Obras de Nicholas Roerich

Resultado de imagen para nicholas roerich pinturas

Resultado de imagen para nicholas roerich pinturas

Resultado de imagen para nicholas roerich pinturas

Resultado de imagen para nicholas roerich pinturas

Resultado de imagen para nicholas roerich pinturas

La construcción… todo un arte

Derek Snee
Derechos de autor de la imagen DEREK SNEE
Derek Snee fotografió un pequeño búnker, construido durante la Segunda Guerra Mundial en la costa de Northumberland, Inglaterra, en plena invasión nazi.

 

Los edificios arquitectónicos pueden llegar a convertirse en hermosas obras de arte.

Es lo que quiere demostrar el Instituto Colegiado de Arquitectura (CIOB, por sus siglas en inglés) de Reino Unido, que organiza este año la cuarta edición de su concurso “Art of Building” (el arte de la construcción).

“A través de la fotografía, intento capturar todo lo que engloba la arquitectura de una manera creativa e innovadora, para ayudar a arrojar luz sobre la complejidad que implica construir un edificio”, dijo Anne Yong, una de las participantes.

“Es simplemente bonito fotografiarlo, pero más bonito aún haber estado allí”, dijo otro de los finalistas, David Cabrera.

Miles de personas de todo el mundo participan en la competición, retratando el ingenio de los arquitectos en diferentes estilos, formas y colores.

El objetivo, premiar a las industrias y a las personas que construyen los edificios que decoran nuestras ciudades, convirtiendo las obras arquitectónicas en galerías virtuales.

El público es quien elige al ganador -desde el 18 de diciembre- y puedes votar aquí.

Te presentamos a los finalistas.

Bernabe Della Mattia
Derechos de autor de la imagen BERNABE DELLA MATIA
Esta fotografía, que su autora, Bernabe Della Mattia, tituló “Bajo presión”, fue tomada en Islandia. Retrata la interacción entre naturaleza y arquitectura.
Rickie Cheung
Derechos de autor de la imagen RICKIE CHEUNG
Rickie Cheung tomó esta fotografía dentro de una terminal de electricidad, mostrando la escala y complejidad de la estructura.
Anne Yong
Derechos de autor de la imagen ANNE YONG
“Encuentro la belleza en todos los aspectos y componentes de la arquitectura, todo el proceso que implica fabricar y construir edificios, además del producto terminado”, dijo Anne Yong, autora de la instantánea.
Robert Finch
Derechos de autor de la imagen ROBERT FINCH
El Puente del Milenio, Londres, ocupa la mayor parte de esta fotografía tomada por Robert Finch. “Los anclajes del puente están en un ángulo de 45 grados y el fondo está compuesto por abedules, que se alzan verticales delante del museo Tate Modern”, explicó.
Nikola Filipov
Derechos de autor de la imagen NIKOLA FILIPOV
Nikola Filipov tomó esta imagen en Londres, que pertenece a una serie de 12 fotografías que retratan rascacielos y las estrellas desde un ángulo muy distinto al habitual.
David Bajrai
Derechos de autor de la imagen DAVID BAJRAI
Esta imagen de David Bajra fue tomada en Assam, India. En ella se pueden observar las manos de un hombre trabajando en la construcción.
Peter Murrell
Derechos de autor de la imagen PETER MURRELL
“Esto me recuerda a las cabinas telefónicas”, dice Peter Murrell, el autor de la instantánea. “Cada persona hace un uso diferente de ellas”. Su foitografía fue tomada en la estación de metro de Baker Street.
Ata Adnan
Derechos de autor de la imagen ATA ADNAN
“Temerario” es el nombre de esta imagen de Ata Adnan, capturada en Chittagong, Bangladesh.
Sheila Unwin
Derechos de autor de la imagen SHEILA UNWIN
Sheila Unwin tituló a esta imagen “La curva es la nueva esquina”. Fue tomada en un observatorio de Rundetarn, Copenhague, del siglo XVII, en Dinamarca.
Iris Posner
Derechos de autor de la imagen IRIS POSNER
Iris Posner se concentró en los pequeños detalles al retratar este lugar de construcción en Nueva York.
David Cabrera
Derechos de autor de la imagen DAVID CABRERA
La capilla de Valleacerón, en Castilla la Mancha, España, es el tema protagonista de esta fotografía de David Cabrera. “No puedo expresar con palabras lo que sentí cuando estuve allí”, asegura.

