacres realizadas por escuadrones de la muerte, y cuando Estados Unidos estaba invadiendo Nicaragua con grupos armados de la Contra que atacaban lo que un general estadounidense describió como “objetivos fáciles”, en referencia a civiles, cooperativas y cosas así.

Abrams luego regresó durante el Gobierno de George W. Bush, se unió al Consejo de Seguridad Nacional y fue un hombre clave en la implementación de la política estadounidense de respaldo a los ataques israelíes contra Gaza, cuando Estados Unidos se negó a aceptar los resultados de las elecciones en Gaza en las que Hamas derrotó a Fatah, y en cambio Abrams y sus secuaces respaldaron una operación de guerra para anular los resultados de las elecciones y respaldar a las fuerzas de Mohammed Dahlan.

Algunos comentaristas han dicho: “Bueno, Abrams no es del grupo de Trump. Él representa lo tradicional, la política exterior de Estados Unidos ya establecida”. Y eso es verdad. El problema es que esa política de Estados Unidos ha sido la de fomentar los genocidios cuando Estados Unidos lo ha creído necesario. En el caso de Guatemala, Abrams y el Gobierno de Reagan estaban aprobando el envío de armas, dinero, inteligencia y la provisión de cobertura política al Ejército de Guatemala mientras este estaba arrasando las zonas mayas de las montañas del noroeste, borrando de la faz de la tierra 662 pueblos, según cifras del propio Ejército, decapitando niños, crucificando personas, usando las tácticas que ahora asociamos con el ISIS.

En un caso particular, en 1985, una activista que trabajaba con familiares de personas desaparecidas, llamada Rosario Godoy, fue secuestrada por el ejército. Ella fue violada y su cuerpo mutilado fue encontrado junto al de su bebé. Las uñas del bebé habían sido arrancadas. Cuando se le preguntó al Ejército guatemalteco acerca de esta atrocidad, dijo: “¡Oh!, murieron en un accidente de tráfico”. Cuando se le preguntó a Elliott Abrams sobre este incidente, él afirmó también que murieron en un accidente de tráfico. Esta activista fue violada y mutilada, y su bebé apareció con las uñas arrancadas, y Abrams dijo que fue un accidente de tráfico.

Es algo muy similar a la postura que Abrams tomó sobre Panamá. Cuando Noriega, el dictador de Panamá respaldado por la CIA, quien estuvo involucrado en el narcotráfico, y al que Estados Unidos más tarde decidió derrocar… cuando las fuerzas de Noriega secuestraron al disidente panameño Hugo Spadafora y le cortaron la cabeza con un cuchillo de cocina, Jesse Helms fue el único que intentó investigar en el Congreso de Estados Unidos, y Elliott Abrams lo detuvo, diciendo: “No, necesitamos a Noriega. Él está haciendo un muy buen trabajo. Está cooperando con nosotros”.

En el caso de El Salvador, luego de la masacre en El Mozote, donde un batallón entrenado por Estados Unidos masacró a más de 500 civiles, degollando a niños por el camino, Abrams tomó la iniciativa en negar que tal cosa hubiera sucedido. Y luego describió los resultados de las políticas del Gobierno de Reagan hacia El Salvador como un logro fabuloso. Lo dijo incluso después de que la Comisión de la Verdad de El Salvador emitiera un informe diciendo que más del 85% de las atrocidades habían sido cometidas por las fuerzas armadas y los escuadrones de la muerte, que tenían una práctica particular que consistía en cortar los genitales de sus víctimas, metérselos luego en la boca, y dejarlos a la vista de todos en los bordes de las carreteras de El Salvador.

Cuando yo aparecí en el programa de televisión de Charlie Rose con Elliott Abrams, sugerí que él debería ser sometido a juicio, llevado ante un tribunal al estilo de Nuremberg y juzgado por su papel en la facilitación de crímenes de guerra y de lesa humanidad. Abrams se burló de la idea, y dijo que era algo “ridículo”, pero en realidad no negó ninguno de los hechos respecto a lo que había hecho. Dijo que todo había sido necesario en el contexto de la Guerra Fría. Entonces, este es Elliott Abrams, quien ahora ha sido nombrado como la persona a cargo de los aspectos clave de la política de Estados Unidos hacia Venezuela.

