Esta fue la primera explosión nuclear de la historia, hace 74 años y un día

Esta fue la primera explosión nuclear de la historia, hace 74 años y un día

SERGIO PARRA

Si ayer 16 de julio se cumplían cincuenta años del despegue del Apolo 11 rumbo a la Luna, también se cumplían 74 años de la explosión de la primera bomba nuclear de la historia, unas semanas antes de que se lanzara sendas bombas sobre Hiroshima y Nagasaki.

La llamada prueba Trinity tuvo lugar en un remoto enclave del desierto de Nuevo México. En el siguiente vídeo podéis ver la prueba.

Trinity

En la prueba, erigieron una plataforma de madera a unos 730 m de la zona cero y amontonaron 100 toneladas de TNT añadiéndole trazas de productos de la fisión nuclear en forma de uranio irradiado procedente de Hanford, que había sido disuelto y vertido dentro del explosivo.

El dispositivo explotó con una energía equivalente a 19 kilotones, equivalentes a 19.000 toneladas de TNT. Dejó un cráter en el suelo desértico de 3 metros de profundidad y 330 metros de ancho. La onda de choque pudo sentirse a 160 kilómetros de distancia. La nube en forma de hongo alcanzó 12 kilómetros.

En el cráter, la arena del desierto, compuesta principalmente de sílice, se derritió convirtiéndose en un vidrio de color verde claro, el cual fue llamado trinitita.

El descubrimiento de la fisión nuclear por parte de los químicos alemanes Otto Hahn y Fritz Strassmann en 1938, junto con su explicación teórica por parte de Lise Meitner y Otto Robert Frisch, hizo que el desarrollo de una bomba atómica fuera una posibilidad teórica.

Alrededor de 260 personas presenciaron la prueba, ninguna a una distancia menor de 9 kilómetros. Robert Oppenheimer, una de las personas a menudo nombradas como «padre de la bomba atómica» debido a su destacada participación en el Proyecto Manhattan, el proyecto que consiguió desarrollar las primeras armas nucleares de la historia, estaba observando la prueba. Más tarde comentaría que el evento le recordó una línea del famoso texto indio Bhagavad Gita: “Me he convertido en muerte, en destructor de mundos”.

El área fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1975 y es accesible al público durante el primer sábado de abril y de octubre.

https://www.xatakaciencia.com

Mirar Netflix es mucho más contaminante de lo que piensas

Mirar Netflix es mucho más contaminante de lo que piensas

SERGIO PARRA

El 1 por ciento de las emisiones globales de C02 son generadas por ver vídeos online. Ver Netflix, pues, tiene un efecto significativo en el planeta. También leer (aunque leer libros en papel, en promedio, parece menos contaminante que leer online o en ebooks).

La transmisión y visualización de videos en línea genera 300 millones de toneladas de dióxido de carbono al año. Un tercio de esta cifra corresponde a vídeo bajo demanda tipo Netflix o HBO. El otro tercio, a pornografía. Esto significa que la visualización de videos pornográficos genera tanto CO2 por año como el que emiten países como Bélgica, Bangladesh y Nigeria.

Contaminación online

Son datos de un think tank francés llamado The Shift Project. A principios de este año, estimó que las tecnologías digitales producen un 4% de las emisiones de gases de efecto invernadero y que esta cifra podría elevarse al 8% para 2025. La definición de tecnología digital del informe incluye los centros de datos que almacenan y suministran contenido de Internet, junto con el equipo necesario para acceder a él, desde teléfonos hasta enrutadores de Wi-Fi. No incluye equipos digitales en automóviles y fábricas.

Volviendo solo a los vídeos online, los autores del informe utilizaron los datos de 2018 de las empresas Cisco y Sandvinepara calcular el tráfico global. Luego, estimaron la cantidad de electricidad que se usaba para transportar estos datos de video y verlos en diferentes dispositivos, desde teléfonos hasta televisores. Finalmente, estimaron las emisiones globales utilizando cifras promedio globales para las emisiones de carbono de la generación de electricidad.

La definición de “video online” del informe no incluye la transmisión de video en vivo como las videollamadas de Skype, “camgirls” o telemedicina, que representan otro 20 por ciento de los flujos de datos globales.

El cambio a videos de mayor calidad, como la resolución 8K, contribuirá a aumentar las emisiones. Lo mismo podría ocurrir con el lanzamiento de servicios de transmisión de juegos.