Del implacable peso de la Fortuna

Resultado de imagen para diosa de la fortuna pintura

El peso de la sociedad es tan avasallador que apenas queda margen de acción para el individuo. Nos arrastra la corriente. Si el individuo no es ciudadano, sino consumidor, como sucede en nuestros días, sólo vale en la medida en que pague gasolina, recibos de luz, seguro, hipotecas, facturas de teléfono, gastos escolares, el pan nuestro de cada día, etc etc. Un error que me parece fundamental señalar es el error de creer que con esfuerzo lograremos lo que nos propongamos. Esto es totalmente falso. Sería como si una piedra creyera que cae por propia voluntad, cuando es la fuerza de la gravedad la que la impulsa. Las condiciones sociales, la familia, la época, los golpes de destino, nuestro carácter (que no escogemos) nos condicionan de una manera decisiva. Frente a esto bien poco podemos hacer. Esto no es derrotismo, sino lucidez. Preferimos engañarnos, o mejor dicho, nos engañan con ese camelo. Descubrir ese error tiene algo que consuela. Nuestras fuerzas son limitadas. La vida es una cruda lucha por la supervivencia para cientos de millones de casi personas. La pobreza oprime y como se sabe cuando la pobreza entra por la puerta el amor sale por la ventana. 
           El azar determina la inmensa parte de nuestra vida. Es un azar nacer. Es una lotería tener o no tener talento. ¿Por qué la naturaleza hace a unos tontos y a otros listos? ¿A unos fuertes y a otros débiles? ¿Aunos vivos y a otros apáticos? 
         Si no sabemos quiénes somos, a dónde vamos ni de dónde venimos, poco más podemos hacer que soportar los caprichosos giros de la Fortuna. Para una persona con suerte (trabajo, familia, dinero) es fácil la virtud y el equilibrio. El afortunado cree, por vanidad, que su felicidad y su virtud se deben a su propio mérito. Y así camina ufano por el mundo, creyéndose invulnerable, mirando por encima del hombro a tantos desgraciados. No, amigo: si tienes una familia ordenada, dinero suficiente, buenas condiciones de vida, es, sobre todo, porque el Destino no te ha mirado con sus ojos verdes y tenebrosos. 
        Construir una vida digna como una zanahoria requiere grandes dosis de sensatez, anfetaminas y desparpajo. ¿Exigirnos mucho? No creo que “si te esfuerzas lo suficiente conseguirás lo que te propongas”.¡Falso! La Fortuna tiene casi siempre (concedamos un margen para no desesperar) la última palabra.  
        Somos huéspedes fugaces en este mundo extraño, marionetas de la suerte. ¿Quién nos conoce? Lo decía Unamuno: “toda vida a la postre es un fracaso”. Pues sí, fracasaremos todos, ¿y qué? ¿Fracasan los gorriones, las medusas, las arañas, las piedras? ¿Qué son el éxito y el fracaso? Un par de impostores. Mejor será que modere mi ambición, que la acomode a la pequeñez de mis fuerzas. ¡Qué minúscula se ha quedado! ¡Qué arrugada! Dejo de divagar. El asunto me supera.

http://selvadevariaopinion.blogspot.mx

Pintura de Raquel Barnatán

Huge Fog Cloud over Beach

Occurred on August 2, 2017 / Santa Cruz, California, USA

“It was really hot in Santa Cruz, so I went down to Natural Bridges Beach. About 5 minutes after I sat down, the sky got dark, the wind picked up, and a huge fog cloud rolled in fast. Umbrellas were flying, sand was pelting me in the face and people were quickly leaving the beach. After only a few minutes, the fog cloud passed and the sun came out.”

