El anuncio de Noticieros Televisa

Lo que pasó el lunes por la noche en “El noticiero con Joaquín López Dóriga” fue histórico y desconcertante.

¿Qué? El anuncio de que Noticieros Televisa ya no iba a informar sobre el caso Diego Fernández de Cevallos, hasta su desenlace, por respeto a la vida de este personaje.

Jamás en la historia de la televisión mexicana un noticiario había hecho un anuncio de semejante naturaleza. Jamás.

Ojo: esto no significa que nunca antes un servicio informativo se haya negado a informar sobre algún asunto en particular. Aquí se juntaron dos cosas: el no informar y el decirlo.

El anuncio de Noticieros Televisa

¿Por qué decirlo? ¿Por qué anunciarlo? ¿Por qué anunciarlo así?

Por supuesto, esto ha generado un escándalo superior a la desaparición de Diego Fernández de Cevallos.

Le guste a quien le guste o le moleste a quien le moleste, Noticieros Televisa es una de las fuentes informativas más grandes y poderosas de todo México.

Millones de personas dentro y fuera del país se enteran y forman su opinión en base a lo que ven a través de sus diferentes espacios.

¿Se vale decir que se va a dejar de informar? ¿Qué puede pensar el público cuando su más grande fuente de información viene y le dice esto? ¿Cómo se va a informar ahora?

No, y ni hablemos del impacto emocional. ¿Cómo se puede sentir uno cuando el conductor del programa noticioso más fuerte de México llega y le dice que ya no va a hacer su trabajo?

Eso da más miedo que ver un montón de cadáveres en pantalla. ¿De eso se trataba? ¿De generar miedo?

Sí, el pretexto es que ya no se va a tocar el tema por respeto a la vida del señor Fernández de Cevallos, pero esto también genera preguntas:

¿Por qué sí se está respetando la vida de don Diego y nunca antes se había respetado la vida de alguien más?

¿Qué tiene él que no hayan tenido los otros? ¿Esto significa que a partir de este momento se va a respetar la vida de todas las personas que protagonicen alguna nota en este país?

¿Entonces con qué se van a llenar los noticiarios de México? ¿Qué es lo que sí van a informar y qué es lo que no? ¿Quiénes merecen respeto y quiénes no?

El caso Diego Fernández de Cevallos cumple con todos los requisitos para ser noticia, hay una genuina necesidad en el público de saber qué pasa (y qué no pasa).

Y si hace algunas semanas, con el caso Paulette, se decía que la gente tenía derecho a obtener la información que quisiera, aquí no tendría por qué ser diferente, pero es diferente.

Tan lo es que la PGR se convirtió en la única fuente de esta historia. ¿Cuándo había visto usted algo así? ¿Cuándo?

Y luego está el papel de los otros canales. ¿Hacen mal TV Azteca, Cadenatres, Milenio Televisión, MVS Televisión y el resto de las televisoras mexicanas al informarle a la gente sobre los últimos avances en este caso?

¿Le están faltando al respeto a don Diego por cubrir la nota? ¿Están poniendo en riesgo su vida por decir que no hay avances en la investigación o, de plano, deberían hacer un frente común y solidarizarse con la televisora de Emilio Azcárraga?

Sí está de pensarse porque el resultado es una especie de juego entre Noticieros Televisa y el resto de las opciones donde Televisa queda como la buena, la respetuosa, y las demás, como las malas, las imprudentes.

Esto es muy raro. Como usted seguramente ya ha visto en las redes sociales, esta decisión editorial de Noticieros Televisa ha despertado la imaginación de muchas personas.

¿Por qué se llegó a este extremo? ¿Qué fue lo que pasó?

Haya sido lo que haya sido, debió haber sido terrible dejar de darle seguimiento periodístico a la noticia más importante de la temporada y anunciarlo públicamente.

¿Por qué? Porque esto deja en una situación muy vulnerable no sólo a ese departamento de noticias sino a las millones de personas que dependen de él para enterarse de lo que está sucediendo.

Es como si se hubiera mandado un mensaje adentro del mensaje, como si además de Diego Fernández de Cevallos, Noticieros Televisa también hubiera sido desaparecida a la fuerza.

¿Cuándo van a aparecer? ¿Cómo van a aparecer?

Mire, la verdad tarde o temprano saldrá a flote. A mí lo que me preocupa es cómo le va a hacer Televisa para reponerse de este golpe.