Una simple búsqueda en el buscador genera unos 7 gramos de dióxido de carbono. Para que os hagáis una idea de la cifra, hervir una tetera produce unos 15 gramos. Así que controlad vuestra curiosidad. O bebed menos té.

https://www.xatakaciencia.com

Dos calaveras amenazan con cambiar la historia de nuestra especie

Un polémico estudio sugiere que los ‘sapiens’ migramos a Europa mucho antes de lo que se creía y fuimos reemplazados por neandertales

NUÑO DOMÍNGUEZ

Dos calaveras amenazan con cambiar la historia de nuestra especie
El cráneo 2 de Apidima (Grecia), atribuido a un neandertal, y su reconstrucción digital. UNIVERSIDAD DE TUBINGA | VÍDEO: EPV

Un par de calaveras halladas en una cueva del sur de Grecia plantean hoy una información que obligaría a tirar a la basura los libros de texto sobre evolución humana, aunque muchos expertos independientes advierten de que es aún pronto para hacerlo.

Los dos cráneos fueron encontrados en los años setenta. Estaban a pocos centímetros el uno del otro, incrustados en la roca de la gruta de Apidima, en un acantilado salpicado por las olas del Mediterráneo. Una de las calaveras conservaba los huesos del rostro y la otra solo la parte posterior de la cabeza. En un primer momento fueron atribuidos a neandertales, la especie humana prima de la nuestra que ocupó Europa durante cientos de miles de años antes de extinguirse misteriosamente hace 40.000 años, justo cuando los sapiens llegamos al continente.

Ahora, un equipo de paleoantropólogos ha vuelto a datar los dos cráneos y los ha reconstruido en tres dimensiones para analizar su fisonomía en detalle. Los resultados, publicados hoy en Nature, apuntan a que el cráneo más antiguo e incompleto tiene 210.000 años y es de un Homo sapiens, lo que le convertiría en el miembro de nuestra especie más antiguo jamás encontrado en Europa.

La propuesta es un tremendo mandoble a la versión clásica y aún la más aceptada sobre el origen de nuestra especie. Según esta versión, los sapiensaparecieron en el este de África. Dos de los fósiles de nuestra especie más antiguos datan de hace 196.000 años y 160.000 años y se hallaron en Etiopía. El análisis del ADN de poblaciones actuales fija en origen de la especie hace unos 200.000 años.

El cráneo 1 de Apidima con parte de sedimento adherido, supuestamente de un 'Homo sapiens' que vivió hace 210.000 años, el más antiguo de Europa.
El cráneo 1 de Apidima con parte de sedimento adherido, supuestamente de un ‘Homo sapiens’ que vivió hace 210.000 años, el más antiguo de Europa. UNIVERSIDAD DE TUBINGA

El análisis de ADN también ha mostrado en estudios previos que, unos 100.000 años después, los sapiens salieron por primera vez de su cuna africana para explorar Eurasia. En esa escaramuza se encontraron con los neandertales y tuvieron hijos con ellos, pero aquella oleada de humanos sabios no cuajó del todo. Ninguna de las personas actuales desciende de ellos, sino de una incursión fuera de África posterior hace unos 70.000 años. Esta fue la que triunfó y pobló todo el planeta mientras los neandertales desaparecieron para siempre.

Hace dos años, un equipo de paleoantropólogos asestó una puñalada a este relato clásico al presentar los fósiles de Homo sapiens más antiguos conocidos, de hace 315.000 años. Se hallaron en Marruecos, muy lejos de la supuesta cuna de nuestra especie. Ese descubrimiento, rompedor, hace posible lo que ahora plantea el nuevo estudio de los restos griegos, cuyos autores proponen un asombroso relato de un capítulo hasta ahora desconocido de nuestra historia como especie.

En ese relato hay otra pieza clave. El segundo cráneo hallado en Apidima, el que tiene cara. Según el nuevo análisis, data de hace 170.000 años y pertenece a un neandertal. Esto supone que hubo un grupo de sapiens que salió de África mucho antes de lo que sabíamos, llegó hasta el sur de Europa y se asentó allí, aunque finalmente perdió la batalla, pues fue reemplazado por neandertales.

“Que dos cráneos hallados a pocos centímetros uno de otro sean de dos especies diferentes separadas por más de 40.000 años es novelesco”, espeta Arsuaga

Las pruebas que sostienen este relato son una datación de los isótopos de uranio y torio acumulados en los fósiles y el análisis morfológico de los dos cráneos. El más antiguo e incompleto, el número uno, se ha comparado con decenas de restos de Homo sapiens y neandertales de diferentes épocas. Según los autores, presenta características típicas de nuestra especie, como la ausencia del moño occipital, una protuberancia encima de la nuca que tenían los neandertales.

