11 COSAS EXTRAÑAS QUE SUCEDERÁN DURANTE EL ECLIPSE DE SOL DEL 21 DE AGOSTO

11 COSAS EXTRAÑAS Y VISUALMENTE FASCINANTES QUE PODRÁN APRECIARSE EN EL ECLIPSE TOTAL DE SOL

Resultado de imagen para 11 COSAS EXTRAÑAS QUE SUCEDERÁN DURANTE EL ECLIPSE DE SOL DEL 21 DE AGOSTOResultado de imagen para 11 COSAS EXTRAÑAS QUE SUCEDERÁN DURANTE EL ECLIPSE DE SOL DEL 21 DE AGOSTOResultado de imagen para 11 COSAS EXTRAÑAS QUE SUCEDERÁN DURANTE EL ECLIPSE DE SOL DEL 21 DE AGOSTO

Como seguramente ya sabes, el 21 de agosto del 2017 ocurrirá un eclipse total de sol en una franja de Estados Unidos y uno parcial en buena parte de América y Europa (aquí un link para saber cómo ver este eclipse).

Un eclipse total de sol conjuga una doble fascinación; por una parte es visualmente un espectáculo astronómico incomparable, abundante en diferentes fenómenos ópticos estéticamente sublimes, y por otro lado es un evento que genera una especie de pánico en la naturaleza. El mundo se sume en la oscuridad súbitamente y esto genera diferentes reacciones –generalmente de pavor, ya que el Sol es la fuente de la vida. Históricamente los eclipses eran temidos por los reyes, siendo símbolos justamente del Sol y el eclipse de su muerte. Sobre esto se ha especulado actualmente, pues algunos astrólogos ven a este como un eclipse nefasto para Trump.

A continuación una lista de fenómenos fascinantes que ocurren durante un eclipse, además del obvio ocultamiento del Sol. Hay que mencionar que muchos de éstos sólo podrán apreciarse dentro del sendero de totalidad. Como dijera Anne Dillard, la diferencia entre ver un eclipse parcial y uno total es igual a besar a un hombre o casarse con él. O quizás podríamos añadir: morir con él.

1. Durante la fase parcial del eclipse se podrán observar cientos de mediosoles reflejados en el piso al lado de un árbol. Esta es una forma segura de ver el eclipse (pues verlo directo en su parcialidad puede dañar los ojos). Las imágenes del Sol multiplicado aparecen porque las hojas de un árbol sirven como una cámara estenopeica que proyecta la imagen del Sol en el piso.

2. Poco tiempo antes de la fase de totalidad o poco después, se llega a apreciar un fenómeno poco conocido, llamado “bandas de sombras”. Son como una especie de marea trémula de sombras. Estas bandas, también llamadas “serpientes de sombra”, pueden observarse mejor en superficies blancas o de luz plana. Son causadas por la luz del Sol asomándose apenas por los bordes del orbe lunar en los valles y montañas. La turbulencia del aire hace que parezcan moverse y vibrar.

3. Minutos antes de la totalidad, el aire se enfriará radicalmente, en algunos lugares hasta 20°F. Los animales entrarán en una confusión generalizada. Se escucharán ladridos, gorjeos, chicharras. En algunos sitios se verán murciélagos volando. En la totalidad, en ocasiones habrá un silencio sepulcral. El eclipse total es una especie de inesperado ensayo apocalíptico.

4. Si estás en un páramo abierto o en una montaña, podrás ver la parte más oscura de la sombra de la Luna (llamada umbra) justo antes de la totalidad.

5. Uno de los fenómenos visualmente más asombrosos es el llamado “anillo diamante de la Luna”. Un instante antes de que la Luna oculte al Sol se experimenta el efecto “anillo diamante”: el último borde de sol da la impresión de crear un medio anillo de luz brillante alrededor de la Luna. Puedes ver más fotos de esto aquí.

6. Durante la totalidad, la corona solar revela el campo magnético del Sol. Esta es otra de las visiones cumbre del fenómeno, observar la florescencia etérea de la corona durante la totalidad, algo que puede hacerse con los ojos desnudos.

7. Durante la totalidad se podrán observar estrellas y planetas. Venus y Mercurio se harán visibles, Venus siendo el más brillante y, de manera poco usual, se podrá ver a Mercurio, un punto pequeño que suele estar velado por el brillo del Sol. Marte y Júpiter también aparecerán. Sirio, la estrella más brillante del firmamento, se podrá apreciar al suroeste del Sol.  

8. Los científicos podrán ver erupciones llamadas prominencias, las cuales brillan con hermosos rojos rubíes y no pueden observarse en otro momento.

9. Un atardecer de 360 grados. Durante la totalidad, al mirar al horizonte se podrá apreciar lo que se ve como un atardecer en todas direcciones, una banda carmesí de luz. Esto ocurre debido a que el Sol sigue brillando fuera del sendero de la totalidad.

10. Se podrán observar las perlas de Baily, puntos brillantes que aparecen alrededor de la Luna antes y después del eclipse, causados por la luz solar que brilla en las montañas y valles de la Luna.