Ojalá que el señor Fernández de Cevallos aparezca bueno y sano, que el primer lugar donde se presente sea con Joaquín López Dóriga y que lo primero que le diga sea que gracias al respeto de Noticieros Televisa le fue muy bien.

Esto sería maravilloso y remataría perfectamente lo que usted y yo vimos el lunes en “El noticiero”.

El problema es que si no pasa así, el anuncio del 17 de mayo habrá sido en vano y Noticieros Televisa será víctima de innumerables cuestionamientos.

¿Cómo le va a hacer ese departamento de noticias para seguir informando a la gente con credibilidad y confianza después de haber hecho ese anuncio? ¿Cómo le va a hacer para reconstruir su imagen?

Alvaro Cueva/mileniodiario

El primer toro bravo clonado

El primer toro bravo clonado

«Got» –«Vaso» en valenciano–, es el primer toro bravo español clonado de la Historia. El pionero animal, que pesó 25 kilos, nació la madrugada del lunes al martes fruto del estudio desarrollado por los responsables de la Fundación Valenciana de Investigación Veterinaria (Vive). Como madre de alquiler de este «cuenco» de futura bravura, una vaca lechera, concretamente de la raza frisona, escogida de una finca cercana a la localidad palentina de Frómista, lugar del alumbramiento.

Y es que después de tres años de duro trabajo, Vicente Torrent y todo su equipo, con mención especial para la investigadora Rita Cervera, con quien también comparte trabajo codo con codo en el animalario del Centro de Investigación Príncipe Felipe, pudieron contemplar al fin con mirada maternal a su retoño en los laboratorios. Hoy mismo, a las once de la mañana, presentarán en un hotel de la villa palentina esta primera experiencia de clonación del toro bravo no sólo en España sino también en Europa. Una rueda de prensa que ha despertado mucha expectación y que propició en la tarde de ayer que la centralita de dicho hotel se viera totalmente desbordada.

Negro zaíno, como su padre biológico, un semental de la ganadería gaditana de Alfonso Guardiola, «Got» no  correteará en solitario por las dehesas. Si no hay contratiempos, hoy mismo verá la luz «Glass», hermano de padre de la histórica res nacida en tierras castellanas.
Nacidos de un trozo de piel
Ambos proceden de un trozo de piel de medio centímetro cuadrado. De allí, extrajeron una única célula, cuyo núcleo fue añadido a un óvulo de una vaca de matadero. Una vez gestado el embrión, se implantó en «Leonís», la vaca frisona, escogida como vientre de alquiler por su tamaño, menos problemático a la hora del momento cumbre del parto.

Para sus criadores, la esperanza de vida de «Got» es idéntica a la de cualquier otro burel de lidia que pace en el campo, entre quince o veinte años, siempre y cuando no sea lidiado en un coso, ya que la probabilidad de que contraiga cualquier enfermedad es la misma que cualquiera de su especie.

Detrás de este nuevo escalón en el campo de la ciencia, después de la clonación en los últimos tiempos de ratones, ovejas o simios, aparece la búsqueda de poder clonar cualquier animal en peligro de extinción. No en vano, las próximas intenciones de este equipo de la Fundación Vive apuntan a otro de los reyes de la fauna ibérica: el lince ibérico.

Llega a España la primera novela de misterio que mezcla literatura y vídeos

Llega a España la primera novela de misterio que mezcla literatura y vídeos

¿Nuevo y prometedor invento literario o puro márketing?. La editorial Anaya publica en España “Skeleton Creek. El diario de Ryan”, la primera novela de misterio que mezcla letras e imágenes de vídeo.

“Skeleton Creek. El diario de Ryan”, la primera novela de misterio interactiva que mezcla la literatura tradicional con material audiovisual, escrita por el estadounidense Patrick Craman, llega a España mañana.

La editorial Anaya ha informado hoy que esta historia de terror se divide en dos partes, por un lado el libro, que corresponde a los textos escritos por Ryan -uno de los protagonistas-, y nueve vídeos, que son las grabaciones de Sarah -su compañera de aventuras-, y que se pueden ver en internet al introducir una serie de contraseñas que se van revelando a lo largo del libro.

Ryan y Sarah son dos jóvenes obsesionados con los misterios y deciden adentrarse en la oscuridad de la noche con tan sólo un diario y una cámara de vídeo para descubrir los secretos que entierra el pueblo en el que viven, llamado Skeleton Creek.

