UNA SOLA DOSIS DE PSILOCIBINA ALIVIA LA DEPRESIÓN Y LA ANSIEDAD POR 6 MESES, SEGÚN NUEVO ESTUDIO

UNA INVESTIGACIÓN QUE PODRÍA CAMBIAR EL TRATAMIENTO DE LA DEPRESIÓN Y LA ANSIEDAD MOSTRÓ QUE UNA DOSIS DE PSILOCIBINA ALIVIÓ A PACIENTES CON CÁNCER DE SU DEPRESIÓN Y/O ANSIEDAD

Resultado de imagen para UNA SOLA DOSIS DE PSILOCIBINA ALIVIA LA DEPRESIÓN Y LA ANSIEDAD POR 6 MESES, SEGÚN NUEVO ESTUDIO

La psilocibina, la sustancia activa de los “hongos mágicos”, se presenta actualmente como una valiosa medicina, capaz de ayudar en el tratamiento de diferentes condiciones, incluyendo varias adicciones y padecimientos psicológicos. Un estudio hace un par de añosmostró que la psilocibina tiene una efectividad del 80% como tratamiento para dejar de fumar, un 50% más que cualquier otro método conocido hasta esa fecha.

El principal campo de estudio de la psilocibina en tiempos recientes es con pacientes terminales. En esto la Universidad Johns Hopkins es la pionera y recientemente ha dado a conocer una nueva investigación que podría ser histórica.

Los resultados del estudio, en el que participaron 79 pacientes con cáncer, están por publicarse en el Journal of Pyschopharmacology y constituyen la evidencia más robusta de que una sola dosis de psilocibina puede aliviar la depresión y la ansiedad por al menos 6 meses en pacientes con dicho padecimiento.

En la investigación, los pacientes recibieron una dosis mínima por control y una dosis alta. Los resultados mostraron que 6 meses después el 78% de los pacientes estaban menos deprimidos de lo que habían estado según una evaluación clínica y 83% menos ansiosos. El 65% se habían recuperado casi completamente de la depresión y el 57% de la ansiedad. Por comparación, los antidepresivos sólo han ayudado al 40% de los pacientes con cáncer, una cifra similar al placebo. Tras 6 meses 2/3 partes del grupo creían que esta experiencia había estado entre las cinco más significativas de su vida. Atribuían los beneficios a haber encontrado significado en la vida.

UNA SOLA DOSIS DE PSILOCIBINA ALIVIA LA DEPRESIÓN Y LA ANSIEDAD POR 6 MESES, SEGÚN NUEVO ESTUDIO

 

Los científicos aún no saben bien cómo produce la psilocibina estos cambios en el cerebro, ahí yace la “magia” de los hongos y quizás no tenga un mecanismo neural propiamente sino que es un beneficio en un cambio de actitud y significado, una operación de mente sobre materia. 

Evidentemente será necesario replicar estos estudios con pacientes que no tienen cáncer, pero aunque el nivel de efectividad podría disminuir, es altamente probable que la psilocibina de cualquier manera supere en efectividad a los antidepresivos, lo cual es una amenaza enorme para las farmacéuticas, ya que esta sustancia provee beneficios con una sola dosis.

Jeffrey Lieberman y Daniel Shalev dan al clavo en esta cuestión cuando señalan: “Las leyes actuales, no basadas en la evidencia, impiden la investigación con difíciles requerimientos de almacenamiento y seguridad, lo que hace que sea muy complicado obtener fondos”.

Resulta relevante recordar lo que dijo Giorgio Samorini: “el fenómeno de las drogas es un fenómeno natural, mientras que el problema de las drogas es un problema cultural”.

Actualización: FDA autoriza prueba clínica para el tratamiento de la depresión con psilocibina

https://www.pijamasurf.com

Científicos preocupados: la Tierra alcanza niveles de CO2 más altos en millones de años

Científicos preocupados: la Tierra alcanza niveles de CO2 más altos en millones de años
Este lunes, el planeta alcanzó los niveles de dióxido de carbono (CO2) más altos en 3 millones de años, lo cual ha preocupado mucho a los científicos.

 

De acuerdo con medios internacionales, el Observatorio Mauna Loa en Hawai registró niveles de 415 partes por millón (ppm) en la atmósfera, algo que no se había presentado en toda la historia de la humanidad e incluso desde antes.

 

Cielo de la ciudad cubierto por una bruma espesa de aire contaminante.

 

Científicos como el meteorólogo Eric Holthaus destacaron que “No conocemos un planeta como éste”.

 

“Ésta es la primera vez en la historia humana que la atmósfera de nuestro planeta tuvo un nivel de 415 ppm de CO2. Y no sólo en la Historia, desde la invención de la agricultura hace 10 mil años, sino incluso antes de que existieran los seres humanos, hace millones de años.” 

 

Chimeneas de fábricas lanzando humo contaminante al aire.

 

Se cree que niveles similares sólo existieron hace 3 millones de años, antes de que el ser humano existiera en el planeta, cuando las condiciones de la Tierra eran muy distintas.

 

Bill McKibben, científico y medioambientalista, ha declarado que “415 ppm es un punto de referencia aterrador, y significa que debemos actuar ahora”.

 

Una ciudad apenas puede verse ligeramente a través del humo y la nata espesa.

 

La contaminación alcanzada en este momento a nivel mundial es preocupante, pues si los hábitos de consumo no se modifican, los ecologistas estiman que no haya vuelta atrás y el deterioro de la Tierra sea irreversible. Y es que muchas veces usamos productos que no sabemos que contaminan.

 

La presencia de CO2 en la atmósfera produce además el aumento en la temperatura del planeta, lo que repercute en la vida de muchas especies y en la humana, de hecho justo ayer se anunciaba la extinción funcional del koala o como la llegada de osos polares a las ciudades en busca de alimento.

