EL UNIVERSO COMO PARADOJA: MIENTRAS MÁS SABEMOS, MENOS ENTENDEMOS

Estándar
¿LOS AGUJEROS NEGROS DEVORARON INFORMACIÓN FUNDAMENTAL PARA ENTENDER EL ORIGEN DEL UNIVERSO?
 
 Resultado de imagen para agujeros negros

Desde cierta perspectiva, la historia del universo podría resumirse en dos eventos que desafían las leyes físicas: el Big Bang y los agujeros negros. Sin embargo, algo que es muy grave es que los agujeros negros podrían estar destruyendo información y evidencia sobre el origen del universo.

Según el físico teórico Christophe Galfard, autor de The Universe in Your Hand: A Journey Through Space, Time, and Beyond, los agujeros negros son el equivalente cósmico a lanzar una enciclopedia al fuego: nunca podremos aprender ni conocer los secretos de la materia que sistemáticamente es atraída por su campo gravitatorio.

Este déficit o imposibilidad de información se ha desarrollado como otro problema fundamental, llamado “paradoja de la información”; esto quiere decir que incluso si tuviéramos a nuestra disposición toda la información, tal vez tampoco seríamos capaces de entender cómo fue que surgió el universo.

Entender matemáticamente cómo es que se comporta el universo es la tarea de las ciencias, pero la paradoja de la información también nos hace conscientes de que tal vez el universo sea un rompecabezas del cual tenemos todas las piezas, pero que al ponerlas juntas no nos arroja una figura reconocible. 

http://pijamasurf.com/

Así se miden las audiencias, las cifras que mueven la televisión

Estándar

4.625 aparatos cuantifican el consumo de un medio en el que los anunciantes invierten 2.011 millones de euros al año

Así se miden las audiencias, las cifras que mueven la televisión
Familia viendo la televisión

La televisión mueve al año 2.011 millones de euros en inversión publicitaria, cifra que depende en gran medida de los dos dígitos de las audiencias diarias. Los anunciantes se fijan en esos dos números para tomar su decisión y destinar su dinero a una cadena u otra.

En España, Kantar Media proporciona cada mañana el resultado de la encuesta diaria más grande que se realiza en nuestro país gracias a los datos de 4.625 audímetros colocados en hogares españoles representativos de toda la población. El margen de error, aseguran, está entre el 1 y el 5%. Un sencillo cuestionario sirve para seleccionar a los distintos participantes de esta muestra o panel. Cuando aceptan ser «espiados», se les instala un audímetro que tiene un mando en el que cada miembro de la familia tiene su propio botón. También hay opciones para seleccionar a los invitados. Si no se identifican, el aparato emite un pitido. Por la noche, el audímetro envía automáticamente los datos a Kantar Media. A partir del receptor se descubre si el usuario ha visto la televisión, cuánto tiempo, a qué hora, qué programa de qué cadena ycuántos miembros están sentados frente al televisor.

Kantar Media es muy reacia a proporcionar cualquier dato que pueda hacer variar el consumo de los poseedores de los audímetros. Pero también desde las propias cadenas, tanto públicas como privadas, hay bastantes reticencias a la hora de entrar a valorar el actual sistemacon el cual se juegan todo «el pastel publicitario».

En opinión de Ricardo Vaca, presidente de Barlovento Comunicación, «la representación es bastante correcta». Los expertos matemáticos afirman que el sistema de Kantar Media es ponderado. «Si se aumentase el número, no sería una garantía de fiabilidad». En realidad, el número de aparatos es elevado, incluso supera al de países europeos como Francia, que para una población de 63 millones de personas tiene cerca de 3.800.

La división territorial que tiene España obliga a que el número sea superior. Al existir una gran diversidad de televisiones regionales, es necesario aumentarlos para que la muestra sea la correcta. «El ejemplo lo tenemos en Asturias, donde cuentan con 220 audímetros. En Andalucía en proporción hay menos. En municipios pequeños es necesario una muestra mayor por la división territorial», añade Vaca. Los criterios de elección no son casuales, se ponderan de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística.

Además, los audímetros cambian cada cinco años de casa de manera progresiva. Las familias que han aceptado contar con él no reciben dinero alguno, pero sí una serie de puntos que, transcurrido un tiempo, pueden canjear por pequeños electrodomésticos y otros objetos para el hogar.

Traducir los datos

Cada día, a las ocho y media de la mañana, Kantar Media proporciona los datos recogidos por sus aparatos a cadenas de televisión y otras empresas, que mastican y depuran aún más esos datos en bruto. Geca es una de ellas. Con un equipo de 40 personas, entre minutadores y analistas, consiguen descomponer todos los datos y simplificarlos. Así, por ejemplo, «usamos códigos de colores, verdes para las fortalezas, rojos para las debilidades, para intentar hacer que los datos hablen por sí solos, explica Jesús Sánchez, subdirector general de Geca. «A la hora de hacerlo somos neutrales, no entramos a valorar», añade.

