Los pingüinos gays de Australia

SÍDNEY, Australia — Era una colonia de pingüinos jóvenes, y todas las parejas —excepto una— estaban formadas por padres bastante malos.

Dejaban de atender sus nidos, iban a nadar o jugar y, por eso, los huevos abandonados se enfriaban y cabía la posibilidad de que nunca eclosionaran. Esto era normal para los pingüinos inexpertos y a los encargados del acuario no les preocupaba. La siguiente temporada de apareamiento sería mejor.

Sin embargo, una pareja era extraordinaria. No porque fuera la única pareja gay de la colonia, sino porque parecía que Sphen y Magic serían padres grandiosos, diligentes y cuidadosos que incubarían sus huevos. Hicieron el nido más grande y se sentaron sobre él de manera constante.

Con curiosidad, los encargados del acuario les dieron un huevo falso a los dos machos. Lo adoptaron. Entonces, cuando parecía que una pareja particularmente negligente de pingüinos heterosexuales iba a dejar un huevo expuesto (las hembras ponen dos, pero generalmente solo sobrevive uno), los empleados del acuario decidieron que se lo darían a Sphen y Magic.

En octubre, el huevo eclosionó. La cría de la pareja de pingüinos gays ahora está paseando por una formación de hielo cerca de los diques para turistas en Sídney.

Cuando Sphen y Magic se hicieron pareja, Australia había pasado por una amarga batalla en torno a si el matrimonio igualitario debe ser legal. El debate sobre el matrimonio igualitario había sacado a flote tensiones personales y religiosas. Estos dos pingüinos gentú (también conocidos como juanito o papúa), que ignoraban el caos político que rodeaba su cortejo, se convirtieron en un símbolo más grande para el país. Si una colonia de pingüinos pudo resolver esto, una nación de seres humanos también podría hacerlo.

Australia es famosa por tener muchas criaturas peligrosas en la tierra y en el agua: algunas de las serpientes y arañas más venenosas del mundo, canguros que parecen fisicoculturistas, tiburones blancos que vigilan a los surfistas. Sin embargo, de pronto, las mayores celebridades animales eran dos pingüinos gays, que sus cuidadores reconocieron con gusto.

“A todos les gustan los pingüinos”, dijo Tish Hannan, directora del Departamento de Supervisión de Pingüinos en el acuario. “Son muy pícaros”.

“No son como los tiburones”, dijo Amy Lawrie, cuidadora principal de los pingüinos. “Nadie ha tenido una experiencia negativa con un pingüino”.

Los cuidadores de los pingüinos no pueden decir con exactitud por qué uno elige a otro, sobre todo dos tan distintos como Magic y Sphen.

 Magic, un pingüino gentú de 3 años nacido en el Acuario Sea Life de Melbourne, es agitado y juguetón. Va tras los juguetes y cualquier cosa que brille. Saluda a los visitantes.

Sphen, que tiene 6 años y nació en SeaWorld, es más alto y tiene un pico más grande. Es más tranquilo, más serio y le interesan menos los juguetes y los humanos.

Sin embargo, desde el principio quedó claro qué estaban haciendo Sphen y Magic cuando se conocieron un día de verano en el Acuario Sea Life de Sídney.

Primero, como acostumbran los gentú, comenzaron a hacerse reverencias.

Se trajeron guijarros elegidos con cuidado para el nido que esperaban construir juntos. Si alguno de los dos no hubiera estado interesado habría rechazado el guijarro: lo habría aventado con el pico. Sin embargo, cada uno admiró los guijarros que el otro traía.

Lawrie lo describió como “consentimiento”.

Después comenzaron a cantar. Uno cerca del otro, se cantaron hasta que aprendieron a reconocer sus voces.

“Veíamos que Magic iba a su lugar y buscaba a Sphen. Lo llamaba y Sphen corría hacia él y le hacía una pequeña reverencia para después cantar también”, dijo Hannan. “Se eligieron. Así de simple. Ahora tienen un vínculo”.

Otros miembros de la colonia de 33 pingüinos aún estaban coqueteando. Las aves más jóvenes tienden a tomarse su tiempo para elegir a su pareja.

“Estaban reconociendo varios llamados y hacían reverencia a varios pingüinos”, comentó Hannan. “Era algo que no hacían ni Sphen ni Magic. No estaban interesados en otras aves de la colonia”.

Por eso no fue sorprendente que los dos se prepararan para incubar un huevo.

“Sabíamos que comenzarían a recoger piedras”, dijo Hannan. “Y también que construirían el mejor nido”.

Cuando llegó el huevo, Sphen y Magic tomaron turnos para sentarse sobre él durante veintiocho días.

Los cuidadores de los pingüinos tuvieron un debate.

“El equipo de cuidadores de pingüinos tomó la decisión y nadie se opuso”, dijo Lawrie. “Es genial que dos pingüinos quieran formar una pareja, sin importar de cuáles se trate”.

Alertaron a los directores del acuario que habría dos pingüinos machos con crías. Los ejecutivos del acuario los aceptaron.

El acuario publicó un video de los pingüinos, en el que se les ve cantarse. También hay un video en el que están haciendo su nido de guijarros.

Los visitantes ahora solo vienen a ver a la nueva pareja de padres gays y les preguntan a los guías cuáles son los pingüinos homosexuales.

Hubo quienes se rehusaron a usar la palabra “gay”.