“Si nuestros análisis son correctos, los Homo sapiens entraron en Europa más de 150.000 años antes de lo que pensábamos, lo que plantea un montón de posibilidades sobre el origen de nuestra especie y sobre lo que les sucedió”, señala Chris Stringer, investigador del Museo de Historia Natural de Londres y coautor del estudio. El investigador reconoce que cuando enviaron su estudio a Nature, una de las revistas científicas más prestigiosas, “los revisores eran muy escépticos de que hubiese un fósil de humano moderno hallado junto a otro de neandertal”. Los responsables de la publicación les obligaron a hacer más análisis comparativos y dataciones de uranio, que finalmente les convencieron.

Este estudio, junto a otras evidencias previas, “demuestra que en más de una ocasión los humanos modernos se aventuraron hacia el norte y el oeste del planeta desde África hasta Oriente Próximo y Europa”, escribe el paleoantropólogo Eric Delson, del Museo Nacional de Historia Natural de EE UU, en un análisis sobre el estudio del equipo de Stringer publicado por Nature. El trabajo desvela las “migraciones fallidas” de Homo sapiens, asegura.

“Faltan evidencias”

Sin embargo, todos los expertos consultados por Materia no aceptan las conclusiones del estudio. “Se trata de una afirmación extraordinaria, pero faltan evidencias para sostenerla”, opina Juan Luis Arsuaga, codirector de Atapuerca. En 2017 este paleoantropólogo participó en la datación de isótopos de uranio del cráneo 2, el más completo, que arrojó una fecha de al menos 160.000 años de antigüedad. El investigador dice que la morfología del cráneo 1 es totalmente compatible en realidad con la de un neandertal primitivo que aún no había desarrollado sus características típicas en la parte posterior del cráneo. “Que dos cráneos hallados a pocos centímetros uno de otro sean de dos especies diferentes separadas por más de 40.000 años es novelesco. No me creo los nuevos datos y vamos a replicar este estudio”, espeta el paleoantropólogo.

Warren Sharp, del Centro de Geocronología de Berkeley (EE UU), señala que la datación del cráneo 1 “no se sostiene”. “Las diferentes dataciones individuales obtenidas para este fósil divergen desde hace 335.000 años a 142.000 años, lo que sugiere que el fósil perdió parte del uranio que tenía originalmente. Esto implica que la edad que le dan es demasiado antigua”, explica.

Amélie Vialet, investigadora del Museo Nacional de Historia Natural de Francia, opina que “la explicación más plausible es que las dos calaveras quedaron atrapadas en los sedimentos de la cueva en la misma época y que ambos son neandertales”.

https://elpais.com

Mapa: las Comunidades Autónomas que más beben (y las que más bebían hace 40 años)

Iñaki Berazaluce

Mapa: las Comunidades Autónomas que más beben (y las que más bebían hace 40 años)

Cada vez bebemos menos. O mejor dicho, bebemos menos alcohol, pero muchísimos más refrescos. En 1981, cada español bebía, de media, 170 gramos diarias de bebidas alcohólicas y casi la mitad (98 gramos) de bebidas no alcohólicas, incluyendo refrescos, zumos y agua envasada. 35 años después, en 2014, el consumo de alcohol se ha desplomado a menos de la mitad (72 gramos/día), mientras el de bebidas no alcohólicas se ha multiplicado por 3,6, hasta alcanzar la inquietante cifra de 332 gramos por cabeza y día.

Estos son algunos de los datos del estudio realizado en 2016 por un grupo de nutricionistas por encargo de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), algo así como el “eje del mal” de la industria alimentaria (vean el listado de los miembrosde este club). Los datos están extraídos de la Encuesta Nacional de Consumo y del INE y han servido para confeccionar los dos mapas que ilustran este artículo.

Mapa: las Comunidades Autónomas que más beben (y las que más bebían hace 40 años)

Llama la atención no solo la caída generalizada del consumo de alcohol, sino la irregular distribución (y disminución) del mismo. En 1980-81, Galicia era, con mucha diferencia, la región más alcohólica de España, con unos disparatados 408 gramos, equivalente a media botella diaria de Ribeiro por cabeza, abstemios incluidos. 35 años después, en 2014, los borrachos gallegos han desaparecido, han muerto de cirrosis o, más improbablemente, se han pasado al healthy style of life: Galicia es en la actualidad la tercera región donde menos se bebe, un par de cañas por delante de Castilla y León y Cantabria. ¿Hubiesen apostado ustedes por este ranking de la sobriedad? Yo no.

En el otro extremo de la barra, los aborígenes de las Canarias siguen bebiendo lo mismo, es decir, poquito, desde 1981 hasta la actualidad, 63 y 61,2 gramos de bebidas alcohólicas (no de alcohol puro) diarios. Extremadura es otro ejemplo de mesura histórica en el beber: de 90 gramos diarios (menos que los murcianos de nuestros días) a unos moderadísimos 67,6 en la actualidad.