 

Aclaración:
El contenido mostrado es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista, mas no la ideología de actitudfem.com

https://www.actitudfem.com/hogar/mi-mundo

NICARAGUA ES EL PRIMER PAÍS QUE ADOPTA LA INGESTA DE AGUA DE MAR COMO MEDICINA OFICIAL

El agua de mar es el producto más abundante del planeta después del aire. Por su composición similar a la del plasma sanguíneo facilita la recuperación de la salud en todos los casos que se utiliza. Esto se ha comprobado en Nicaragua donde el gobierno ha tomado una decisión trascendente en base a resultados médicos comprobados: la ingesta de agua de mar es medicina oficial en ese país, igualándola con la medicina tradicional en términos legales y de aplicación de tratamiento para las más diversas enfermedades.

agua%20de%20mar%207

El Proyecto de Dispensarios Marinos en Nicaragua abarca una población de más de 20 mil pacientes en 60 dispensarios ubicados en Managua, su capital, y en las principales cabeceras departamentales del país.

La directora de la Clínica Santo Domingo de esa ciudad, promotora del primer dispensario marino de Centroamérica, es la Dra. María Teresa Ilari, quién imparte mensualmente conferencias a nivel nacional para difundir esta nueva medicina y además, representa a Nicaragua en los congresos internacionales que tratan la ingesta de agua de mar.

La Red de Medicina Natural tiene como coordinadora a la religiosa Julie Marciacq, que distribuye el agua de mar a los centros del Ministerio de Salud y a los dispensarios que no pueden autoabastecerse. También difunde el consumo y suministra agua de mar a más de 2 mil campesinos/as afectados por el insecticida Nemagón que causo muchas enfermedades a los trabajadores de las plantaciones de banana.

TERESA DOS

El agua de mar se distribuye gratuitamente y se extrae en los mares, aunque en Europa ya se comercializa con el nombre de Plasma de Quinton. Gracias a los trabajos de investigación y difusión de la Fundaciones Aquamaris (España,www.aquamaris.org ), Seawater (Miami,www.seawater.org ), y PRODIMAR (Proyecto de Dispensarios Marinos, de Colombia) sobre el uso terapéutico y nutricional del agua de mar, se ha comprobado en Nicaragua los beneficios del consumo oral del agua de mar en la recuperación de la salud y la desnutrición humana y animal.

También te puede interesar:  Propiedades y Beneficios de la Flor de Saúco

La ingesta diaria de un promedio de 500 ml de agua de mar pura (hipertónica), con una composición en iones y oligoelementos equivalente a la del plasma sanguíneo y el medio extracelular, ha permitido rápida mejoría en problemas alérgicos, insomnio, dolores musculares y articulares, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes, cirrosis hepática, gastritis, úlceras varicosas crónicas, insuficiencia renal, etc. También se aplica tópicamente en las enfermedades de la piel.

comercio

COMO ES BEBER AGUA DE MAR

Estos resultados están registrados en los expedientes médicos de la Clínica Sto. Domingo en Managua. Los pacientes logran reducir o descontinuar los medicamentos que anteriormente tomaban, y muchos de ellos son dados de alta totalmente recuperados. El Dr. Alfredo Ruíz, docente de la Universidad Politécnica de Nicaragua, realiza un seguimiento de 6 meses a pacientes consumidores de agua de mar, comprobando los avances.

Las autoridades de salud observan el fenómeno y van capacitando a médicos y enfermeras del sistema público de salud además de difundir los resultados de los ensayos clínicos efectuados en la Universidad de Antioquia (Colombia) y la casuística nacional e internacional.

Para ello las autoridades de ese país organizaron en conjunto con la Dirección de Atención Médica del Ministerio de Salud (Dr. Carlos Jarquín, Director) y con la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, sedes de Managua (Dr. Freddy Meynard, decano) y León ( Dr. Rodolfo Peña, decano), el segundo curso de terapia con agua de mar.

agua-de-mar-hipertonica-embotellada-20016-MLM20183474002_102014-F

Con respecto a la contaminación marítima, los microorganismos patógenos de procedencia accidental terrestre se inactivan en el mar por diferentes mecanismos que versan en el libro del Dr. Ángel Gracia y del Dr. Héctor Bustos: “El poder curativo del agua de mar. Nutrición orgánica”. El examen microbiológico del agua realizado en el Ministerio de Salud ha reportado resultados satisfactorios.

También te puede interesar:  Propiedades usos y beneficios de la Barba de Maíz

Desde hace 5 años el Ministerio de Transporte y de la Alcaldía de Managua, trasladan mensualmente el agua de mar en camiones cisterna a la clínica Santo Domingo desde donde es distribuida gratuitamente a quien la solicita.

Los tratamientos han tenido efectos también económicos, por la rápida recuperación de la salud, por el menor consumo de medicamentos y por la pronta integración laboral de los enfermos. 500 ml de agua de mar consumidos durante el día, ya sea pura, diluida o mezclada con los alimentos, es la receta universal para todos los individuos, tanto para su curación como para la prevención, incluyendo desnutrición.

agua%20mar_0

El agua de mar se utiliza también en pacientes con hipertensión arterial, cardiopatías, cirrosis hepática e insuficiencia renal, quienes tienen contraindicada la sal, pero en este caso el agua de mar, tiene el cloruro y el sodio disueltos y por tanto su acción es benéfica al ser diurética.

Nicaragua esta encarando la construcción de mareductos en regiones cercanas, y no tan cercanas al mar, para facilitar la ejecución de proyectos afines en las regiones costeras del planeta. Por ser un tema novedoso, y basado en el voluntariado, su expansión va poco a poco y los beneficiarios/as son las principales fuentes de diseminación de la práctica de consumo de agua de mar.