AMY GOODMAN: Allan, veamos ese video. Esto ocurrió en marzo de 1995, cuando usted y Elliott Abrams estuvieron en el programa de Charlie Rose de la cadena PBS. El video empieza con usted.

ALLAN NAIRN: Es decir, creo debemos aplicar las mismas reglas. El presidente Bush habló una vez de someter a Saddam Hussein a juicio por crímenes de lesa humanidad, en un tribunal como el de Nuremberg. Creo que es una buena idea. Pero si eres serio, tienes que ser imparcial.

Si nos fijamos en un caso como este, creo que tenemos que empezar a hablar de llevar a juicio a funcionarios guatemaltecos y estadounidenses. Creo que alguien como el señor Abrams sería un sujeto para una investigación similar a la de Nuremberg. Pero estoy de acuerdo con el señor Abrams en que los demócratas tendrían que sentarse en el banquillo de los acusados junto a él. El Congreso ha estado involucrado en esto. El Congreso aprobó la venta de 16.000 fusiles M-16 a Guatemala. En 1987 y 1988…

CHARLIE ROSE: De acuerdo, pero espera un segundo. Yo solo… antes… porque…

ALLAN NAIRN: …votaron a favor de enviar más ayuda militar de la que los republicanos habían pedido.

CHARLIE ROSE: Una vez más, lo invito a usted y a Elliott Abrams a volver a discutir lo que él hizo. Pero ahora mismo…

ELLIOTT ABRAMS: No, gracias, Charlie, pero no aceptaré …

CHARLIE ROSE: Espere un segundo. Adelante. ¿Quiere responder a la pregunta sobre si debe ir a juicio?

ELLIOTT ABRAMS: Es ridículo. Es ridículo responder a ese tipo de estupidez. Este tipo cree que estábamos en el lado equivocado en la Guerra Fría. Tal vez él personalmente estaba en el lado equivocado. Soy uno de los muchos millones de estadounidenses que se alegraron de ganar.

ALLAN NAIRN: Señor Abrams, usted estaba en el lado equivocado al apoyar la masacre de campesinos y activistas, y cualquiera que se atreviera a hablar. Y eso es un crimen. Eso es un crimen, señor Abrams, por el que la gente debe ser juzgada. Las leyes de Estados Unidos…

ELLIOTT ABRAMS: Sí, claro, someteremos a juicio a todos los funcionarios estadounidenses que ganaron la Guerra Fría.

AMY GOODMAN: Allan, ese era Elliott Abrams respondiéndole en el programa de Charlie Rose en PBS. ¿Su respuesta?

ALLAN NAIRN: Bueno, creo que lo que dijo en nuestro intercambio habla por sí mismo. Pero debo señalar que el pasado septiembre, el pasado 26 de septiembre, en un juicio por genocidio en Guatemala, un juicio en el que testifiqué y di evidencia, el tribunal dictaminó que lo que el Ejército guatemalteco hizo en Guatemala, en el caso de ese juicio en particular, lo que le hicieron a la población maya ixil, pero también se lo hicieron a otras poblaciones maya en Guatemala.. en ese juicio el tribunal dictaminó formalmente que eso constituyó un genocidio. Y en su fallo, y esto es bastante importante, dijeron que este genocidio fue llevado a cabo por el Ejército guatemalteco en acuerdo con y, esencialmente, a instancias de las políticas de Estados Unidos, de los intereses de Estados Unidos.

Por lo tanto, el caso era muy sólido en la década de 1990, cuando argumenté en el programa de Charlie Rose que Abrams debería ser llevado a juicio, pero ahora es aún más fuerte, porque tienes la afirmación del tribunal guatemalteco sobre este genocidio, diciendo que ese genocidio deriva de las políticas de Estados Unidos. Y eso ni siquiera es meterse en lo que se hizo con El Salvador, Panamá, Nicaragua, Palestina y otros lugares.

