A Brasil le agradan los resultados de Cataluña

Por: Juan Arias

España tiene hoy puestos los ojos en Brasil y el sueño de los brasileños es poder visitar a España. Y en España, Barcelona es una meta indispensable.

Es pues interesante, por ejemplo, para los empresarios catalanes, saber cómo Brasil ha recibido el resultado de las elecciones de ayer.

Si los títulos de los periódicos suelen ser una indicación clara o subliminal de la noticia, los de hoy, relativos a las elecciones catalanas, son bien significativos:

“Golpe contra el separatismo”, escribe a toda página el diario O Globo, que,  recoge  no inocentemente, el artículo de Andrés Ortega, columnista y bloguero de EL PAÍS, titulado “Una hipótesis no prevista por la UE”, refiriéndose a una posible separación de Cataluña del reino de España.
O Globo recoge la afirmación de Mas “La situación no es fácil”

El diario Folha de São Paulo titula : “Partidarios de un estado catalán obtienen una tímida mayoría”. Y comenta: “El gusto de independencia de Cataluña sale tan debilitada de las urnas que tiende a dinamitar las pretensiones de Mas”.

El Estado de Sâo Paulo escribe: “Las elecciones en Cataluña enflaquecen la búsqueda por la independencia”, y señala que “los electores castigan al mayor partido separatista que pierde 12 escaños”.

El diario Valor Económico, pone de relieve que “los electores de la rica región de Cataluña castigaron ayer a quién había hecho de la independencia de España, el centro de su campaña” refiriéndose a Mas.

El semanal VEJA es tajante: “El líder independentista fracasa en Cataluña”

Existen varios motivos para explicar el alivio ante la ausencia de la victoria que el líder de CIU, necesitaba para llevar adelante su cruzada independentista.

En primer lugar, Brasil, un país inmenso, con 27 Estados tan distintos entre ellos como muchos países de la UE, vive sin tensiones un federalismo que aunque imperfecto no crea tentaciones separatistas. Al revés, los brasileños, hasta los más diferentes, se sienten tales y con orgullo de los pies a la cabeza.

Por ello, tienden a no solidarizarse con aquellos pueblos que desean independizarse de sus raíces. Y así les han agradado los resultados de las elecciones catalanas que el día anterior veían con aprensión.

El gobierno y el empresariado brasileños ven a Cataluña, como ha subrayado Valor Económico, como una “región rica” de España, que participa activamente del desarrollo de la economía de este país. Y no les gustaría verla debilitarse por pruritos separatistas.

Para los brasileños que visitan España, con parada indispensable como mínimo en Barcelona, es hoy inconcebible pensar que esa región pueda un día no ser España y les cuesta entender que haya catalanes que quieran no ser al mismo tiempo españoles.

Si acaso a los brasileños les gustaría ver una reunificación de España y Portugal,en la línea de aquel viejo sueño del escritor Saramago.

Puede parecer extraño, pero Brasil, a pesar de haber sido Portugal su “colonizador” y de mantener con dicho país el fuerte vínculo de la lengua, han sentido siempre una especial simpatía y atracción también por España.

Ayer, estaba en la calle en esta pequeña y preciosa ciudad de Saquarema, donde vivo. Un muchacho de unos 12 años me escuchó hablando con un amigo y notó mi acento no brasileño. Vino hacia a mi y me preguntó si era extranjero. Al saber que era español, entre tímido y emocionado me preguntó si podía darme la mano. Y añadió con orgullo: “Yo estudio español en la escuela”. Y se fue tan contento.

http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil

Deja un comentario