Nicaragua, tierra de lagos y volcanes, cuna de poetas y soñadores, es pionera en el desarrollo institucional de esta práctica curativa que lleva un siglo y medio de existencia, con el Dr Quinton, mèdico frànces, como precursor de esta medicina gratuita, negada por los laboratorios, que verían afectados sus suculentos negocios a nivel mundial.

https://elhorticultor.org

EL GOBIERNO DE MÉXICO PINTA SU RAYA

EN EL PLAN NACIONAL DE DESARROLLO 2019-2024, PRESENTADO EL PASADO 1O DE MAYO POR EL PRESIDENTE DE MÉXICO, EL GOBIERNO SE PROPONE “REFORMULAR EL COMBATE A LAS DROGAS”
Resultado de imagen para EL GOBIERNO DE MÉXICO PINTA SU RAYA

1. La raya

En el flamante Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, presentado el pasado 1o de mayo por el presidente de México, el gobierno se propone “Reformular el combate a las drogas”. Lo que algunos medios y sus columnistas han considerado un documento “absolutamente fantasioso”, “un libro de economía… ¡cubana!” o “una novela de ficción”, representa una herramienta de gestión que propone, al menos discursivamente, un cambio de paradigma y un para nada menor intento de virar el rumbo sangriento de los últimos años en México.

A través de las redes sociales, Andrés Manuel López Obrador resaltó las características del Plan, argumentando con sonrisa pícara que “no se ajusta a los dictados de los organismos financieros internacionales y de los gobiernos extranjeros”. El documento está inspirado –dice– “en el plan del partido liberal de los hermanos Flores Magón y en el plan sexenal del presidente Lázaro Cárdenas”, cuyo gobierno implementó políticas de drogas alternativas al prohibicionismo y representa un antecedente de regulación de sustancias en el país.

 

2. Hashtag Políticas De Drogas

Pensar hoy las políticas públicas en materia de drogas requiere hacer un viaje, por lo menos, hacia fines del siglo XIX/principios del XX de ida y vuelta hasta la actualidad. Se hace necesario un pantallazo general sobre los acuerdos internacionales respecto a ciertas sustancias –y su vaivén entre legalidad e ilegalidad–, así como las singularidades de algunos países en sus periplos para enfrentar las problemáticas de consumo, que nos permita comprender de mejor manera la temática y lo propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo.

Las particularidades del caso mexicano hacen de este tema una especie de caja de Pandora, comenzando por su condición geográfica irrenunciable. Siendo parte del continente americano y de la subregión del norte, México habita la zona que concentra el mayor nivel de producción y consumo de cocaína en el mundo (América), y forma parte del mercado más importante para la misma sustancia, además de que el consumo de fármacos opioides con fines no médicos está adquiriendo dimensiones de epidemia (América del Norte). También se concentra en esta región el mayor tráfico de metanfetaminas, junto con Asia oriental y sudoriental, según las cifras de la ONUDC de 2018.

Por si esto fuera poco, México atraviesa actualmente una crisis humanitaria debido a las cifras que han arrojado 12 años de “guerra contra el narcotráfico”: más de 100 mil muertes violentas relacionadas con esta estrategia, alrededor de 40 mil desaparecidos y cerca de 2 mil fosas clandestinas en veinticuatro estados de la república, si atendemos las cifras del INEGI de 2018.

Si bien este escenario pareciera ser argumento suficiente para demostrar el fracaso de las políticas de drogas implementadas en México –sobre todo a partir de 2006 cuando, sin cuestionamiento alguno, el entonces presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa, declara la “guerra contra las drogas”–, la complejidad de la temática nos obliga a no simplificar la trama y a evitar un pensamiento lineal.

 

3. La prohibición

A principios de 1900 se firman los primeros documentos internacionales no vinculantes sobre la prohibición del opio, la gran preocupación de la época. México participa, firma y ratifica los acuerdos internacionales, principalmente para avalar la visión estadounidense sobre las drogas y evitar suspicacias relativas al comercio a través de la compartida frontera. Sin embargo, el consumo recreativo de opio en México se mantenía asociado a las clases sociales altas y la discusión sobre su regulación se fortalecía bajo el argumento de que la desregulación desprestigiaba su uso médico.

Unos años más tarde (1920), la prohibición se fortaleció y sumó a la lista otras sustancias, entre ellas la marihuana y, un poco después en Estados Unidos, el alcohol. Por aquel entonces se pensó que la aplicación de políticas prohibicionistas mediante tratados bilaterales por parte del presidente Plutarco Elías Calles, ayudaría a aliviar tensiones con el país vecino, incluyendo en las prohibiciones la importación de todos los narcóticos (1923), acciones judiciales contra traficantes y usuarios de algunas sustancias (1925); sin embargo, estas acciones propiciaron que la frontera norte de México se consolidara como una franja de tráfico ilegal de diversas sustancias.

Esta dinámica prohibicionista se ha mantenido a lo largo de los años y vemos aún hoy sus consecuencias. Durante todos estos años se crearon organismos internacionales como la ONU (1945), abocados a enfrentar las “problemáticas internacionales”, y dentro de ésta la Comisión de Estupefacientes “para asistir en la supervisión de la aplicación de los tratados de fiscalización internacional de drogas”; se incrementó la lista de sustancias ilegales –donde el alcohol estuvo durante 13 años–; se creó la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (1968), “encargada de vigilar la aplicación de los tratados de fiscalización internacional de drogas”; se endurecieron las acciones judiciales y la persecución de sustancias y consumidores, además de la injerencia directa en distintos países para atender las problemáticas de tráfico de sustancias ilegales, cuyo pináculo ha sido la “guerra contra las drogas” (1971). Nunca sobra decir que en ninguna guerra hay ganadores, sólo víctimas, vencidos, viudas, huérfanos, muertes.