Mediaset ha valorado el sistema «de manera positiva, aunque como todo es mejorable». Uno de los aspectos a mejorar según la cadena es elsistema de invitados, que aunque se contabilizan no entran en el cómputo. «Si se introdujese la muestra aumentaría en torno a un 7% su fiabilidad», comenta Javier López, director de marketing de la cadena. Además, Mediaset también quiere que se midan las segundas residenciasy que se marque la señal de cada canal de forma distinta, para evitar la confusión en emisiones simultáneas.

Retos de futuro

Las nuevas formas de consumo televisivo, han complicado la medición. Aunque desde febrero de 2015 Kantar Media proporciona también los datos de las audiencias en diferido (las grabaciones de un programa hasta siete días después de su emisión), aún no se miden otras plataformas distintas al televisor. A largo plazo, todos coinciden en que es necesario que se implemente un sistema que midan todas las plataformas para fusionarlo en un dato único. Algo en lo que Kantar Media está trabajando. «El problema es que no todos los panelistas aceptan que se analicen sus movimientos en el iPad, iPhone o derivados, ya que es algo más personal. Actualmente solo entre un 25 y 30 % de los 4.625 audímetros cuentan con un panel virtual. Un dato que resulta insuficiente», finaliza López sobre los retos que se plantean.

http://laguiatv.abc.es/noticias

La venganza de Van Gogh

Estándar

El pueblo francés donde se suicidó el genio pide fondos al mundo entero

Necesitan reparar la iglesia que inmortalizó el artista y el cementerio donde reposa

La iglesia de Auvers-sur-Oise, retratada por Van Gogh
La iglesia de Auvers-sur-Oise, retratada por Van Gogh

 

Vincent van Gogh buscó el norte para morir. Abandonó el sur de Francia y se estableció a 30 kilómetros de París, en un pequeño pueblo llamado Auvers-sur-Oise. Allí sufrió una fiebre creativa: 60 lienzos en 70 días. Hasta que se suicidó. Allí inmortalizó sus gentes y sus esquinas; entre ellas la iglesia del pueblo, hoy mundialmente conocida gracias a su pincel. El otoño pasado, una tormenta destruyó su techo y movió un pilar. La iglesia está en peligro y el pueblo ha lanzado un llamamiento para repararla. El templo le negó un funeral católico al suicida. Ahora, es el nombre de ese repudiado el que puede salvarla.

 

Auvers-sur-Oise habría sido un bello pueblo sin más historia si no hubiera sido porque un tal Vincent van Gogh apareció por allí a finales de julio de 1890. En apenas dos meses y medio, hasta que se quitó la vida, dejó una huella indeleble. Dar un paseo por las empedradas calles de esta villa es cubrir un hermoso recorrido pictórico en el que comparar la realidad con la mirada impresionista del maestro holandés.

Allí se quitó la vida y allí, según rezan los carteles estratégicamente situados en el pueblo, el párroco de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se negó a oficiar el funeral. El hermano del pintor, Theo, tuvo que rectificar las invitaciones.

Una tormenta en octubre pasado dañó gravemente la iglesia. Con 600.000 euros se resolvería el problema, pero la alcaldesa, Isabelle Mézières, asegura que su pequeño municipio (6.800 habitantes) no dispone de tal suma. “Tenemos una responsabilidad financiera desmesurada. Por eso nos estamos dirigiendo al mundo entero”, explica.

La iglesia de Auvers-sur-Oise.
La iglesia de Auvers-sur-Oise.
 

Sin subvenciones

Un año después de la tormenta el dinero no ha llegado todavía. Ni un duro de subvención oficial y una insuficiente respuesta ciudadana (13.100 euros) a la colecta pública abierta por la Fundación del Patrimonio. “No crea que es tan poco”, explican en este organismo. “Para lograr más dinero hay que hacer actividades y no se ha hecho todavía ninguna. Es el Ayuntamiento el que tiene que ponerse a ello”.

La iglesia es un sencillo templo construido entre los siglos XII y XIII. La tormenta destruyó parte de la techumbre y movió peligrosamente uno de los pilares. Sigue abierta al público con zonas acotadas. La reparación es urgente, pero no es el único rincón del pueblo que hace aguas. El entorno de la iglesia necesita un repaso, el camino hasta el cementerio también y el propio camposanto, donde reposan los restos de Vincent van Gogh y su hermano Theo, sufre filtraciones y carece de seguridad alguna. Es parte del encanto de Auvers-sur-Oise, esa sensación de estar hallando un tesoro en lugares tan sencillos, pero hay inquietud en el pueblo. Hasta 200.000 personas peregrinan hasta este lugar atraídos por el autor de Los girasoles y los escenarios se desmoronan.