Entonces, ¿quiénes son los que más beben en la actualidad? Descartados gallegos y asturianos, ¿quién nos queda? ¿los insaciables vascos, los dionisíacos riojanos, los dipsómanos navarros? Frío, frío. O calor, calor: los peculiares murcianos, excesivos en el beber, extremistas en el votar y excéntricos en el masturbar.

https://blogs.publico.es/strambotic

¿Por qué los españoles meten la polla en vinagre?

    Por Mar Abad

thumb image

Los españoles a menudo se ríen de los ingleses porque, cuando la tormenta rompe el cielo, exclaman: Oh, my God. It’s raining cats and dogs. Eso de que lluevan gatos y perros, en vez de agua, resulta bastante insólito. Pero un español, cuando escucha eso de «meter la polla en vinagre» o «hacerse la picha un lío», se queda como si nada. Como si esto que ves ahí abajo fuese una cosa normal.

polla en vinagre
HACERSE LA PICHA UN LÍO: «Estar confundido, enredarse, equivocarse»

Lo ‘extraño’ y lo ‘común’ es una cuestión de contexto; depende del lugar desde el que se mire. El que anda rodeado a todas horas por un idioma aprende a ver el mundo desde sus dichos y esa es la realidad que le resulta más potable. Pero el que lo mira por fuera, como lengua extranjera, y no conoce los pactos ilógicos que se establecen entre algunas palabras y su significado, puede perderse fácilmente en lo que realmente quieren decir.

con dos huevos
CON DOS HUEVOS: «Con valentía»

Eso le ocurrió a la francesa Héloïse Guerrier. La filóloga hispánica aprendió español en la Universidad de la Sorbona de París. Allí estudió a los grandes poetas y literatos del castellano pero, al llegar a Madrid, empezó a encontrarse con expresiones que jamás había escuchado y que se utilizaban más que los lirismos que leyó en la facultad.

Guerrier conocía bien al Quijote pero nunca había oído hablar de la Bernarda ni de su coño. Tampoco entendía por qué los españoles se cagaban en la leche, por qué metían la polla en vinagre o por qué mandaban a que te follara un pez. Ante la falta de significado al que agarrarse, imaginaba la escena literalmente. Y le gustó.

libro de polla en vinagre
CAGARSE EN LA LECHE: «Fórmula coloquial de enojo, rabia o disgusto»

La francesa imaginó esta serie de expresiones, dibujadas, como un glosario de español para extranjeros. Ella indagó el origen de los dichos y un ilustrador, David Sánchez, los dibujó en su sentido literal. Astiberri publicó un primer libro, Con dos huevos, y el éxito pidió a gritos una segunda entrega: Cagando leches.

«Es un libro de español para extranjeros, aunque a un español también le puede gustar», dijo Sánchez cuando, en 2014, publicaron el primero. «Guerrier se rió mucho cuando escuchó esas expresiones por primera vez. Nosotros, como estamos acostumbrados, no las pensamos literalmente, pero ella sí lo hacía y le pareció muy divertido». Pero, con el tiempo, estos dos libros se han convertido en una referencia ilustrada de expresiones castizas del castellano.

con dos huevos
ESTAR EN EL AJO: «Estar al tanto de un asunto privado o secreto, estar involucrado en él»

El primer glosario, Con dos huevos, reúne 45 dichos. El segundo, 45 más. Cada expresión se muestra en español (su idioma de origen) y en una traducción al inglés y francés. Una traducción del concepto que se quiere expresar y una traducción literal de las palabras.

Aquí va un ejemplo. Agarrarse un pedo: «Emborracharse. Ayer salimos de fiesta y se agarró un buen pedo. Existen múltiples maneras de expresar la embriaguez en el lenguaje coloquial: agarrar o coger una “castaña”, una “mona”, una “turca”… o un “pedo”, quizá en referencia a los desagradables efectos del alcohol sobre el cuerpo».

con dos huevos
AGARRARSE UN PEDO: «Emborracharse»
con dos huevos
CEPILLARSE A ALGUIEN: «Matar a alguien o mantener relaciones sexuales»
con dos huevos
CALZONAZOS: «Ser un hombre de carácter débil, que se deja dominar, en particular por su mujer»
con dos huevos
QUE TE FOLLE UN PEZ: «Indica desprecio, rechazo o desinterés una persona»
con dos huevos
COMERSE EL COCO: «Preocuparse, darle vueltas a algo»
del libro de polla en vinagre
MOJAR EL CHURRO: «Voz malsonante que implica, desde una perspectiva androcéntrica, mantener relaciones sexuales»

La vida puede ser mejor con seis dedos

Un estudio muestra que poseer un dedo extra, lejos de ser un problema, puede ser una ventaja. Los autores estudian la plasticidad del cerebro para incorporar en el futuro apéndices robóticos.