 

4. El paréntesis mexicano

Frente a las complicaciones generadas por la prohibición de sustancias en México –el incremento en el consumo, el tráfico y la violencia por el control de territorios y mercancías–, el gobierno de Lázaro Cárdenas reconsideró la estrategia global y propuso una modificación al Reglamento Federal de Toxicomanías (1940). La publicación realizada en el Diario Oficial de la Federación se convirtió en el primer ensayo regional en la búsqueda de alternativas al prohibicionismo con una base sólida en sus consideraciones:

“Que para combatir la toxicomanía y el tráfico de drogas enervantes se dictó el Reglamento Federal de Toxicomanías que ha venido rigiendo desde 1931 y que establece como sistema la persecución y denuncia de los toxicómanos y traficantes de drogas. Que la práctica ha demostrado que la denuncia sólo se contrae a un pequeño número de viciosos y a los traficantes en corta escala, quienes por carecer de suficientes recursos no logran asegurar su impunidad. Que la persecución de los viciosos que se hace conforme al Reglamento de 1931 es contraria al concepto de justicia que actualmente priva, toda vez que debe conceptuarse al vicioso más como enfermo a quien hay que atender y curar, que como verdadero delincuente que debe sufrir una pena. Que por falta de recursos económicos del Estado, no ha sido posible hasta la fecha seguir procesos curativos adecuados con todos los toxicómanos, ya que no ha sido factible establecer el suficiente número de hospitales que se requieren para su tratamiento. Que el único resultado obtenido con la aplicación del referido reglamento de 1931, ha sido la del encarecimiento excesivo de las drogas y hacer que por esa circunstancia obtengan grandes provechos los traficantes”.

Durante los 6 meses que duró el paréntesis mexicano, las tareas relacionadas con la atención a las problemáticas de drogas en México estuvieron en manos de la Secretaría de Salubridad Pública, enfocadas en el desarrollo del bienestar de los ciudadanos como sujetos de derechos,  la reducción de riesgos y daños en las prácticas de consumo, la consagración de las libertades individuales y el cuidado de la salud.

Sin embargo, la promulgación y el cambio de estrategia generaron diferencias con el vecino país del norte, que suspendió la exportación de drogas para fines médicos que México importaba de Gran Bretaña, Suiza, Holanda y Francia, y tenían a Estados Unidos como país de tránsito. Sustancias como la morfina, de la cual México no tenía permisos para siembra y comercialización por parte de la Liga de las Naciones, eran utilizadas para los tratamientos que brindaba el Estado para pacientes “toxicólogos”. La decisión de impedir el paso de estas sustancias entorpeció las políticas explicitadas en el nuevo Reglamento y conminó al gobierno mexicano a entablar conversaciones diplomáticas al respecto. Tras la presión ejercida por Estados Unidos y la interrupción del paso de sustancias por territorio americano, el nuevo Reglamento fue derogado por el Estado mexicano y las políticas restrictivas volvieron a regir en el país.

La derogación del Reglamento Federal de Toxicomanías debido a la presión aduanera por parte de los Estado Unidos, generó una dinámica que complicó las relaciones bilaterales. Del lado mexicano de la frontera, las instituciones de salud se vieron limitadas en su accionar, al tiempo que el mercado negro ganó posición de venta y trasiego. Frente a este panorama, el Estado mexicano se vio orillado a dejar en el ámbito policial las tareas relativas a las problemáticas de drogas, entrando al escenario la Procuraduría General de la República.

 

5. Reformular el combate a las drogas

Las similitudes de los mejores 6 meses en materia de políticas de drogas en México y lo propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo son evidentes y por lo tanto el entusiasmo debe ser mesurado. Si bien el contexto internacional es diferente, teniendo en cuenta la regulación del consumo de marihuana en la región (Uruguay, Canadá y una mayoría de estados de Estados Unidos), los intereses económicos y las problemáticas asociadas al consumo de sustancias representan un asunto delicado. Sin embargo, es posible hacer un acercamiento a lo propuesto por el Ejecutivo al congreso:

“En materia de estupefacientes, la estrategia prohibicionista es ya insostenible, no sólo por la violencia que ha generado sino por sus malos resultados en materia de salud pública: en la mayoría de los países en los que ha sido aplicada, esa estrategia no se ha traducido en una reducción del consumo. Peor aún, el modelo prohibicionista criminaliza de manera inevitable a los consumidores y reduce sus probabilidades de reinserción social y rehabilitación. La “guerra contra las drogas” ha escalado el problema de salud pública que representan las sustancias actualmente prohibidas hasta convertirlo en una crisis de seguridad pública. La alternativa es que el Estado renuncie a la pretensión de combatir las adicciones mediante la prohibición de las sustancias que las generan y se dedique a mantener bajo control las de quienes ya las padecen mediante un seguimiento clínico y el suministro de dosis con prescripción para, en un segundo paso, ofrecerles tratamientos de desintoxicación personalizados y bajo supervisión médica. La única posibilidad real de reducir los niveles de consumo de drogas reside en levantar la prohibición de las que actualmente son ilícitas y reorientar los recursos actualmente destinados a combatir su trasiego y aplicarlos en programas –masivos, pero personalizados– de reinserción y desintoxicación. Ello debe procurarse de manera negociada, tanto en la relación bilateral con Estados Unidos como en el ámbito multilateral, en el seno de la ONU.”

La ausencia de cifras –o la opacidad sobre las mismas–, sobre todo en lo relativo a la reducción o incremento del consumo durante la “guerra contra las drogas”, representa una falencia que ha sido parte de la estrategia misma. Hoy en día es difícil establecer números reales sobre la prevalencia del consumo y su vinculación con la prohibición, de la misma manera que es difícil tener claridad sobre las cifras mortales de la guerra. México representa para otros países, quizás detrás de Colombia, el ejemplo de fracaso de la estrategia y la necesidad de encontrar alternativas al prohibicionismo.