Fogwill: Poesía y coca cola


Rodolfo Enrique Fogwill, o simplemente FOGWILL, fue un escritor y sociólogo argentino que alcanzó renombre, primero, como directivo de empresas de publicidad y de marketing y, luego, como escritor. Muchas son las leyendas y anécdotas que se han tejido en torno a su figura. Fogwill se construyó a sí mismo como un personaje procaz, hipersexual, siempre polémico. “Cada escritor tiene su máscara y arma su pose”, decía. “Mi pose es ésta: yo siempre aspiro a mentir con la verdad”.

El mito del escritor argentino se completa con la velocidad, las drogas y el dinero. En la década del ochenta escribió el relato “Muchacha punk” en tres horas y “Los pichiciegos” (una novela magnífica que trata de la guerra de Malvinas) en tres o cuatro días y con veintiún gramos de cocaína en el cuerpo.
Coca Cola aparece dos veces en la vida literaria de Fogwill. La primera vez cuando la empresa patrocinó un concurso literario que Fogwill ganó con el cuento “Muchacha punk”. Cuando Coca Cola quiso publicarlo, el escritor pidió más dinero. Resultado: el cuento salió en un libro autoeditado.
Treinta años después, la agencia de publicidad Santo le propuso a Coca Cola utilizar un poema de Fogwill para una publicidad de Coca Light. Los gerentes de Coca Cola, que eran jóvenes y desconocían lo sucedido treinta años antes, aceptaron. El resultado de este crossover entre poesía (se utilizó un fragmento del poema de Fogwill “Llamado por los malos poetas”) y publicidad es el que sigue:

El resultado, en mi opinión, es una interpretación edulcorada, apta para todo público, en la que la fuerza del poema se desvanece. Ironías de la vida: es como si Coca Cola se hubiera vengado de Fogwill, sin saberlo, utilizando su propio poema. Pero para que puedan juzgar el resultado del crossover y el poema, copio aquí el Llamado por los malos poetas en toda su extensión y esplendor.

Llamado por los malos poetas

Se necesitan malos poetas.
Buenas personas, pero poetas
malos. Dos, cien, mil malos poetas
se necesitan más para que estallen
las diez mil flores del poema.

Que en ellos viva la poesía,
la innecesaria, la fútil, la sutil
poesía imprescindible. O la in-
versa: la poesía necesaria,
la prescindible para vivir.

Que florezcan diez maos en el pantano
y en la barranca un Ele, un Juan,
un Gelman como elefante entero de cristal roto,
o un Rojas roto, mendigando
a la Reina de España.

(Ahora España
ha vuelto a ser un reino y tiene Reina,
y Rey del reino. España es un tablero
de alfiles politizados y peones
recién comidos: a la derecha, negros, paralizados, fuera del juego).

Y aquí hay torres de goma, alfiles
politizados y damas policiales
vigilando la casa.

A la caza del hombre,
por hambre, corren todos, saltan
de la cuadrícula y son comidos.

Todo eso abunda: faltan los poetas,
los mil, los diez mil malos, cada uno
armado con su libro de mierda. Faltan,
sus ensayitos y sus novela en preparación.
Ah.. y los curricola,
y sus diez mil applys nos faltan.

No es la muerte del hombre, es una gran ausencia
humana de malos poetas. Que florezcan
cien millones de tentativas abortadas,
relecturas, incordios,
folios de cartulina, ilustraciones
de gente amiga, cenas
con gente amiga, exégesis, escolios,
tiempo perdido como todo.

Se necesitan poetas gay, poetas
lesbianas, poetas
consagrados a la cuestión del género,
poetas que canten al hambre, al hombre,
al nombre de su barrio, al arte y a la industria,
a la estabilidad de las instituciones,
a la mancha de ozono, al agujero
de la revolución, al tajo agrio
de las mujeres, al latido
inaudible del pentium y a la guerra
entendida como continuidad de la política,
del comercio,
del ocio de escribir.

Se necesitan Betos, Titos, Carlos
que escriban poemas. Alejandras y Marthas
que escriban. Nombres para poetas,
anagramas, seudónimos y contraseñas
para el chat room del verso se necesitan.