“Las palabras ‘poco natural’ se usaron mucho”, dijo Samantha Antoun, encargada de relaciones públicas del acuario. “La gente dijo que no deberíamos decir que son gays porque quizá solo son amigos”.

Los cuidadores de los pingüinos dijeron que no adoptarían una actitud política respecto a los pingüinos.

“No vamos a desalentar la compañía de nuestros pingüinos”, comentó Lawrie. “El amor es el amor”.

La primera señal de un buen padre gentú es que son capaces de reconocer que un huevo eclosionó y que la cría poco a poco está saliendo del cascarón. Esto puede tomar días. Sphen y Magic se dieron cuenta de inmediato.

“Cuando saca la cabeza puede comenzar a hablarles a sus padres, y Magic y Sphen lo reconocieron y comenzaron a cantarle al huevo incluso antes de que eclosionara”, dijo Hannan.

Su cría —que por ahora se llama Sphengic— nació un viernes y pesó 91 gramos. Fue la única cría que salió de todos los huevos de la colonia.

Los pingüinos gays de Australia

Sphengic CreditAcuario Sea Life de Sídney

Durante los primeros meses de vida, una cría se queda cerca de sus padres. Sphen y Magic la alimentaron y le cantaron. La metían a la cama de noche. La cría necesita tener la cabeza en dirección a los padres cuando duerme debajo de ellos, para que los padres puedan usar sus picos para mantenerla en la posición adecuada.

Como cualquier pareja, Sphen y Magic enfrentaron desafíos, la mayoría relacionados con su diferencia de edad.

“Magic es el más joven, e intentó deshacerse de sus deberes como padre durante los primeros días de la pareja”, dijo Hannan. “A veces parecía decir: ‘Tú alimenta a la cría hoy’ y se iba a nadar”.

No obstante, poco a poco aprendió a compartir los deberes. Cuando Magic alimentaba a la cría, Sphen venía a cantarles.

“Cantaba para animarlo”, comentó Hannan. “Para que Magic supiera que estaba haciendo lo correcto”.

Ahora la cría de tres meses ha crecido casi por completo. Él o ella todavía no tiene un género ni un nombre permanente. Los órganos reproductivos de los pingüinos son internos, así que el sexo solo puede determinarse mediante una prueba de sangre cuando alcanzan la madurez. La orientación y la identidad no son los desafíos más apremiantes de Sphengic.

Una mañana reciente, Magic estaba jugando con otros miembros de la colonia, y Sphen estaba cuidando a Sphengic, que está apartado de la colonia en un pesebre. Rita, otro pingüino, se acercó demasiado. Sphen aleteó y la golpeó un poco con su pico. Sphengic, que aún está desarrollando su personalidad, estaba ocupado comiendo hielo.

Ese día almorzaron sardinas y calamares.

Los cuidadores de los pingüinos dijeron que no piensan mucho en la política que rodea a Sphengic. No obstante, ven que está inspirando a los visitantes.

“Los pingüinos nacen con la capacidad de criar polluelos desde el inicio hasta el final, sean machos o hembras, y esa es una idea muy interesante que tener en mente”, dijo Hannan. “Somos iguales”.

Muchos de los otros pingüinos están buscando nuevas parejas para la siguiente temporada de apareamiento. No obstante, Sphen y Magic siguen juntos. Hace poco, Sphengic comenzó a aprender a nadar. Sphen y Magic aleteaban cerca de ahí, listos para zambullirse.

https://www.nytimes.com/es/

Encuentran formas de vida desconocidas bajo un kilómetro de hielo en la Antártida

Investigadores han hallado altas concentraciones de bacterias en un lago subglacial, a pesar de la oscuridad, las bajas temperaturas y las altas presiones

Los investigadores taladraron un orificio de 1.060 metros de profundidad para acceder al agua del lago Whillans, en la Antártida
Los investigadores taladraron un orificio de 1.060 metros de profundidad para acceder al agua del lago Whillans, en la Antártida – Kathy Kasic/salsa-antarctica.org

Resulta sorprendente lo poco que sabemos sobre los seres vivos. No solo porque solo conozcamos menos de la milésima parte del uno por ciento de todas las especies, ni tan siquiera porque recientemente se constatara que existe uninmenso mundo perdido de microbios en las profundidades de la corteza del planeta. Además de eso, apenas hemos comenzado a explorar los lagos subglaciales de la Antártida, que acumulan el 7 por ciento del agua de todos los lagos, y que hemos visto que están habitados por microbios poco conocidos. Pero eso no es todo. El futuro podría ser todavía más sorprendente. Hemos descubierto que la inmensa mayoría del agua del Sistema Solar está bajo el hielo de las lunas heladas, como Encélado o Europa, en enormes océanos fríos y salados. O, incluso, en lagos subglaciales marcianos. ¿Estarán estos lugares habitados por alienígenas?

Una forma de comenzar a averiguarlo es explorar los lagos que existen bajo el hielo, aquí en la Tierra. En 1999, el investigador John Priscu, de la Universidad Estatal de Montana, en Bozeman (EE.UU.), dirigió una investigación que sorprendió al mundo al hallar vida en el hielo de la Antártida, a 3.600 metros de profundidad, apenas cientos de metros por encima del lago Vostok, el sexto lago con más volumen del planeta. En 2013, una expedición dirigida por este investigador logró perforar el hielo y alcanzar el agua del lago Whillans, a 800 metros de profundidad, y encontrar la presencia de multitud de microbios. Ya este miércoles, Priscu volvió a Estados Unidos después de perforar el hielo sobre el lago Mercer, a 600 kilómetros del polo sur, y de encontrar una gran abundancia de microorganismos en su agua. Los trabajos de esta última expedición serán fundamentales para entender cómo es la vida bajo la Antártida, y cómo podría ser en mundos como Encélado o Europa.