11. Por último, algo que no tiene que ver con lo astronómico. Ya que se calcula que más de 100 millones de personas viven a menos de 1 día de la franja en la que el eclipse podrá verse en su totalidad, se espera que se presenten grandes embotellamientos de tráfico y desabasto. Así que quizás podamos presenciar algunas escenas distópicas-apocalípticas de la modernidad consumista viéndose eclipsada por la naturaleza. Los antiguos creían que durante el eclipse un demonio, una serpiente o algún animal celestial devoraba al Sol, en un acto que era considerado ominoso y mayormente nefasto.

 

Con información de Astro Maven

http://pijamasurf.com/

La construcción… todo un arte

Derek Snee
Derechos de autor de la imagen DEREK SNEE
Derek Snee fotografió un pequeño búnker, construido durante la Segunda Guerra Mundial en la costa de Northumberland, Inglaterra, en plena invasión nazi.

 

Los edificios arquitectónicos pueden llegar a convertirse en hermosas obras de arte.

Es lo que quiere demostrar el Instituto Colegiado de Arquitectura (CIOB, por sus siglas en inglés) de Reino Unido, que organiza este año la cuarta edición de su concurso “Art of Building” (el arte de la construcción).

“A través de la fotografía, intento capturar todo lo que engloba la arquitectura de una manera creativa e innovadora, para ayudar a arrojar luz sobre la complejidad que implica construir un edificio”, dijo Anne Yong, una de las participantes.

“Es simplemente bonito fotografiarlo, pero más bonito aún haber estado allí”, dijo otro de los finalistas, David Cabrera.

Miles de personas de todo el mundo participan en la competición, retratando el ingenio de los arquitectos en diferentes estilos, formas y colores.

El objetivo, premiar a las industrias y a las personas que construyen los edificios que decoran nuestras ciudades, convirtiendo las obras arquitectónicas en galerías virtuales.

El público es quien elige al ganador -desde el 18 de diciembre- y puedes votar aquí.

Te presentamos a los finalistas.

Bernabe Della Mattia
Derechos de autor de la imagen BERNABE DELLA MATIA
Esta fotografía, que su autora, Bernabe Della Mattia, tituló “Bajo presión”, fue tomada en Islandia. Retrata la interacción entre naturaleza y arquitectura.
Rickie Cheung
Derechos de autor de la imagen RICKIE CHEUNG
Rickie Cheung tomó esta fotografía dentro de una terminal de electricidad, mostrando la escala y complejidad de la estructura.
Anne Yong
Derechos de autor de la imagen ANNE YONG
“Encuentro la belleza en todos los aspectos y componentes de la arquitectura, todo el proceso que implica fabricar y construir edificios, además del producto terminado”, dijo Anne Yong, autora de la instantánea.
Robert Finch
Derechos de autor de la imagen ROBERT FINCH
El Puente del Milenio, Londres, ocupa la mayor parte de esta fotografía tomada por Robert Finch. “Los anclajes del puente están en un ángulo de 45 grados y el fondo está compuesto por abedules, que se alzan verticales delante del museo Tate Modern”, explicó.
Nikola Filipov
Derechos de autor de la imagen NIKOLA FILIPOV
Nikola Filipov tomó esta imagen en Londres, que pertenece a una serie de 12 fotografías que retratan rascacielos y las estrellas desde un ángulo muy distinto al habitual.
David Bajrai
Derechos de autor de la imagen DAVID BAJRAI
Esta imagen de David Bajra fue tomada en Assam, India. En ella se pueden observar las manos de un hombre trabajando en la construcción.
Peter Murrell
Derechos de autor de la imagen PETER MURRELL
“Esto me recuerda a las cabinas telefónicas”, dice Peter Murrell, el autor de la instantánea. “Cada persona hace un uso diferente de ellas”. Su foitografía fue tomada en la estación de metro de Baker Street.
Ata Adnan
Derechos de autor de la imagen ATA ADNAN
“Temerario” es el nombre de esta imagen de Ata Adnan, capturada en Chittagong, Bangladesh.
Sheila Unwin
Derechos de autor de la imagen SHEILA UNWIN
Sheila Unwin tituló a esta imagen “La curva es la nueva esquina”. Fue tomada en un observatorio de Rundetarn, Copenhague, del siglo XVII, en Dinamarca.
Iris Posner
Derechos de autor de la imagen IRIS POSNER
Iris Posner se concentró en los pequeños detalles al retratar este lugar de construcción en Nueva York.
David Cabrera
Derechos de autor de la imagen DAVID CABRERA
La capilla de Valleacerón, en Castilla la Mancha, España, es el tema protagonista de esta fotografía de David Cabrera. “No puedo expresar con palabras lo que sentí cuando estuve allí”, asegura.

