¿Sienten los animales dolor por la muerte de otros?

Una creciente cantidad de evidencias científicas defiende la idea de que las especies con características parecidas al ser humano son conscientes de la muerte, experimentan pena e incluso guardan luto

Algunos científicos creen que ciertas especies sienten dolor real por la pérdida

Durante semanas, la noticia de una madre orca acompañando el cadáver de su cría por las aguas heladas del mar de los Salish llamó la atención de todo el mundo. La orca, llamada Tahlequah, también conocida por los científicos como J35, mantuvo lo mejor que pudo el cadáver de la criatura durante 17 días hasta que lo abandonó.

Esta ha sido una de las mayores demostraciones que hayamos podido presenciar del dolor que sienten los mamíferos marinos.

Entre los científicos, sin embargo, sigue existiendo un prejuicio contra la idea de que los animales sienten dolor “real” o responden de diferentes formas a la muerte. Sobre este tema, el zoólogo Jules Howard, por ejemplo, escribió:

«Creer que J35 mostraba señales de pena o dolor es creer más en la fe que en la ciencia».

Como especialista en bioética, he estudiado la relación entre ciencia y ética durante más de veinte años. Una creciente cantidad de evidencias científicas defienden la idea de que los animales con características parecidas al ser humano son conscientes de la muerte, experimentan la pena, e incluso puede que guarden luto o que lleven a cabo algún ritual con sus muertos.

Los escépticos del dolor animal tienen razón en una cosa: los científicos no saben mucho sobre los comportamientos de los animales relacionados con la pena. Son pocos los investigadores que han indagado sobre cómo piensan y sienten la muerte la mayoría de los animales con los que el ser humano comparte el planeta, tanto la suya propia como la de otros.

Pero, insisto, no saben sobre el tema porque no lo han estudiado.

Los científicos aún no han prestado la suficiente atención al estudio de lo que podría definirse como “tanatología comparativa”, la ciencia que estudia la muerte y las prácticas relacionadas con ella. Esto se puede deber a que muchos de los humanos no consideran la posibilidad de que los animales sufran por la muerte de aquellos a quienes quieren.

La percepción de la mortalidad es para muchos científicos y filósofos una característica exclusiva los humanos.

El luto del elefante

Sin embargo, varios informes sobre la pena y otros comportamientos relacionados con la muerte de un amplio número de especies están ayudando a los investigadores a formular preguntas sobre la conciencia de la muerte en animales y averiguar cuál es la mejor manera de estudiar estos comportamientos.

Los elefantes, por ejemplo, se preocupan por los huesos de sus muertos y guardan luto por la muerte de sus seres queridos. Un estudiante de doctorado que analizaba el comportamiento de elefantes en África filmó en 2016 uno de estos rituales con los huesos. Miembros de tres familias diferentes acudieron a visitar el cuerpo de una matriarca difunta, oliendo, tocando y pasando varias veces junto al cadáver.

También se ha visto a chimpancés, en varias ocasiones, participar en actos relacionados con la muerte. En una ocasión, se estudió a un grupo de chimpancés en cautividad después de que muriera un miembro del grupo, una chimpancé hembra llamada Pansy. Los chimpancés se acercaron al cuerpo de Pansy en busca de algún signo de vida y le quitaron hebras de paja del pelaje. Además, evitaron pasar durante días por el lugar en el que se produjo el deceso.

En otra ocasión, los científicos registraron cómo un chimpancé se sirvió de un utensilio para limpiar un cadáver. En 2017, un grupo de investigadores de primates en Zambia grabó a una madre utilizando un manojo de hierba seca para limpiar los dientes de su hijo fallecido. La conclusión, de acuerdo con los científicos implicados, es que los chimpancés siguen sintiendo un vínculo social, incluso después de la muerte, y muestran sensibilidad hacia los muertos.

También se ha visto a urracas enterrando a sus muertos bajo la hierba. El etólogo Marc Bekoff, que observó esta conducta, lo describió como “el funeral de la urraca”.

En uno de los ejemplos más recientes y fascinantes, un niño de ocho años filmó a unos pecaríes, una especie de cerdo salvaje que se encuentra en algunas zonas de los América, respondiendo a la muerte de uno de los miembros de la manada. Los pecaríes visitaron el cuerpo en varias ocasiones, hocicándolo, golpeándolo y durmiendo a su lado.

¿Llanto por sus difuntos?

También se ha visto cuervos formando lo que los científicos llaman «agrupaciones cacofónicas», moviéndose y graznando en grupo como respuesta a la muerte de un congénere.

Estos son solo algunos ejemplos de los muchos que hay.

Algunos científicos defienden que estos comportamientos no deben ser equiparados con los términos humanos de “pena” y “luto”, porque no es algo rigurosamente cierto. La ciencia puede observar estos comportamientos, pero es muy difícil saber qué los ha motivado. Un estudio publicado en Science en 2011, que constató señales de empatía en las ratas y ratones, abordó el asunto con el mismo tipo de escepticismo.

Es cierto que debemos que ser cautelosos a la hora de atribuir emociones y comportamientos, como la pena, a los animales. Pero no porque haya dudas sobre la capacidad de los animales para sentir pena.

El caso de Tahlequah nos enseña que los humanos tenemos mucho que aprender de los animales. La pregunta no sería si los animales sufren, sino cómo expresan su sufrimiento.