«Todavía tenemos muchos datos que procesar, pero puedo decir que estamos encantados de comprobar que el lago alberga alrededor de 10.000 bacterias por mililitro de agua», ha explicado Priscu a ABC. Además de investigador en la Universidad Estatal de Montana, dirige el equipo « Subglacial Antarctic Lakes Scientific Access» (SALSA), para estudiar los lagos subglaciales.

Ubicación del lago Mercer
Ubicación del lago Mercer– Wikipedia

Aunque en el agua de los océanos puede haber 100 veces más microorganismos, es sorprendente que la vida sea tan abundante en este mundo perdidosituado bajo una corteza de hielo de kilómetros de espesor, sumido en la oscuridad, el frío y las altas presiones. ¿Por qué debería importarnos? Porque esto indica que hay muchos seres vivos viviendo bajo el hielo de la Antártida, un continente una vez y media más extenso que Estados Unidos y que alberga más de 400 lagos subglaciales. También nos dice que la vida podría ser capaz de existir en Marte o en las lunas heladas del Sistema Solar, y que quizás deberíamos mandar naves para buscarla.

¿Qué vive bajo el hielo de la Antártida?

En el lago Mercer las bacterias son tan abundantes que, según Priscu,es incluso posible que haya animales, como tardígrados (también conocidos como osos de agua): «Vamos a echar un buen vistazo en busca de organismos superiores, como animales… Pero no lo averiguaremos hasta dentro de un par de meses», ha dicho en una entrevista para Livescience.

Muestras de agua extraídas del lago Whillan, en la Antártida
Muestras de agua extraídas del lago Whillan, en la Antártida– Salsa-antarctica.org

Además de eso, los investigadores están haciendo estudios para comparar las características de los dos únicos lagos subglaciales explorados en la Antártida, el Whillans y el Mercer. En concreto, en esta última ocasión extrajeron testigos de sedimentos, analizaron la naturaleza de la materia orgánica y estudiaron la presencia de metano, entre otras cosas.

Un pozo de un kilómetro de profundidad

Hacer esta investigación ha sido muy difícil: «No nos metimos en este negocio porque fuera fácil», ha reconocido John Priscu. Un equipo de 25 científicos se desplazó a la Antártida para hacer un pozo de 30 centímetros de diámetro y 1.068 metros de profundidad en el hielo. «Hicieron falta casi cuatro días para poner el taladro a funcionar y realmente pensamos que no íbamos a lograrlo», ha recordado el investigador. Finalmente, lograron recoger 60 litros de agua del lago, que se encontraron a una temperatura de -0,6 ºC, y perforar los sedimentos de la corteza continental situada debajo, en la parte inferior de una capa de agua de 15 metros. Por último, introdujeron un rover de exploración y tomaron imágenes en la oscuridad.

Aunque la investigación aún está en sus fases iniciales, los científicos ya han descubierto varios hechos sorprendentes. Por ejemplo, que el agua tiene altas concentraciones de gas y de burbujas, y que en los sedimentos hay micro-fósiles que indican que el océano invadió el área hace más de un millón de años.

Un mundo de ríos y lagos bajo el hielo

En general, Priscu considera que el complejo de 400 lagos que existe en la Antártida forman un ecosistema único, situado entre el hielo y la corteza continental. «Siempre he propuesto que toda la placa de hielo es como un gran humedal, con ríos y lagos», dijo Priscu en Livescience. Algunos ríos tienen un área mayor que el Amazonas, aunque con menos agua», añadió.

Bajo la Antártida existe un mundo de lagos y ríos
Bajo la Antártida existe un mundo de lagos y ríos – Sebastian Göller

Paradójicamente, si la superficie de la Antártida es el lugar más frío y seco del planeta, su interior es también la mayor reserva de agua dulce de la Tierra, con el 70 por ciento de toda ella. «Sencillamente, no tiene sentido que no haya vida ahí abajo. Y ahora lo hemos demostrado», según Priscu. Y no solo eso: este lugar es también, en opinión de este investigador, «el mejor análogo para nuestros trabajos en el Sistema Solar». Esto será crucial para entender, por ejemplo, qué tipo de vida existe o existió en Marte.

Con todo, las profundidades de la Antártida se conocen menos que el propio planeta Marte. Quizás por eso una de las cosas más esperadas es explorar el lago Vostok. Esta inmensa masa de agua, de 5.400 kilómetros cúbicos y 1.000 metros de profundidad, está situada bajo una capa de hielo de cuatro kilómetros. Se trata, además, de una zona muy elevada cuyas temperaturas medias son de -55 ºC. Por ello, perforarla no será fácil ni barato. «Harán falta importantes preguntas científicas para conseguir financiación. Ahora mismo necesitamos ir poco a poco. Una vez que procesemos los datos de los lagos Mercer y Whilland, daremos el próximo paso», ha dicho John Priscu.

https://www.abc.es/ciencia/

Este fue el arrecife más grande del mundo y tuvo 7.000 km de longitud

Este fue el arrecife más grande del mundo y tuvo 7.000 km de longitud

La Gran Barrera de Coral, situada en el Mar del Coral, frente a la costa de Queensland al noreste de Australia, puede contemplarse desde el espacio porque tiene unos 2 600 kilómetros de longitud. No en vano, es mencionada a veces como el ser animal vivo más grande del mundo.