La vida puede ser mejor con seis dedos
La vida puede ser mejor con seis dedos University of Freiburg

NEXT

Tener un dedo de más se ha considerado tradicionalmente como una aberración no deseada y algo que dificulta la vida de su poseedor. Ahora, el equipo de Etienne Burdet, bioingeniero en el Imperial College de Londres, ha estudiado dos casos particulares de polidactilia, los de una mujer de 52 años y su hijo de 17 años, ambos con un dedo supernumerario en cada mano, y ha obtenido información precisa sobre cómo manipulan objetos y qué vías neuronales se activan en su sistema nervioso.

En un trabajo publicado en la revista Nature Communications, detalla cómo estas dos personas utilizan el dedo extra para manejar objetos con gran destreza y en posiciones que el resto de las personas encontraríamos imposibles. En los escáneres de resonancia magnética funcional se observa también queestos movimientos refinados del dedo extra son controlados por zonas muy concretas de la corteza somatosensorial y no son simplemente controlados por los músculos que mueven otros dedos, como se creía hasta ahora. Esto les permite mover los dedos extra de manera independiente al resto.

“Nuestros sujetos pueden usar sus dedos extra de forma independiente, de forma parecida a un pulgar adicional, ya sea solo o junto con los otros cinco dedos, lo que hace la manipulación extremadamente versátil y hábil”, explica el profesor Carsten Mehring, coautor del estudio. “En nuestros experimentos, por ejemplo, pueden llevar a cabo con una sola mano tareas para las que los demás requerimos normalmente dos manos”.

“Pueden llevar a cabo con una sola mano tareas para las que los demás requerimos normalmente dos manos”

Durante las pruebas, Burden y su equipo observaron que la presencia de un dedo extra llevaba a los dos sujetos a realizar curiosas adaptaciones en el uso. Con los cubiertos para comer, por ejemplo, “cambiaban constantemente la posición de los utensilios y los usaban de una forma diferente”, recuerda el autor principal. Después de pasar un tiempo con los dos participantes, asegura, “me fui sintiendo poco a poco impedido con mis manos de cinco dedos”. “A pesar de que el dedo extra incrementa el número de grados de libertad que el cerebro debe controlar, no encontramos desventajas respecto a las personas con cinco dedos”, insiste. “En resumen, es asombroso que el cerebro tenga suficiente capacidad para hacerlo sin sacrificar nada más. Eso es exactamente lo que hacen nuestros sujetos”.

“Es asombroso que el cerebro tenga suficiente capacidad para hacerlo sin sacrificar nada”

Aunque el resultado no se puede extrapolar a todos los casos con dedos extras (en algunas personas no resultan funcionales), muestra que la plasticidad cerebral juega un papel clave en la adaptación a este miembro extra y puede ayudar al desarrollo de prótesis robóticas en el futuro. Los autores creen que incorporar un apéndice artificial a una persona aumentará la carga neuronal en su cerebro y que el desafío sería mayor que en las personas que ya han nacido con ello, pero es una vía que ya se ha empezado a explorar. En el Plasticity Lab de Reino Unido, un equipo trabaja desde hace unos años en un proyecto llamado “Third Thumb” (Tercer Pulgar) creado por la investigadora Dani Clode. Se trata de un dedo prostético impreso en 3D que se controla con los dedos de los pies y pretende contribuir a mejorar el diseño de este tipo de prótesis y comprender mejor las implicaciones que tiene para nuestra manera de manejarnos.

“Las personas con polidactilia nos ofrecen una oportunidad única para analizar el control neuronal de los miembros extra y las posibilidades de las habilidades sensomotoras”, concluyen los autores. En el futuro, podría utilizarse este conocimiento no solo para ayudar a personas que necesitan una prótesis porque han perdido un brazo o una pierna, sino para mejorar las capacidades del ser humano para realizar determinadas tareas. En unos años, tal vez, un tercer brazo podría ser útil para un bombero que tuviera que rescatar a personas y portar equipo o para un cirujano que tiene que realizar una operación sin ayuda.

Referencia: Augmented manipulation ability in humans with six-fingered hands (Nature Communications) doi:10.1038/s41467-019-10306-w

https://www.vozpopuli.com/

¿Qué es lo que provoca realmente el “olor a lluvia”?

¿Qué es lo que provoca realmente el "olor a lluvia"?