Jessica Pierce es profesora de Bioética en la Universidad de Colorado en Denver (EE.UU.). Este artículo fue publicado origialmente en «The Conversation».

https://www.abc.es/ciencia/

Encuentran el cadáver de un hombre asesinado al crecer un árbol de una semilla de su estómago

Encuentran el cadáver de un hombre asesinado al crecer un árbol de una semilla de su estómago

Aquí hay material para una novela de Miss Marple: en 1974, en pleno estallido de la guerra entre turcos y griegos en Chipre, un hombre fue asesinado y enterrado en una cueva. Cuarenta años después, el crecimiento de una higueraen una zona yerma ha llevado al hallazgo de su cadáver y de otros dos hombres. La semilla de la higuera estaba en el estómago del primer hombre, cuya última comida fue un higo, según han concluido los forenses.

La reconstrucción de los hechos que recoge Mirror es como sigue: Ahmet Hergune, miembro de la Resistencia Turca, fue asesinado por otros dos hombres en una zona rural de Chipre. Sus asesinos llevaron el cadáver a una cueva con intención de ocultarlo, pero una explosión de dinamita acabó también con la vida de los criminales y, lo más importante para la resolución del caso, abrió un hueco en el techo de la cueva por el que penetró la luz y, eventualmente, permitió el crecimiento del árbol.

Encuentran el cadáver de un hombre asesinado al crecer un árbol de una semilla de su estómago

Higuera en Formentera. Imagen: Yo Soy Formentera.

Flash forward a 2011. Un investigador que recorría la zona quedó sorprendido de que aquel majestuoso árbol hubiera crecido dentro de una cueva y en una región montañosa donde este árbol no es habitual. Al escarbar bajo el árbol, el hombre descubrió horrorizado un cadáver y avisó a a las autoridades. Posteriormente, la policía encontró los otros dos cadáveres más. El cuerpo del que brotaban las raíces de la higuera resultó ser el de Ahmet, pues sus restos coincidían con las muestras de sangre que aportó la familia del difunto, que llevaba todo este tiempo buscando en vano su cuerpo.

Los forenses concluyeron que Hergune había comido un higo poco antes de morir y que de sus semillas había brotado la nueva vida, ahora vegetal: “El higo que estaba en el estómago de mi hermano creció tan pronto como el sol irrumpió en la cueva a través del agujero que dejó la explosión. Encontraron a mi hermano gracias a la higuera”, explica Munur Herguner, de 84 años, hermana de Ahmet.

Encuentran el cadáver de un hombre asesinado al crecer un árbol de una semilla de su estómago

Antropólogos del Comité de Personas Desaparecidas en Chipre. Foto: CEN/Mirror.

En 1981, apenas siete años después del fin de la guerra turcochipriota que dejó la isla dividida en dos, se formó el Comité de Personas Desaparecidas en Chipre (CMP), con el objetivo de encontrar las 2.000 personas desaparecidas en la isla mediterránea entre 1963 y 1974.

Es lo que tiene ser un país del primer mundo como Chipre. Entre tanto, en países menos desarrollados miles de cadáveres siguen enterrados en las cunetas en un evasivo ejercicio de amnesia histórica. Pero eso es otra historia, digna de Hercules Poirot.

Noticia original en Mirror.

https://blogs.publico.es/strambotic

Una chica de 16 años crea un nuevo plástico biodegradable hecho con gambas

Angelina Arora, de Sydney Girls High School, con solo 16 años estaba preocupada por el plástico que se lanzaba a los océanos, sobre todo por las bolsas de la compra. Por ello, empezó a pensar en cómo fabricar uno que fuera biodegradable.

Probó con diferentes tipos de desechos orgánicos, como las cáscaras de plátano, hasta recurrió a las gambas (camarones) después de darse cuenta de las similitudes entre sus caparazones y el plástico.

Gambas

Según explica la misma Aurora: “Extraje un carbohidrato llamado quitina y lo convertí en quitosano y lo mezclé con fibroína, que es una proteína en los capullos de seda”.

Descubrió así que la combinación de los dos productos orgánicos creaba un material similar al plástico que se descomponía 1,5 millones de veces más rápido que los plásticos comerciales, y se descomponía por completo en 33 días.

Su invención le valió el Premio Innovador al mercado en los Premios de ciencia e ingeniería de la Fundación BHP Billiton de 2018 y reconocimiento internacional en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería de Intel, donde ganó el cuarto premio, así como una beca integral para una prestigiosa universidad de Estados Unidos.

Angelina Arora from CSIRO on Vimeo.

Más de ocho millones de toneladas de plástico ingresan a la corriente de desechos cada año. 91% de ella no se recicla. Eso significa que se encuentra en los vertederos y, finalmente, hace su camino hacia el océano. El plástico tarda 400 años en descomponerse.

https://www.xatakaciencia.com/

La explícita carta entre el Rey Carlos III y sus padres contando todos los detalles de su noche de bodas

Desde España, Felipe V e Isabel de Farnesio pidieron a su hijo que les contara si el matrimonio con la adolescente de 13 años se había consumado ya o no y si la joven había resultado de su agrado. La respuesta del joven Monarca dejó poco espacio a la imaginación

Resultado de imagen para Carlos III

La férrea Isabel de Farnesio, una de las Reinas consortes con más influencia en la historia de España, sabía por propia experiencia que la esposa de su hijo, el futuro Carlos III, podía llegar a influir en asuntos de Estado. Los efectos inevitables de compartir cama… De ahí que cuidara cada detalle de la elección (y enlace) que unió a su hijo, entonces Rey de Nápoles y Sicilia, con María Amalia de Sajonia, hija del Duque de Sajonia y luego Rey de Polonia. El que su hijo correspondiera a su interés con un exceso de información sobre su noche de boda solo se puede entender desde la mentalidad de la época o al comprender que la descendencia siempre resulta un asunto vital para cualquier monarquía.