Del implacable peso de la Fortuna

Resultado de imagen para diosa de la fortuna pintura

El peso de la sociedad es tan avasallador que apenas queda margen de acción para el individuo. Nos arrastra la corriente. Si el individuo no es ciudadano, sino consumidor, como sucede en nuestros días, sólo vale en la medida en que pague gasolina, recibos de luz, seguro, hipotecas, facturas de teléfono, gastos escolares, el pan nuestro de cada día, etc etc. Un error que me parece fundamental señalar es el error de creer que con esfuerzo lograremos lo que nos propongamos. Esto es totalmente falso. Sería como si una piedra creyera que cae por propia voluntad, cuando es la fuerza de la gravedad la que la impulsa. Las condiciones sociales, la familia, la época, los golpes de destino, nuestro carácter (que no escogemos) nos condicionan de una manera decisiva. Frente a esto bien poco podemos hacer. Esto no es derrotismo, sino lucidez. Preferimos engañarnos, o mejor dicho, nos engañan con ese camelo. Descubrir ese error tiene algo que consuela. Nuestras fuerzas son limitadas. La vida es una cruda lucha por la supervivencia para cientos de millones de casi personas. La pobreza oprime y como se sabe cuando la pobreza entra por la puerta el amor sale por la ventana. 
           El azar determina la inmensa parte de nuestra vida. Es un azar nacer. Es una lotería tener o no tener talento. ¿Por qué la naturaleza hace a unos tontos y a otros listos? ¿A unos fuertes y a otros débiles? ¿Aunos vivos y a otros apáticos? 
         Si no sabemos quiénes somos, a dónde vamos ni de dónde venimos, poco más podemos hacer que soportar los caprichosos giros de la Fortuna. Para una persona con suerte (trabajo, familia, dinero) es fácil la virtud y el equilibrio. El afortunado cree, por vanidad, que su felicidad y su virtud se deben a su propio mérito. Y así camina ufano por el mundo, creyéndose invulnerable, mirando por encima del hombro a tantos desgraciados. No, amigo: si tienes una familia ordenada, dinero suficiente, buenas condiciones de vida, es, sobre todo, porque el Destino no te ha mirado con sus ojos verdes y tenebrosos. 
        Construir una vida digna como una zanahoria requiere grandes dosis de sensatez, anfetaminas y desparpajo. ¿Exigirnos mucho? No creo que “si te esfuerzas lo suficiente conseguirás lo que te propongas”.¡Falso! La Fortuna tiene casi siempre (concedamos un margen para no desesperar) la última palabra.  
        Somos huéspedes fugaces en este mundo extraño, marionetas de la suerte. ¿Quién nos conoce? Lo decía Unamuno: “toda vida a la postre es un fracaso”. Pues sí, fracasaremos todos, ¿y qué? ¿Fracasan los gorriones, las medusas, las arañas, las piedras? ¿Qué son el éxito y el fracaso? Un par de impostores. Mejor será que modere mi ambición, que la acomode a la pequeñez de mis fuerzas. ¡Qué minúscula se ha quedado! ¡Qué arrugada! Dejo de divagar. El asunto me supera.

http://selvadevariaopinion.blogspot.mx

Pintura de Raquel Barnatán

El bulo del bicarbonato anticáncer con o sin limón

Hay un bulo en Internet que desvela, nada menos, cómo curar el cáncer. Basta con tomar agua, bicarbonato y limón.

Es más, en algunas versiones hasta prescinden del agua y del limón y afirman que el bicarbonato es el mejor remedio contra el cáncer, incluso para enfermos terminales. Así de simple. Así de efectivo. Así de milagroso.

Ojalá. Pero no hace falta ser médico para comprender que tales afirmaciones no pueden ser más que sandeces, además de una cruel manera de esperanzar sin motivo a quienes padecen cáncer.

La diferencia de este bulo con otros es que éste no es solo un letrerito que recorre la Red. Está respaldado por varias páginas web con nombres más o menos rimbombantes contra el cáncer, que defienden sin complejos que agua más bicarbonato más limón igual a cura de esta enfermedad.

“Lo que nos ocultan”

Estas páginas de presuntas curas exclusivamente “naturales” titulan sus crónicas con frases como “Propiedades del limón contra el cáncer (Lo que nos ocultan…)” y se apoyan en curiosas y estériles teorías, especialmente las de un iluminado exoncólogo italiano llamado Tullio Simoncini.

Exoncólogo porque en 2006 fue condenado por homicidio culposo y fraude y expulsado del Colegio de Médicos por la muerte de uno de sus pacientes,que siguió exclusivamente su inútil tratamiento contra el cáncer, que tiene el bicarbonato de sodio como materia prima.

La teoría de Simoncini defiende que el cáncer es un hongo común llamado Candida Albicans, que el bicarbonato es capaz de eliminar. Su método prescinde del limón, consiste en suministrar a sus pacientes bicarbonato de sodio por goteo intravenoso y privarles de someterse a radioterapia o quimioterapia. Y asegura que así “el cáncer desaparece por completo en el 80% de los casos”.

A pesar de haber sido inhabilitado para ejercer la medicina por decir estas cosas y ponerlas en práctica, Simoncini ha seguido tratando pacientes con bicarbonato incluso en su propia casa de Roma y financiando en varios países páginas web que hablan de sus milagrosas curas naturales. Cobra más de 6.000 euros a cada paciente que atiende, cifra que llega casi a duplicarse en el caso de algunas de sus conferencias por el mundo.