SERGIO PARRA

En estos calurosos días, si se desencadena una tormenta muchas son las personas que dicen poder captar un característico “olor a lluvia”. Sin embargo, el olor a lluvia no procede de la lluvia en sí.

¿Qué es lo que origina el olor?

Petricor

Momentos antes de un evento de lluvia, un olor “terroso” conocido como petricor impregna el aire. La gente lo describe como almizclado, fresco, generalmente agradable. El término petricor, petrichor en inglés, fue creado en 1964 por dos geólogos australianos, Isabel Joy Bear y R. G. Thomas. Apareció por primera vez en la revista Nature.

Este olor en realidad proviene de la humectación del suelo. El petricor es una combinación de compuestos químicos fragantes. Algunos son de aceites procedentes de las plantas.

Con todo, los principales contribuyentes del petricor son las actinobacterias. Estos pequeños microorganismos se pueden encontrar en áreas rurales y urbanas, así como en ambientes marinos. Descomponen la materia orgánica muerta o en descomposición en compuestos químicos simples que luego pueden convertirse en nutrientes para el desarrollo de plantas y otros organismos.

Durante un período prolongado de sequía, cuando no ha llovido durante varios días, la tasa de actividad de descomposición de las actinobacterias se ralentiza. Justo antes de un evento de lluvia, el aire se vuelve más húmedo y el suelo comienza a humedecerse. Este proceso ayuda a acelerar la actividad de las actinobacterias y se forma más geosmina.

Cuando las gotas de lluvia caen al suelo, especialmente las superficies porosas, como la tierra suelta o el hormigón áspero, salpican y expulsan partículas diminutas llamadas aerosoles. La geosmina y otros compuestos de petricor que pueden estar presentes en el suelo o disueltos dentro de la gota de lluvia se liberan en forma de aerosol y son transportados por el viento a las áreas circundantes.

Si la lluvia es lo suficientemente fuerte, el olor a petricor puede viajar rápidamente a favor del viento y alertar a la gente de que la lluvia es inminente.

En 2015, científicos del MIT utilizaron cámaras de alta velocidad para mostrar cómo este olor se introduce en el aire. Para esto filmaron gotas de lluvia cayendo en dieciséis superficies diferentes, variando la intensidad y altura de la caída, como podéis ver en el vídeo de arriba.

El olor finalmente desaparece después de que la tormenta haya pasado y el suelo comienza a secarse.

https://www.xatakaciencia.com

Biografía erótica de la letra X, el símbolo de lo prohibido

Así pasó a representar a lo pornográfico

Biografía erótica de la letra X, el símbolo de lo prohibido
Tatyana Larina Getty Images

AROLA POCH 

Pocas palabras empiezan en castellano por X (apenas 45) pero es una de las letras más usadas como símbolo. Normalmente, además, se trata de símbolos con un aura misteriosa. La X marca el tesoro en los mapas de piratas, nombra los expedientes sobre vida extraterrestre y representa la incógnita en las matemáticas. De hecho, la razón de por qué usamos la letra X en álgebra sigue siendo una cuestión no resuelta, una incógnita dentro de otra incógnita.

El diccionario de la Real Academia Española recoge también otra acepción misteriosa de la letra equis: “Signo que, en un escrito, sustituye el nombre propio de una persona, bien porque se ignore o porque se quiera ocultar”. Pero, además, el diccionario recuerda otra acepción clásica de la vigésimoquinta letra del alfabeto: “Dicho del cine o de una película: De contenido pornográfico”.

Hay diferentes teorías sobre la procedencia de esta asociación entre la equis y lo pornográfico. Una hipótesis bastante razonable es el parecido en inglés del nombre de la letra ([eks]) con la palabra “sexo” ([seks]). También hay interpretaciones más poéticas que indican que la X, por su forma particular, es como si algo estuviera tachado y, por tanto, prohibido.

Lo que sí está claro es que el primer país que usó la X para clasificar las películas con contenido explícito fue Reino Unido en 1951 (una norma que siguió vigente hasta 1982). Entonces se utilizaba para indicar que su exhibición estaba permitida para mayores de 16 años.

Algunos años más tarde, en 1968, la clasificación X llegó a Estados Unidos (en este caso perduró hasta septiembre de 1990). Aunque la X no significaba necesariamente que el contenido fuera pornográfico (Cowboy de medianoche, ganadora del Oscar a la mejor película en 1969, fue calificada X), sino que el contenido de la película era para adultos (podía incluir sexo y también violencia o lenguaje explícito).