Retrato de Carlos como Rey de Nápoles y Sicilia
Retrato de Carlos como Rey de Nápoles y Sicilia

 

Poco parecido, de nariz enorme y físico enclenque, Carlos de Borbón suplía su poca gracia natural con un trato afable, sencillo y de pose estricta en lo moral. El joven monarca de los territorios de los Borbones españoles en Italia, lo que entonces englobaba Nápoles y Sicilia, delegó la elección de su esposa a sus padres, Felipe V e Isabel, que desde Madrid dibujaban las líneas maestras de la estrategia familiar. Tras descartar otras candidatas, entre ellas las infantas francesas, la elegida fue María Amalia Walburga, de 13 años, edad suficiente a ojos de aquella sociedad como para que el matrimonio fuera consumado cuando antes.

El 9 de mayo de 1738 se celebró la boda por poderes en el Palacio de Dresde, en Sajonia, pero hasta más de un mes después la pareja no se vio en persona. Veni, vidi, vici… poco después de ese primer encuentro en Portello, cerca de Milán, se desplegó la noche de boda en toda expresión. Carlos quedó fascinado por María Amalia que, aunque no era especialmente hermosa y tenía voz chillona, gozaba de un carácter «afable y caritativo y tenía un excelente corazón». El Monarca apreció que era «más hermosa que en el retrato» que le habían remitido, además de que poseía «el genio de un ángel». Ella, por su parte, afirmó pronto por carta a sus padres que había encontrado «en su querido esposo tanto amor y complacencia que la obligaban para siempre».

«A veces las jovencitas no son tan fáciles»

Desde España, Felipe V e Isabel de Farnesio pidieron a su hijo que les contara si el matrimonio se había consumado ya y si la joven había resultado de su agrado. El futuro Carlos III no dudó en contestar a la extraña demanda sus padres con una minuciosa descripción de su desembarco sexual. En este sentido, se muestra comprensivo con la petición porque «como padres me hablan a las claras» y, asimismo, saben que «a veces las jovencitas no son tan fáciles y yo tendría que ahorrar mis fuerzas con estos calores». De ahí que el hijo de los Reyes de España asegurara que para preservar su salud se contentaba con realizar el acto solo una o dos veces entre el día y la noche para «no acabar derrengado».

Así lo explica en un documento que se conserva hoy en el Archivo Histórico Nacional y revela algo más que secretos de alcoba:

«Para obedecer a las órdenes de VV.MM. contaré aquí como transcurrió todo. El día en que me reuní con ella en Portella, me puse primero con ella en la silla de postas donde hablamos amorosamente, hasta que llegamos a Fondi. Allí cenamos en nuestra misma silla y luego proseguimos nuestro viaje sosteniendo la misma conversación y llegamos a Gaeta algo tarde. Entre el tiempo que necesitó para desnudarse y despeinarse llegó la hora de la cena y no pude hacer nada, a pesar de que tenía muchas ganas. Nos acostamos a las nueve y temblábamos los dos pero empezamos a besarnos y enseguida estuve listo y empecé y al cabo de un cuarto de hora la rompí, y en esta ocasión no pudimos derramar ninguno de los dos; más tarde, a las tres de la mañana, volví a empezar y derramamos los dos al mismo tiempo y desde entonces hemos seguido así, dos veces por noche, excepto aquella noche en que debíamos venir aquí, que como tuvimos que levantarnos a las cuatro de la mañana sólo pude hacerlo una vez y aseguro a VV.MM. que hubiese podido y podría hacerlo muchas más veces pero que me aguanto por las razones que VV.MM. me dieron y diré también a VV.MM. que siempre derramamos al mismo tiempo porque el uno espera al otro».

Retrato de María Amalia
Retrato de María Amalia

 

El joven Monarca no muestra recato en lo referido al sexo, cuanto menos para explicar si su esposa adolescente ya tenía el periodo y, en tanto, si podían ser abuelos sus padres: «Diré a VV.MM que todavía no lo tiene, pero que según todas las apariencias, no tardará en tenerlo; lo cual espero en Dios, en la Virgen y en San José».

Aunque no se conozcan otras cartas tan explícitas sobre la salud sexual de la pareja, se intuye que el matrimonio fue feliz en este y otros aspectos. A diferencia de lo que era costumbre en aquellos años, Carlos y María Amalia durmieron siempre en la misma cama y en la misma habitación. El resultado fueron trece hijos, de los que solo siete llegaron a adultos, entre ellos el heredero español Carlos IV.

Precisamente, la prematura muerte de su primogénita, María Isabel, fue la más dolorosa espina clavada en la vida de María Amalia. En el resto de facetas de su vida, la Reina se mostró «sumamente religiosa y aplicada en sus obligaciones domésticas», pero nunca mostró nervio político. Se interesó por influir en escasos asuntos de Estado, a pesar de que Carlos se mostraba receptivo a sus consejos, siendo la antítesis de su suegra, Isabel de Farnesio.