Sin embargo, este arrecife se queda corto si lo comparamos con el sistema arrecifal más grande de todos los tiempos, que existió hace unos 160 millones de años.

Arrecife Jurásico

Durante el Jurásico superior, período de la era Mesozoica, el mar de Tetis albergaba un sistema discontinuo de arrecifes de esponjas vítreas de unos 7 000 kilómetros de longitud. Es decir, que había gigantescos arrecifes de esponja de cristal que se extendían por todo el prehistórico Mar de Tetis, en lo que en la actualidad es Europa, desde el Cáucaso en Rusia, hacia el este de España y el Algarve.

Las esponjas vítreas o de cristal es la forma vulgar de designar los hexactinélidos, de los que se concen unas 500 especies y básicamente son esponjas cuyo esqueleto mineral está compuesto por espículas silíceas de seis radios que se cruzan en ángulo recto. Son tan frágiles como su nombre indica, pues tienen la consistencia del merengue o el pan de gamba y pueden resultar dañadas con suma facilidad.

Scolymastra joubini y otras especies similares, propias de aguas antárticas, crecen a un ritmo extraordinariamente lento a causa de las bajas temperaturas del agua, lo que permite que sean criaturas particularmente longevas: un ejemplar de dicha especie, de 2 m de altura, hallado a 50 m de profundidad en el Mar de Ross tenía algo más de 6.000 años, siendo así uno de los animales más longevos de la Tierra.

a

El océano de Tetis se encontraba entre los continentes de Laurasia y Gondwana, antes de la formación de los océanos Atlántico e Índico. Los geólogos han encontrado los fósiles de las criaturas de este océano en las rocas del Himalaya. Por lo tanto, sabemos que estas rocas estaban sumergidas antes de que el continente indio las empujara hacia el interior de Asia.

https://www.xatakaciencia.com

Apellidos gallegos del mundo: ¡extinguíos! Dejad que continúe la evolución

Apellidos gallegos en peligro de extinción. / ADUANEIROS SEM FRONTEIRAS

Láncara, Sanfíns, Miñor, Santradán o Manselle son algunos apellidos gallegos en peligro de extinción, pero no los únicos. Hasta 21.000 personas gallegas, valga la redundancia, cuentan con un apellido singular, o sea, que sólo ellas se apellidan así. ¡Salvad las ballenas, pero también a los Becerreá, Noalla o Lidor!

El llamamiento ha partido de Ana Isabel Boullón, coordinadora del libro Antroponimia e lexicografía (Consello da Cultura Galega), quien ha explicado que el 97% de la población se reparte 5.800 apellidos. El más común [cof, cof] es Rodríguez, con 237.000 premiados.

El estudio, realizado a partir de unas conferencias organizadas por el Instituto da Lingua Galega, también dará lugar a un diccionario que recogerá los apellidos de la región, donde, como en botica, hay de todo: asturianos, catalanes, vascos, portugueses, españoles y, claro, gallegos.

Apellidos gallegos

 

Advertencia: el titular es un humilde homenaje a Siniestro Total y su fraseología popular. No somos gallegófobos y le deseamos una larga vida a los inventores del pulpo á feira y del licor café; a una tierra que ha alumbrado a gente como Pablo Iglesias (el genuino), Francisco Franco, Manuel Fraga, Mariano Rajoy, Juan Pardo, Cañita Brava o, ejem, mejor vamos parando…

En fin, los frikis de la onomástica y la antroponimia pueden consultar todos los apellidos 100% Galicia Calidade aquí (ojo, es un archivo pdf: ¡el perro muerde!). ¿Estará tu apellido, el de tu madre o abuelo en peligro de extinción? Los Pérez o González pueden respirar tranquilos.

Tremending – Recopilando la tremenda actualidad

Origen de la palabra ´huachicolero´

Resultado de imagen para Origen de la palabra ´huachicolero´

No somos dos, ni tres los que estamos al pendiente de lo que escribe Juan Villoro. Su magnética pluma atrae a miles. Por eso se levantaron olas de curiosidad en las redes sociales cuando, en su reciente artículo “Prohibido pastar”, contó que viajando con un amigo rumbo a Xalapa, se le atravesó en la carretera la palabra “huachicolero”. Así lo escribió:

“En el trayecto nos topamos con una novedad de la vida mexicana. Cerca de Puebla nos desviaron porque la carretera había sido tomada para protestar contra los huachicoleros. Al Doc no le sorprendió que hubiera ladrones de combustible; lo que le llamó la atención fue la palabra “huachicolero” y quiso conocer su etimología. No supe qué decirle. Su respuesta me redujo al silencio durante los siguientes cincuenta kilómetros: ´Tú te dedicas al lenguaje, ¿no?´”.

Ni hablar, ese silencio “villoriano” de cincuenta kilómetros, se convirtió en tarea para mí cuando algunos tuiteros me endosaron el enigma… bien que conocen mi debilidad.

La historia me llevó muy lejos, hasta la época en que en Europa reinaba el latín y, en esa lengua, “aquati” significaba “aguado”.

En italiano, la palabra se fue descomponiendo (aquatio>quatio>guatio>guazzo) hasta dar la voz “guazzo” que significa lo mismo: “aguado”.