Con el paso del tiempo, la industria pornográfica se ocupó de establecer, de manera no oficial, algunas subcategorías dentro de esta categoría. “La triple XXX significa sexo hardcore, la XX es para el sexo simulado y una calificación X es para las películas relativamente tranquilas”, definía William Rotsler, director y productor de películas del género, en su libro de 1993 Contemporary erotic cinema.

Mientras en 1972 se estrenaba en Estados Unidos la película X más exitosaGarganta Profunda, en España, como es de imaginar, la situación era muy diferente. En esa época estaba prohibida “la exhibición de cualquier material pornográfico”, según marcaba la Ley de peligrosidad y rehabilitación social. Las cosas cambiaron pronto, ya que en 1977 se autorizó la exhibición de películas “cuyo tema principal o exclusivo sea el sexo o la violencia”, siempre y cuando fueran emitidas en “salas especiales”.

Biografía erótica de la letra X, el símbolo de lo prohibido
Escena de Garganta profunda. Getty Images

La calificación X, por su parte, no llegó a España hasta 1982, justo el mismo año en que dejaba de usarse en Reino Unido. Y la clasificación vigente en la actualidad, del año 2010, aún la mantiene para aquellas películas que se considera que deben exhibirse fuera del circuito comercial. Es la única calificación con consecuencias imperativas (las otras son recomendaciones de edad).

Román Gubern, catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona y especialista en estudios sobre cultura de la imagen, escribe sobre el estigma asociado a las producciones pornográficas en su libro La imagen pornográfica y otras perversiones ópticas: “La señalización de tales guetos y de sus productos se ha llevado a cabo con la letra X, signo del anonimato que ilustra la consideración despectiva de las instituciones oficiales hacia el género, pero que ilustra también el anonimato conseguido por los seudónimos de muchos profesionales del género. De todos modos, la X infamante es perfectamente coherente con la penalización fiscal y publicitaria que padece este género en muchos países”.

La X controvertida

Este estigma del que habla Gubern lo sufrió en primera persona Pedro Almodóvar. Su película ¡Átame! recibió esa calificación en Estados Unidos (en España fue calificada como no recomendada para menores de 18 años) y, aunque no significaba que fuera obsceno o pornográfico, solo que era para adultos, le cayó encima el peso de la letra.

Imposible olvidar la escena de la bañera con el submarinista de Victoria Abril en ÁTAME. 210:59 – 25 sept. 2014Información y privacidad de Twitter Ads

Ver imagen en Twitter

Fue en abril de 1990 y una “simple” letra podía limitar la carrera comercial en aquel país. “La diferencia entre una X y una R, la segunda categoría más severa, podía ser de millones de dólares”, leemos en este artículo de El País. Almodóvar denunció a la MPAA (Motion Picture Association of America) por esta clasificación y, si bien no ganó ante los tribunales, sí fue el detonante para que se incluyera una nueva clasificación (NC-17) que sustituyó a la X en las películas con contenido sexual pero no pornográfico.

Algo similar sucedió con la película Saw VI que en 2009 que fue calificada X en España, lo que relegaba su proyección a salas especializadas en esa categoría (en aquel año sobrevivían ocho en nuestro país). Aunque la clasificación X la asociamos al sexo, la normativa la incluye también para “películas que clara y manifiestamente supongan una apología de la violencia”, como era el caso de la sexta entrega de la saga de terror. Finalmente, Saw VI se estrenó en las salas comerciales españolas un año más tarde, sin la X, gracias a un montaje específico que eliminó las escenas más violentas.

La asociación entre la X y lo pornográfico ha cobrado una nueva dimensión en internet. Desde el año 2011 existe el dominio .xxx para páginas web de contenido pornográfico. Su lanzamiento también trajo polémica, ya que se pensó que generaría (aún) más contenido de este tipo. Pero, por otro lado, se defendía que sería una forma de tener mejor clasificadas estas páginas. No ha resultado ni una cosa ni la otra, sino una tercera consecuencia: muchas empresas ajenas al sector de contenidos para adultos adquirieron el dominio .xxx para evitar que su nombre se relacionara con esta simbólica letra y los asuntos que representa.

https://verne.elpais.com/

Los porqués de las lágrimas: llorar sigue siendo un gran misterio para la ciencia contemporánea

Resultado de imagen para Los porqués de las lágrimas: llorar sigue siendo un gran misterio para la ciencia contemporánea

JAVIER JIMÉNEZ

“No pudo decir nada más. Estalló bruscamente en sollozos […] Lo tomé entre mis brazos y lo mecí No sabía bien qué decir […] Me sentía muy torpe. No sabía cómo alcanzarlo, dónde encontrarlo… Es tan misterioso el país de las lágrimas…” Así acaba el capítulo VII de ‘El Principito’. E incluso los más acérrimos detractores de Saint-Exupéry tendrán que reconocer que tiene toda la razón del mundo.