Una poesía aquí del cirujeo en la veredas.
Una poesía aquí de la mendicidad en las instituciones.
Una poesía de los salones de lectura de versos.

Una poesía por las calles (venid a ver
los versos por las calles…).

Una poesía cosmopolita (subid a ver
los versos por la web…).

Una poesía del amor aggiornado (bajad a ver
poesía en el pesebre del amor…)

Una poesía explosiva: etarra, ética,
poéticamente equivocada.

En los papeles, en los canales
culturales de cable, en las pantallas
y en los monitores, en las antologías y en revistas
y en libros y en emisiones clandestinas
de frecuencia modulada se buscan
poetas y más malos poetas:
grandes poetas celebrados pequeños,
poetas notorios, plumas iluminadas,
hombres nimios, miméticos,
deteriorados por el alcohol,
descerebrados por la droga,
hipnotizados por el sexo
idiotizados por el rock,
odiados, amados por la gente aquí.

En las habitaciones se buscan.
En un bar, en los flippers,
en los minutos de descanso de la oficina,
entre dos clases de gramática,
en clase media, en barrios
vigilados se buscan.

¿Habrá en la tropa?
¿En los balnearios, en los baños
públicos que han comenzado a construir?
¿En los certámenes de versos?
¿En los torneos de minifútbol?
¿Bajo el sol quieto?
¿A solas con su lengua?
¿A solas con una idea repetitiva?
¿Con gente?
¿Sin amor?

No es el fin de la historia, es
el comienzo de la histeria lingual.

Todo comienza y nace de una necesidad fraguada en la lengua.
Falsifiquemos el deseo:
Te necesito nene.
Para empezar te necesito.
Para necesitar, te pido
ese minuto de poesía que necesito, necio:
quisiera ver si me devuelves el ritmo de un mal poema,
que me acarices con sus ripios,
que me turbes la mente con otra idea banal,
y que me bañes todo con la trivialidad del medio.

Y en medio del camino, en el comienzo
de la comedia terrenal, quiero vivir
la necedad y la necesidad
de un sentimiento falso.

Se necesitan nuevos sentimientos,
nuevos pensamientos imbéciles, nuevas
propuestas para el cambio, causas
para temer, para tener,
aquí en el sur.

Y arriba España es un panal
de hormigas orientales:
rumanas, tunecinos,
suecas a la sombra de un Rey.

Riámonos del Rey.
De su fealdad.
De su fatalidad.
De Su Graciosa Realidad.
La realidad es un ensueño compartido.
La realidad de España
es su filosa lengua pronunciando la eñe
y su mojada espada pronunciando el orden
del capital y la sintaxis.

¡Ay, lengua:
aparta de mí este cuerno de la prosperidad clavado en tu ingle,
suturada de chips, y cubre
nuestras heridas con el bálsamo de los malos poemas..!

https://losamigosdecervantes.com

Fotos de Vadim Stein

Resultado de imagen para Fotos  de Vadim Stein

Resultado de imagen para Fotos  de Vadim Stein

Resultado de imagen para Fotos  de Vadim Stein

Resultado de imagen para Fotos  de Vadim Stein

Resultado de imagen para Fotos  de Vadim Stein

Resultado de imagen para Fotos  de Vadim Stein

Extracciones: Espuma de Bulldog [Daniel Bencomo]

Espuma de Bulldog - Daniel Bencomo.png

Poemas extraídos de Espuma de Bulldog (Luzzeta, 2016)

 

CALZADA MCCARTHY

Una tribu de apaches cruza el lago
su calzada una aguja de luz heroína.

Tú la miras e inflamas el iris sobre el fuego.

La luz del zodiaco sobre el rostro
llagando como lipstick
con su brillo fósil.

Se corroen las tuberías del submarino,
las medusas se infiltraron en el lago:

tu rostro es un mäelstrom que absorbe las noticias,
las flechas saben exquisitas ahumadas,

tu espalda es el dorso, minado,
de Caspar David Friedrich,
residuos de tiempo real en tus labios.

Una horda de apaches cruza de regreso,
el vaquero te sonríe mientras escupe un oráculo.