Por otra parte, el trabajo de descriminalización de los consumidores requerirá de programas de prevención y capacitación en todos los ámbitos y niveles de la sociedad, dejando en manos de la salud pública lo relativo a la reinserción y/o rehabilitación, porque el consumo de sustancias no es un padecimiento en sí mismo, pero sí una conducta que puede tornarse problemática, y esta distinción no logra instalarse en el imaginario de la noche a la mañana.

Levantar la prohibición de las sustancias que actualmente son ilícitas es una política que ya funciona en otros países con resultados positivos a la vista y de los cuales pueden aprenderse muchas cosas, aterrizando las estrategias al contexto local y de época. De la misma manera, buscar que las modificaciones se lleven delante de manera negociada bilateralmente con los vecinos del norte y del sur, así como con los organismos internacionales, permitirá que esta nueva alternativa al prohibicionismo no sea otra llamarada de petate.

Más allá de las buenas intenciones, lo descrito en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 en materia de drogas es una herramienta de gestión que representa un camino a recorrer, una hoja de ruta en el descalabrado presente de México y, en algunos casos, una utopía que ya se encuentra en el Congreso.

 

Twitter del autor: @horitzontal

https://pijamasurf.com

Este gel inyectable podría algún día reconstruir los músculos, la piel y la grasa

Este gel inyectable podría algún día reconstruir los músculos, la piel y la grasa

Un grupo de investigadores ha desarrollado un gel inyectablereforzado con nanofibras que puede reconstruir el músculo y los tejidos conectivos sirviendo como un andamio y reclutando las células de curación de heridas del cuerpo.

Hasta ahora, el equipo ha probado el material solo en ratas y conejos, pero de funcionar igual de bien en seres humanos podría brindar una gran ayuda a los pacientes a la hora regenerar los tejidos perdidos sin dejar cicatrices o deformidades.

Técnica prometedora

Los cirujanos también pueden insertar implantes sintéticos. Sin embargo, las células inmunitarias generalmente amurallan esos implantes y dejan cicatrices gruesas y fibrosas. Luego están los rellenos de gelatina. Cuando las lesiones son pequeñas, del orden de las yemas de los dedos, los cirujanos a menudo inyectan un gel hecho de ácido hialurónico (HA) que las células inmunes llamadas macrófagos pueden infiltrar. Pero con espacios más grandes en el tejido, los geles HA suelen ser demasiado blandos para mantener su forma.

Este nuevo gel se ahorra estos problemas. Para probarlo, lo inyectaron en conejos en los que se había extirpado quirúrgicamente un poco de grasa, antes de que el material se pusiera rígido. No solo el gel tomó la forma del tejido faltante cuando se reafirmó, sino que, después de eso, los macrófagos se infiltraron fácilmente y liberaron señales que reclutaban células formadoras de vasos sanguíneos, entre otros.

Los investigadores fueron capaces de reconstruir trozos de tejido de hasta 10 centímetros cúbicos, aproximadamente del tamaño de un dedo humano.

A diferencia de otros geles, este no incluye los factores de crecimiento y otras moléculas de señalización biológica, sino que confía en que el cuerpo se suministre por sí mismo.

Los investigadores ya han formado una empresa para comercializar la tecnología, llamada LifeSprout.

En un futuro, incluso, el gel también podría ayudar a reparar los tejidos blandos con funciones específicas, como las células del músculo cardíaco, gracias a que esperan poder sembrarlo con células madre que forman tejido cardíaco, para ayudar a reparar el daño tisular después de un ataque cardíaco.

https://www.xatakaciencia.com/medicina

Los caminos del sabor perdido

Hablamos cada día de emociones ligadas a lo que comemos y lo que bebemos, sin pararnos a pensar en cómo sería una vida sin ellas

El neurólogo Jesús Portas durante el
El neurólogo Jesús Portas durante el ‘El sentido del cacao’

 

Entre 1.200 y 1.400 millones de personas sufren alteraciones en la percepción de los sabores. Se lo escucho al otorrinolaringólogo Josep de Haro, y me deja impactado, porque la cifra se refiere al 17% de la población total del planeta. El dato se refiere a pacientes que sufren pérdidas parciales o totales y otro tipo de trastornos del sentido del gusto o del olfato, que trabajan juntos en la percepción e identificación de los sabores, de los que nunca se habla. No es una anécdota. Tanto el quebranto total del sentido del olfato —la anosmia; afecta a más de 210 millones de personas— como la ageusia, que implica la pérdida completa del sentido del gusto, la hipogeusia, que mitiga la capacidad de percepción, la disgeusia, que da la sensación de tener persistentemente un sabor malo, salado, rancio o metálico, o la parosmia —un olor se transforma en otro distinto— son alteraciones demasiado extendidas como para ser ignoradas. Además, tienen consecuencias devastadoras en quienes las padecen.

El dato se me antoja estremecedor. Mucho más el no haber tenido prácticamente noticia hasta hace unas semanas. Fue durante la presentación de la experiencia desarrollada por un equipo encabezado por el doctor Jesús Portas, responsable de la Sección de Neurología del Hospital Clínico San Carlos, en Madrid, y respaldado por el cocinero Jordi Roca, con un grupo de pacientes que sufren este tipo de trastornos. La plasmaron en El sentido del cacao, un revelador documental de veinte minutos que me conmueve, como a todos los asistentes, y me empuja a pensar en lo que nunca había pensado, empezando por lo demoledores que pueden acabar siendo este tipo de trastornos, tanto a nivel físico como psicológico. El documental cuenta la búsqueda de un camino que permita reactivar la percepción de sabores en pacientes que lo perdieron —puede suceder como consecuencia de golpes, accidentes, tratamientos médicos y otras circunstancias, como deficiencias en la alimentación infantil o resfriados— y me acaba estremeciendo. El coloquio que sigue a la proyección muestra algo más del trabajo y el discurso del doctor Portas y siento la necesidad de saber más. Hablamos cada día de emociones ligadas a lo que comemos y lo que bebemos, sin pararnos a pensar en cómo sería una vida sin ellas. Frente al placer de comer, el horror de no sentir y lo que ello conlleva.