Ha sido denunciado muchas veces, también por publicidad engañosa, pero siempre acaba volviendo de alguna manera y otra vez muchos le creen. De hecho, ha logrado calar en otros ‘médicos’, que le imitan aplicando sus métodos sin ninguna garantía, también a precios desorbitados.

Simoncini es un entusiasta del Método Hamer, “medicina alternativa basada en evidencias”, que se opone a la radioterapia, la quimioterapia e incluso a los analgésicos, porque bloquean el cerebro, encargado de ordenar el repliegue de las células cancerosas.

El creador del método, el alemán Ryke Geerd Hamer, falleció en Noruega el pasado 2 de julio a los 82 años. También fue inhabilitado como médico por sus “peligrosas prácticas” contra el cáncer. En 1986. Lo cual no le impidió acumular más de 3.000 pacientes en España diez años después, cuando residía en Málaga. En Alemania le prohibieron ejercer la medicina por su “personalidad psicopática”.

La pócima no va

No existe ninguna evidencia científica de que suministrar bicarbonato de sodio por goteo intravenoso tenga algún efecto saludable. Sí las hay de lo contrario. En cuanto al agua con bicarbonato y limón, también es una lástima, porque curar el cáncer saldría además barato.

Está probado científicamente que la radioterapia y la quimioterapia pueden curar el cáncer a pesar de que ambas tienen multitud de efectos secundarios adversos. Como también está probado que ni el bicarbonato ni el limón detienen el crecimiento de las células cancerosas o la proliferación de metástasis.

Como curiosidad, mencionar que la misma pócima a base de agua, bicarbonato y limón en México no cura el cáncer, solo la indigestión, como da fe este letrero.

 

 

 

 

 

 

 

 

En otras versiones de este bulo aún más milagrosas no solo se cura el cáncer, también se elimina el sida a base de bicarbonato. Con o sin limón.

LUIS M. GARCÍA

http://blogs.publico.es/bulocracia

VIAJA POR EL MUNDO FOTOGRAFIANDO MUJERES CON VESTIDOS EN PRECIOSOS LUGARES

Una mujer con un bonito vestido es algo muy agradable de ver. Una chica con un bonito vestido y un precioso paisaje de fondo puede convertirse en una delicia digna de ser contemplada.

Para la fotógrafa rusa Kristina Makeeva, no hay nada más bello que la tela ondeante de un vestido al viento, creado por un mujer corriendo. Es mágico. Por eso, en sus viajes, comenta, sus amigos, ayudantes y ella misma, intentan elegir vestidos de acuerdo al paisaje, ponérselos a las modelos, y crear.

1. Mezquita de San Petersburgo, Rusia. Modelo: Aygul

Kristina Makeeva mujeres con vestidos

 
 
 
 

 

2. Capadocia, Turquía. Modelo: Katya Zaytseva

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 2

 

3. Opera Palais Garnier, París, Francia. Modelo: Vera Brezhneva

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 3

 

4. Torre Eiffel, París, Francia. Modelo: Vera Brezhneva

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 4

 

5. Capadocia, Turquía. Modelo: Masha

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 5

 
 
 
 

 

6. Valensole, Provenza, Francia. Modelo: Svetlana

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 6

 

7. Louvre, París, Francia. Modelo: Vera Brezhneva

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 7

 

8. Teatro Bolshoi, Moscú, Rusia. Modelo: Darian

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 8

 

9. Capadocia, Turquía. Modelo: Maria

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 9

 

10. Petit Palais, París, Francia. Modelo: Vera Brezhneva

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 10

 

11. Festival de fuegos artificiales de Moscú, Rusia. Modelo: Nina

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 11

 

12. Capadocia, Turquía

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 12

 

13. Campo de amapolas, Crimea

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 13

 

14. Capadocia, Turquía. Modelo: Nina

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 14

 

15. Finolhu, Maldivas. Modelo: Nastya

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 15

 

16. Campo de amapolas y espuelas de caballero, Crimea

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 16

 

17. Finolhu, Maldivas. Modelo: Nastya

Kristina Makeeva mujeres con vestidos 17

Kristina Makeeva: Website | Instagram

http://culturainquieta.com/es/foto/item/12495

Róbate el logotipo

 
Antonio Caro, 1976, 

 Uno de los recursos más explotados, depredados y compartidos por los artistas contemporáneos VIP es el plagio y adulteración de logotipos de corporativos. Desde el de Coca-Cola, que ya no emprende acciones legales porque sería imposible de perseguir a medio planeta, ahí está Antonio Caro que se consagró con un simple letrero que constituye su masterpiece, hasta los de productos que existen únicamente dentro de las fronteras del país en el que vive el artista. Esta práctica de plagio comenzó en el Pop Art, los artistas endiosaron las marcas promoviendo el capitalismo y el consumismo como arte, y las plagiaron para darles, según ellos, un sentido crítico. 