Ya en la primera mitad del siglo XVI, hay registros de la expresión “a guazzo” para referirse a cierta técnica en la pintura. A Francia llegaría a mediados del siglo XVIII y ahí la fonética gala la convertiría en “gouache”, sin dejar de guardar el concepto de “aguado” y es que esta técnica de pintura se caracteriza por eso, por manejar colores diluidos en agua, pero de apariencia sólida y no transparente como en la acuarela.

En el siglo XIX, muchos galicismos (palabras del francés) se colaron al español y entre estos, llegó “gouache”. En México ya lo encontramos en un texto de El Universal del 6 de diciembre de 1896: “Hay semanas tan pobladas de asuntos, tan llenas de variedad y de color, que se representan en la mente como el vasto salón de un museo de pinturas, de cuyos muros penden desde el cuadro mural de la pintura histórica hasta el frágil país de abanico pintado a la ´gouache´ por un frívolo decorador”.

Y para demostrar que la palabra se conocía y se usaba en el occidente de México, sirve un párrafo de la edición del 21 de junio de 1926 de El Informador, periódico tapatío: “…se han sujetado los alumnos al siguiente programa: dibujo a mano libre, preparación de colores, decoración con ´gouache´”.

Del concepto de preparar pinturas “a la gouache” (pronúnciese “a la guach”), es decir, diluidas en agua, el “populus” hizo metáfora y se inventó una jocosa palabra: “guachicol” (alcohol aguado) para referirse al tequila, aguardiente o cualquier bebida espirituosa que los vivaces diluían en agua para aumentar las ganancias. Así que los primeros “guachicoleros” fueron los que adulteraban las bebidas alcohólicas.

En El Informador del 21 de febrero de 1994, un artículo que diserta sobre la calidad del tequila, cita a Francisco González García: “Mientras yo estuve de alcalde en Atotonilco, no se vendió ni un litro de ´huachicol´”.

Pasó después que, algunos que comerciaban con combustibles, también vieron que era redituable  diluir en agua sus productos y empezaron a vender gasolina y petróleo “guachicoleados” o “huachicoleados”, la ortografía es lo de menos, lo de más es que estaban adulterados. Así, la palabra se relacionó con estos hidrocarburos y los modos ilegales de tratar con ellos. Suficiente para que, en un siguiente brinco, la palabra olvidara su origen “aguado” y adoptara los atributos de “hidrocarburos ilegales”, pasando así “huachicolero” a nombrar a los criminales que, impunemente, ordeñan los ductos de PEMEX y están dispuestos a matar a quien trate de impedirlo.

Así es la historia de una palabra que inició su viaje en la antigua Roma, pasó por Italia, luego Francia y de ahí a este México lindo donde, la inocencia de lo aguado, mutó al significado perverso del robo artero de combustible. Hay palabras que cruzan el pantano y no se manchan… Esta sí.

http://www.elhorizonte.mx/opinion/

Los científicos llevan el experimento escolar a otro nivel: fabrican su propia lava

Los científicos llevan el experimento escolar a otro nivel: fabrican su propia lava

No intentes esto en casa. CreditUniversidad de Buffalo

Read in English

Cuando la lava se junta con el agua, los resultados a menudo son explosivos.

El año pasado, la lava del volcán Kilauea en Hawái fluyó hacia el océano y creó bombas de roca fundida que salieron disparadas hacia el cielo, luego cayeron sobre una embarcación turística y dejaron veintitrés personas lesionadas.

En 2010, un volcán cubierto por un glaciar en Islandia, llamado Eyjafjallajökull, hizo erupción y arrojó una columna de ceniza de 9 kilómetros, que causó la suspensión de cientos de vuelos en Europa.

Los científicos buscan entender mejor estas reacciones violentas para ayudar a que las comunidades cercanas a volcanes y cuerpos de agua o mantos acuíferos subterráneos se preparen, pero hacerlo en lugares con actividad volcánica puede resultar poco práctico. Por eso, hace poco un equipo de investigadores preparó su propia lava casera.

“No somos gente loca haciendo mezclas para ver qué sucede”, afirmó Ingo Sonder, vulcanólogo de la Universidad de Búfalo. “Somos científicos que queremos hacer un cálculo y sí tenemos una idea de lo que estamos haciendo”.

En primer lugar, Sonder y sus colegas consiguieron en una cantera de Texas fragmentos negros de lava solidificada antigua, llamada basalto. Vertieron aproximadamente 54 kilogramos de basalto en un crisol dentro de un horno. Durante cuatro horas, removiendo ocasionalmente, el horno calentó las rocas aproximadamente a 1300 grados Celsius, hasta que el basalto se convirtió en una mezcla fundida y burbujeante.

Con ayuda de trajes térmicos plateados para protegerse del calor extremo y su irradiación, los investigadores procedieron a verter 37 litros de emplasto ardiendo en una serie de cajas de acero con aislamiento térmico. Los contenedores tenían tamaños diferentes: algunos eran largos y planos, mientras que otros eran altos y estrechos, como una chimenea, con la finalidad de replicar los tipos de columnas de magma que se encuentran en la naturaleza.

Las paredes de los contenedores de acero tenían inyectores diseñados para rociar agua a presión en la lava hirviendo. Después de mover cada recipiente a una distancia segura del cobertizo donde se encontraba el horno, los científicos iniciaron la cuenta regresiva en sus computadoras.