Sientes el confín de tu cuerpo.
Ahí espumará la teoría,
ponla a freír con el sazón de polilla.

La horda es olfateada por el vaquero,
el vaquero se ha calzado
las medusas en los ojos:

alguien te ha escalpado y amanece.

COLERIDGE

La fuga es perceptible. Un vástago bombea
realidad con realidad.
El mar, a miles de sueños de distancia, apareció.
Fueron a nado hasta su centro:
pusieron una flor de dinamita.
En onda concéntrica brotó una liebre,
y la liebre, ama bondage del murciélago,
tatuó sus fotogramas en mi espalda.

La espalda no veía las consignas políticas.
Sólo echaba hacia adelante.
Preguntando por las rastas de la noche,
por el petróleo robado de la noche, algo escupió.
Alguien mordió el cogollo explosivo.

Su índice nutricional
marcó un exceso de amor.

Saña de osos polares que eructan un salmón.

 

 

Esta calle tiene humus,
gigantomaquias pendientes,

va de vida y vuelta

hasta Formosa, Peloponeso.

Se borraron las pistas para hundir al maleante.

El cielo ha negociado su huella digital.

Nadie combate el interior de un ladrido.

¿Hay noción más fina, “buen carburo en droga dura”,

para el neón que mancha los recuerdos?

Tendremos que seguir muy solos, tendremos que tomar atajos.

Cayó Uno Mismo por seguir las instrucciones.

NO ES SAFARI

Noche, rumor de jeeps intoxicados con luz.

Las palabras no presentan,
el deseo presentifica de manera constante.
El poder de la cópula
los teslas de la cópula
los tickets para el viaje:

el deseo como un leopardo,
el habla un paquidermo con fracturas expuestas:

pero no es un safari.
Ni el jeep ni el panamá,
sólo una bobina energizada,
su corazón malaquita.

La llevo en un carrito robado de la tienda.
Está en un gabinete perfecto:

Tengo agujas para ti.
Tengo un par de agallas de heroína para ti.

Es mi gabinete callejero
probeta tropical
mi guirnalda alotrópica.

Podrías carbonizarme con el alto voltaje:
una rueda queda en giro, invisible,
presa de otra inercia.

Podrías filetearme y no encontrarías nada.

 

 

Sólo en el lenguaje una savia, gramática sabia, puede devorar a otra savia yser más fuerte. Es hora que descanses, no opongas resistencia. Anda y hazte cargo de una mínima tragedia, ofrece tu silueta al holograma de Yo. Gestalt estulticia. Clama. Consulta oráculos, científicos, videos. Fagocita. Finge y esfinge. Inhala otros vapores, más dobles o maleables, llenos de barro entre la encía, focos rotos. Aquí te esperaremos.


Daniel BencomoDANIEL BENCOMO (San Luis Potosí, 1980). Poeta y traductor mexicano. Sus libros de poesía más recientes son Lugar de Residencia (2010, Fondo Editorial Tierra Adentro), al cual le fue concedido el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino 2010, y Alces, Rejkyavik (Magenta Libros-Conaculta, 2014). Como traductor de poesía ha publicado La calma entre el cero y el uno de Björn Kuhligk (Bonobos, 2015) y Canon previo a la huida de Tom Schulz (Cuadrivio, 2015). Ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA) en la categoría Jóvenes Creadores durante los períodos 2010-2011 y 2012-2013. Espuma de bulldog es su último libro (Luzzeta, 2016).

https://jampster.cl

Obras de ALFONSO FERRO

Resultado de imagen para pintores colombianos actuales

Resultado de imagen para Obras de ALFONSO FERRO

Resultado de imagen para Obras de ALFONSO FERRO

Resultado de imagen para Obras de ALFONSO FERRO

Resultado de imagen para Obras de ALFONSO FERRO

Resultado de imagen para Obras de ALFONSO FERRO

El bulo del bicarbonato anticáncer con o sin limón

Hay un bulo en Internet que desvela, nada menos, cómo curar el cáncer. Basta con tomar agua, bicarbonato y limón.