Todo está en el cerebro. Lo explica el doctor Portas después del coloquio que sigue a la proyección del documental. La experiencia muestra que las neuronas responsables de la percepción de aromas y sabores siguen activas y habla de la posibilidad de estimularlas de forma indirecta. Cuando se interrumpen los trayectos directos entre las papilas gustativas o las células olfativas y las áreas del cerebro encargadas de identificar los estímulos, podría haber un camino indirecto que acabe llevando al paciente al reencuentro con determinados sabores.

La prueba se hizo con el chocolate, a través del trabajo de Jordi Roca, y consistió en la identificación tanto de las emociones que los pacientes identificaban con el sabor de este producto —colores, músicas, paisajes, experiencias vitales, texturas…— como del nivel de percepción o alteración de los sentidos del gusto o el olfato que sufrían. Sobre esta base se diseñó un entorno que recogía esos estímulos y los mostraban mientras el paciente comía un postre confeccionado con chocolate a partir de los resultados del test. Las recetas eran individuales, adaptadas a las características de cada paciente y la experiencia tuvo resultados positivos en seis de los siete participantes, abriendo perspectivas en las que merece la pena seguir profundizando.

Hablo de todo ello con Jesús Portas mientras me explica lo básico para poder entender los rudimentos del funcionamiento del cerebro y los mecanismos que regulan los estímulos sensoriales. Acabo abrumado por su relato. Me pregunto hasta dónde se puede llegar siguiendo el recorrido que acaba de mostrar y todo lo que queda por hacer. Al final del camino intuyo la presencia de una figura mitad cocinero mitad terapeuta, dedicado a preparar platos individualizados según las necesidades sensoriales de cada comensal o, quién sabe, de sumilleres proponiendo maridajes capaces de activar el recuerdo de sabores perdidos.

https://elpais.com

¿Estamos a punto de erradicar la pobreza extrema del mundo?

¿Estamos a punto de erradicar la pobreza extrema del mundo?

Como escriben Peter H. Diamandis y Steven Kotler en su libro Abundancia, “la tecnología es un mecanismo de liberación de recursos. Puede convertir lo que antes era escaso en abundante”. Eso ha estado pasando desde la revolución industrial, que convirtió la agricultura en una fuente de calorías mucho más asequible para cada vez más gente.

Desde entonces, la pobreza no ha dejado de descender, salvo fluctuaciones. En solo 200 años, el 95 por ciento de la humanidad vivía en la pobreza extrema. Si las tendencias siguen su curso, en apenas diez años es probable que alcanecemos el 0 por ciento.

Pobreza absoluta y pobreza relativa

No hay que confundir la pobreza absoluta de absoluta de la relativa. Una persona considerada pobre en Estados Unidos, por ejemplo, sería un rico en un país del tercer mundo, e incluso en un ciudadano de principios del siglo XX. Aquí, pues, estamos estableciendo una pobreza relativa: la comparamos con otras personas y determinamos que estamos ante un pobre.

La pobreza absoluta o extrema es también difícil de definir, pero no depende tanto de las comparaciones coyunturales: básicamente un pobre extremo es el que, incluso usando toda su renta, no puede comer lo suficiente para estar saludable. Si nos referimos a esta clase de pobreza, casi 140.000 personas de media al día están dejando atrás este estatus.

El precio de los alimentos ha bajado, la producción se ha vuelto mucho más eficiente. Ahora se aceleran estos factores gracias a la biotecnología, y otras tecnologías que se están implantando progresivamente, como la carne cultivada in vitro o algoritmos de inteligencia artificial para gestionar cultivos y suministros. Pero el verdero cambio tuvo lugar, sobre todo, gracias a la revolución industrial, es decir, a la ciencia y la tecnología, como explica Steven Pinker en su reciente libro En defensa de la Ilustración:

La rotación de cultivos y las mejoras en los arados y las sembradoras fueron seguidas por la mecanización, que supuso el reemplazo de la musculatura humana y animal por la fuerza generada por los combustibles fósiles. A mediados del siglo XIX hacían falta veinticinco hombres durante un día entero para cosechar y trillar una tonelada de grano; en la actualidad una persona que maneja una cosechadora puede hacerlo en seis minutos.

Naturalmente, no podemos dormirnos en los laureles en este combate contra el hambre, porque todavía hay fluctuaciones y pueden producirse recesiones importantes. Por ejemplo, el hambre ha crecido en 2017 por tercer año consecutivo y todavía afecta a 821 millones de personas (una de cada nueve), según el informe del Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo 2018 que elabora la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Con todo, quedémonos con los datos optimistas para enfrentarnos a este desafío con mucho más ímpetu e ilusión, no con menos.

 

https://www.xatakaciencia.com/tecnologia

 

Éstas son las calorías que quemas corriendo y así de rápido las recuperas

Éstas son las calorías que quemas corriendo y así de rápido las recuperas

Matenerse el forma es saludable, pero si nuestro objetivo principal a la hora de hacer ejercicio es quemar calorías aquí viene la mala noticia: es una forma muy ineficaz de lograrlo.

Por ejemplo, si ahora nos pusieramos a correr cinco kilómetros, quemaríamos unas 300 kilocalorías, dependiendo de nuestro peso. Esto es una cifra misérrima si la comparamos con el presupuesto metabólico global del cuerpo, sobre todo si tiene sobrepeso. Además, el ejercicio vigoroso puede estimular otras hormonas que nos harán ganar peso.

Cortisol

Cuando hacemos ejercicio vigoroso, estimulamos de forma temporal hormonas como el cortisol, que nos inducen a sentir más hambre que si no hubiéramos hecho ese ejercicio. Tal y como abunda en ello Daniel E. Lieberman en su libro La historia del cuerpo humano:

Así que si corremos 16 kilómetros a la semana, solo perderemos peso si conseguimos superar el deseo natural de comer o beber unas 1.000 kilocalorías adicionales (de dos a tres magdalenas) que mantendrían el balance de energía.