AMY GOODMAN: Vamos a ver un fragmento de lo que el Secretario de Estado Mike Pompeo dijo cuando anunció que Elliott Abrams sería la persona clave en Venezuela.

SECRETARIO DE ESTADO MIKE POMPEO: La pasión de Elliott por los derechos y libertades de todos los pueblos le hacen la persona perfecta y una incorporación valiosa y oportuna. […] Elliott será un verdadero activo para nuestra misión de ayudar a los venezolanos a restaurar plenamente la democracia y la prosperidad de su país.

AMY GOODMAN: Allan Nairn, ¿su respuesta?

ALLAN NAIRN: Bueno, Abrams ciertamente tenía pasión. Tenía mucha pasión. Y también es muy inteligente. Entonces, cuando Estados Unidos estaba respaldando al Ejército guatemalteco en lo que ahora ha sido juzgado como genocidio, cuando ayudaba dando apoyo, entrenando, incluso en algunos casos participando en los interrogatorios junto con los escuadrones de la muerte que Estados Unidos creó originalmente, Abrams fue muy apasionado en ver que las armas y el dinero llegaban a su destino, y en aparecer persistentemente en la televisión estadounidense, en programas como Nightline, aplastando a los débiles demócratas que llevaban a debatir con él, porque Abrams siempre basaba su argumento en los principios morales para defender ese apoyo de Estados Unidos a los asesinatos masivos y el genocidio en Centroamérica.

En ese momento, por ejemplo, en El Salvador, una de las cuestiones políticas inmediatas era que el Gobierno del presidente Duarte, y el Ejército que apoyaba a Duarte era esencialmente respaldado, prácticamente operado, por Estados Unidos, y los rebeldes estaban desafiando a Duarte, tratando de derrocarlo. Y Abrams le decía a los demócratas: “Entonces, ¿está diciendo que deberíamos dejar caer al presidente Duarte? ¿Es eso lo que está diciendo? ¿Y dejar que El Salvador se vuelva comunista?” Y los demócratas se derrumbaban ante su argumento, respondiendo: “No, no, no estamos diciendo eso. Estamos diciendo que tienes… tenemos que mantener al presidente Duarte en el poder”. Y entonces Abrams decía: “Bueno, ¿cómo podemos mantener a Duarte en el poder si no apoyamos al Ejército salvadoreño?”.

Así que siempre fue muy apasionado y comprometido. ¿Comprometido con qué? Comprometido con los asesinatos en masa al servicio de lo que podría definirse como intereses o incluso capricho de Estados Unidos, porque de hecho, aunque todo eso estaba siendo retratado por Abrams y otros en ese momento como una batalla para prevenir que El Salvador, Guatemala y Nicaragua se convirtiesen en aliados de la Unión Soviética, cualquiera que estuviera familiarizado con los hechos en el terreno sabía que eso era ridículo. Eso no era en absoluto lo que estaba en juego. Lo que estaba en juego era una batalla entre oligarquías locales, quienes estaban conduciendo a la mayoría de los campesinos pobres y de la clase obrera de esos países al borde de la hambruna, y en algunos más allá del borde. La mitad de los niños en las zonas más pobres morían antes de los 5 años. Las personas que se atrevieron a hablar en contra de los oligarcas que imponían estas condiciones económicas, o contra el Ejército, fueron capturados, secuestrados por escuadrones de la muerte respaldados por Estados Unidos.

El hombre que creó los escuadrones de la muerte salvadoreños, el general Chele Medrano, me describió esto con gran detalle, en 13 horas de entrevistas. Medrano me mostró una medalla de plata que le fue otorgada en el Despacho Oval por lo que llamaron un servicio meritorio excepcional, que comenzó originalmente en el Gobierno del presidente Lyndon Johnson, y esto continuó hasta la época de Abrams. Eso es lo que Estados Unidos estaban haciendo. Y eso es lo que él defendía apasionadamente. Y no tenía nada que ver con defender la libertad de los pueblos. Tiene más que ver con defender las libertades de los generales y corporaciones y dictadores.