María Amalia murió solo un año después de que su marido fuera coronado Rey de España y, en consecuencia, apenas conoció la política más allá de las tierras italianas. Añoraba Nápoles y no parece que sintiera atracción por las numerosas conspiraciones palaciegas que se desplegaron en Madrid, a modo de alfombra roja para recibir a los Reyes. Los trece partos, la pena por la muerte de sus hijos, una mala caída del caballo y su gran afición por el tabaco contribuyeron al deterioro de su salud con solo 35 años.

https://www.abc.es/historia/

EQUINOCCIO DE OTOÑO, 22 DE SEPTIEMBRE, 2018: LA BALANZA DE LA LUZ Y LA OSCURIDAD

EL 22 DE SEPTIEMBRE OCURRE EL EQUINOCCIO Y CON ELLO, EL INICIO DEL OTOÑO EN EN EL NORTE Y DE LA PRIMAVERA EN EL SUR

Resultado de imagen para EQUINOCCIO DE OTOÑO, 22 DE SEPTIEMBRE, 2018: LA BALANZA DE LA LUZ Y LA OSCURIDAD

El 22 de septiembre a las 20:54 (hora del centro) ocurrirá el equinoccio (el evento astronómico sucederá el 23 de septiembre en los países europeos, africanos y asiáticos). Para los habitantes del hemisferio norte, el equinoccio marcará el inicio del otoño; en el hemisferio sur, las cosas se tornan más luminosas y el equinoccio marca la llegada de la primavera.

La hora señalada marca también el ingreso del Sol a Libra en el movimiento zodiacal aparente. Esto es simbólicamente apropiado, ya que Libra es el signo de la balanza, del equilibrio y justamente en esta fecha, salvo en los polos, el día dura exactamente igual que la noche, lo cual es el significado de la palabra “equinoccio” (aequus-nox: “noche igual”). Para los ciudadanos del hemisferio norte, el Sol inicia un marcado descenso hacia la oscuridad que acalla en la muerte simbólica del solsticio de invierno, el día más oscuro del año. Para las culturas antiguas, que tenían una vida estrechamente vinculada a la naturaleza, estas fechas eran muy importantes, pues significaban importantes cambios estacionales ligados a la agricultura y a la espiritualidad en general. El hecho de que hubiera menos luz era interpretado -sin equivocarse- como un declive en la energía y en la vida en general, por lo cual era un momento apropiado para la conservación de los recursos y el recogimiento.

Antiguamente, el equinoccio otoñal se celebraba dando gracias a la Tierra por la plenitud del verano, compartiendo los frutos de la cosecha, a la vez que se iniciaba la preparación para el invierno. Es esta fecha la que realmente marca la muerte de la naturaleza, la luz que se extingue como las hojas que caen de los árboles. En el solsticio de invierno, en realidad lo que se celebra es el renacimiento de la luz. 

En el sur, la fecha suscita mayor entusiasmo y celebración, pues marca el retorno de la energía: la naturaleza se vuelve a llenar de color y las cosas empiezan a florecer. Ciertamente, no es necesario explicar la emoción que produce la primavera y el importante significado que tiene.

Para el habitante del mundo moderno, estas fechas son una oportunidad para reconectarse con los ritmos de la naturaleza y meditar sobre  el cambio, la muerte y la transformación. También para recordar que, aunque a veces parece lo contrario, el hombre no está separado de la naturaleza y es sensible a los cambios estacionales, por lo cual es prudente modificar nuestros hábitos en concordancia al tiempo. No todo el tiempo es igual; como los griegos notaron, existe no sólo “cronos” sino también “kairós”, la ocasión adecuada para cada cosa. Sin duda, para los habitantes del hemisferio norte, bajo el entendido de que el calentamiento global modifica un poco las estaciones, es el momento de empezar a bajar la velocidad.

https://pijamasurf.com/

Esta extraña criatura es el primer animal de la Tierra

Rastros de colesterol desvelan la auténtica identidad de Dickinsonia, un ser de forma ovalada que vivió hace 558 millones de años

Resultado de imagen para Esta extraña criatura es el primer animal de la Tierra

Esta extrañísima criatura, una especie de alfombra de baño con segmentos en forma de costilla que alcanzaba casi el metro y medio de longitud, ha sido considerada durante mucho tiempo uno de los mayores misterios de la paleontología. Con aspecto de haber llegado de otro planeta, Dickinsonia vivió en el período Ediacárico, hace 558 millones de años, justo antes de la explosión del Cámbrico, el momento en la historia de la Tierra en el que la vida animal se diversificó de forma extraordinaria. Pero la auténtica identidad de este organismo ha resultado un enigma durante décadas. Los científicos no se ponían de acuerdo para darle un lugar en el árbol de la vida: ¿Se trataba de un hongo, un gusano plano, una ameba unicelular gigante, un experimento fallido de la evolución o un animal marino?

Recreación de Dickinsonia
Recreación de Dickinsonia– ANU

Ahora, investigadores de la Universidad Nacional de Australia (ANU) han identificado a Dickinsonia como un animal, el primero que dejó un fósil en el registro geológico, según revelan en la revista «Science». La clave son unas moléculas de colesterol, un tipo de grasa distintiva de la vida animal, milagrosamente conservadas en ejemplares fósiles de la remota costa del Mar Blanco, uno de los más fríos del mundo, en el noroeste de Rusia.

Los científicos creen que los primeros animales del planeta surgieron mucho antes, hace unos 800 millones de años. «Pero esos seres debieron de ser muy pequeños, similares a esponjas, y no dejaron fósiles», explica a ABC Jochen Brocks, profesor de la Escuela de Ciencias de la Tierra en ANU. Otras criaturas más grandes y más antiguas que Dickinsonia, de hace 570 millones de años y pertenecientes como ella a lo que se conoce como biota del período Ediacárico, sí lo hicieron, «pero todavía no sabemos lo que son. Tal vez fueron animales, tal vez no», puntualiza el científico.