La forma más eficaz de perder peso, pues, es cambiando nuestros hábitos en la alimentación. Eso no significa que nos podamos entregar a la molicie y el sedentarismo, porque entonces perderemos salud (no todo es tener un cuerpo delgado). Además, a largo plazo podemos engordar menos si nos mantenemos en forma, como sigue Lieberman:

Ser físicamente activo puede no ayudarnos a perder kilos con facilidad, pero ayuda a evitar ganar peso. Uno de los mecanismos más importantes de la actividad física es aumentar la sensibilidad del músculo pero no de las células adiposas a la insulina, de manera que se favorece la captación de la grasa en los músculos más que en la barriga. La actividad física también incrementa el número de mitocondrias que queman grasa y azúcar. Estos y otros cambios metabólicos ayudan a explicar por qué la gente que es muy activa puede comer tanto sin pagar por ello.

Imagen | Witches Falls Cotages

https://www.xatakaciencia.com/

La dieta mediterránea y los mitos científicos: así te ayuda a perder peso y sus efectos en la salud

La dieta mediterránea y los mitos científicos: así te ayuda a perder peso y sus efectos en la salud

La dieta mediterránea, a día de hoy, es un sello de calidad: se emplea para denotar lo saludable que es un alimento. Y lo cierto es que, en su comienzo, todo lo que amparaba la dieta mediterránea es más saludable, en términos generales.

Ahora, sin embargo, la ambigüedad del término ha permitido que se cuelen numerosos productos y hábitos que se alejan mucho de la premisa inicial. Pero no hay que olvidar que los estudios avalan lo que llamábamos dieta mediterránea en sus orígenes.

Dieta mediterránea, ¿qué es y cómo aparece?

La conocida como dieta mediterránea comienza con la investigación de las enfermedades del corazón. Al principio, la dieta mediterránea aparece como consecuencia de estos estudios: los investigadores observaron que en el entorno mediterráneo, especialmente en Grecia e Italia, había una menor incidencia de enfermedades coronarias.

La primera hipótesis llegó sola: seguramente de debía a la dieta. Efectivamente, al dieta en este entorno se diferenciaba de otras europeas por tener mucha más cantidad de vegetales, aceites de calidad, frutas, cereales enteros, legumbres, patatas, frutos secos y semillas. A su vez, se consume menos productos animales, con algo de pescado, huevos y lácteos, pero poca carne roja.

Photo 1465820822201 81a31e55c2a4

En apenas seis décadas, el término ha sido utilizado en multitud de contextos, haciendo referencia a todo tipo de productos independientemente de si se pueden relacionar al concepto inicial. Así, las patatas fritas de bolsa, pero con aceite de oliva, los yogures griegos, pero cargados de azúcares, las galletas María, pero con aceite de palma, etc., se marcan irresponsablemente dentro de productos de “dieta mediterránea”.

Pero, insistimos, ¿qué es la dieta mediterránea? Es un tipo de patrón nutricional que aboga por la frugalidad, por consumir muchos más productos vegetales que animales, que emplea el aceite de oliva en su cocción y elaboración, pero con mesura. Y nada más. A pesar de ello, como hemos visto, cualquiera se apropia de la denominación, la cual no está legislada en ningún sitio, creando confusiones y generando situaciones ridículas, a veces.

PREDIMED, la evidencia científica

Esto es triste porque la dieta mediterránea, como tal, sí que tiene una buena base científica. En concreto, hablemos del PREDIMED, el mayor reto de investigación sobre nutrición realizado en España. Este comenzó en 2013 y constituye uno de los mayores esfuerzos científicos para evaluar la prevención de las enfermedades cardiovasculares a través de la dieta mediterránea.

En el participaron 7.447 personas con un alto riesgo cardíaco y que se dividieron en tres grupos con tres dietas distintas: uno con dieta mediterránea más un extra de aceite de oliva; otro con una dieta mediterránea más un extra de frutos secos; y un tercero con dieta baja en grasas para el grupo de control.

No se restringió la cantidad de calorías ni se aumentó la actividad física para poder observar los efectos de la dieta en sí. El experimento se llevó a cabo durante varios años y de él se extrajeron varias conclusiones. Entre ellas, por ejemplo, que la dieta mediterránea ayuda a reducir, al menos, entre un 28 y un 30% el riesgo combinado de sufrir un ictus, ataque al corazón o muerte por enfermedad cardiovascular.

También se encontró un interesante descenso de colesterol, menor incidencia de enfermedade metabólicas y numerosos efectos beneficiosos para combatir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por si fuera poco, también se comprobó su eficacia igual o superior para reducir el pesos y controlar mejor los niveles de azúcar e insulina en sangre.

¿Cómo nos ayuda la dieta mediterránea a reducir el peso?

¿Y cómo nos ayuda a perder peso? Las razones son numerosas y complejas: En primer lugar, es una dieta con gran cantidad de fibras vegetales y mucha agua, ambos relacionados con la menor asimilación de grasas y azúcares y una pérdida de peso. El reducir los ultraprocesados y el azúcar libre hasta eliminarlo es una parte natural de este tipo de dietas

Además, también elimina una gran cantidad de grasas de origen animal. Los aceites y las grasas de origen vegetal, así como las que provienen de los pescados azules, son de gran calidad y se asocia a un mejor metabolismo de los azúcares y las grasas.

Dieta Mediterranea Italia

El aporte protéico, procedente de legumbres, verdura y fruta, acompañado de algo de lácteos y huevos, es de gran calidad. La dieta mediterránea coincide en muchos aspectos con la dieta DASH, la cual también tiene una efectividad comprobada en reducir las cardiopatías y el peso.