AMY GOODMAN: Volveremos con el periodista de investigación Allan Nairn después de la pausa.

[Pausa]

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now! democracynow.org, el informativo de guerra y paz. Soy Amy Goodman. Mientras seguimos analizando la crisis en Venezuela y el nuevo enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, volvemos a mi conversación con el premiado periodista de investigación Allan Nairn.

AMY GOODMAN: Vayamos a lo que sucedió en el escándalo Irán-Contra o Irangate en la década de 1980. En última instancia, Elliott Abrams fue declarado culpable de mentir al Congreso, creo que dos veces. Finalmente, sin embargo, el presidente George HW Bush lo perdonó. Pero ¿por qué le había mentido al Congreso?

ALLAN NAIRN: Bueno, él estaba mintiendo para encubrir el hecho de que el Gobierno de Reagan llevó a cabo una operación, de la que él fue parte, una operación dirigida por Oliver North, para suministrar armas a la Contra nicaragüenses creada por Estados Unidos para llevar a cabo agresiones contra Nicaragua, invadir Nicaragua e ir tras esos blancos suaves, lo que el general estadounidense Galvin describió como “blancos suaves”. Pero estaban haciendo eso ilegalmente en ese momento, porque el Congreso lo había prohibido, pero el Gobierno de Reagan y Abrams y sus colegas decidieron simplemente ignorar el mandato legal del Congreso y pasar a la clandestinidad. Y para pasar a la clandestinidad, decidieron sacar mucho de su dinero de, entre todos los lugares, Irán, que era un enemigo declarado de Estados Unidos en ese momento. Y negociaron, hicieron un trato complejo mediante el cual obtuvieron dinero de Irán, a cambio de proporcionar… de dejar que pasaran las armas. Usaron ese dinero para enviárselo a la Contra, y la Contra pudo continuar sus atrocidades. Y eventualmente tuvieron éxito. Los contras tuvieron éxito al derribar temporalmente el Gobierno sandinista de Nicaragua.

Pero —y este es un punto muy interesante y muy relevante en este momento, con la investigación de Mueller— los cargos de los que fue acusado Abrams, y de los que se declaró culpable, fueron relacionados con el aspecto más trivial tanto de la operación de la Contra como de toda la política de Estados Unidos en Centroamérica, de la cual él era esencialmente el cerebro. El aspecto más trivial, sólo relacionado con el hecho de que le mintió al Congreso, tratando de encubrir algunas transacciones de dinero. Nunca fue acusado por los fiscales de Estados Unidos por el suministro de armas a los terroristas, que era como se estaban comportando el Ejército salvadoreño, el Ejército guatemalteco y los grupos de la Contra respaldada por la CIA, como terroristas, es decir, matando y torturando a civiles para fines políticos. Abrams no fue acusado de eso. No fue acusado de incitar a delitos de lesa humanidad o genocidio. Solo fue acusado del aspecto más trivial, porque así es como funciona el sistema, particularmente el sistema estadounidense.

Los crímenes que son demasiado grandes, demasiado enormes, una amenaza demasiado grande para la supervivencia del propio sistema, como el apoyo a genocidios en el extranjero, no se puede condenar. Pero si cometes una ofensa más insignificante, que Dios te ayude, porque podrías estar en un verdadero problema. Y esa parece ser la situación de algunos de los aliados de Trump en este momento, siendo acusados de mentir a la investigación de Mueller, por lo general en asuntos bastante pequeños en comparación con las cosas más grandes que Trump está haciendo en este momento, como arrebatar a menores de los brazos sus padres y madres en la frontera con México, aumentar los bombardeos y, por lo tanto, los asesinatos de civiles, en Irak, Siria y Afganistán, y un montón de cosas más.

