Albóndigas de bacalao en salsa verde

albondigas de bacalao en salsa verde

INGREDIENTES

  • 500 g. de lascas de bacalao desalado.
  • 2 huevos
  • 50 ml, de leche entera
  • 50 ml de vino blanco (para empapar el pan)
  • 100 g. de pan duro (o pan de molde sin corteza, puede ser sin gluten)
  • Harina para rebozar (puede ser sin gluten)
  • 1 diente de ajo
  • Un manojo de perejil fresco
  • 1 cebolla
  • 150 ml, de vino blanco (para el sofrito)
  • 1 l. de caldo de pescado y sal (al gusto)
  • Opcional para la salsa: guisantes y puntas de espárragos (verdes o blancos)

Las albóndigas de pescado son uno de los platos más famosos de las cocinas del sur de España y también en la de la Comunidad Valenciana. Debemos a los árabes el disfrutar de uno de nuestros platos más clásicos, las albóndigas. La palabra proviene del término al-bunduga en árabe, lo que literalmente quiere decir la bola. Fueron ellos los que nos enseñaron a prepararlas y los que extendieron su consumo por Asia. Al preparar esta receta con el pescado como base, se convierte en un plato muy ligero y bajo en calorías y grasa. Por esto, además de ser perfecto para la mejor ocasión.

La recomendación de hoy es para un día especial o estas fechas que se aproximan, llevan un poquito de trabajo (bien merecido por el resultado final) aunque en este caso (os explico la receta de 2 maneras distintas) veréis que me apoyo en un nuevo amigo que ha entrado en mi cocina para quedarse, la “Cooking Chef” de Kenwood, hace casi todo el trabajo. Además estas albóndigas son perfectas para que los niños en casa coman pescado sin protestar, quedan muy jugosas, casi se deshacen en la boca. En otras ocasiones os he presentado hamburguesas de salmón, de salmón y langostinos o de unas sabrosas caballas, platos de pescado que triunfan entre los niños.

Una receta ideal para estos días de fiesta o para la época de Cuaresma y Semana Santa, en que, se guarde o no la vigilia, parece que apetecen especialmente estos platos. En cualquier caso, podéis preparar estas albóndigas en cualquier época del año, seguro que las disfrutáis de igual manera. Para este plato me he inspirado en la merluza en salsa verde, como acompañamiento de nuestras albóndigas de pescado, una salsa que le va a la perfección, una salsa verde. Al igual que las cocochas que tenemos en el blog, con abundante perejil y un buen caldo de pescado, os aseguro que es un plato de lujo ideal para cualquier cena en la que queráis quedar como reyes, se trata de una receta de rechupete.


PREPARACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS DE BACALAO (60 MINUTOS)

  1. Picamos las lascas de bacalao un poco, no tienen que quedar muy desmigadas, lo justo para que se aprecien trocitos del pescado en las albóndigas. Si a vuestros niños le gusta una textura más uniforme, podéis picarlas mucho y sólo notarán el sabor, no el pescado. A mi me gusta más al estilo de Casa Labra de Madrid, con pequeños trozos de bacalao entre el rebozado.
  2. Troceamos el pan duro y lo ponemos a remojo con la leche y el vino blanco.
  3. Añadimos al bol el bacalao, los huevos, 4 o 5 ramitas de perejil finamente cortado, sal y el pan duro que tenemos a remojo escurrido. Es importante que escurramos bien el pan antes de incorporarlo a la mezcla ya que si le añadimos demasiado líquido nos quedará muy suelta y hará complicado el trabajo de formar las albóndigas.
  4. Mezclamos bien todos los ingredientes de la masa de las albóndigas y formamos bolitas con las manos que vamos reservando en una fuente. Si vemos que la masa es demasiado líquida podemos añadir un poco de pan rallado para compactarla y conseguir formar las bolitas. Enharinamos las albóndigas y las reservamos hasta el momento de freírlas.
  5. Para preparar la salsa cortamos el ajo y la cebolla en trocitos pequeños, cuanto más pequeños mejor. En una cazuela ancha calentamos 4 cucharadas de aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo troceados. Sofreímos a temperatura media hasta que esté la cebolla casi transparente.
  6. Añadimos más perejil fresco finamente cortado, el vino restante y sal al gusto. Dejamos cocer hasta que se evapore el alcohol durante unos 5 minutos.
  7. Vertemos el caldo de pescado a la cazuela y dejamos cocer 15 minutos más. Mientras se prepara el sofrito freímos las albóndigas que tenemos reservadas en una sartén con abundante aceite dejándolas 4 minutos por cada lado, hasta que queden doraditas. Retiramos a una bandeja con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  8. Incorporamos las albóndigas a la cazuela donde estamos preparando la salsa, cocinamos durante 1-2 minutos más para que se empapen en la salsa y retiramos del fuego.

Servimos las albóndigas bien calientes acompañadas de unas patatas fritas, puré de patata o arroz blanco.

PREPARACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS DE BACALAO EN COOKING CHEF “KENWOOD” (35 MINUTOS)

Accesorios: picadora, procesador de alimentos, batidora en forma de K o brazo de guiso.

  1. Picamos las lascas de bacalao en nuestro accesorio picadora con la cuchilla básica, velocidad 3 durante 1 minuto.
  2. Troceamos el pan duro y lo ponemos a remojo con la leche y el vino blanco. Añadimos al bol el bacalao, los huevos, 4 o 5 ramitas de perejil finamente cortado, sal y el pan duro que tenemos a remojo escurrido.
  3. Mezclamos bien todos los ingredientes de la masa de las albóndigas y formamos bolitas con las manos que vamos reservando en una fuente. Si vemos que la masa es demasiado líquida podemos añadir un poco de pan rallado para compactarla y conseguir formar las bolitas. Enharinamos las albóndigas y las reservamos hasta el momento de freírlas.
  4. Para preparar la salsa metemos en la picadora la cebolla y el ajo y lo picamos a velocidad 4 durante 1 minuto. Vertemos unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra en lo ponemos a tope de temperatura, 140 º y pochamos durante 2 minutos a velocidad 2 hasta que alcance la temperatura, luego bajamos a 70º para pochar poquito a poquito durante 12 minutos. Después de ese tiempo ñadimos más perejil fresco finamente cortado, el vino restante y sal al gusto. Dejamos cocer a tope de temperatura (140º C) hasta que se evapore el alcohol durante unos 5 minutos.
  5. Vertemos el caldo de pescado a la cazuela y dejamos cocer 15 minutos más. Mientras se prepara el sofrito freímos las albóndigas que tenemos reservadas en una sartén con abundante aceite dejándolas 4 minutos por cada lado, hasta que queden doraditas. Retiramos a una bandeja con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  6. Incorporamos las albóndigas a la cazuela donde estamos preparando la salsa, cocinamos durante 1-2 minutos más para que se empapen en la salsa y retiramos del fuego. ¿Os animáis con ellas?     http://recetasderechupete.hola.com

Deja un comentario