Echandome a perder

BOSQUE-OSCURO

Echándome a perder,
siento que los días van pasando,
Y sigo sin saber por donde ando.

Cada día soy más consciente
de esas celdas invisibles donde vive la gente,
gente que vende su dignidad por tener.
Tanto tienes tanto vales, ese es el lema.
Tener un golpe de suerte es lo que esperas
y mientras te desesperas
recuerda lo que dijo mama:
“El dinero honrado dura más”*.
Dure más o menos el dinero viene y se va.

Durante años he sido víctima de la ignorancia,
esa dulce fragancia
que te hacía creer que el mundo es un lugar idílico
lleno de personitas buenas, que se ayudan las unas a las otras,
donde no hay un régimen político
que duerme más a la gente que un narcótico.

Echándome a perder,
ya no te volveré a ver.

*El dinero honrado dura más es una frase de la película “En el nombre del Padre”

Dani Fraile/galeon.com

Cita que define una generacion

ya no

La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados.”

“El club de la lucha”

La muerte se esta fumando mis cigarros

bukowskiqv0

Sabes: otra vez estoy borracho
aquí,
escuchando a Tchaikovsky
en la radio.

por Dios, lo escuché 47 años atrás
cuando era un escritor muerto de hambre,
y aquí está
otra vez
y ahora soy un éxito menor como
escritor
y la muerte se pasea
por todos lados
en esta pieza
fumando mis cigarros
chupando de mi
vino
mientras Tchaik se abre camino
por su Patética,
que viaje ha sido
y la suerte que he tenido fue
porque lancé los dados
bien:
pasé hambre por mi arte, pasé hambre para
ganar 5 malditos minutos, 5 horas,
5 días-
sólo escribir la palabra
justa;
la fama, el dinero, no importaba
quería la palabra impresa
y ellos me querían en una perforadora,
una fábrica de producción
ellos querían que fuera un empleado de una
tienda de departamentos.

bueno, la muerte dice, mientras se pasea,
te voy a agarrar de todas formas
no importa lo que hayas sido:
escritor, chofer de taxi, cafiche, carnicero,
paracaidista, te voy a
agarrar…

está bien nena, le digo

chupemos juntos ahora
mientras la una a.m. se desliza a las 2
a.m. y
sólo ella conoce el
momento, pero he podido estafar-
la: tuve mis
5 malditos minutos
y mucho
más.

Poema de Charles Bukowski