A menudo, en cuanto el agua tocaba la lava, explotaba, lanzando una burbuja ardiente a 2 metros de altura, aunque algunas bombas de lava llegaban hasta los 5 metros; sin embargo, en otras ocasiones no sucedía nada, así que los investigadores usaron un mazo operado a control remoto para golpear el contenedor y detonar la explosión.

El equipo usó cámaras de alta velocidad para registrar en video las explosiones y publicó el primero de sus resultados, aún preliminar, el mes pasado en la revista JGR-Solid Earth. Planean seguir fabricando su propia lava y experimentando con contenedores de diferentes formas y distintas cantidades de agua.

“Si comprendemos mejor las condiciones que provocan estas explosiones violentas de lava y agua”, explicó Greg Valentine, vulcanólogo de la Universidad de Búfalo y uno de los autores del artículo, “entonces podremos hacer un mejor trabajo para prevenir a las personas y reducir los daños”.

https://www.nytimes.com/es/

Síndrome de Cotard: así es la enfermedad que te hace creer que estás muerto

Jaime Noguera

Síndrome de Cotard: así es la enfermedad que te hace creer que estás muerto

En 1880, por la consulta de un médico francés se pasó una señora que afirmaba no tener cerebro, ni pecho, ni estómago ni intestinos. Aseguraba que el suyo era un cuerpo en descomposición, y que además carecía de alma. El galeno franchute, Jules Cotard intentó ayudarla, sin éxito: al estar segura de que no tenía estómago, se negaba a comer, por lo que murió desnutrida. ¿Nueva dieta de la alcachofa? Mais, non! Este singular transtorno fue bautizado como “delirio nihilista” o “de negación” por su descubridor, aunque después ha sido rebautizado (creemos que con acierto) como  “síndrome del muerto viviente”.

Cotard le puso su nombre a la enfermedad, pero, según leemos en el libro Radiografías de la Melancolía y la Nostalgia, de José Manuel Bielsa-Gibaja, había sido un británico, Charles Bonnet el que se topó en 1788 con otra mujer en las mismas circunstancias.

“Según explicaba, una fuerte corriente de aire frío la paralizó ‘como su hubiese recibido un garrotazo’ y, tras quedar inconsciente, al despertar pidió a sus hijas que la envolvieran en un sudario y la metieran en una ataúd, donde debía estar dada su condición de fallecida.”

Aquí en España las hijas le hubiese dado aguardiente, o un par de sopapos, pero las de la fallecida en diferido llamaron a un médico que la trató con opio. Y oiga, divinamente, a los poco días volvió a la normalidad, pero se pasó su vida (o algo) sufriendo episodios similares. Además de “irse”, al volver, la buena mujer contaba que había mantenido amenas conversaciones con personas muertas en su totalidad, y que incluso había cenado con algunas de ellas.

Síndrome de Cotard: así es la enfermedad que te hace creer que estás muerto

Charles Bonnet, con cara de no-muerto

Creyéndonos muertos desde hace mucho

La cosa venía de largo. San Marcos, en su Evangelio (5:1-20) cuenta la historia de un hombre que tenía la fijación de instalarse a vivir (¿?) entre las tumbas de cualquier cementerio, de donde el necro-okupa era una y otra vez expulsado, para volver siempre a la carga. Lo que no aclara el evangelista es si fue juzgado alguna vez por necrofilia.

Más tarde, el galeno andalusí Abdel Malek Ben Zohar, allá por el siglo XI, dejaría por escrito que se encontró una vez con un loco que afirmaba estar muerto. ¿Habría que abrir una petición en Change.org para que el Síndrome de Cotard se renombre como ‘de Ben Zohar’?

Una mujer de 28 años se presentó, a comienzos del siglo XX, delante de su matasanos y le dijo, tan pancha ella, que se le había podrido el hígado, y que lo olía descomponiéndose.  Una ciudadana filipina de cincuenta y trés años llamó a urgencias para notificar su propio fallecimiento y reclamando que se la llevase a la morgue para estar con sus nuevos amiguetes fiambres.

Síndrome de Cotard: así es la enfermedad que te hace creer que estás muerto

Tiempos modernos

En el artículo Betwixt Life and Death: Case Studies of the Cotard Delusion (1996), se describe un caso contemporáneo de delirio de Cotard,  en el que el protagonista era un escocés cuyo cerebro fue dañado en un accidente de motocicleta. En enero de 1990, después de ser dado de alta del hospital de Edimburgo, su madre lo llevó a Sudáfrica. Estaba convencido de que había sido llevado al infierno (lo que justificaba haciendo alusión al calor que hacía) y que había muerto de septicemia (lo cual había sido un riesgo real al principio de su recuperación), o quizás de SIDA (había leído una historia en The Scotsman sobre alguien con SIDA que murió de septicemia). Pensó que había “tomado prestado el espíritu de su madre para que le mostrarse el infierno”, y que su verdadera mamá estaba dormida en Escocia.

Y no se quedó aquí la cosa. Germán A. Berrios, psiquiatra peruano que trabaja en Cambridge, ha registrado un centenar de casos similares, incluyendo a una chica que, tras a llamar a la puerta de su despacho con los nudillos, le contó que no tenía manos.

Síndrome de Cotard: así es la enfermedad que te hace creer que estás muerto

Todo es subjetivo

La literatura médica indica que la aparición del delirio de Cotard está asociada con lesiones en el lóbulo parietal, lo que produciría una experiencia de la subjetividad extremadamente anormal. Como la que tuvieron Alaska para cantar “mi novio es un zombi, es un muerto viviente” o Mecano con “y los muertos aquí, lo pasamos muy bien, entre flores de coloreees”

Síndrome de Cotard: así es la enfermedad que te hace creer que estás muerto

Con información de Radiografías de la Melancolía y la Nostalgia, de José Manuel Bielsa-Gibaja y la Wikipedia.