Y Abrams, por cierto, y esto tal vez también sea relevante por lo que está pasando hoy, fue luego indultado por Bush. Y la persona que presionó para eso fue Barr, quien era el fiscal general en ese momento y ahora es el fiscal general entrante de Trump. Pero, repito, Abrams, aunque se declaró culpable por haber mentido, todavía tiene que enfrentar la justicia real, así como los generales y presidentes de Estados Unidos, como el presidente… en este caso, hablando de Centroamérica, especialmente el presidente Reagan. Reagan nunca se enfrentó a la justicia, y Abrams aún no se ha enfrentado a ella, pero deberían hacerlo.

¿Por qué Estados Unidos no puede convertirse en un lugar tan civilizado como Guatemala? Guatemala logró organizar un juicio por genocidio contra el general Ríos Montt, su ex dictador, el general que fue la figura clave en las masacres. Lo condenaron la primera vez. Lo sentenciaron a 80 años. La oligarquía exigió que se revocara el veredicto. Se revocó. Entonces el juicio se reinició desde la mitad del camino. Ríos Montt, para entonces, había muerto. Pero el juicio renovado trajo un veredicto diciendo que el Ejército había cometido genocidio en conformidad con los intereses de Estados Unidos.

Y esto se hace en el contexto de un Gobierno guatemalteco profundamente corrupto, que está tratando de enmendar las leyes de Guatemala para que todos los criminales de guerra condenados puedan ser liberados de la cárcel. Con el apoyo del presidente Trump en este momento, y con apoyo externo clave del presidente de Israel, Netanyahu, quien está presionando al Gobierno de Trump en su nombre, y con Mike Pence actuando como el hombre clave, el actual Gobierno guatemalteco está intentando no solo para liberar a los criminales de guerra de la cárcel, sino también para callar a todos los fiscales dentro de Guatemala, algunos de ellos fiscales respaldados por la ONU con una institución, llamada CICIG, que han estado procesando al propio presidente Morales de Guatemala. y otros oligarcas y militares por cargos de corrupción. Están tratando de… en algunos casos, de echar del país a los fiscales en otros, despedirlos, y en todos los casos, despojarlos de su protección policial para dejarlos indefensos ante las mafias, los traficantes de drogas y los políticos y oligarcas corruptos a los que están tratando de procesar, todo eso ahora con el respaldo de Trump.

Y es en ese tipo de contexto político en el que los valientes sobrevivientes de las atrocidades respaldadas por Abrams en Guatemala, el puñado de abogados, fiscales y jueces honestos en Guatemala, fueron capaces de lograr el milagro político de organizar estos juicios por genocidio y crímenes de lesa humanidad, y condenar y mandar a la cárcel a una serie de funcionarios de alto nivel. Entonces, si pueden hacer eso en Guatemala, ¿por qué no podemos hacer eso aquí en Estados Unidos? ¿Por qué no podemos al menos aspirar a ese nivel de coraje, conciencia política y espíritu cívico?

Recuerdo que cuando el veredicto contra el general Ríos Montt estaba siendo leído, yo estaba en la corte, y estaba pensando: “Dios mío, imagina si esto se hiciera en Estados Unidos. Imagina un juicio en Texas a Bush Jr. por lo ocurrido en Irak, o a Obama por los asesinatos con drones, o para una figura como Elliott Abrams por lo ocurrido en Guatemala, El Salvador y en otros lugares”. Y realmente es inconcebible en el momento político actual en Estados Unidos. Pero creo que llegaremos a ese punto. Y debemos tomar ejemplo de los valientes supervivientes y abogados de Guatemala.


Traducido por Lidia Hernández. Editado por Igor Moreno Unanua y Democracy Now! en Español.

The original content of this program is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 United States License. Please attribute legal copies of this work to democracynow.org. Some of the work(s) that this program incorporates, however, may be separately licensed. For further information or additional permissions, contact us.
https://www.democracynow.org/es/