Llorar, como lloramos los humanos, es un misterio. Sí, sí. Un misterio. Es cierto que conocemos los mecanismos fisiológicos, psicológicos e incluso sociales que hay detrás de las lágrimas y, sin embargo, desde un punto de vista científico, llorar (lo que entendemos todos por “llorar”) sigue siendo en gran parte un terreno lleno de incógnitas.

Algo que compartimos los humanos…

Eso es curioso: todos lloramos y desde bien pequeños. Los bebés lloran cuando sienten hambre o dolor. Recién nacidos el llanto parece servir como una forma de mantenernos vinculados a nuestra madre, pero es algo que mantenemos a lo largo de toda nuestra vida: algunos de los estudios más concienzudos nos dicen que los seres humanos lloramos en 2500 y 5000 veces durante nuestra vida adulta.

Y, por si alguien se lo está preguntando, no, no es algo propio de nuestra cultura, es un universal cultural. En las últimas décadas los antropólogos han ido recogiendo cada vez más evidencias de que lo que llamamos el “llorar emocional” (para distinguirlo de las lágrimas que sirven para hidratar el ojo) es una conducta tan universal como la risa. Es decir, se produce en todas las culturas.

Es más, los estudios transculturales han descubierto que no solo forma parte del repertorio básico de todos los grupos humanos, sino que juega un papel importante a nivel social. Un buen ejemplo son los estudios que diseccionan las ceremonias y rituales en torno a nuestros seres queridos en las distintas culturas conocidas: Excepto quizás algunas comunidades locales de Bali (donde se cree que las lágrimas pueden perjudicar al fallecido en su otra vida), todas las culturas parecen tener asociado el llanto con el duelo de una forma u otra.

…pero sólo los humanos

Captura De Pantalla 2019 07 05 A Las 16 32 48 48

Y es que llorar parece ser es un rasgo exclusivamente humano. Darwin, que llegó estar bastante obsesionado con el tema y se dice que envió un amigo a comprobar las famosas lágrimas de elefante, ya afirmó que el llanto es una de las “expresiones específicas del hombre”.

Hasta donde se sabe, ninguna otra especie produce lágrimas emocionales. Hay algunos informes, leyendas y rumores que hablan de este tipo de lágrimas en gorilas o elefantes, pero las evidencias sobre ello son insuficientes. Incluso algunos de sus grandes defensores (gentes como Jeffrey Moussaieff Masson y Susan McCarthy, autores de “Cuando los elefantes lloran“) han terminado reconociendo que, probablemente, los paquidermos no lloran como nosotros.

Una diferencia fundamental (evolutivamente hablando)…

Claudia Owbcefxgrie Unsplash 1

Lo que sí compartimos con los animales son las llamadas lágrimas basales, las que tienen como finalidad nutrir, proteger y lubricar la córnea. Puede parecer una división algo forzada, pero esos dos tipos de lágrimas (tres si contamos las reflejas) son diferentes a nivel químico y fisiológico. Según parece, aunque todas las lágrimas tienen ácidos grasos, elementos mucinosos y agua, las lágrimas emocionales tienen más proteínas y más hormonas relacionadas con el estrés que las lágrimas irritativas.

Lo más probable, a estas alturas del partido, es que el origen de las lágrimas emocionales humanas sea fruto de una de esas casualidades evolutivas que, en fin, nos han hecho ser como somos. Por algún motivo aún por determinar, los seres humanos empezamos a llorar por nuestras emociones y, rápidamente, encontramos en ello una fortísima función social: las lágrimas empezaron a servir para demostrar a quienes nos rodean de que nuestra congoja era de verdad. Se convirtió en una forma fiable de generar empatía.

…que nos sienta fenomenal

Jeshoots Com Ppyoqgszdm4 Unsplash

Ciertamente, llorar nos sienta fenomenal. La investigación sobre el temaseñala que es vía estupenda de descarga emocional y reducción del estrés. Sin caer en el pensamiento mágico, ni pretender que sea una solución a todos nuestros problemas, a veces es muy recomendable ponerse una película triste y descorchar una caja de pañuelos de papel. Llorar funciona a veces como una especie de reseteo emocional.

Sin embargo, más allá de eso, aún sabemos demasiado poco. En parte, porque es un tema complejo y esquivo. Pero, por otro lado, porque las lágrimas no parecen llamar la atención de los investigadores. O no demasiado: por cada docena de libros sobre la risa, sólo existe uno acerca de las lágrimas. Y eso, estaréis de acuerdo conmigo, sí que es triste

https://www.xataka.com/medicina-y-salud/