 

https://blogs.publico.es

Todos somos descendientes de 14.000 subsaharianos

Los seres humanos modernos evolucionaron en África a partir de humanos arcaicos hace al menos 200.000 años. Concretamente, las raíces de todos los humanos vivos actualmente se remontan a una población común ancestral que vivió en África.

Según los cálculos, todos esos humanos ancestrales sumaban unos 14.000 individuos del África subsahariana, y la población que dio origen a todos los humanos no africanos probablemente contaste con menos de 3.000 individuos: esa fracción de humanos se dispersó fuera del continente hace de 100.000 a 80.000 años.

Todos somos semejantes

Para establecer el tiempo y el lugar de origen de nuestra especie usamos estudios genéticos en muchas personas diferentes. Al comparar la variación genética entre humanos de todo el mundo, los genetistas pueden calcular un árbol genealógico de nuestros grados de parentesco. En ese sentido, todos somos asombrosamente semejantes.

En efecto, somos una especie genéticamente muy homogénea, como explica el profesor de biología evolutiva de Harvard Daniel E. Lieberman en su libro La historia del cuerpo humano:

Si catalogamos todas las variaciones genéticas que existen en el conjunto de nuestra especie, encontraremos que aproximadamente el 86 por ciento se encuentran en cualquiera de las poblaciones. Para poner este hecho en perspectiva, si eliminásemos la población de todo el mundo menos, pongamos por caso, la de Fiji o la de Lituania, todavía retendríamos casi todas las variaciones genéticas humanas. Esta pauta contrasta poderosamente con lo que ocurre en otros simios, como los chimpancés, en los cuales dentro de una población cualquiera hay menos del 40 por ciento de la variación genética total de la especie.

Imagen | D-Stanley

https://www.xatakaciencia.com/biologia

Viviendo sin tocar el suelo durante diez años: la vida del charrán sombrío

Viviendo sin tocar el suelo durante diez años: la vida del charrán sombrío

El charrán sombrío (Onychoprion fuscatus) tiene el mérito de ser el pájaro que se mantiene más tiempo en el aire, de forma ininterrumpida.

Tras abandonar su lugar de anidación siendo todavía un ave joven, el charrán sombrío permanece en el aire de 3 a 10 años mientras se desarrolla, tiempo en el que se posa en el agua de vez en cuando antes de volver a tierra firme para reproducirse como adulto.

El charrán sombrío cría en islas a lo largo de toda la zona ecuatorial. En invierno migra internándose principalmente en los océanos tropicales. Se reproducen en colonias en las islas rocosas o de coral. Anida en el suelo en hoyos y ponen de uno a tres huevos. Se alimenta de peces que capturan en la superficie del mar.

Duermen mientras vuelan, pues sus dos mitades del cerebro lo hacen por turnos. Y a la hora de comer, se alimentan de peces, ya sea zambulléndose en el mar o cazándolos en la superficie.

En la Isla de Pascua, esta especie y el charrán de anteojos (O. lunatus) se conocen colectivamente como manutara. La manutara jugó un papel importante en el ritual de tangata manu (“hombre pájaro”): cualquier hopu (campeón) que recuperara el primer huevo de manutara del islote Motu Nui se convertiría en el manu tangata de ese año, así su clan recibiría un acceso privilegiado a los recursos, especialmente los huevos de aves marinas.

a

Altos vuelos

A pesar de que el charrán sombrío ostenta el récord, hay muchas otras aves que viven largas temporadas en al aire, sin tocar o apenas sin tocar tierra firme.

Otro charrán, por ejemplo, el charrán del ártico, migra más lejos que cualquier otra especie de ave. Cría al norte del círculo polar ártico, vuela al sur de la Antártida para el invierno septentrional y regresa al norte: un viaje de unos 80.467 km.

Laysan Albatross 848343 960 720

Algunos albatros dan la vuelta al mundo en menos de dos meses y que pueden planear durante 6 días sin batir las alas. Esto es posible porque las enormes alas del albatros errante (3,35 metros de envergadura) necesitan muy poca energía muscular para mantenerse extendidas debido al “bloqueo de hombro”, un tendón especial que las mantiene en su sitio.

https://www.xatakaciencia.com

Así se inventó la “misión imposible” de los Reyes Magos

El cuento bíblico de los Reyes Magos que supuestamente llegan de Oriente a Belén para legitimar el “rey de los judíos” y adorarle es uno de los más extraños de los textos sagrados escritos en Occidente sobre un supuesto hecho ocurrido en Oriente: pues es totalmente desconocido, en todas sus versiones, por la gran mayoría de los habitantes de aquellas tierras. Si fueron, como dicen algunas tradiciones, tres astrólogos persas que visitaron Belén y fueron bautizados y después asesinados, ¿por qué no existe ni siquiera como mito en ningún registro escrito u oral persa?