Un logo es un trabajo creativo muy difícil, llegar a una imagen que funcione como un sello contundente y que represente a las múltiples características de un producto, es un gran reto. Además tiene que ser sencillo, recordable, atractivo y sobre pasar el tiempo como ha sucedido con el de Coca-Cola. Un logo es un escudo de armas. Un logo está cargado de información, significa en sí mismo, esto lo depreda y explota el supuesto artista VIP para darle valor de obra. El logo para que tenga ese posicionamiento en el público ha recorrido un camino largo que se suma a su presencia, y además tiene arraigo social, es reconocible. Ventajas que el artista sin creatividad suma en la supuesta creación de su obra, una instalación de cualquier cosa queda coronada y concluida si el artista le pone el logotipo de McDonald’s y además se jacta de hacer una “crítica social al consumismo y al imperialismo” o el lugar común políticamente correcto que esté de moda. Es un recurso fácil y tramposo que un artista lo plagie y crea que con esto puede hacer una obra y además dotarla de discurso. Ahora, un logo es publicidad y es marca, no es arte, aunque el artista pretenda que robado por él y puesto en un museo adquiere sentido artístico-social-reflexivo, esto no es así.

El Texas Department of Transportation les ordenó al curador Neville Wakefield y al artista Richard Phillips, que retiraran de la orilla de la carretera que pasa por el desierto de Texas en el pueblo de Marfa, una “instalación artística” hecha con la copia del logotipo de la revista Playboy, el conejo con corbata de moño. Ellos alegan, como siempre, que es una obra de arte, pero para las autoridades del condado es un anuncio publicitario colocado sin licencia legal. Al preguntar a los pobladores respondieron que para ellos eso es publicidad  y que la ley no les permite ponerla sin permiso. Esto sucede porque en medio del desierto el logo carece del contexto del museo. En los plagios del arte VIP impuestos como arte es imprescindible que estén protegidos en un espacio acotado, con una cédula que contenga una explicación, fuera de estas condiciones privilegiadas, un logo es simplemente un anuncio. La realidad es que aun en el museo mantiene su presencia como anuncio de una marca comercial, los curadores y artistas imponen una arbitrariedad retórica, esto no significa que algo pueda ser otra cosa que no es. Los diseñadores crean estos logos y son tratados como si ellos no tuvieran talento creativo y se valora como arte cuando el museo lo expone como obra de otra persona que, obviamente, no tiene la capacidad creativa de hacerlo. 

PUBLICADO POR AVELINA LÉSPER 

http://www.avelinalesper.com/

Oro rojo: los secretos del azafrán

Es la especia más cara del mundo y la única capaz de conquistar la vista, el olfato y el gusto al mismo tiempo y con la misma intensidad. Diez cosas que (quizás) no sabíais sobre el azafrán

Hilos de azafrán
Hilos de azafrán – Gtres
Alessia Cisternino

Una especia “limited edition”

Para conseguir un kilo de azafrán se necesitan hasta 250.000 flores
Para conseguir un kilo de azafrán se necesitan hasta 250.000 flores –

El precio estelar del azafrán se debe tanto su indiscutible valor en la cocina, pues confiere color, sabor y aroma a cada plato, como a su complicado proceso de elaboración. Para empezar, el azafrán difícilmente crece de manera espontánea. Tratándose de una planta triploide, es decir, con un número impar de cromosomas, necesita de la mano del hombre para reproducirse y desarrollarse. Cada bulbo tarda dos años en florecer y normalmente da una sola flor, en el mes de septiembre. Las flores crecen muy bajitas en el suelo y se recolectan a mano a primera hora de la mañana, antes de que se abran y que la lluvia, el hielo o el sol las puedan estropear. Cada flor sólo tiene tres estigmas, la especia propiamente dicha, que tienen que ser separadas a mano de las flores con muchísimo cuidado a lo largo de las doce horas siguientes a la recolección. Para conseguir un kilo de azafrán se necesitan hasta 250.000 flores. Además, hay que tener en cuenta que cada cosecha no sobrepasa los 50 kilos. Todos estos factores convierten el azafrán en una especia de edición limitada por naturaleza.

´Asfar, cuando el lujo está hasta en el nombre

El amarillo azafrán se asociaba a la realeza
El amarillo azafrán se asociaba a la realeza –

El azafrán se conoce desde tiempos remotos y desde tiempos remotos es sinónimo de lujo. De origen oriental, esta planta alcanzó en seguida un gran valor comercial en Europa como colorante natural para la ropa. Su nombre, parecido en muchos idiomas, procede de la palabra árabe sahafaran, que a su vez deriva de ‘asfar, amarillo. La intensa y luminosa tonalidad amarilla que los estigmas de esta planta son capaces de proporcionar a los tejidos hizo su fortuna entre las clases privilegiadas, adquiriendo un significado tanto de casta como ritual. En los pueblos antiguos y orientales, el amarillo azafrán se asociaba a la realeza y a los ritos de la fertilidad, abundancia y fuerza. En Asia, el azafrán es símbolo de hospitalidad y bienestar y en la India se utiliza para marcar la frente de aquellos que pertenecen a las castas más elevadas.