La alcaldesa habla del triángulo de oro, compuesto por el albergue Ravoux, en cuya habitación número cinco, conservada tal cual, murió el pintor, la iglesia y el cementerio. Este último es el segundo más visitado de Francia, después del de Père-Lachaise, en París, según asegura Dominique Janssens, el presidente del Instituto Van Gogh, situado en el albergue Ravoux. Ahí, en el porche, las mesas, sillas y vasos que utilizaba el pintor han quedado fijadas como una escultura viviente.

Reparar el cementerio costaría otros 600.000 euros y justamente esta semana Janssens ha recibido la buena noticia de la cooperación del Museo Van Gogh de Ámsterdam. El mes que viene empezará la campaña internacional. Se pueden ya recoger fondos a través de métodos seguros de pago por Internet y se han instalado en el lugar máquinas para aportar cómodamente pequeñas cantidades con tarjeta o con móvil. “Confiamos en el crowdfunding para conseguir los fondos”, explica Janssens. La lluvia sigue filtrándose desde el tejado de la iglesia de vez cuando. “Todo lo que viene del cielo es bueno”, ha dicho párroco el pueblo, Pierre Machenaud, “pero esto…”.

 

“CONVIÉRTASE EN MECENAS DE VINCENT Y THEO”

El sueño de Van Gogh era exponer algún día sus obras en un café. Murió joven (37 años) y sin ser reconocido como pintor. El Instituto que lleva ahora su nombre restauró la que fue su última casa, el albergue Ravoux, en 1993, y acaricia la idea de cumplir ese sueño. Pero previamente quiere restaurar el camino y, sobre todo, el cementerio. Antes del verano lanzó la campaña, junto al Ayuntamiento, para recabar fondos. Este mes redobló el llamamiento bajo el lema “Conviértase en mecenas de Vincent y Theo van Gogh”. Ahora, el presidente del instituto, Dominique Janssens, quiere internacionalizar la campaña. “Todo el mundo ha ganado dinero con Van Gogh”, recuerda. “Museos, casas de subastas, marchantes…”. Baste recordar que Los girasoles se adjudicó hace 20 años por 35 millones de euros. El cuadro de la iglesia de Auvers-sur-Oise, por cierto, está en el Museo d’Orsay, uno de los más visitados de París. “Es el momento de devolverle a Van Gogh algo de lo que nos ha dado”, dice Janssens. “Cada país puede devolver parte de lo ganado gracias a él”. Los pagos online se pueden hacer desde la web www.institutvangogh.org.

http://cultura.elpais.com/

Dar miedo

Estándar

Pablo Iglesias, que tiende a galopar sobre sus propias palabras de fuego, es partidario de dar miedo a los poderosos

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, durante la inauguración de la universidad de verano de la formación, hoy en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense en Madrid.

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, durante la inauguración de la universidad de verano de la formación, hoy en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense en Madrid. KIKO HUESCAEFE

 

No hay que haber leído a Maquiavelo para saber que dar miedo al poderoso es siempre un mal asunto. El miedo es una pasión muy peligrosa y tanto en hombres como en animales suele ser el origen de la violencia. Un toro en la plaza, nuestro símbolo nacional, no embiste porque sea bravo, sino porque tiene miedo; por otra parte un fascista no es más que un burgués asustado, que si se ve amenazado hará lo posible por sacar los hierros a pasear por la calle. Por miedo se cometen las mayores villanías, por miedo se llega también al heroísmo equivocado. En todo caso, dar miedo, bien en un oscuro callejón de la ciudad con una navaja o en la tribuna del Parlamento con la lengua de acero, nunca es un buen negocio. La crisis ideológica o de liderazgo que enerva hoy a la organización política de Podemos se establece en torno al famoso consejo que Maquiavelo dio al príncipe: si no eres amado, sé al menos temido. En esta disyuntiva florentina se debaten ahora los líderes de Podemos. Dar amor o dar miedo, he aquí la cuestión. Pablo Iglesias, que tiende a galopar sobre sus propias palabras de fuego, es partidario de dar miedo a los poderosos, puesto que de lo contrario su partido será uno más y al final se diluirá en la nada; en cambio, Íñigo Errejón cree que la fuerza del corazón es trasversal y de hecho mucho más radical y ventajosa que usar solo la inteligencia para embestir. Nada tendrá sentido si no se convierte la política en una forma de seducción. También Maquiavelo aconsejaba al príncipe cómo precaverse del ataque del poderoso: al enemigo que no puedas destruir, no lo hieras. Más allá que el dar miedo sea cosa de fantasmas y que enamorar sea lo más parecido a un cuento oriental, hay que deplorar el modo en que aquella hoguera del 15 de mayo se ha ido apagando y hoy los líderes de Podemos se están quemando con sus propias llamas.

www.elpais.es