Como iraní, al conocer el relato, me sorprendió:

  1. El parecido de los nombres Melchor, Gaspar y Baltasar con los de los monarcas mitológicos de la prehistoria de Irán Manucher, Garshasp y Bastavarai.
  2. Que hubiesen ido de “Oriente” a Jerusalén (que también es Oriente) hace 2019 años les sitúa en los dominios del Imperio Persa constituido en el siglo VI a. C., por lo que habría sido enviados por el emperador iraní.
  3. El parecido del término indoeuropeo “mago” al nombre de los sacerdotes mithraístas: “mog”. El culto a la diosa solar Mithra era profesado por los arios que habitaron las tierras actuales de Irán e India. De hecho, la ciudad iraní de Mogan, una de las urbes más antiguas e importantes de la región, a la que los griegos llamaban “Hecatompylos” (la Ciudad de Mil Puertas), fue uno de los principales centros de esta religión.
  4. Marco Polo afirma haber visitado las tumbas de los “Reyes Magos” en Savé, cerca de Teherán: ¡Posiblemente, era el recuerdo de una fantasía mágica de su infancia!
Así se inventó la “misión imposible” de los Reyes Magos
El ejercito inmortal de los emperadores aqueménidas, Persépolis, Irán.
  1. Por fin, su aspecto reflejado en algunas iglesias: Los hombres iraníes de entonces se parecían más a la fila de los señores estáticas del monumento de Persépolis: no eran rubios, tampoco negros aunque Hollywood, eso sí desde el supremacismo blanco, en “300” tiñe el rostro del rey Jerjes con carbón.

“Porque mi religión es más legítima que la tuya”

¡Sería la primera vez en la historia que los sacerdotes de una religión establecida y poderosa (como la fue el Mithraísmo, que se extendió por medio mundo, llegando también a España), van a abrazar una nueva que acabaría con sus instituciones y el poder! Este es justamente el objetivo del relato inventado: anunciar a los mithraístas europeos que el fundamento y los ritos de su credo indo-iraní se mantendrá: Declararon Yalda («Nacimiento» en persa) -que es el solsticio de invierno, y el día del nacimiento de Mithra- como la Natividad de Jesús; tomaron prestados la sotana morada, el anillo de los “Mog y llamaron Mithra al gorro que adornaba sus cabezas.

También incorporaron en cristianismo, -al igual que judaísmo e islam-, su dualismo creador, la lucha entre los polos incompatibles y complementarios: el Bien y el Mal, el Dios y anti-Dios (el Demonio), el Paraíso y el Infierno, la Luz y las Tinieblas. También integraron su escatología de la inmortalidad de alma, el fin del mundo, la Resurrección,  el Juicio Final, la angelología y la demonología, y hasta la figura del Salvador iraní Sushiyans (que será engendrado en el vientre de una doncella virgen quinceañera) para en un futuro rescatar al mundo. Los judíos exiliados en Persia le denominaron Yehoshuah (o Joshua), y los chiitas de un islam iranizado, le pusieron el nombre de Mahdi que “aparecerá” algún día con Jesús.

Tampoco alteraron el concepto del “paraíso” («Pardis»,  jardín amurallado, en persa), que si bien era sinónimo de «conciencia tranquila» en zoroastrismo, con tiempo cobrará la forma una oasis soñada: libre del hambre, de enfermedades y del sufrimiento, un lugar de jubilación a la pensión completa; su opuesto, el infierno, la «conciencia atormentada» que hacía referencia a un reformatorio oscuro, maloliente y lleno de reptiles (reflejo del peor lugar en la “Tierra” que podían imaginar los persas), aparecerá en los textos judíos como un mar de hogueras: Gehena, el infierno bíblico (también reflejo de su memoria del peor lugar de “su” mundo) que existió de verdad: se trataba de un vertedero situado en el sur de Jerusalén, donde los adeptos del dios Baal ofrecían sacrificios animales y humanos, para luego incinerarlos, evitando enfermedades; fue este acto al que los griegos llamaron “holocausto”. Joseph Ratzinger insistió en la existencia real del escalofriante infierno, dando razón a los que llegaron a vender parcelas del Cielo a los aterrorizados creyentes, a los que el científico persa, Omar Jayyam Omar, nueve siglos antes, intentó tranquilizar, advirtiendo del engaño:

“Cuando la llegada de nuevas flores se cante

diles, oh amor mío, que repartan de vino lo bastante.

Libérate de huríes, infierno y paraíso

pues esos te los dan, mi vida, a cada instante.”

Es interesante, por otro lado, la coincidencia del nombre del “primer hombre” del zoroastrismo, Mashya con el Mesías.

Los sumerios «los del Pelo Negro» también transmitieron su imaginario del nacimiento del hombre a partir del barro a los credos semitas, aunque, se tergiversó radicalmente ¡será el cuerpo del hombre que “dará a luz” a la mujer, con el fin de que  “él no esté solo”!, justificando la  supeditación de la existencia de la mujer a la felicidad del hombre.  El mito original contaba cómo la diosa Ki crea un paraíso para el descanso de los seres humanos, prohibiendo la entrada a los dioses. Pero el dios Enki salta la orden, entra en el recito y mordisquea las frutas prohibidas. La maldición divina caerá sobre él, dejándole postrado en la cama, hasta que la compasiva diosa se apiada de él y asigna una enfermera para cada miembro dañado. Una será para su espalda: Ninti «la Dama de la costilla» en sumerio se convertirá en Eva «Dadora de la vida».

¡Separen la espiritualidad de la religión, y échenle a la segunda una mirada crítica para que el mundo sea un lugar mejor para los creyentes y también para los ateos: los primero no se matarán ente sí, y los incrédulos no serán perseguido por los hombres y mujeres de los dioses!

Nazanín Armanian

https://blogs.publico.es/puntoyseguido/