El mejor azafrán del mundo

En España, la categoría más alta es la Coupé
En España, la categoría más alta es la Coupé –

El poder colorante del azafrán es el principal indicador (además del sabor y del aroma) de su calidad. Cuanto más altos los valores de la crocina, el carotenoide responsable del color de los estigmas, más alta la categoría a la que pertenece el azafrán. En España, la categoría más alta es la Coupé, con valores superiores a 190. Irán es el mayor productor mundial de azafrán y puede presumir de dos de las variedades más cotizadas del mundo. El Sargol, el azafrán completamente rojo, sin partes amarillas o blancas, que se remueven durante la monda de la flor separando los estigmas del estilo. Sus valores de crocina son superiores a 220 y su precio, acorde a su calidad premium, ronda los 15.000 euros por kilo. El Negin, literalmente “diamante del anillo”, es considerado el mejor azafrán del mundo: tiene la misma elevada calidad e intenso color que el Sargol, pero es un poquito más largo (unos 1.5 cm), grueso, casi sin rupturas y purísimo.

Una especia de leyenda

Los griegos le hicieron un hueco en su prolífica mitología
Los griegos le hicieron un hueco en su prolífica mitología –

El azafrán siempre ha sido una especia con un gran poder de seducción. Los griegos le hicieron un hueco en su prolífica mitología, relacionando el nacimiento de la flor de azafrán –cuyo nombre científico es Crocus Sativus– con la sangre que brotó de una herida en la frente de Krokos mientras jugaba con un disco con su amigo Hermes. Otra leyenda cuenta que un caballero de las Cruzadas trajo consigo a Inglaterra un solo bulbo de azafrán de Tierra Santa, escondido en un hueco de su bastón, con el fin de hacer un bien a su país. En la Edad Media, los recién casados solían hacer coronas de flores de azafrán para protegerse de la locura. Y es que durante mucho tiempo se ha confiado en las virtudes medicinales de esa planta al igual que en las culinarias. Hoy en día el azafrán se utiliza sobre todo en la cocina, pero se le sigue atribuyendo la facultad de facilitar la digestión y el flujo sanguíneo en el área de la pelvis, entre otras.

El falso azafrán

Como todo bien de lujo, el azafrán es víctima de numerosas falsificaciones
Como todo bien de lujo, el azafrán es víctima de numerosas falsificaciones –

Como todo bien de lujo que se respete, el azafrán es víctima de numerosas falsificaciones. La más común es la que se lleva a cabo gracias a las flores de cártamo o alazor, comúnmente denominado azafrán americano y azafrán bastardo. Las flores de esta planta oriental se utilizan sobre todo para dar color a los platos, siendo su sabor más amargo respecto al azafrán. Las flores de caléndula, árnica y amapola real, oportunamente cortadas, también sirven para“simular” los estigmas de azafrán. El “azafrán de la India” no es otra cosa sino la cúrcuma, especia que se obtiene de una raíz parecida a la del jengibre y que también se caracteriza por un bonito color amarillo, el único rasgo que comparte con el azafrán (karkom en hebreo, kurkum, karakum en árabe, de allí su nombre). A veces, se añade algo de aceite al azafrán o se vende sin secarlo adecuadamente para que su peso y, por consecuencia, su precio, aumenten.

María José San Román, la “reina del azafrán”

Gamba roja con su coral en aceite de azafrán y sal de caviar
Gamba roja con su coral en aceite de azafrán y sal de caviar –

Como es de esperar, el azafrán ocupa un lugar privilegiado también en los restaurantes de alta cocina. La chef María José San Román declara su amor incondicional por este producto desde la cocina de Monastrel l, restaurante con una estrella Michelin ubicado en el Paseo Marítimo de Alicante. Uno de los platos que forman parte de la carta y del menú de esta temporada es la Gamba roja con su coral en aceite de azafrán y sal de caviar, para la que utiliza azafrán en hebra infusionado durante 4 horas y a 65º en aceite de oliva virgen extra de la variedad royal. Un lujo al cuadrado. San Román también da su nombre a una pequeña producción de azafrán, una marca Premium que se vende sólo y exclusivamente en sus cuatro restaurantes.

Trucos para disfrutar al 100% del azafrán

El aroma tiene que ser intenso
El aroma tiene que ser intenso –

Fijarse entonces en la etiqueta para averiguar su procedencia y asegurarse de que cumpla con las normas internacionales de calidad es la primera regla que hay que observar para minimizar el riesgo de fraudes. La segunda, obviamente, es comprarlo en hebras y no en polvo, puesto que de esta forma es más fácil darse cuenta de si el azafrán ha sido adulterado o no. El aroma del azafrán tiene que ser intenso y limpio y su sabor ligeramente amargo. Cuanto más reciente y seco, mejor, pues si ha pasado más de un año desde la cosecha y si es muy húmedo su calidad disminuye. Tiene que conservarse en recipientes herméticos metálicos o, mejor aún, de vidrio. Como si fuera una preciada joya de familia. Ni más, ni menos.

Una especia en el tocador

Utilizado también en productos de belleza
Utilizado también en productos de belleza –

El azafrán es un secreto de belleza muy antiguo. En Creta se utilizaba para hacer pintalabios y perfumes y en Egipto para refrescar la ropa de cama. Como siempre cuando se habla de belleza hay una anécdota protagonizada por Cleopatra. Según dicen, la famosa reina egipcia, maestra en las artes de la seducción, se bañaba en leche de yegua aromatizada con azafrán antes de una relación amorosa. Los romanos quemaban azafrán como si fuera incienso, los monjes medievales lo utilizaban con una mezcla de clara de huevo para que sus manuscritos brillaran como el oro y las mujeres venecianas en el siglo XVI recurrían a esta especia para dar a su pelo una tonalidad digna de una pintura de Tiziano.