Es más, en algunas versiones hasta prescinden del agua y del limón y afirman que el bicarbonato es el mejor remedio contra el cáncer, incluso para enfermos terminales. Así de simple. Así de efectivo. Así de milagroso.

Ojalá. Pero no hace falta ser médico para comprender que tales afirmaciones no pueden ser más que sandeces, además de una cruel manera de esperanzar sin motivo a quienes padecen cáncer.

La diferencia de este bulo con otros es que éste no es solo un letrerito que recorre la Red. Está respaldado por varias páginas web con nombres más o menos rimbombantes contra el cáncer, que defienden sin complejos que agua más bicarbonato más limón igual a cura de esta enfermedad.

“Lo que nos ocultan”

Estas páginas de presuntas curas exclusivamente “naturales” titulan sus crónicas con frases como “Propiedades del limón contra el cáncer (Lo que nos ocultan…)” y se apoyan en curiosas y estériles teorías, especialmente las de un iluminado exoncólogo italiano llamado Tullio Simoncini.

Exoncólogo porque en 2006 fue condenado por homicidio culposo y fraude y expulsado del Colegio de Médicos por la muerte de uno de sus pacientes,que siguió exclusivamente su inútil tratamiento contra el cáncer, que tiene el bicarbonato de sodio como materia prima.

La teoría de Simoncini defiende que el cáncer es un hongo común llamado Candida Albicans, que el bicarbonato es capaz de eliminar. Su método prescinde del limón, consiste en suministrar a sus pacientes bicarbonato de sodio por goteo intravenoso y privarles de someterse a radioterapia o quimioterapia. Y asegura que así “el cáncer desaparece por completo en el 80% de los casos”.

A pesar de haber sido inhabilitado para ejercer la medicina por decir estas cosas y ponerlas en práctica, Simoncini ha seguido tratando pacientes con bicarbonato incluso en su propia casa de Roma y financiando en varios países páginas web que hablan de sus milagrosas curas naturales. Cobra más de 6.000 euros a cada paciente que atiende, cifra que llega casi a duplicarse en el caso de algunas de sus conferencias por el mundo.

Ha sido denunciado muchas veces, también por publicidad engañosa, pero siempre acaba volviendo de alguna manera y otra vez muchos le creen. De hecho, ha logrado calar en otros ‘médicos’, que le imitan aplicando sus métodos sin ninguna garantía, también a precios desorbitados.

Simoncini es un entusiasta del Método Hamer, “medicina alternativa basada en evidencias”, que se opone a la radioterapia, la quimioterapia e incluso a los analgésicos, porque bloquean el cerebro, encargado de ordenar el repliegue de las células cancerosas.

El creador del método, el alemán Ryke Geerd Hamer, falleció en Noruega el pasado 2 de julio a los 82 años. También fue inhabilitado como médico por sus “peligrosas prácticas” contra el cáncer. En 1986. Lo cual no le impidió acumular más de 3.000 pacientes en España diez años después, cuando residía en Málaga. En Alemania le prohibieron ejercer la medicina por su “personalidad psicopática”.

La pócima no va

No existe ninguna evidencia científica de que suministrar bicarbonato de sodio por goteo intravenoso tenga algún efecto saludable. Sí las hay de lo contrario. En cuanto al agua con bicarbonato y limón, también es una lástima, porque curar el cáncer saldría además barato.

Está probado científicamente que la radioterapia y la quimioterapia pueden curar el cáncer a pesar de que ambas tienen multitud de efectos secundarios adversos. Como también está probado que ni el bicarbonato ni el limón detienen el crecimiento de las células cancerosas o la proliferación de metástasis.

Como curiosidad, mencionar que la misma pócima a base de agua, bicarbonato y limón en México no cura el cáncer, solo la indigestión, como da fe este letrero.

 

 

 

 

 

 

 

 

En otras versiones de este bulo aún más milagrosas no solo se cura el cáncer, también se elimina el sida a base de bicarbonato. Con o sin limón.

LUIS M. GARCÍA

http://blogs.publico.es/bulocracia

La viñeta de Malagón

La imagen puede contener: texto

Malag on line