“Skeleton Creek. El diario de Ryan” es la primera entrega de una trilogía en la que el lector se convierte en parte de la historia.

Romance del triste

Romance del triste

Se dice que Zapatero/ por malos momentos anda./ Que no ríe como antaño,/ que apenas suelta palabra,/ que a Sonsoles, la que llora/ desde el oro de su jaula,/ no le da las buenas noches/ en su compartida almohada/. Que se quita la chaqueta,/ que se pone su pijama,/ que se cepilla los dientes/ velozmente, que se enjuaga,/ que sonámbulo y muy tieso/ llega a su sitio en la cama,/ no lee, nada conversa,/ se vuelve, su luz apaga,/ cierra los ojos y da/ por cumplida la jornada./ No pregunta por las niñas/ ni por «Bambi», ni por nada./ Si llama María Teresa,/ no le pasan la llamada./ Si el que le llama es Garzón,/ se esconde bajo la sábana,/ y dice cosas muy locas,/ y dice cosas muy raras./ En La Moncloa, la gente/ está más que preocupada./ Si los guardias le saludan/ él no responde a los guardias,/ tropieza con las alfombras,/ en los mármoles resbala,/ por las escaleras sube/ y cuando está arriba, baja,/ y abajo, vuelve a subir/ y así hasta que se cansa./ Se dice que Zapatero/ por malos momentos anda.

En su mesilla de noche/ sin ser abiertos, aguardan/ libros de Suso de Toro/ ayunos de su mirada./ Uno de Almudena Grandes/ con muchos culos y bragas/ pero que ya no le gustan/ y que ya no le hacen gracia./ Una antología poética/ con delicia preparada/ por un tal García Montero/ que vive y mora en Granada/ jurado de tantos premios/ que no ha tiempo para nada./ No ve la televisión/ ni La Sexta, tan amada,/ ni oye los informativos/ de la Ser por la mañana,/ cuando sonámbulo y tieso/ deja su sitio en la cama/ y va hacia el cuarto de baño/ arrugado su pijama/ a cepillarse los dientes/ mientras a la puerta llaman/ para entrarle su café/ con leche y una ensaimada,/ (o puede ser un suizo/ o un cruasán, o unas pastas/ o un sobao de los pasiegos/ que Revilla le regala). Se ducha, pero duchándose/ ninguna tonada canta,/ se envuelve en un albornoz,/ desayuna, se levanta/ los arcos del cejerío/ y se viste sin tardanza./ La agenda nunca perdona./ A las nueve, le amenaza/ Leire Pajín; después Blanco,/ Moratinos y Bibiana./ María Teresa a las doce,/ Méndez y Toxo reclaman/ una audiencia porque quieren/ más dinero esta semana./ Almuerzo con Eguiguren/ para saber cómo marchan/ sus charlitas con la ETA;/ una siesta en su butaca/ preferida. Otro café/ que la tarde siempre es larga./ A las cinco, al aeropuerto/ raudamente se desplaza/ pues tiene que inaugurar/ una nueva sede en  Ávila./ Cuando le dice el piloto/ que no hay en Ávila nada/ que sirva para posar/ el avión, algo se enfada/ y dice que no hay derecho/ que hay que construir en Ávila/ el aeropuerto más grande/ de las tierras castellanas./ Ya está Pepín Blanco haciendo/ el presupuesto de marras.

Pero en Ávila le gritan;/ pitidos en Santillana,/ abucheos en las calles/ en La Moncloa, pancartas,/ y harto de tanto meneo/ conecta con Rubalcaba./ «Alfredo ¿por qué me pitan?»/ «La verdad, que no sé nada/ pero me voy a enterar/ y después te llamo a casa»./ Y a las nueve de la noche/ Rubalcaba que le llama.
Romance del triste

«Me han contado los espías/ que la gente está enfadada./ Que no han sido del Pepé/ los de las broncas, que pasa/ que hay pensionistas jodidos,/ que hay jubilados que braman/ que hay parados cabreados/ que dicen que no te aguantan./ Nos quedan los cien del Cine/ que van a hacer una marcha/ hasta Génova exigiendo/ al pepé que dé la cara/ en la crisis económica,/ La Sexta, La Noria y basta».

Ahora se entiende y disculpa/ la tristeza de su cara.

