Del olor a nuevo a la aspirina: usos desconocidos del petróleo «made in Spain»

Relacionamos el crudo con la gasolina y el gasoil que impulsan nuestros vehículos, pero el oro negro está detrás de infinidad de productos sin los cuales nuestra vida sería muy diferente

Del olor a nuevo a la aspirina: usos desconocidos del petróleo «made in Spain»

ABC
Algunos de los productos que se fabrican con el oro negro

Puede que el término fenol no le suene de nada. Sin embargo, si está leyendo este texto a través de un móvil, una tableta o un ordenador, tendrá delante uno de los muchos productos que se derivan, tras muchos procesos intermedios, de este líquido incoloro que procede del petróleo.

Y es que no solo del cerdo se aprovecha todo: también del oro negro, que no sirve únicamente para alimentar nuestros vehículos, sino que sus derivados tienen infinitas aplicaciones prácticas. Además de los productos informáticos, el fenol está presente en infinitos artículos sin los cuales nuestra vida cotidiana sería muy distinta, desde aspirinas hasta disolventes, pasando por los implantes dentales, las lentes intraoculares, las bioplastias faciales, labiales y de glúteos.

«El fenol se encuentra prácticamente en todos los sitios, desde salpicaderos de coche hasta aislantes, infinidad de plásticos, CD’s, cascos de bicicleta, aerogeneradores o incluso el olor a nuevo de los coches….», explica Fernando Irisarri, director comercial de Cepsa Química. «Está presente en muchos sectores, desde automoción hasta la construcción (dónde se emplea para hacer paneles solares, estadios, paradas de autobús o piscinas climatizadas), pasando por el farmacéutico», añade.

Antes de que el CD, las gafas o el casco de bicicleta lleguen a la estantería de la tienda, el fenol debe pasar por gran número de transformaciones, que tendrán lugar en decenas de fábricas repartidas por todo el mundo. Sin embargo, uno de los puntos de partida está en Huelva, en la planta que Cepsa Química tiene en Palos de la Frontera. Allí el benceno y el propileno, que se extraen junto con el petróleo y se separan de éste en la cercana refinería de «La Rábida», son procesados para obtener cumeno y con él, fenol.

http://www.abc.es/economia

Deja un comentario