Los acantilados del Mar Blanco
Los acantilados del Mar Blanco– I.B./ANU

Fue Ilya Bobrovskiy, estudiante de doctorado en ANU, quien dio con los fósiles del estudio en el litoral del Mar Blanco. Su recuperación fue toda una aventura. Además acceder en helicóptero, los fósiles estaban ubicados en medio de unos acantilados de entre 60 y 100 metros de altura, por lo que el investigador tuvo que colgarse del borde con cuerdas, y excavar y lavar enormes bloques de piedra arenisca una y otra vez hasta encontrar lo que estaba buscando.

El esfuerzo mereció la pena. A diferencia de otros fósiles deDickinsonia desenterrados de lugares que soportan mucho calor y han sido erosionados, como los de algunos yacimientos australianos, estos contenían una valiosísima materia orgánica preservada desde hace cientos de millones de años. Bobrovskiy analizó su interior y encontró abundantes moléculas de colesterol.

«Cuando Ilya me mostró los resultados, simplemente no podía creerlo -reconoce Brocks-, pero también vi su importancia de inmediato». Según el investigador, la grasa confirma que Dickinsonia es «el animal fósil más antiguo conocido y resuelve un misterio de décadas que ha sido el Santo Grial de la paleontología». Además, el hallazgo «demuestra que los animales eran grandes y abundantes hace 558 millones de años, millones de años antes de lo que se pensaba».

Dickinsonia tiene la llave entre el viejo mundo dominado por las bacterias y el mundo de los animales grandes que surgió durante la explosión cámbrica. «Probablemente yacía en el fondo de aguas marinas poco profundas y se alimentaba de esteras microbianas (de algas y cianobacterias), pero se desconoce si tenía boca y tripa o simplemente absorbía la comida a través de su piel», señala Brocks. «Existe alguna evidencia de que podía mudarse a un lugar nuevo en busca de alimento», añade. Lo que está claro, asegura, es que no puede compararse con ninguna criatura viva actual.

Fósil de Dickinsonia
Fósil de Dickinsonia – ANU

https://www.abc.es/ciencia

El guionista de ‘Barrio Sésamo’ confirma algo que ya sospechábamos: Epi y Blas eran pareja

Strambotic

El guionista de ‘Barrio Sésamo’ confirma algo que ya sospechábamos: Epi y Blas eran pareja

Tras años de rumores, bromas y especulaciones sobre la supuesta relación amorosa de Epi y Blas, la aclaración definitiva ha llegado. Mark Saltzman, guionista de Barrio Sésamo se ha encargado de confirmar lo que todo el mundo sospechaba.

Sí, los simpáticos personajes de trapo eran novios. “Cuando escribía a Epi y Blas, siempre he pensado que eran pareja. No tenía ninguna otra manera de contextualizarlo”, ha dicho Saltzman en una entrevista concedida a Queerty.

“Además, más de una persona se ha referido a Arnie y a mí como Epi y Blas”, ha revelado en referencia a Arnold Gassman, montador de cine que fue su pareja durante 20 años. Es más, aunque no era su intención, ha confesado que muchos de los aspectos de su relación de pareja acababan reflejados en las historias que protagonizaban las dos famosas marionetas.

“Arnold, como editor de cine, era el ordenado, el organizado, como Blas. Yo era más como Epi, el bromista. (…) El trastorno obsesivo compulsivo de Arnie creaba fricción con lo caótico que soy yo. Y esa es la dinámica de Epi y Blas. Llevé esa dinámica a los personajes”, ha explicado.

La supuesta homosexualidad de Epi y Blas siempre ha sido objeto de comentarios y muy a menudo se ha dado por hecha. De hecho, en 2013, el semanario The New Yorker utilizó una imagen de los dos personajes para ilustrar su portada sobre la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos a favor de los matrimonios homosexuales.

El guionista de ‘Barrio Sésamo’ confirma algo que ya sospechábamos: Epi y Blas eran pareja

Noticia original en 20 Minutos. Con información de Yo Fui a EGB y Queerty.

https://blogs.publico.es/strambotic

Los sistemas secretos de las plantas cuando son atacadas

Los sistemas secretos de las plantas cuando son atacadas

CreditSimon Gilroy

Read in English

Las plantas no tienen ojos ni oídos ni boca ni manos. Tampoco tienen cerebro… ni siquiera sistema nervioso. ¿Qué decir de músculos? Ninguno. Permanecen inmóviles siempre en el mismo lugar; lo único que hacen es absorber la luz del sol y los nutrientes del suelo. Sin embargo, cuando se aproxima alguna criatura con la intención de comerlas, pueden sentirlo.

Entonces, responden a ese estímulo.

¿Cómo es posible?

“Ahora tenemos que pensar como plantas”, dijo Simon Gilroy, botánico de la Universidad de Wisconsin-Madison que estudia la forma en que las plantas perciben el medioambiente e interactúan con él.

“Las plantas no son animales verdes”, explicó Gilroy. “Son diferentes, aunque algunas veces sus funciones exhiben similitudes asombrosas con las de los animales”.

Los sistemas secretos de las plantas cuando son atacadas

Ante los mordiscos de una oruga CreditSimon Gilroy

Como parte de un estudio publicado en la revista científica Science,diseñado con el propósito de dilucidar qué mecanismos secretos emplean las plantas para comunicar que se aproxima alguna amenaza, Masatsugu Toyota —quien ahora es catedrático en la Universidad Saitama de Japón— y otros investigadores del laboratorio de Gilroy en Wisconsin observaron a algunas orugas masticar una planta y utilizaron tijeras para cortar las hojas con el fin de ver cómo respondía.