La Melguiza, el templo del azafrán

Producto gourmet
Producto gourmet –

Azafrán ecológico y Premium, chocolate blanco con azafrán y cardamomo, paté de pato con azafrán, sal en escamas con azafrán y hasta jabón natural con rosa mosqueta, arcilla, argán y azafrán. Ubicada en pleno corazón del Madrid más castizo, a pocos pasos desde la Plaza de Oriente y la Calle Mayor, La Melguiza es un espacio exclusivo y exclusivamente dedicado al azafrán español. Aquí el “oro rojo” se muestra en toda su versatilidad en un entorno acogedor y elegante que merece un viaje en sí mismo. Los productos, entre los que destacan unas maravillosas Nubes de azafrán, se pueden adquirir también a través de la tienda online. Ya no tenemos excusas para no hacernos con alguno de esos tesoros.

El precio del azafrán es elevado y lo ha sido desde siempre y de manera constante. Cuenta John O’Connell en El Libro de las Especias que allá por el siglo XIII la Condesa de Leicester pagó durante seis meses de 10 a 14 chelines para medio kilo de azafrán. Un auténtico despropósito considerado que la pimienta costaba algo más de 2 chelines y el cilantro un puñado de peniques. Hoy, un kilo de este ingrediente de lujo puede llegar a costar desde 5.000 hasta 30.000 euros.

http://www.abc.es/summum/gastronomia-gourmet

Seres virtuales

Resultado de imagen para Seres virtuales

Juan Villoro

La luz eléctrica llegó para complicarle la vida a los fantasmas, pero no acabó con ellos por completo. Por más focos que tengamos, alguno se funde y no deja de haber zonas de oscuridad. Además, en esta región del cosmos siempre se puede contar con un apagón para ver aparecidos.

Mis dos abuelas tenían un contacto bastante frecuente con seres llegados de una realidad alterna que les daban consejos útiles y les hacían significativas advertencias. No se trataba de una relación temible, sino edificante. Si alguien volvía a este mundo era porque tenía algo que enseñar.

De niño me advirtieron que no se debe huir ante un espectro. Por lo general se trata de criaturas tristes y desvanecidas que no buscan otra cosa que hacer acto de presencia. La leyenda de que arrastran cadenas sólo se verifica en escenarios coloniales, nunca en condominios.

Hay que ofrecerles un vaso de leche y un poco de fruta para que se sientan bien (no comen ni beben pero son susceptibles y aprecian mucho los gestos). También sienten celos. Si muerdes la fruta que les habías ofrecido, regresan a jalarte los pies.

La primera condición para avistar un espíritu consiste en creer en ellos. “La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de sus apariciones”, escribe Juan José Arreola. La mente es un cine de barrio que proyecta almas de otras épocas.

No heredé la sensibilidad de mis abuelas para recibir adiestradoras visitas de los muertos, pero comparto su certeza de que vivimos entre signos sobrenaturales. Dos o tres veces he creído estar ante un fantasma sin que esto tenga consecuencias de interés. En todo caso, el avistamiento de una señora de vestido floreado que atravesó como una ráfaga la sala de mi casa sirvió para explicar la desaparición de un Quijote de hojalata que a nadie le gustaba y acaso resulta decorativo en otro mundo.

Todo esto para decir que creo haber encontrado un curioso vínculo entre una época que consideraba desaparecida y la vibrante sociedad contemporánea. Los ojos de mis abuelas eran proclives a la fantasía y confundían las atmósferas borrosas con insólitas presencias. La mirada contemporánea no tiene que esforzarse demasiado para buscar seres virtuales, pues los tiene en la pantalla.

La ciencia le restó prestigio a los fenómenos indemostrables, pero contribuyó a crear aparatos que serían tratados con creciente fetichismo; a tal grado que la religión dominante es la tecnología. Las computadoras y los teléfonos se han vuelto más inteligentes que nosotros y fomentan una insalvable dependencia: si fallan nos desconectamos.

La vida interior de las máquinas se enriqueció con la realidad virtual. Disponemos de cacharros habitados por ideas, historias y acertijos. Los usamos para comunicarnos con los otros, para pensar en voz alta, para asumir alter-egos. Nadie nos conoce mejor que nuestro sistema operativo. Llegado el momento, sentimos el impulso de enamorarnos de ese espejo digital, como el protagonista de la película Her.

Cuando apartamos la vista de la pantalla, el entorno luce desleído; la realidad parece tener un sistema operativo caducado. Dan ganas de descargar una aplicación que la haga más interesante.

De tanto convivir con vertiginosas aventuras virtuales de repente vemos “algo más”, no en la inagotable pantalla, sino en la modesta tercera dimensión: un fantasma está en la casa.