Flexitarianismo, el rebranding de la dieta mediterránea

Con la llegada de la sana moda de adquirir hábitos saludables, surge la necesidad de adaptar algunos conocimientos. Al igual que la dieta mediterránea ha servido para revalorizar productos que no son buenos para la salud, hay quien ha cogido sus valores básicos y los han convertido en algo nuevo. Es así como nace el flexitarianismo.

Aunque podemos remontarnos a un inicio distinto, relacionado con el veganismo “flexible”, el valor de la dieta mediterránea está vigente en el flexitarianismo de manera evidente. Este modelo nutricional consiste en una dieta mayormente vegetariana pero incluyendo productos animales en una proporción mucho más pequeña. O lo que es lo mismo, añadir a la dieta mucha más cantidad de vegetales, aceites de calidad, frutas, cereales enteros, legumbres, patatas, frutos secos y semillas a la vez que reducimos los productos animales.

En otras palabras, la dieta mediterránea de la que hablamos desde un primer momento. Hay que aclarar que el flexitarianismo, al igual que la dieta mediterránea, no tienen sentidos por sí mismos, sino dentro de un contexto de hábitos saludables, que incluyen una mayor actividad física.

También hay quien opina que este tipo de alimentación, llevada a escala global, podría ayudar a solucionar algunos de los múltiples problemas a los que se enfrenta la humanidad actualmente: el exceso de producción de animales, la increíble huella de carbono que supone y, el gasto excesivo de agua.

En cualquier caso, está claro que este tipo de dietas, llamémoslas como queramos, tiene beneficios comprobados y una sólida base científica para promoverlos. Eso sí, sin olvidar que una vez que está hecha “la marca”, aunque sea de manera involuntaria, habrá quien trate de aprovecharse de ella a costa de su espíritu, por lo que más vale ser críticos y estar informados.

Imágenes | Wikimedia, Unsplash

https://www.xatakaciencia.com/medicina/dieta-mediterranea-

Psiconutrición: cuando la psicología te ayuda a perder peso

Cuando nos ponemos a dieta solemos plantearnos únicamente la parte física de este proceso y la que concierne a nuestra alimentación, la comida que comemos, la que no comemos, las grasas, carbohidratos, calorías, nutrientes, macronutrientes y etc. que consumimos durante el tiempo que dura la dieta. 

Posiblemente, pensaremos también en nuestro nivel de actividad física, en apuntarnos al gimnasio o salir a caminar todos los días de la semana. Sin embargo, la mayoría de nosotros no pensamos o no nos planteamos las implicaciones psicológicas que cambiar nuestra alimentación puede llegar a tener. 

La psicología cada vez más importante en una buena nutrición

Application 3399516 1920

Tal y como indica la Asociación Americana de Psicología (APA), tener ayuda de un psicólogo puede ser un punto clave a la hora de intentar perder peso. No es de extrañar cuando sabemos que, en ocasiones, nuestra alimentación, nuestros antojos e, incluso, nuestra sensación de hambre, no solo tienen un origen físico, sino que también puede tenerlo emocional

Tener una comprensión más profunda de las conductas, pensamientos y emociones que tenemos con relación a la comida y a la alimentación puede ayudarnos a saber por qué ganamos peso, cómo perderlo, cómo conseguir una mejor relación con la alimentación, etc. 

La psiconutrición implica no solo contar con un psicólogo que realice una terapia individual, sino que se realicé un trabajo interdisciplinar, entre profesionales de la nutrición y profesionales de la psicología – normalmente especializados en psicología de la alimentación -. 

Es el trabajo y la unión de estos dos profesionales, de manera conjunta, la que ofrecería el tratamiento que se conoce como psiconutrición. El profesional de la psicología ayudará a conocer tu historial con relación a la comida, las creencias irracionales que tienes, si estás pasando por un momento de ansiedad depresión, tu imagen corporal, las implicaciones emocionales que tiene para ti tu peso y la idea de perderlo, etc. 

Cómo nos ayuda un psicólogo

I Yunmai 617618 Unsplash

Tener la participación de un psicólogo en nuestro control nutricional no solo ayudará cuando se presentan trastornos como la anorexia o la bulimia, sino que ayudará a detectar otros problemas que tal vez sean más difíciles de detectar, pero que afectan a nuestra alimentación. 

Entre ellos encontraríamos el hambre emocional, pero también el comer de manera compulsiva, los atracones, el rechazo hacía nuestro propio cuerpo o una autoimagen distorsionada, la tendencia a realizar dietas de manera crónica, etc. Al hacer una detección de estos problemas es más sencillo que nuestros nutricionistas nos ofrezcan una dieta ajustada a todas nuestras necesidades. 

Además, los psicólogos nos ayudarán no solo a detectarlo, sino a que obtengamos las herramientas necesarias – también con ayuda del patrón de nutrición marcado por nuestro nutricionista  – para manejar y controlar esos problemas. Nos ayudarán a mejorar nuestra relación con nosotros mismos y nuestro cuerpo, al mismo tiempo que mejoramos nuestra relación con la comida. 

Psiconutrición en los centros nutricionales

Green Chameleon 21532 Unsplash

No es de extrañar, por tanto, que muchos centros nutricionales estén incorporando en su equipo a psicólogos especializados en alimentación, para poder llevar a cabo un trabajo multidisciplinar. 

Así, centros como el conocido Aleris, dónde nos atienden nutricionistas conocidos como Aitor Sánchez (@midietacogea), ya ofrecen este servicio. Ellos mismos explican el motivo en su página web de forma sencilla: la colaboración entre nutricionistas y psicólogos les permite abordar la salud desde una perspectiva integral, pero además es de ayuda para facilitar los cambios de conducta y los problemas expresados con relación a la comida. 

Imágenes |  Unsplash, Pixabay

https://www.vitonica.com/wellness/