Alfonso Usia/larazon.es

Cuando viajar ya no era cosa de ricos

’20th Century Travel’ propone un recorrido por las imágenes que ilustraron la revolución turística del siglo XX

Hasta finales del siglo XIX el concepto turismo no existía. Y aún entonces sólo los más privilegiados emprendían un viaje a otro país. Cuando acababa el siglo XX, el turismo se había democratizado y quien más, quien menos reservaba unas semanas al año para realizar un viaje de placer al extranjero.

100 años de viajes

Ampliar

Portada del libro ’20th Century Travel’ que publica la editorial Taschen.-

Ésta fue una revolución en toda regla. El acontecimiento que marcó el inicio de una nueva era que afectaba a todas las áreas, especialmente a la reciente publicidad, que también tuvo su verdadero apogeo durante el siglo pasado.

20th Century Travel recopila más de 400 anuncios impresos, extraídos de la colección privada de Jim Heimann, editor ejecutivo de Taschen, que dan cuenta de la evolución comercial de los viajes por mar, tierra y aire a lo largo de los últimos 100 años en EEUU.

Pasaje para la historia

Desde los primeros recorridos transatlánticos al estilo Titanic, hasta el desarrollo de la primera clase en los vuelos que enlazaban París y Nueva York en poco más de tres horas, como los del mítico Concorde.

La selección de imágenes que propone el libro muestra hasta qué punto ha cambiado la forma de moverse por el mundo en tan sólo un puñado de años. También es un ejercicio de reflexión sobre la publicidad, un gran poder que, a la sombra, es capaz de convencer a cualquiera sobre cuál es su mejor destino.

El desencadenante de esta expansión turística fue la Revolución Industrial. Se mejoraron las redes y los medios de transporte y se asentaron las reglas del juego laboral, que establecían un merecido descanso anual a los trabajadores. Durante las primeras décadas del siglo pasado nacieron las agencias de viajes y surgieron las grandes cadenas hoteleras que más se conocen hoy en día.

Antes de la Segunda Guerra Mundial el turismo ya alcanzaba a las clases medias. Lejos quedaban los tiempos de la exclusividad burguesa, y simultáneamente comenzaban las grandes migraciones. El conflicto bélico supuso un parón en el incipiente auge del turismo, que sin embargo no tardó en recuperar el ritmo. Durante la década de los 50, dio comienzo la llamada época dorada de los viajes, cuando el destino más exótico se convertía siempre en la mejor elección.


Cuando viajar ya no era cosa de ricos

Periodistas

Periodistas

Ojalá que los futuros periodistas se rebelen. Ojalá que a pesar de enfrentarse a un escenariocomplicado intuyan que hoy el periodismo es más necesario que nunca y sean conscientes de que los medios, engolfados con el politiqueo, están ignorando esas historias anónimas que definirían el extraño momento que estamos atravesando. Ojalá que no sean cínicos, que ejerzan una crítica implacable contra esos personajillos que desde hace tiempo inundaron las pantallas y no han servido más que para sembrar la creencia de que es legítimo ganar dinero sin hacer el mínimo esfuerzo. Ojalá que no sean mansos y no se dejen arrastrar por esa corriente venenosa que consiste en acudir a las ruedas de prensa para tomar nota sin rechistar. Ojalá que sean tan honrados como para desconfiar del político que les paga un viaje convirtiéndoles en parte de su corte. Ojalá que entiendan que el mejor periodista, en contra de la práctica tan habitual en España, es el que se mantiene lejos del poder, no el que alardea de estar en la pomada. Ojalá que defiendan la dignidad de su oficio y que aspiren a ser profesionales y no eternos amateurs. Ojalá que tengan el amor propio necesario como para dar más de lo que se les pide, y que no lo hagan por el medio sino por ellos mismos. Ojalá que entiendan que en esta situación económica que va a cambiar la vida de varias generaciones es necesario darle voz a los olvidados y sólo un buen periodista puede hacerlo. Dada la precariedad del empleo, la docilidad es tentadora, pero ojalá que no sean dóciles, porque al margen de la invasión de los opinadores, que de manera gratuita exaltan (exaltamos) los ánimos de los ciudadanos, nos hace falta información. Ojalá que haya una nueva generación batalladora que demuestre que el periodismo sigue vivo, que a lo mejor los que estamos un poco muertos somos nosotros.

Elvira Lindo/elpais.es