Aplicaron glutamato, un neurotransmisor importante que ayuda a las neuronas de los animales a comunicarse.

Los sistemas secretos de las plantas cuando son atacadas

Si una parte de la planta es cortada se esparce calcio desde otras hojas. CreditSimon Gilroy

Al menos en otros diez videos, además del que se presenta aquí, emplearon una proteína verde y brillante para observar cómo el calcio y los mensajes químicos y eléctricos resultantes se desplazaban a través de la planta. También observaron bajo el microscopio cómo se movían las señales de alarma por las extremidades de las hojas, un fenómeno que reveló que las plantas no son tan pasivas como parece.

Los mensajes se originan en el punto de ataque, desde donde el glutamato propulsa una ola de calcio que se propaga a través de las venas de la planta, como si se tratara de una red de tubería. Esta inundación activa las hormonas del estrés e interruptores genéticos que abren el arsenal de la planta y la preparan para defenderse de sus atacantes, sin necesidad de un solo pensamiento o movimiento.

Los sistemas secretos de las plantas cuando son atacadas

La planta cuando se le unta glutamato, un neurotransmisor CreditSimon Gilroy

Al igual que los animales, las plantas son eucariontes —organismos pluricelulares— que se derivaron de un ancestro universal común (llamado LUCA por su sigla en inglés) hace miles de millones de años. Impulsados por nuestro instinto de supervivencia cuando percibimos una amenaza, enviamos a través de nuestro cuerpo o tejidos un mensaje de alerta acerca del peligro para reaccionar a su presencia. Las acciones que aplicamos son muy variadas, ya que dependen de adaptaciones personales a nuestro estilo de vida en ambientes distintos; no obstante, gran parte de la maquinaria celular básica es igual. La biología dejó estos mecanismos intactos, pues si algo no está descompuesto, ¿qué necesidad hay de arreglarlo?

Un mecanismo que comparten nuestras células es la fluctuación en los niveles de iones de calcio, que contienen una carga eléctrica. En los seres humanos, esta carga ayuda a controlar la transmisión de mensajes entre las neuronas. Un cambio en los iones de calcio puede hacer palpitar nuestro corazón o provocar la contracción de nuestros músculos, de tal forma que podamos ponernos de pie y huir si percibimos alguna amenaza.

Obviamente, las plantas no pueden correr. No obstante, los investigadores sabían que los genes que elaboran receptores similares a aquellos sensibles al glutamato disparan señales eléctricas que se desplazan por las plantas cuando sufren alguna herida. Activan genes en el resto de la planta para que puedan responder.

Con la ayuda del glutamato, los iones de calcio pueden fluir y llevar su señal a través de canales: el glutamato ingresa en los espacios receptores especiales de manera similar a una llave que embona en la cerradura de un candado, y así va abriendo compuertas de acceso. Estos canales no son exactamente iguales a los del sistema nervioso de los mamíferos, pero su apariencia es muy similar y es probable que su funcionamiento sea parecido. Basados en esta idea, Gilroy y su equipo se dedicaron a observar el flujo de los iones de calcio.

Para ello modificaron plantas Arabidopsis con la intención de elaborar una proteína que fabrican las medusas y que produce un color verde brillante bajo el microscopio. Este sensor, en este caso, brilla más cuando aumentan los niveles de calcio.

También eliminaron de algunas plantas el receptor similar al glutamato. En ellas, la señal fluorescente era débil:

Los sistemas secretos de las plantas cuando son atacadas

Si una planta es modificada para no tener receptores de glutamato, los registros de fluroescencia son débiles.CreditSimon Gilroy

La verdadera sorpresa fue la velocidad con que se transmitían las señales de hoja en hoja; un par de minutos, siempre y cuando estuvieran conectadas a través del sistema vascular. Es una reacción más lenta que la de nuestro sistema nervioso, pero “para un biólogo botánico, es rápido”, dijo Gilroy.

Al parecer, la planta también podía percibir la severidad del daño, porque cuando aplastaban una hoja, toda la planta respondía:

Los sistemas secretos de las plantas cuando son atacadas

Cuando la planta es comprimida, así se esparce el calcio CreditSimon Gilroy

En todas las áreas que tocaba el calcio, la planta producía ácido jasmónico, una hormona que controla procesos de defensa en situaciones de estrés; los científicos creen que activaba genes que de alguna manera producen una reacción de las defensas químicas y físicas de la planta.

El metil jasmonato, uno de los productos del ácido jasmónico, flota por el aire como un perfume con aroma a jazmín. Para los insectos puede resultar repulsivo o interrumpirles la digestión, por lo que estos comensales evitarán regresar. Las defensas físicas además pueden endurecer la pared celular de la planta, para que sea difícil comerla.

“Los autores le sumaron muchas piezas al rompecabezas para descubrir cómo una herida localizada dispara defensas generalizadas en hojas distales”, dijo Ted Farmer, botánico de la Universidad de Lausana en Suiza, quien describió las señales eléctricas de las heridas en las plantas.

Sin embargo, gran parte del proceso sigue siendo un misterio, como qué maquinaria es responsable del funcionamiento de esas reacciones.

El aspecto no tan misterioso es que, en gran medida, las plantas y los animales enfrentan los mismos problemas. Si los humanos pueden manejar las amenazas, también las plantas pueden hacerlo.