Aún no dispongo de datos estadísticos concluyentes, pero he oído suficientes anécdotas para saber que los espectros se están multiplicando. Tan sólo esta semana tres amigos me han hablado de presencias extrañas, y hace unos días, en el Mercado de Medellín, oí que una chica decía: “Deme cuatro peras, pero una bastante verde porque es para mi fantasma” (el posesivo “mi” indica que eso ya es una costumbre).

No estamos ante una casualidad, sino ante una tendencia cultural perfectamente explicable. Después de pasar el día entero abismado en la realidad virtual, no es extraño sentir que alguien invisible mueve los cubiertos del antecomedor. Y no sólo eso. Una de las opciones más sugerentes de la sociedad digital consiste en asumir ahí un alias, en postularte como otro: el avatar que hace locuras sin que le duela la cabeza.

Entre los muchos fantasmas que pueden pasar de la pantalla a la realidad se encuentra el de nosotros mismos.

http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/editoriales

Eclipse de sol

Resultado de imagen para Eclipse de sol

Un escritor austríaco, Adalbert Stifter, muy poco conocido en España, pero un gran escritor, tiene una magnífica descripción del eclipse de sol que pudo observar en Viena el 8 de julio de 1842. Entre otras cosas dice que nunca, nunca, en toda su vida sintió una emoción tan honda como en ese momento. Creo que en nuestra vida pocos vamos a tener ocasión de contemplar un fenómeno tan inmenso, un acontecimiento cósmico, que aunque tiene una explicación sencilla -la luna se interpone entre el sol y la tierra y arroja su sombra- no deja de producir una enorme conmoción. Esa oscuridad nos hace lúcidos. Ante este fenómeno desaparecen -ay, por un momento nada más- nuestras minúsculas diferencias. Por un momento los hombres olvidan su tontería y arrogancia (una decente madre de familia es igual que una prostituta; un extremeño es igual que un catalán; un jefe de estado es igual que un parado) y se ven como lo que realmente son: pequeños, hormiguitas, nulos, ante la inmensidad. Y casi siempre en horario de oficina.

http://selvadevariaopinion.blogspot.mx/

4 recetas en video que parecen hechas por directores de Hollywood

¿Qué pasaría si directores famosos hicieran vídeos de recetas?

 

¿Qué pasaría si Quentin Tarantino hiciera espaguetti? ¿O si Wes Anderson hiciera s’mores ? ¿Si Michael Bay hiciera waffles? ¿Y Alfonso Cuaron hiciera Hot cakes?

El director David Ma obtuvo su inspiración para su nuevo proyecto –#foodfilms- mientras estaba en Instagram. A través de esta plataforma se dio cuenta de que más y más personas están haciendo videos de recetas de alimentos y el concepto inmediatamente le llamó la atención. Pensó: “¿Y si estos vídeos los hiciera Hollywood?” Así surgió la idea de directores famosos haciendo videorrecetas.

Ma decidió que los videos no podían ser tráilers genéricos, sino que aprovecharía la oportunidad para rendir homenaje a sus directores favoritos. El resultado fueron cuatro películas cortas, cada una con el estilo personal de sus influencias: Kill Bill de Quentin Tarantino, Grand Budapest Hotel de Wes Anderson, Gravity de Alfonso Cuarón y Transformers de Michael Bay. 

“Quería rendir homenaje a los directores que amo y que siempre me han inspirado”, explica Ma. “Fue divertido ver el resultado, como de un éxito de Hollywood con explosiones y pirotecnia, pero también hubo algo hermoso en una paleta de colores, movimientos sincronizados y música extravagante”.

Para la película de Michael Bay, Ma escogió waffles como su receta de elección.

Lo primero que apareció en su cabeza fue la imagen de los edificios que se derrumban en muchas de las películas de Bay, así que decidió recrear el mismo efecto con una torre de waffles. Su equipo encontró la pieza que imitaría la presencia de un transformer (en una escala más baja): un molde para hacer waffles.

“Para Gravity las cosas estarían en un mundo de gravedad cero. Queríamos transmitir esa sensación. Dejaríamos caer los elementos del techo y luego invertiríamos el material. Construimos una catapulta para lanzar cosas desde el suelo, llenamos una bocina con jarabe y luego tocamos música a través de él “, explica Ma.

Quería mantenerse fiel a los directores en los que se inspiró. Eso significaba combinar los colores de cada uno de sus cortometrajes con el largometraje correspondiente, recurriendo a los efectos especiales solo una vez y usando 100% productos comestibles.

El equipo fue cuidadoso y meticuloso para crear cada película y midió cada pilar para asegurarse de que estaban en el centro de la toma, como Wes Anderson lo hacía; incluso vieron videos de los astronautas bebiendo agua en el espacio para que pudieran recrearlo con el jarabe.

¿Por qué hacer todo este esfuerzo para imitar a estos directores usando comida? Ma -que ha dirigido comerciales para marcas como Ritz- piensa que a menudo el espacio alimenticio se vuelve demasiado “serio”.

“Cuando se presenta la comida de una manera que se siente más épica de lo que debe ser, pueden reírse y disfrutarlo más”, dice. “Pero también permite apreciar los detalles más finos de la comida.”