“Es posible que incluso tengan mejores sistemas que nosotros para percibir el ambiente, ya que no tienen la ventaja de poder ponerse de pie y salir corriendo”, subrayó Gilroy.

https://www.nytimes.com/es

Dónde está el centro del mundo, según los árabes

Los musulmanes revolucionaron las ciencias medievales ante la necesidad de tener que orientarse hacia La Meca para rezar

Mapamundi perteneciente a la «Tabula Rogeriana». El sur aparece en la parte superior del mapa
Mapamundi perteneciente a la «Tabula Rogeriana». El sur aparece en la parte superior del mapa – Wikipedia

Desde hace más de trece siglos los musulmanes devotos tienen que prosternarse, con mayor o menor fortuna, al menos cinco veces en dirección a la Kaaba (La Meca). Con ello tratan de cumplir uno de los preceptos coránicos: “De donde quieras que salgas, girad vuestros rostros en esa dirección”.

Para ayudar a los creyentes con sus rezos –salats- las mezquitas disponen de una hornacina –mihrab- orientada hacia La Meca. Teniendo siempre presente que lo importante no es el nicho arquitectónico, sino la dirección (alquibla). Para evitar posibles errores surgió la figura de un astrónomo asociado a la mezquita y responsable de los cálculos matemáticos.

Los jurisconsultos árabes escribieron numerosos tratados medievales relacionados con la alquibla, almanaques y libros de derecho. En sus páginas las estrellasCanopo, Antares, Polar, Altair y Siriojugaban un papel destacado.

Para facilitar la labor en el siglo IX los árabes perfeccionaron dos instrumentos de medida astronómica: el astrolabio -un invento griego- y la esfera armilar. El astrolabio se basa en la representación bidimensional de la esfera celeste, permitiendo calcular la latitud exacta del observador. Por su parte, la esfera armilar consiste en aros graduados que representan los círculos más importantes de la esfera celeste, estando la Tierra situada en el centro.

Con anterioridad tuvieron que recurrir a la astronomía popular, observando el orto u el ocaso de alguna estrella para conocer la orientación exacta y se ayudaron de los conocimientos científicos desarrollados por los yemeníes. En sus escritos se recogían cambios de estaciones, cálculos relacionados con la dirección de los vientos, fases lunares…

También fueron herederos de las tradiciones matemáticas y astronómicas de los iranios e hindúes. Gracias a la “Geografía” de Ptolomeo (100-160 d.C) conocieron que el mundo conocido se extendía 180º desde las islas Canarias, por el oeste, hasta China, por el este.

A pesar de todos estos esfuerzos, se cometieron deslices importantes en la determinación de la alquibla. Así por ejemplo, la mezquita de Córdoba está orientada al sureste y no hacia La Meca. Con una brújula se puede comprobar que su declinación es 157º hacia el este, es decir, una desviación de cincuenta y siete grados más que indica la asignación preceptual del Islam.

Mapamundi perteneciente a la «Tabula Rogeriana»
Mapamundi perteneciente a la «Tabula Rogeriana» – Wikipedia

Un mapamundi transgresor

Además de la oración, otro de los preceptos de la religión islámica consiste en viajar a la Ciudad Santa, al menos, una vez en la vida. La necesidad de tenerse que orientar, sin la ayuda de un GPS, provocó importantes avances en cartografía.

Para los islámicos, La Meca no sólo era el centro espiritual, sino también el núcleo geográfico, motivo por el cual solía aparecer en el centro de los mapas. Mientras que en la Europa medieval los monjes realizaban mapas fantásticos, los árabes confeccionaban mapas muy precisos, recalculaban la longitud de un grado terrestre, construían esferas celestes, elaboraban proyecciones…

De todos los cartógrafos árabes medievales destacó el ceutí Abu Abd Allah Muhammad al-Idris (1100-1165), que en 1154 publicó “Tabula Rogeriana”. Este tratado consistía, básicamente, en un mapa del mundo, setenta y un mapas parciales, y setenta mapas con secciones de itinerarios que representaban los siete climas, cada uno de los cuales estaba subdividido en diferentes secciones.

El mapa de al-Idrisi fue rechazado por la cristiandad europea por varias razones: era admitir que Jerusalén perdía su protagonismo como centro del mundo, que África estaba arriba y Europa abajo y, sobre todo, que la Tierra era esférica. Se mirará por donde se mirará, el mapamundi de al-Idrisi era un pecado.

https://www.abc.es/ciencia

Las matemáticas del balón: así se recogen los datos durante los partidos de fútbol

‘Al principio es difícil, pero cuando aprendes es como jugar a la Play Station’, dice un trabajador

Los analistas de Opta, la empresa de estadísticas futbolísticas más importante de España, utilizan un teclado como este para recopilar todos los datos de cada partido.

Las matemáticas del balón: así se recogen los datos durante los partidos de fútbol
Cortesía de Opta

 

Con el ratón, cada analista marca dónde se ha producido la jugada. Con el teclado, marcan el tipo de jugada: peinar de cabeza (flick on), duelo de cabeza (aerial), cuando un jugador tiene la pelota y un rival se la quita directamente (dispossed), cuando un jugador le quita la pelota a otro (tackle), centro al área (cross), despeje (clearance), pase de cabeza (header)… Este analista no tiene apuntadas las teclas de pase y tiro. Esas se las sabe de memoria

Las matemáticas del balón: así se recogen los datos durante los partidos de fútbol
Un analista de Opta durante el partido que enfrentó a Marruecos y Portugal. Cortesía de Opta

Es tan complicado como parece, pero se le acaba cogiendo el truco. “Antes de analizar un partido, cada analista pasa por un entrenamiento de tres meses. Al principio es difícil, pero cuando aprendes es como jugar a la Play Station. Lo haces de forma automática”, cuenta Fernández. Asegura que los partidos más fáciles de analizar son aquellos en los que un equipo domina mucho el juego, al estilo de la selección española. “Lo peor es cuando el balón cambia de equipo sin parar”, añade.

¡Ojo al dato! La fascinación por las estadísticas

“Las estadísticas te dan otra cosa, curiosidades del fútbol que interesan a muchas personas”, dice a Verne por teléfono desde Rusia Alexis Martín-Tamayo, más conocido como MisterChip. Es colaborador del diario AS -como Verne, del Grupo Prisa-, entre otros medios de comunicación, y uno de los especialistas más importantes en España en el mundo de las estadísticas del fútbol.

Este es un ejemplo de lo que hace: cuando Nacho cometió penalti en el primer partido de España en el Mundial de Rusia habían pasado 134 segundos. Cualquiera que viera el partido pensaría que fue un penalti muy tempranero, más de lo normal. MisterChip le da contexto a datos como ese rápidamente:

Las matemáticas del balón: así se recogen los datos durante los partidos de fútbol

MisterChip (Alexis)

@2010MisterChip

Penaltis más tempraneros en la historia de la Copa del Mundo:
1974: Penalti de Hoeness ⁠ a los 55 segundos.
2014: Penalti de Thiago Silva ⁠ a los 85 segundos.
2018: Penalti de Nacho ⁠ a los 134 segundos.
2018: Penalti de Sánchez a los 170 segundos.

Este periodista tiene más de 2,7 millones de seguidores en Twitter. ¿Tanto interesan las estadísticas? “Pues parece que sí. El fútbol está más globalizado que nunca. Hay muchas formas de ver los partidos. El encanto está en leer lo que no has visto. Y eso son las estadísticas”, responde.

Estadísticas y apuestas

MisterChip cree que uno de los motivos principales por el que el interés por las estadísticas ha crecido en los últimos años son las apuestas online. Son legales en España desde 2012, como explica Cinco Días en este artículo. Vanessa Marina, miembro del equipo editorial de Opta, asegura a Verne por teléfono que entonces empezó a crecer el negocio de las estadísticas. Los medios deportivos también dedican más informaciones a los datos del fútbol que hace años.

En las casas de apuestas online se puede apostar a casi cualquier dato: de lo más básico, como quién marca el primer tanto o el resultado del encuentro, a datos más complejos, como el número de saques de esquina, pases completados o posesión de balón. Las casas de apuestas utilizan los datos de empresas como Opta.

El negocio de las apuestas online no para de crecer. Según los datos de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) y recogidos por Europa Press, en el primer trimestre de 2018 la media de usuarios activos fue de 796.331, un aumento del 24,36% respecto al mismo trimestre del año anterior. Y se han jugado un total de 1.613 millones de euros, un 17,35% más que de enero a marzo de 2017. Casi ocho de cada cien jóvenes españoles de entre 18 y 25 años (290.724 para ser precisos) jugaron online —fundamentalmente para hacer apuestas deportivas— al menos una vez en 2015 (casi un 21% más que un año antes). Las asociaciones de ayuda al ludópata alertan de que la edad de los afectados está disminuyendo.

Obsesión por los datos

MisterChip tiene claro quién es el pionero de los datos en la información deportiva española: “En los años 80, José María García contaba con el periodista Juan María Alfaro. Él hablaba de estadísticas cuando pocos más lo hacían”. También considera que, más allá de las apuestas online, las redes sociales han tenido mucho que ver en el interés que despiertan. “En Twitter, muchas personas me preguntan por mi opinión sobre un partido o un jugador en concreto. Algunos lo hacen por las apuestas y otros porque sí”, señala MisterChip.

El periodista y comentarista cree que, pese a que en España está creciendo la atención por los datos, seguimos lejos del nivel de otros países: “La Meca de las estadísticas es Estados Unidos. Son los gurús de esta historia en varios deportes”. En la conversación surge la película Moneyball (2001), que cuenta la historia del entrenador de béisbol que, a base de dar mayor importancia a las estadísticas, revolucionó este deporte en 2001. La otra referencia a la que apunta MisterChip es Reino Unido, un país en el que las apuestas son una tradición muy arraigada.

Las matemáticas del balón: así se recogen los datos durante los partidos de fútbol

MisterChip (Alexis)

@2010MisterChip

A nivel periodístico, MisterChip cree que las estadísticas que más interés despiertan -y las que más le gustan- son las curiosidades. Son datos a los que no se puede apostar. “Por ejemplo, el otro día, tras el Inglaterra-Túnez, me di cuenta de que Harry Kane había marcado un gol en cada parte. Y que Túnez había cambiado a su portero, así que había marcado un tanto a cada portero en el mismo partido”. Y de ahí el dato, del estilo que más gusta a sus seguidores.

Estos son otros de sus datos más curiosos de lo que llevamos de Mundial.

Las matemáticas del balón: así se recogen los datos durante los partidos de fútbol

MisterChip (Alexis)

@2010MisterChip

Brasil 🇧🇷 llevaba 9 mundiales seguidos ganando el 1er partido…

Alemania 🇩🇪 llevaba 7 mundiales seguidos ganando el 1er partido…

Argentina 🇦🇷 llevaba 6 mundiales seguidos ganando el 1er partido…

Prepárense para un Mundial en el que van a pasar cosas inesperadas.

https://verne.elpais.com